KAXTA, intoxicados de Rock and Roll

Kaxta

Kaxta

Quiero verlo!

Los extremeños Kaxta han entrado por la puerta grande del panorama musical español con su potente nuevo disco Centro de intoxicación (Rock Estatal Records, 2014). Llevan años puliendo sus temas y recorriendo de punta a punta todo el territorio español con conciertos apoteósicos, y eso se nota en su nuevo trabajo. Madurez musical, letras abrasivas, guitarras afiladas… y mucho, mucho rockandroll. Después de vivir junto a ellos toda su trayectoria, y ver de primera mano todo el trabajo que llevan realizado, puedo asegurar que Kaxta estará (si no lo está ya) en la gran mayoría de  radios, llevando su potente rock kaxtuo a todas las casas de los seguidores de la buena música… y al final, todos terminaremos intoxicados de rockandroll.

La trayectoria de Kaxta puede decirse que ha sido rodada. La banda nació en 2007 y desde entonces habéis ido sumando seguidores. ¿Sois conscientes de lo que habéis crecido?
Somos conscientes de ese crecimiento, que como bien dices es gracias a toda la gente que nos sigue y apoya en todo esto. No es fácil por como está todo, pero nosotros seguimos luchando igual que el primer día para seguir sumando gente a nuestra familia kaxtua.

Además del incremento del público ¿En qué más notáis que ya no sois los mismos Kaxta de los comienzos?
Lo notamos en nuestra forma de tocar. Cada uno ha mejorado con su instrumento y eso se nota en el resultado del disco y en los bolos, y eso se refleja en  las canciones. La firma con rock estatal records también provoca una evolución en el grupo. El que hayan querido que estemos en su sello creemos que será un paso importante para la banda.

Grabar siempre es una mezcla entre diversión, pesadilla, odio la música y la amo. Pero eso es lo bueno. Todo eso se refleja en un disco y eso hace que un disco te llegue.

Cuando formasteis Kaxta muchos de vosotros proveníais de otras bandas y actualmente algunos de los componentes estáis en otros proyectos. ¿Puede dedicarse un músico a varios grupos?
¿Puede dedicarse? Pues eso intentamos, aunque requiere mucho compromiso y a veces saber cuándo priorizar. La cosa no está muy bien en este negocio, como bien sabéis, pero hay que seguir intentándolo y ahora más que nunca habrá que currar más aún.

En vuestro caso, ¿cómo os organizáis para los ensayos y conciertos?
Pues para los ensayos no hay algo fijado, sabemos que tenemos que ensayar varias veces a la semana pero siempre contando con los trabajos, familia, etc. Es fácil ensayar varias veces a la semana con un poco de organización. Lo peor, los desplazamientos porque estamos a 90 km. (tres somos de Badajoz y dos de Cáceres).
Para los conciertos no es problema. Procuramos organizar salidas de varios días para aprovechar el finde completo (para que salga rentable), y vamos a donde nos llaman o donde conseguimos que nos “contraten”, siempre contando con unos requisitos mínimos que hay que tener para poder salir a tocar.

Centro de Intoxicación es un trabajo redondo, grabado y producido por vosotros mismos. ¿Barajasteis la posibilidad de trabajar con alguna productora?
No, si algo ha tenido Kaxta claro cuando decidimos grabar este disco fue hacerlo nosotros mismos. Si acertamos o no, que sea por decisión 100% nuestra. Y sabemos que la única forma de que suene a Kaxta es que lo haga kaxta. Contamos con Rafa, que es técnico de sonido, y con un local que preparamos para poder grabar. Microfónica barata, un ordenador pero la ilusión más cara del mundo.

¿Cómo fueron las horas de grabación? ¿Divertidas, o se convirtieron en una pesadilla?
Grabar siempre es una mezcla entre diversión, pesadilla, odio la música y la amo. Pero eso es lo bueno. Todo eso se refleja en un disco y eso hace que un disco te llegue. Un día llega uno con el cable pelao, y el resto debe aguantar y ceder. Es el auténtico gran hermano. Son muchas horas juntos. Cuando sale todo bien, todos están bien, pero todos sabemos qué pasa cuando alguien opina algo distinto a lo tuyo…
Ahí es donde te das cuenta de qué clase de grupo tienes… si es una familia o un grupo más. Unos son de Cáceres, y el estudio está en Badajoz… venir un día mola, un mes seguido ya cansa. Jajaja. Otros tienen mujer, hijos… esto se explica solo. Jajaja. Y un técnico que tiene que hacer más de psicólogo que de técnico. Y grabar claro. Jajajaja. En definitiva, fue una divertida pesadilla!

Contáis con Rock Estatal Records para la distribución. ¿Qué tal la experiencia con ellos? ¿Es importante contar con una distribuidora?
Más que una distribuidora es un sello discográfico. La verdad es que en los tiempos que corren se agradece que te llamen, y te digan que quieren contar con la banda para publicar el nuevo trabajo. Hasta la fecha estamos muy contentos con el trabajo que están realizando. Sabemos que en este mundillo es una carrera de maratón, así que como formamos un buen tándem, llegaremos lejos.

La verdad es que están haciendo un buen trabajo. ¿Pensáis que esta promoción es mejor que la que se consigue con conciertos?
Tanto una como la otra es esencial. De momento, el trato de Rock Estatal Records es inmejorable. Ya conocíamos desde hace años a su director, y ahora se ha rodeado de un equipo de profesionales que te hacen todo esto más fácil, y nos hacen llegar a sitios que por nosotros mismos nos era imposible acceder. Es un escalón más que había que subir. Por otra parte, en los conciertos también se hace promo, claro que sí, como siempre lo habíamos hecho, ofreciendo un buen espectáculo, intoxicando de rockandroll a todo el público y dejándolos siempre con ganas de repetir, y esto hace que el boca a boca también funcione.

En Centro de Intoxicación habéis contado con la colaboración de Manué Pérez (Proyecto Simio/ La Ira) y Feli Carrasco (Chanela). ¿Os hubiera gustado incluir a alguien más?
Teníamos claro que este disco debía marcar un antes y un después en la trayectoria de Kaxta, haciéndolo lo más personal posible, cosa que creo que hemos conseguido. En principio no teníamos pensado que colaborara nadie, pero  cuando estábamos con la pre-producción surgió la idea de hacer una introducción en “Jícaras de Chocolate”, con un poco de rollo árabe/indio, y enseguida se nos vino a la cabeza llamar al “Manué”, compadre del grupo, y a “Feli”, que lo conocía Pí ya hace muchos años también.

¿Cómo hicisteis la selección de los temas que iban a componer Centro de Intoxicación?
La selección se hizo en los propios ensayos. Si algo no nos convencía al 100% no seguíamos con esa idea de tema, y cuando vimos que teníamos algo compacto, con un significado tanto propio de cada canción como global de disco, pues nos pusimos a grabarlo.

Las letras de los temas están bastante cuidadas y se ve que le habéis dado bastante relevancia. ¿Participáis todos en la composición? ¿Cuál es el mejor sitio para escribir?
Como me gusta hacer las cosas del revés primero voy a contestar a la última pregunta…
El mejor sitio para escribir es aquel en el que sientes la necesidad de contar algo a los demás. La inspiración llega cuando menos te lo esperas y siempre la recibo con un lápiz y papel (en su defecto  también aceptamos móvil o PC).
Suelo ser una persona de pocas palabras y precisamente por eso creo que necesito escribir canciones, ya que es de la única manera con la que consigo desnudarme entero ante la gente, y compartir con todos lo que guardo en lo más profundo de mí.

¿Habéis pensado en grabar algún videoclip? ¿De qué tema?
Pues sí, tanto nosotros como la discográfica hemos coincidido en el tema elegido para hacer el primer videoclip. Será Corazón y se grabará en Diciembre, cuando tengamos un poco de tiempo libre. Posteriormente puede que se grabe alguno más si el disco va marchando bien.

Acabáis de comenzar la gira y sabemos que tenéis muchos conciertos ya cerrados. ¿Sabéis cuánto durará esta gira?  ¿O preferís dejarla abierta y salir todo lo posible?
Pues nunca nos hemos planteado cuánto duran nuestras giras, simplemente empezamos a buscar salas donde tocar y esperar que los festis te llamen. Una cosa sí tenemos clara, y es que a los discos hay que darle tregua y explotarlos al máximo. A nosotros nos gusta, y mucho, salir a la carretera, así que cuando estemos cansados y necesitemos un parón pues ese será el momento de finalizar la gira.

¿Os habéis planteado salir de España?
Pues la verdad que alguna vez lo hemos hablado, pero aún quedan muchas ciudades y pueblos donde tocar en la península, así que por ahora habrá que tocar por España y lo de salir fuera pues ya se andará.

¿Qué tal la relación con los grupos españoles? Sabemos que ya os movéis en círculos importantes…
No nos podemos quejar, hemos hecho grandes amistades, conocido a grandes músicos y bandas con las cuales tenemos cierta relación, no sólo en lo musical , sino que también ya en lo personal. Una cosa que quedará el día que esto acabe, ojalá no suceda, jejeeje, será esa amistad.

Os deseamos mucha suerte y esperamos volver a ver uno de vuestros fantásticos directos. Gracias por vuestro tiempo.
Gracias a LaCarne por contar con nosotros, estáis haciendo un buen trabajo.  Y a todos los que leéis estas líneas, que sois muchos, pues que escuchéis a Kaxta, y si tenéis la oportunidad de pasaros por alguno de nuestros conciertos de la gira, os haremos pasar un buen rato de rock. Nos vemos.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =