Marce Solís y el Ciclo de Microteatro 2016

microteatroEl Ciclo de Microteatro y teatro llevado a cabo por la Diputación Provincial de Cáceres, llegaba a su fin el pasado 30 de Septiembre.

Con este ciclo, la Diputación de Cáceres ha acercado la representación teatral a varias localidades de la provincia. Se han representado tres obras, y todas ellas escritas y dirigidas por dramaturgos extremeños.

Descargar ahora!Ver ahora!

Este ciclo de MicroTeatro está incluido dentro del macroprograma Cultura Crítica, en el que se pretende hacer un crítica social a través de temas de actualidad, como por ejemplo la emigración, el papel de la mujer en la sociedad, la violencia de género, etc.

El ciclo ha tenido muy buena acogida en todas las localidades, pero hemos querido saber más. Para ello hablamos con Marce Solís, director, y guionista, que nos ha contado mucho más acerca de las artes escénicas y del Microteatro.

Marce, nos gustaría que nos hablaras un poco del ciclo de Microteatro que ha llevado a cabo la Diputación de Cáceres. ¿Cuáles son los objetivos de este proyecto?
Microteatro está dentro del proyecto Cultura Crítica, en el que hay música, también grafitti, arte urbano y artes escénicas o teatro. Y dentro del teatro crítico, pensábamos que también los grupos de teatro amateur de los pueblos deberían conocer lo que se entiende por Microteatro. Esto es, obras de pequeño formato representadas en un espacio diferente y con un contenido también social.

La propuesta que hicimos a Diputación fue esa, la de hablar con los grupos de teatro amateur de los pueblos más pequeños que no conocían esta técnica. Darles previamente las nociones de lo que es el Microteatro. Encargamos a cuatro autores dramaturgos extremeños obras de microteatro de contenido social para esto, hablamos con los grupos de teatro de los pueblos, con los actores de teatro amateur que leían la obra (una obra de una duración de 15 minutos y con poco reparto para poder ensayar y llegar a tiempo), y luego, el día de la representación final, poder hacer la obra de Microteatro en un espacio diferente con la cercanía del público, que es una de las técnicas que caracteriza al microteatro. Y a continuación, después del microteatro, hacemos la representación de “Una bolsa de rafia”, que ya es teatro grande, teatro profesional, pero también de contenido social.

Con lo cual, la gente podía ver dos obras de teatro el mismo día y prácticamente a la misma hora. Y esa es un poco la filosofía de este concepto de microteatro social que llevamos a los pueblos

Las obras que se representan en el ciclo de Microteatro han sido escritas por autores extremeños. ¿Puedes contarnos cuál es la situación actual del sector?
El problema que tenemos aquí, no solamente en Extremadura, sino en España, es que no se escribe mucho teatro actual. No hay muchos dramaturgos que reflejen la situación contemporánea. Y en este caso le veo más sentido porque el ciclo era para crear una conciencia crítica, para hablar de problemas actuales. Pero la situación actual es, como digo, que no se escribe mucho teatro. Se recurre casi siempre a los clásicos, a una recreación de los clásicos, a obras que ya han funcionado.

microteatro Pero así no evolucionamos, es necesario promover la creación de las obras y ayudar a los autores de teatro. Por eso consideramos que era necesario encargar estas obras a dramaturgos extremeños, que escribieran especialmente para este ciclo y con un contenido de actualidad. Por lo tanto, la situación no está muy bien, pero yo creo que con este programa van a ayudar al teatro (los autores a los que hicieron los encargos han sido remunerados por Diputación), a las compañías de teatro amateur les da experiencia, porque además es una obra pequeña que pueden representar en muchos sitios y cuyas condiciones técnicas son muy básicas.

Se pueden representar en una sala pequeña o grande, en la calle, en un local, etc, y eso ha contribuido en pequeña medida a que ayudemos a la gente que escribe teatro para que sigan escribiendo, y a la gente que sigue representando las obras.

Hay que ayudarles, y la mejor forma de hacerlo es representando sus obras. Hay muchos escritores, pero están ahí en el cajón porque nadie quiere representar sus obras. La gente quiere ir a lo conocido, a lo que funciona. Pero yo creo que desde la administración es obligatorio incentivar que la gente represente lo nuevo que se está escribiendo en teatro, porque esta es la única forma de evolucionar. Si no representamos obras nuevas, no vamos a evolucionar en el mundo del teatro, por lo tanto deben apoyarlo más.

¿Ha habido ediciones anteriores a ésta o algún tipo de ciclo parecido?
No, es la primera vez. Esta parte del programa es una novedad. Siempre que haces por primera vez algo cuesta. Sí que es verdad que cuando íbamos explicando por los pueblos el contexto de microteatro y, sobre todo, el concepto de representar las obras en espacios no convencionales, costaba entenderlo.
Es verdad que los grupos de teatro amateur están acostumbrados a hacer muy pocas funciones, y las que hacen se representan en la casa de cultura, en las fiestas… La mayoría de los grupos de este tipo de teatro hacen humor, sainetes, cosas divertidas, etc, y de repente meterles en un papel que es dramático y con temas muy de actualidad era difícil. Pero al final lo han defendido, y se están alegrando porque también pueden hacer teatro de otro tipo, teatro de conciencia, que hable de los problemas actuacles.

microteatro¿Cómo ayudan este tipo de ciclos como el de Microteatro a las artes escénicas? ¿Cuáles son, en tu opinión, los beneficios que obtienen tanto el sector como la ciudadanía?
En música se evoluciona, se hacen nuevos ritmos, nuevas canciones, nuevos estilos musicales, etc. En cine, también. El teatro todavía está en un grado más tradicional, y por tanto hay que hacer cosas nuevas. Y especialmente al sector del teatro amateur le viene muy bien descubrir que hay otras formas de hacer teatro. Una forma además que es más económica porque hay menos escenografía, hay menos ensayos porque la obra es de corta duración, y no tienes que estar pendiente de representar la obra en un teatro grande, cualquier espacio vale. Y está ayudando al sector porque podemos hacer microteatro en cualquier sitio y en cualquier circunstancia.

Respecto al público, por supuesto que se beneficia, está conociendo algo nuevo. El público se ha encontrado con que la representación de la obra estaba al lado suyo, o que un actor estaba sentado a su lado, y para ellos era nuevo. En la cultura y en las artes en general hay que hacer cosas raras y experimentar, porque no perdemos nada.

Probablemente a unos les haya gustado y a otros no, pero ha supuesto una novedad. El público ha descubierto una nueva forma de hacer teatro y, con los grupos que han representados las obras, también se han dado cuenta que el teatro también sirve para pensar, para plantear problemas de actualidad. El teatro sirve para entretener, pero también sirve para pensar. Algunas de las obras tienen un final abierto, con lo cual se  va la gente a casa pensando cuál sería el final o qué final le darían.

El ciclo de Microteatro ha recorrido varias localidades de nuestra provincia y finaliza el día 30 de Septiembre. ¿Es pronto aún para hacer balance? ¿Los resultados han sido positivos?
Yo creo que sí, que ha sido muy positivo. En cada sitio el balance ha sido diferente, es lo que tiene el público, que en cada sitio es distinto.
Lo más positivo de todo para mí es que la gente, el público, ha descubierto una nueva forma de hacer teatro. Ha descubierto que el grupo de teatro de su pueblo (que siempre hacía lo mismo, sainetes y comedias, las mismas representaciones) está capacitado para hacer teatro de crítica social, melodramático… En fin, que no todo son risas. Para mí, el mayor logro es que la gente de los pueblos en los que hemos estado ya sabe que existe una nueva modalidad, que es el microteatro, un concepto diferente que dura apenas unos minutos, que no hacen falta grandes escenarios.

Y luego, por supuesto, como indica el propio nombre del programa, a la Cultura Crítica, a pensar las cosas que se plantean en un escenario, en un periódico o en la televisión, porque se plantean de forma diferente. Y eso es lo más positivo.

Gracias por atendernos, Marce. Esperamos que el sector del teatro en Extremadura cuente con más proyectos como Microteatro.
El acierto con este plan de Diputación es el poder ocuparse de los pueblos pequeños en los que generalmente, y por desgracia, no había teatro. En algunos pueblos el lleno ha sido absoluto. A la gente le gusta mucho el teatro, y eso ha contribuido a que por fin vuelvan a tener teatro. Lo que esperamos es que continúe. Gracias a vosotros.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =