Mozart no pensaría esto – Capítulo XIII

Leer esta seccion   Ver otras seccionesArin Dodo LaCarne MagazineCAP. XIII: ¿EL FINAL DE ARÍN DODÓ? parte 2
Antes de que acabara el año 2012 pudimos hacer sesiones arindododianas, aunque con una frecuencia  menor que antes. Se unieron a nosotros Álvaro Ramos (guitarra) y Mike “Creosota” (ordenador). Tipos experimentados en sesiones de improvisación libre influenciadas por Sonic Youth y Velvet Underground. Con ellos y con “Donde” T. Baymiller grabamos una sesión que se recoge aquí: http://fugadiscos.wordpress.com/2013/07/04/juan-crek-arin-dodo-seiscomasesentaysietepordiezelevadoamenosonce/, grabación que hicimos junto a Juan Crek, uno de los pioneros de la vanguardia española desde finales de los 70’, miembro y fundador del grupo Macromasa. Cuando conocí a Juan Crek me di cuenta que Arín Dodó formaba parte de su herencia, ya que a pesar de tratarse de un proyecto esencialmente musical, su campo de experimentación se amplió desde los inicios al ámbito literario y la performance.Otras sesiones donde abunda la improvisación libre con una ausencia total de armonía y melodía se puede ver en: https://www.youtube.com/watch?v=MrcNgCRKwZE y https://www.youtube.com/watch?v=z5THxj5-K9w. Uno de los últimos retazos arindododianos. Y para poner punto y final a esta época dorada organizamos una excursión a San Vicente de Alcántara (Badajoz) para tocar en una antigua iglesia del siglo XVIII, un sitio con muy buena sonoridad. Esa sesión la planeamos con Juan Crek, pero al final no pudo ser; el Sr. Crek tuvo que cancelar la cita. Pero Arín Dodó allí estuvo en pleno. En estos dos vídeos se puede ver parte de la actuación y también el homenaje lleno de surrealismo de Juan Crek a Arín Dodó. Puede parecer ridículo, pero quizá es que raya en lo sublime. Gracias, Juan Crek, que grande es usted:

    Y una reflexión: ¿esto es arte? ¿no arte? La verdad es que a estas alturas esas respuestas me dan exactamente igual. Ya he dicho alguna vez que en mi opinión el arte se confunde con la vida y también con las emociones, y si son primarias mejor. Y en esto último, no cabe duda, Arín Dodó es rico. Los dadaístas decían que el arte tenía que ser efímero, y el movimiento punk duró sólo dos años con verdadera intensidad. La trayectoria de Arín Dodó ha cumplido más o menos esos requisitos. Cuatro años intensos y quizá efímeros, pero como he dicho, muy rico en emociones y en las alteraciones de los instintos primarios. Se nota que Arín Dodó ha sido el descendiente de los Kobolds: “ríe, llora, vomita… pero no te quedes indiferente”.

Por último, lo que se puede considerar el testamento póstumo de Arín Dodó: http://modisti.com/netlabel/?p=869. Concierto en directo en La Bagatela (C/ Buenavista 16, Lavapiés, Madrid) el 16.09.2012 a cargo de Jorge Marredo (grabaciones de campo y sintetizador), Ruvenigue (didgeridoo, clarinete, percusión) y J.G. Entonado (voz, trompa, armónica). Éstos dos últimos, componentes del colectivo Arín Dodó. Es una sesión de improvisación libre sin armonías ni melodías prefijadas. Si las hay, es debido al “azar objetivo”. ¡¡Que lo disfruten!!

Se dice que el punk y el rock no han muerto… ¿ha muerto Arín Dodó?.

 

Atentamente, J.G. Entonado & Arín Dodó (contacta desde aquí)

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + once =