Plantilla de contrato editorial para músicos

Tener un contrato editorial es fundamental para cualquier grupo que tenga temas registrados. En más de una ocasión puedes tener la suerte de que algunas de tus canciones sean requeridas para programas de radio o televisión, eventos puntuales o material audiovisual, y tienes que aprender a tener «bien agarrado» esta parte de tu maquinaria musical.

Puedes ver más artículos similares aquí, o también puedes leer el artículo Contrato musical – 5 puntos clave que debes saber

contrato editorial

Los grupos siempre hemos tenido muchos problemas para conseguir este contrato editorial, o cualquier otro contrato. Ya sabemos que nuestro rollo es el local de ensayo y los conciertos, pero cuando nadie está ejerciendo la función de representante por ti, como una productora o discográfica, debes hacerlo tu mismo y no dejar que una mala decisión arruine los posibles ingresos que pudieras captar.

Normalmente, el contrato editorial te lo tendría que redactar tu gestoría, productora o discográfica, pero sé que la mayoría de vosotros no soléis trabajar con ninguna. Tienes dos opciones, o contactar con una, pagar la consulta y conseguirlo, o descargarte esta plantilla que os dejamos, y repasar los puntos para modificar o eliminar el que no se adecúe a vuestra situación.

En esta plantilla de contrato editorial, quedarás bien claro los límites de la cesión de derechos y su gestión, ya sea para obtener beneficios, o simplemente para reproducción. También quedarás claro para qué territorio sería válido este acuerdo y la temporalidad del mismo, algo que a lo que no se le suele prestar mucha atención pero imprescindible para que no haya sorpresas. Los porcentajes de beneficio también son recogidos en la plantilla, e incluso el órgano gestor de los derechos de autor.

En resumen, si, por ejemplo, vas a grabar un Cd o ya lo has hecho, este es el contrato editorial base para la productora o discográfica que se vaya a ocupar de hacer las copias. Con él quedarás claro todos los puntos importantes para maximizar los posibles beneficios de tu trabajo en estudio, y sin perder ningún derecho sobre él. Revisad concienzudamente cada punto y elimina, modifica o añade lo que creas necesario. A más de uno le ha pasado factura no fijarse bien, y hemos perdido los derechos de reproducción de nuestro propio trabajo durante 15 años… para tirarse de los pelos.

Ya sabéis que si tenéis alguna duda o comentario sobre esta plantilla de contrato editorial, podéis hacerlo en el grupo privado de Facebook o un poco más abajo. Hasta la próxima, amigos!

Descargar Contrato Editorial

Deja tu opinión!

cinco + 7 =