Tonath Zonalli debuta con Después del quinto sol

Tonath Zonalli es una banda de Tecámac, Estado de México, cuyos orígenes se remontan más de diez años atrás, en 2008, cuando Sajit Ávila decidió crear su propia banda. Aunque la intención fue desde el principio mezclar diversos géneros, al final el sonido terminó destilando un Power Metal de interesante factura.

A mediados de julio, la agrupación publicó de manera digital su disco debut: Después del quinto sol (2019), título que bebe de la antigua mitología azteca sobre las eras de la humanidad divididas en cinco soles.

El disco permite apreciar con suma facilidad las bondades de la banda: sus guitarras armonizadas son la constante en casi todo el redondo, y uno de los principales atractivos gracias a las grandes melodías que dibujan.

tonath zonalli
Amos de las guitarras armonizadas

La principal cualidad en la música de Tonath Zonalli es el uso de las guitarras armonizadas, aunque poseen otros elementos interesantes.

Es muy común que inicien sus canciones con una melodía que desde el primer compás ya aparece armonizado, lo que vuelve muy atractivas sus canciones desde el primer segundo.

No conformes con eso, durante las estrofas es muy común escuchar contras al final de cada verso para mantener esa atención. Un buen ejemplo de eso, la pieza: Tenochtitlan. Sin embargo, dicha cualidad queda completamente manifiesta en sus piezas instrumentales: Aztlan y Xochicuáhuitl (Árbol florido).

Aztlan y Xochicuáhuitl son una gran muestra de lo que puede ser el equilibrio entre unidad y variedad, es decir, múltiples melodías se suceden una a otra, pero siendo todavía parte de la misma canción. Es muy fácil concatenar un riff tras otro o una melodía tras otra, pero es muy difícil hacerlo y mantener la sensación de que se trata de la misma pieza.

¿Qué es más importante: componer bien o escribir bien?

Esto nos habla de la gran fluidez compositiva de Tonath Zonalli, quienes además escriben sus letras en español acerca de temas prehispánicos (aunque paradójicamente la canción homónima la interpretan en inglés). Sin embargo, las composiciones son atractivas por sí mismas, no tanto por los temas de sus letras.

Existen bandas que creen ser interesantes simplemente por el tema de sus letras, cuando musicalmente no ofrecen gran cosa o, en el peor de los casos, sus composiciones vuelven ilegibles sus letras. Tonath Zonalli tuvo reparo en hacer primero canciones de gran nivel, algo que se agradece.

Desafortunadamente, hay otros aspectos de la banda que son muy destacables pero que Después del quinto sol no permite apreciar con la misma claridad. El primero que sale a flote es la voz de Josué Rodríguez.

Después del quinto sol pudo brillar más

La mezcla entierra mucho el volumen de su voz, siendo difícil percibirlo tanto a él como a lo que dicen las letras, a pesar del buen trabajo realizado, donde incluso añadieron coros en algunos versos de forma atinada, brindando variedad a las líneas vocales.

tonath zonalli

En otras ocasiones combinan varias líneas de voz en diferentes tonos con un muy buen resultado, tal y como podemos escuchar en los últimos compases de Eclipse Total.

Josué Rodríguez es uno de esos vocalistas que prefirió respetar el registro y timbre de su voz en aras de hacer una buena ejecución vocal, en lugar de forzarse a cumplir los dogmáticos agudos que exige el género.

El resultado es muy favorable, sobre todo cuando la banda se presenta en vivo, pues lo ofrecido en los escenarios es impregnado en el disco con mucha fidelidad, pese al detalle de la mezcla.

Otro aspecto que jugó en contra fue el sonido del bajo. Quien ha tenido oportunidad de escuchar a Tonath Zonalli en vivo, podrá dar fe que el bajista dista por mucho de ser un mueble más como tantos otros bajistas de power metal. Sus líneas tienden a ser muy independientes, e incluso interpreta melodías en la octava más alta del instrumento.

Tonath Zonalli ha conseguido un gran disco debut

Sin embargo, en Después del quinto sol el bajo no suena de esa misma manera. En ocasiones es perceptible, pero se nota un poco metido a fuerza, como si hubieran tenido que hacerlo sonar a como dé lugar, sin que necesariamente aporte algo a la canción más que pasar lista y cumplir con su presencia.

Un enorme acierto fue la batería, que se escucha perfectamente sin comerse a todos los instrumentos, y con una claridad que permite apreciar el increíble trabajo del doble pedal. Se puede sentir el latido a mil por hora de las canciones haciendo brillar todavía más las melodías de las guitarras.

A pesar de los detalles, Después del quinto sol es un excelente disco debut que deja una muy buena impresión gracias a la vivacidad de sus melodías.

Actualmente, la agrupación trabaja en la versión física del redondo, mismo que ya es esperado por aquellos nuevos escuchas que se han vuelto seguidores de la banda después de escuchar el álbum.

Más información sobre Tonath Zonalli en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver YouTube

Encontrarás más música y Reseñas de discos AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 4 =