Vero Pérez, riqueza poética y musical

Estrenando en diciembre 2020 el disco Cadáver Exquisito, nos conectamos con la artista Vero Pérez para conversar en exclusiva para LaCarne Magazine sobre su carrera musical y sus proyectos venideros.

Quizás también te interese leer:
FxRx, el Punk como estilo de vida
Rez P, el productor del Millón
Thurjan, Rap Latino hecho en Cochabamba

Vero Pérez, la voz y el canto en su máxima riqueza poética y musical

vero pérez

Personal y musicalmente hablando, Vero Pérez, ¿cómo estás actualmente?

Me siento tranquila, creo que fuera del dolor que trae saber de tantas pérdidas de amigos y personas conocidas, es un momento que nos lleva a reflexionar muchas cosas, darle nuevo valor a nuestras vidas, y a cómo las vivimos. En esto la música ha jugado un papel sumamente importante. En este tiempo la música ha sido mi cable a tierra, me ha dado ánimo y esperanza.

¿Cómo nace Vero Pérez a la música?

Nací con ella, siempre ha estado presente en mi vida, nunca me he imaginado separada de la música. Creo que desde que tengo uso de razón, cantar ha sido mi manera de decir las cosas (muchas o todas).

Antes menos consciente del poder de la música, pero ahora completamente segura de que no hay mejor manera de generar empatía. Canto desde los 7 años, y profesionalmente desde los 17 (ahora tengo 32).

¿Qué influencias artísticas has recibido? ¿Qué estilos musicales han influenciado en Vero Pérez? ¿Puedes mencionarnos algunas bandas o grupos de tu preferencia?

Esto siempre es difícil de contestar porque -como te digo- nací cantando, y creo que absolutamente todo lo que he escuchado a lo largo de mi vida ha ido creando mi manera de ver la música (que es total).

No la veo por géneros, la veo por emociones, y, desde los Boleros que escuchaba mi mamá, las Zambas que escuchaba mi papá, el Rock Progresivo que escuchaban mis hermanos, el Pop (que escuchaba yo), han marcado en cada aspecto de mi manera de escribir, ver, oír y vivir la música.

Podría decirte desde Jordi, los BSB, Luis Miguel, Daniel Toro, Mercedes Sosa, Edith Piaf, Jeff Buckley, Led Zeppelin, Amy Winehouse, Stevie Wonder, Frank Zappa, Charly García, Soda Stereo, James Blake, ¿ves? Es demasiado diverso.

Cuéntanos algo de tus inicios en escena, Vero Pérez, ¿qué proyectos integraste en tus comienzos?

Mi primera banda se llamaba Mala Praxis (era en el cole), con ellos hicimos el primer tributo a Pink Floyd, yo tenía 17.

Luego empecé a cantar con DJ’s (Marcelo Guerrero, Lucas Wende), posteriormente a Efecto Mandarina, Jorge Villanueva, canté con Llegas, Taki Ongoy, Wara, entre varios proyectos que iban surgiendo en esos años para el Festijazz (donde canté desde el 2009).

Integras el grupo Efecto Mandarina, ¿cuál es su discografía a la fecha?

Soy vocalista de Efecto Mandarina, y tenemos 5 discos hasta hoy.

El primero, que fue grabado en “Vivo” en el Teatro El Desnivel (2011), el segundo – En Vivo en el Festijazz – del 2011, luego tenemos el tercer disco – Al Final – de 2013, el cuarto álbum es Ningún Vals (2014) y nuestro último trabajo titula Frenesí del 2016.

Estuviste un tiempo en la banda de Rodrigo “Grillo” Villegas, y también con la agrupación Wara. ¿Qué nos puedes comentar de dichas experiencias?

Con Llegas grabamos el álbum Bipolar, con Wara grabamos el Wara Sinfónico, y nos fuimos de gira por Europa (fue una linda experiencia). Son gente buena, sencilla, y que ama la música que hace.

vero pérez

Vero Pérez, cuál es tu experiencia dentro del Movimiento Cultural de la Música Contemporánea de Bolivia, ¿cómo te fue hasta ahora?

Creo que si me ha ido bien es porque nunca he estado muy metida en ningún Movimiento específicamente. Considero a todos los músicos mis amigos y colegas, pero no creo que haya un Movimiento “real” de Música Contemporánea.

Hay grupos de amigos y amigas, pero como sector aún no logramos establecernos. Es difícil en un país donde no existe realmente una cultura del artista.

Sin embargo, cada quien trabaja por su proyecto, y mientras más avancemos individualmente (todos avanzamos), va creciendo, se va estructurando, pero falta mucho todavía.

El trabajo con Jorge Villanueva también ha marcado época con su estilo particular. Escuché algunos temas en francés, aparte de la re-edición del clásico paceño Collita. ¿Qué nos puedes resumir del proyecto musical?

Con Jorge hemos tenido una gran conexión que nos ha llevado a viajar por muchos países y exportar la música, el hecho de cantar en otros idiomas nos abrió puertas. Collita ha sido un gran logro que honestamente no esperábamos.

Esa canción hizo que la gente conociera mucho más nuestra música. Sectores que de pronto no escucharían Jazz, le dieron la oportunidad, y es gracias a Collita que ahora nuestra música está en una serie de Netflix. Yo le debo muchísimo a esa canción.

"Collita" Vero Pérez - Jorge Villanueva (Letra Lyrics)

¿Qué título tiene la serie?

La serie se llama 100 Días Para Enamorados, y salen 5 temas con Efecto Mandarina y 5 con Jorge Villanueva.

Acabas de estrenar Cadáver Exquisito, el tan esperado álbum solista de Vero Pérez. ¿Cómo nace la obra? ¿Quién está en la producción musical? ¿Dónde lo grabaste? ¿Quién te produjo el disco?

Cadáver Exquisito es un disco solista que nació en la pandemia. Mi otro disco solista lo sigo preparando (el 2019 firmé un contrato con un Sello Independiente en USA, y debía grabarlo allá), pero se estancó todo por la cuarentena, y estos meses me dediqué a componer otras cosas, de ahí salieron las canciones basadas en poesía.

Ya había musicalizado algunos poemas, y decidí continuar en esa línea. Amigos me animaron a grabarlo, primero salió como concierto en Instagram, y decidí hacer un par de canciones más y que fuera un álbum.

Gracias al apoyo de Gigio Diaz de Fuerte Audio, que me dio su Estudio con mucho desprendimiento, y con el talento de So Myung Jung como Ingeniero de Sonido y Productor, lo grabamos en 2 meses.

Luego se fueron sumando personas para el arte, como Alejandra Alarcón (que hizo todas las ilustraciones) y Alejandro Loayza (que hizo el armado del diseño del disco).

vero pérez

Con poemas musicalizados de Roberto Echazú, Matilde Casazola, Jaime Sáenz, Paola Senseve, Julio Barriga y Valeria Canelas, pasemos a desglosar la obra con el tema homónimo del disco Cadáver Exquisito. Acompañada de la guitarra, te expandes en una melodía plena de belleza acústica y finura en la armonía. Vero Pérez, ¿cuál es tu experiencia en cuanto a producción de la canción?

Realmente no sé cómo fue que todas estas melodías empezaron a nacer (ha sido muy natural). Me sentaba a leer el poema o a tocar guitarra, e iba creando partes que me decían las palabras.

Yo no soy guitarrista, pero las cuerdas me decían para dónde ir, muchas veces ni sabía qué acordes estaba tocando, pero me dejaba llevar. Las melodías siempre han sido algo que me ha llenado de vida, y creo que fui soltándolas con las palabras. Sin embargo, Cadáver Exquisito ya la tenía hace un año atrás.

Un día pedí a la gente -que me sigue en Instagram – que me dieran palabras, y que yo armaría una canción con todo eso, y así nació. Tenía que ser para el otro disco, pero tenía mucho sentido ponerla en este disco. De hecho, ya estaba haciendo otra canción, pero dije no, esto es un Cadáver Exquisito, tiene que entrar aquí.

Y así fue que todo cobró sentido en el concepto del disco. Habla del tiempo, del amor, del hogar, de la simpleza de la vida. Tuve el honor y placer de invitar a un buen amigo (Andrés Rotmistovsky) en el bajo.

Cuando la escuché terminada me di cuenta de que le faltaba peso. Para mí esa canción es como un reloj de arena, y sentía que la arena no estaba bajando, así que le mandé la canción y le puso el peso que le faltaba.

Poema Curita, otra sencilla y hermosa canción donde te adentras con versos metafóricos y surrealistas, espléndidos y alocados. ¿Cómo se compone la canción? ¿Qué nos puedes contar de ella?

Poema Curita es uno de mis poemas favoritos desde que soy muy chica. El 2003 me compré el libro de la Jessy Freudenthal en una Feria del Libro, y lo amé. Definitivamente cuando me nació hacer canciones, este poema fue sin dudar uno de los primeros en ser musicalizados.

Las metáforas que tiene son maravillosas: un poema como curita, un corazón de carne molida, una lengua de alfiletero. Es puro dolor, pero un dolor dulce, totalmente del amor inconsciente, y por tanto quería decir todas estas cosas de la manera más dulce posible.

Así se convirtió en una melodía tan relajada que decía al mismo tiempo: “Yo podría volarte la cabeza”. Me vino a la mente esa frase de Tom Waits que dice: “me gustan las bellas melodías diciendo cosas terribles”.

En la punta de una espina yo siempre habitaré, dice en el tema En la punta, que es uno de mis preferidos del álbum. ¿Cómo nace la canción? ¿Quién te acompaña en la percusión e instrumentación?

Matilde Casazola para mí es la madre de la poesía en Bolivia. Su poesía es tan orgánica y amorosa que tenía que encontrarle el equilibrio, por eso es una canción un poco más oscura.

Ella maneja mucho claroscuro en sus poemas, y hace mucho tenía esa melodía en mi cabeza, todo lo que pasa después en la canción ha sido improvisación llevada al extremo. En todo el disco grabé todos los instrumentos, las trompetas que se escuchan al final son mi voz, y la otra un kazoo.

vero pérez

¿Qué es la música y poesía para Vero Pérez?

Son hermanas.

Muchos artistas y músicos coinciden que sus discos son como sus hijos. La portada del álbum es digna de mención, ¿quién la hace? ¿Cómo se produce la obra?

Me gusta muchísimo el arte de Alejandra Alarcón, es exactamente lo que necesitaba para el disco. Ella tanto como yo en la música manejamos mucho esa dulzura oscura, por tanto, no había manera de que alguien más entendiera el concepto tanto como ella.

Tuve la libertad de decirle que me quería en la portada, y decirle los elementos que quería para cada canción, y que ella tenía la libertad de interpretarlos como yo había hecho con los poemas. Salió perfecto, exactamente lo que esperaba.

En el tema La Noche te acompañan músicos interpretando -por ejemplo- el violín y las percusiones para darle un aire musical adecuado a su estilo. ¿Quiénes acompañan en la obra? ¿Qué te inspiró -en el infinito de la noche- para hacer la canción?

Julio Barriga para mí es un “poeta maldito”. Amo toda su obra, y creo que toda su oscuridad me hizo escoger su poema La Noche. Eran días de pandemia, no se podía salir, pero La Noche te abre infinitos caminos, es una melodía y canción igual de oscuras, pero con una luz casi de discoteca que me hizo armar el tema así.

Las percusiones del final las grabé yo, y en el violín invité a un gran amigo (Andrei Matorin) con quien yo vivía en Nueva York. Tiene un talento impresionante para improvisar, y necesitaba un aire oriental en la canción, él se lo puso.

Luminar es un bello tema de amor y luz, Vero Pérez, ¿quiénes te acompañan en la instrumentación? ¿Alguna anécdota del tema? ¿Qué te ha motivado para escribir la canción?

Recuerdo en mi adolescencia ver y escuchar el video en YouTube de Blanca Wiethuchter recitando Luminar en Colombia, con un público casi en lágrimas escuchando toda esa luz y amor que venía de una voz tan pacífica y relajada.

Así que Luminar se merecía una melodía igual de amorosa. Desde la ventana de mi casa puedo ver la Muela del Diablo, y esos cerros siempre me han enamorado. Al leer Luminar y la frase de “Por qué cerro por qué ladera por qué montaña has bajado…” me hizo hacerle una melodía.

En este caso -igual que en el resto de las canciones- yo toco la guitarra, y le pedí a Agustín Uriburu que me grabe el cello. Sentía que era el color perfecto para acompañar la canción y toda su luz.

Nacer Hombre es tal vez el tema más social dentro del álbum. ¿Qué nos puedes contar de la canción?

Nacer Hombre la hice en esos meses de pandemia, justamente porque realicé un trabajo de musicalización para “El Día del Voto de la Mujer en USA”. Me pidieron que interpretara algunas canciones americanas de la época, y pues yo decidí hacer una nuestra con el poema de Adela Zamudio.

Quedé impresionada -al darme cuenta- de lo que escribió por 1880, y que las cosas siguen igual. Por ende es una canción repetitiva con pequeñas salidas oscuras y cuestionadoras.

Como hablar de la luz es otra de las canciones más preciosas que me tocó apreciar dentro del álbum, con un mensaje positivo y lleno de brillo. ¿Cómo nace la canción? ¿Quiénes te acompañan en la interpretación de los instrumentos para la grabación?

El 2018 la BBB me pidió musicalizar un poema de Roberto Echazú, y definitivamente Cómo Hablar de la Luz me tocó de una manera muy natural, y decidí re-grabarlo y hacerlo parte de este disco.

Justamente se habla de un amor orgánico lleno de luz, campestre natural, amor cosechado. Por eso al hacer la canción me imaginaba un escenario muy rural, muchos tambores, y de hecho es una chacarera acelerada. Aquí So Myung Jung me apoyó en la guitarra, y yo grabé los demás instrumentos (bajo y percusión).

La Partida es otra de las piezas que me hizo parar los pelos de punta por la hermosura del tarareo melódico al inicio de la canción. ¿Cómo nace y se hace el tema? ¿Qué poeta está en los versos? ¿Quiénes te acompañan en la interpretación musical?

Jaime Sáenz siempre ha sido parte de mi vida. En diferentes momentos lo he vuelto a encontrar y cada vez tiene un significado diferente, a veces es vida y a veces es muerte.

La Partida es un poema que me persigue desde la adolescencia, amaba tanto a Sáenz que iba al Cementerio General a verlo (su poesía me ha marcado), es tanto amor al duelo que hace entender la muerte de otra manera. La Partida nació siendo casi una improvisación.

Generalmente para componer uso un loop pedal y voy armando armonías vocales, y le añado los instrumentos con la voz. En este caso decidí que se quedara así (vocal), sin embargo invité a Andrés Proaño a que le pusiera un sintetizador (igual que en La Noche), dándole ese aire místico y misterioso que necesitaba.

vero pérez

«La verdad es solo un vicio para aprender a maltratarnos, el miedo fue mi primera versión de anatomía…”, hermosos versos que rezan en “Trama”. ¿A quién le corresponden los textos? ¿Qué ritmos exploras en la canción? ¿Quién interpreta la música?

Valeria Canelas es la poeta que escribió Trama. Da la hermosa casualidad de que es mi prima (nuestras madres son hermanas), y ella no vive hace muchísimo tiempo en Bolivia.

La última vez que nos vimos, ella leyó un poco de su poesía en el Centro Cultural de España, y me enamoré de su poesía tan familiar, y sobre todo de este libro que se llama Maquinería, donde todos los poemas son partes de la maquinería de un teatro, y éste, Trama, es mi favorito. Justamente la primera frase te parte el corazón de entrada, creo que por eso lo escogí.

Ella me había dedicado su libro con un: “ojalá estos poemas te inspiren melodías”, quién diría que años después pasaría. Nuevamente como pasa con Poema Curita, necesitaba una melodía dulce que equilibre el dolor de las palabras, por eso decidí invitar a Agustin Uriburu en el cello, que le da un color maravilloso a la canción.

Cancioncita es el tema con el que cierras el álbum de 10 canciones, que nos transporta a un tren con arreglos vocales alucinantes. ¿De quién son los versos?

Paola Senseve es la autora de Cancioncita, mi mejor amiga, una mujer que con un aire sereno te puede despedazar, tanto así que el poema que escogí lo saqué de un libro que ella misma despedazó.

Luego de ganar el Premio Nacional de Poesía con su libro Soy Dios, Paola decidió destrozar toda su obra, comprar sus libros y cortarlos, refrigerarlos, re-editarlos, y hacer una nueva obra que expuso en la Fundación Cultural del Banco Central el 2019.

Esta canción es la más dulce de todas, la convierto en una Paola Naif para sacarle el jugo a uno de los poemas más luminosos que tiene, es una Paola niña que no quiere ser niña, y con mi canción la obligué. Por eso me encanta el resultado, es un juego, es un viaje, es infancia y es ligera.

Las nuevas épocas han cambiado al planeta, y ahora la industria musical apunta a digitalizar el material discográfico, y muchos artistas distribuyen ya su música por las plataformas digitales. Vero Pérez, ¿cómo trabajas en este sentido? Vas a editar la obra en formato físico (CD) para los coleccionistas, más allá de colocar el material en las plataformas digitales de distribución musical. ¿Qué nos puedes comentar?

De hecho, las nuevas tecnologías traen nuevas condiciones. Decidí sacar primero un concierto digital que grabamos con So Myung Jung, para luego lanzar el disco en plataformas digitales, y ahora sacaré el disco físico que de hecho será maravilloso con el arte de Ale Alarcón y Ale Loayza.

Hay cosas buenas de la tecnología, es más fácil llegar a otros países, pero lo que se remunera de la escucha es muy poco, así que para el artista lo que más vale es el concierto (por ahora estamos en un momento muy difícil).

Hay plataformas que venden los discos digitales, pero si tienes la opción de escucharlo gratis, obviamente la gente prefiere no pagarlo. Es muy duro lo que estamos viviendo al no poder dar conciertos.

Vero Pérez, artista independiente, mujer musical que durante las cuarentenas ha canalizado su canto en un álbum magnífico lleno de brillo, ¿cómo te has desenvuelto dentro de estos tiempos de transformación planetaria que atravesamos?

Yo creo que definitivamente era necesario ponerle pausa al mundo. No era necesario sufrirlo tanto así, hay mucha gente que estamos perdiendo en este proceso. Creo que es sumamente necesario volver a preguntarnos, ¿qué hacemos aquí y para qué hemos venido?

Nada es casualidad, nada es porque sí, por más mínima que sea tu misión en este mundo, tienes que encontrarla, y eso requiere de mucha introspección (que de otra manera no habría sido posible). Vivimos mucho para afuera, y es importante también entender el adentro.

Las nuevas tecnologías dan la facilidad para que el artista pueda lograr su obra a gusto, conforme sus deseos, Vero Pérez, ¿qué nos puedes comentar del uso de ésta para hacer el trabajo musical?

Creo que las posibilidades son infinitas, pero hay que saber usarlas. Todo está ahí, pero sin consciencia puede caer en algo vacío. De eso también veo mucho actualmente en las redes, la banalización de la música, su contenido y su cometido.

Eres de la nueva generación de artistas, quienes trabajan comprometidos y auto-gestionando su propio arte, ¿cómo puedes sobrellevar esta pasión con tanto esmero y dedicación? ¿Cuál es tu método y disciplina en este apasionante mundo de la música y del arte?

Vivo de la música, vivo de crear y trabajar en música, doy clases de canto, tengo poca disciplina, pero creo en lo que hago, y eso es suficiente para ponerle toda la pasión a cada cosa que hago.

En la medida de las posibilidades, dependiendo del panorama mundial y la contingencia sanitaria llamada “pandemia” y sus cuarentenas, ¿qué proyectos tiene Vero Pérez para el presente 2021?

Hacer los 10 videoclips y una presentación oficial del disco, y viajar a grabar el siguiente. Ahora preparamos videoclips con directores amigos, entre ellos Ale Loayza, Juan Pablo Richter, Rodrigo Bellot, Gatto Pino, Camila Molina, Yashira Jordan, Sergio Bastani, Alvaro Manzano, Ian Pons y Natalia Loayza.

Con Efecto Mandarina igual empezamos a componer, pero decidimos parar los ensayos para cuidarnos.

Luego de los años de experiencia y trayecto, has convertido a Vero Pérez en un personaje paceño dentro y fuera de la escena musical, ¿qué les dirías a las personas que quieren incursionar en la Cultura y la música en especial?

Que cada persona tiene que preguntarse, ¿por qué hace lo que hace y por qué quiere hacer arte? Si es un llamado o si es un momento. En ambos casos es totalmente válido, pero el arte tiene que ser serio.

Es el motor del mundo, para mí el arte es motor de sociedades, y crea humanidad al crear empatía. Hay que saber que no se trata de dinero, ni fama, ni fiesta.

Todo eso es relativo y efímero, lo que queda es el trabajo, así que hazlo bien y con honestidad. Rodéate de gente que ama el arte tanto como tú, eso motiva, inspira y ayuda a crear más y mejor.

Vero Pérez, ¿cuál es tu frase, lema, verso o dicho (ése que te anima, alienta, levanta y enfoca) para seguir en el juego de la vida musical?

“Be water my friend” (Bruce Lee).

Un mensaje de despedida para la gente que disfruta de su música y la sigue en las redes sociales, para los nuevos admiradores y seguidores de Vero Pérez.

Gratitud infinita con la gente que vibra con lo que hago, como yo.

Más información sobre Vero Pérez en los siguientes enlaces:
Facebook

Un Comentario

  1. Christian Sotomayor Responde

Deja tu opinión!

2 × cinco =