A Pico y Pala, música, activismo, y solidaridad

Marina Pico Pala es una de los miembros responsables del Festival A Pico y Pala, organizado por la Asociación Cultural A Pico y Pala.

Dicha celebración forma parte de esa corriente de espectáculos realizados con mucho cariño que sobreviven como alternativa cultural a la propuesta mainstream festivalera actual nacional, donde se han impuesto los intereses capitalistas sobre los culturales, quizás perdiendo la esencia de lo que es un festival.

Conscientes de que A Pico y Pala es un oasis donde se prima y convergen la música, activismo, y solidaridad, hemos planteado todo un cuestionario para entender y profundizar más sobre dicho evento.

a pico y pala

En primer lugar, os agradecemos vuestro buen trabajo. Empezasteis en el 2016, y poco a poco os vais haciendo camino con vuestra propuesta musical altamente reivindicativa. ¿Qué diferencias hay entre Festival A Pico y Pala y los actuales festivales de todas las tierras del Estado?

¡Hola! Por suerte nunca han faltado festivales con el mismo espíritu que el nuestro, pero por la historia de nuestro pueblo, nuestro activismo continuo, nuestra especial forma de andar este camino y de tratar a nuestros acompañantes, nos hacen recibir la mayor parte de los halagos y ponernos esa etiqueta de “únicos”.

Evidentemente se debe a nuestro trabajo diario por estar con el consumidor, no perdiendo el contacto nunca. Y luego, pues nuestra manera de escuchar al público para mejorar su estancia, poner precios asequibles y diferentes servicios gratuitos o a precios simbólicos.

Hacemos un festival como nos gustaría a nosotros consumir, pero ajustándose a nuestra capacidad económica, haciendo malabares y con el apoyo de grupos y empresas para que se haga realidad.

Vuestro festival recoge mucho de la filosofía “cooperativa y solidaria”. ¿Nos explicáis en qué consiste vuestro proyecto “Recupera su sonrisa”?

Estamos convencidos que el cooperativismo, la autogestión y la solidaridad son el camino para cambiar el mundo, en todos los ámbitos de la vida. Nosotros además hemos conseguido hacer un macro festival siguiendo esta hoja de ruta, algo impensable.

Nos han llegado a decir que no nos creen, que alguna ayuda debemos recibir, y hasta este año, no hemos tenido ni la posibilidad de recibir nada. Y es solamente una posibilidad.

El emplazamiento donde lleváis a cabo el festival es en concreto en el término municipal de Peñarroya-Pueblonuevo, en la provincia de Córdoba, en las piscinas municipales con arboleda y sombra. ¿Hay buena disposición por parte de la administración a la cesión de espacios públicos? ¿Encontráis facilidades por parte de los vecinos del pueblo?

La ubicación quizás es la mejor que podríamos tener de cara a la satisfacción del asistente, aunque siempre se puede mejorar, por supuesto. Pero el disponer de piscina ya es un puntazo para paliar el calor, descansar y tener un servicio más.

Desde el Ayuntamiento siempre hemos tenido facilidad en la cesión del recinto, materiales y recursos humanos, que nos instalaran cuadros eléctricos, transporte de vallas, carpas, etc.

El pueblo mayormente creemos que nos apoya, fieles hay muchos y también los hay que no les gustamos un pelo, pero es algo que tenemos que sobrellevar y seguir trabajando.

Todo cuesta, y esperamos poder hacer ver a cada vez más gente de los beneficios de este evento para la localidad y para la sociedad.

Tenemos en cuenta las críticas, y nos apoyamos en aquellas personas que a diario nos apoyan.

Tanto el nombre de la Asociación como el del festival es A Pico y Pala. Para los lectores que no son de la zona, ¿por qué decidisteis ese nombre?

De primeras lo pensamos así porque es un pueblo de historia minera, aunque muchos dan por muerto.

Lo que queríamos era resucitar ese espíritu, de ahí el minero alzando el pico, como volviendo a la vida. Queríamos darle un toque juvenil y rebelde, decir alto que este pueblo no está muerto y atraer a la juventud a sus raíces.

Luego con el tiempo, lo de A Pico y Pala ha cogido otro significado. Cuesta muchísimo llevar adelante este proyecto.

a pico y pala

El Festival tiene mucho de Punk en su programación, pero también bebe de otros estilos como el metal o la fusión ¿Cómo realizáis el proceso de selección de artistas? ¿Os mostráis abiertos a todos los estilos o hay algún género que no tiene cabida?

Sí, siempre hemos tenido predilección por el punk, pero es algo que viene del rock y ése es nuestro epicentro.

El proceso es minucioso, largo y muy divertido a pesar de la dificultad. Un cuarto de las bandas las buscamos nosotros, el resto es un proceso abierto y participativo donde todas las bandas tienen cabida, no cerramos puertas a nadie.

Y en cuanto a géneros, todo lo alternativo puede tener cabida, y sí, hay géneros que lo tienen difícil con nosotros: el reggaetón, el trap, etc.

No es fácil encontrarse con organizadores femeninos. Creemos que es positivo, pero ¿cómo lleváis el tema de la paridad en vuestra programación?

Somos muchas más mujeres que hombres en la directiva, pero a la hora de confeccionar la programación, pues nos debemos a muchos criterios, priorizando la participación de mujeres, queremos dar visibilidad a un género que está castigado por el patriarcado, pero es injusto elegir a unos grupos u otros según las gónadas que tengan.

Entonces damos total prioridad a grupos con participación femenina, pero nos debemos a criterios de viabilidad económica, géneros musicales, etc. Aún así, se puede y se debe hacer aún más.

Algún día podremos traer más lo que queremos que lo que podemos. Sin desmerecer a nadie.

El cartel va subiendo en caché a medida que pasan los años. En vuestros inicios teníais un segundo escenario, ahora ya no. A aparte de eso, ¿alguna novedad más con respecto al festival de este año? ¿Tenéis dificultades a la hora de elaborar el cartel?

Sí, mal aconsejados quisimos llegar más fuerte de lo que podíamos abarcar. Tuvimos que retroceder en ciertas cosas.

Este año hay diversas novedades, mejoras en escenario, sonido e iluminación, aumentando el espectáculo una burrada.

También hemos mejorado la zona de acampada habilitando varias zonas, una para raves y que eternice la fiesta sin molestar a los que buscan descansar, y otra para quienes no quieren cargar con tienda de campaña y quieren dormir bajo techo con un saco de dormir.

Y bueno, ciertas mejoras en todo. El servicio de alimentación va a ser la rehostia.

a pico y pala

Tenéis colaboradores desde el ámbito privado y también público. Con el cambio de color en la junta de Andalucía, ¿teméis porque podáis perder las ayudas procedentes de la administración regional? ¿Podría afectar a la continuidad del evento?

No, de ámbito privado nunca hemos recibido ayudas, así que no estamos asustados en ese sentido.

Les ponemos en el cartel por si algún año cuela, y este año puede ser que tengamos ayuda, los próximos días veremos. Y bueno, prácticamente pues nos sometemos a subvenciones públicas que nunca han llegado a buen puerto, pero este año esperamos que sí.

El festival hay que alimentarlo para que crezca, y eso deben apoyarlo también las entidades privadas. Nuestro mayor apoyo es el público, los grupos y las empresas locales.

Contáis con precios populares en la entrada, ¿también lo serán en los restaurantes y bares del festival? ¿Es importante para la economía del pueblo eventos culturales de este tipo?

Nuestros precios son los más bajos de la mayoría de los festivales, es nuestra norma. Queremos que la gente tenga más posibilidades para disfrutar más y de lo mejor. Detrás de muchos festivales está el capitalismo y eso es jodido.

Los precios son bastante justos y asequibles dentro del festival, eso es esencial para dar un buen servicio. Primero que sea accesible, luego miramos mucho la calidad.

En el pueblo, pues imaginamos que los precios no cambian especialmente ese fin de semana, tampoco sería lógico ni justo.

Creemos que este festival es el mejor evento que ha tenido esta localidad, y lo digo desde la humildad. Hablo desde el conocimiento, es el único evento que ha traído a cientos de personas de fuera de la localidad y de todo el país a este pueblo, y les invita a consumir aquí.

También es un evento para la gente del pueblo, pero a largo plazo, aún están reticentes con nuestros géneros musicales.

Pero afecta positivamente en la economía, directamente porque los asistentes duermen, compran, beben y comen en el pueblo, e indirectamente porque compramos productos a empresas locales, como la bebida, los plásticos, camisetas, seguridad, alojamiento de artistas, etc.

Por último, ¿hay zona de acampada, aseos, duchas?

Sí, como dije anteriormente, la zona de acampada contará con tres zonas diferentes y gratuitas: la zona techada para dormir en sacos, la zona de tiendas, furgos, caravanas y similares, y la zona de raves para la gente que no quiere dormir todavía.

Duchas y aseos tenemos en la zona de acampada y en el recinto, también gratuitos. También zona para cargar móviles, guardarropas, etc.

Muchas Gracias. ¡Nos vemos en muy poco!

¡A vosotros por darme este espacio! Nos vemos pronto, os mandamos un abrazo.

Más información sobre el Festival A Pico y Pala en el siguiente enalce:
Ver Facebook

Encontrarás más Entrevistas AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =