Albert Einstein y su pasión por la música

Albert Einstein de padres judíos, nace el 14 de marzo de 1879 en la ciudad de Suava de Ulm, al sur de Alemania, ciudad desaparecida en la segunda guerra mundial.

Cuando tenía un año se trasladó con su familia a Munich. Cursando los estudios de primaria recibió la instrucción católica, y la formación judaica la recibió en su entorno familiar, a pesar de que sus padres eran agnósticos.

El niño Einstein mostró en su formación católica un interés exacerbado por Dios, el cual fue disminuyendo debido a las lecturas científicas y filosóficas, aunque siempre en sus reflexiones y pensamientos estuvo Dios presente.

Él afirmó que su motivación por la ciencia era el “conocer los pensamientos de Dios”.

albert einstein

Albert Einstein: Ciencia, Creatividad y Música

Es el Padre de diversas teorías y leyes científicas, entre ellas la famosa “Teoría de la relatividad”.

Albert Einstein viajó por todo el mundo debido a la divulgación de sus descubrimientos y nuevas teorías, además de ser un luchador incansable por el desarme y la paz, y también de la causa sionista para el regreso de los judíos a Israel.

Fue distinguido con los más altos honores. Del famoso científico se han publicado, y se siguen publicando, libros y artículos que superan la fama y popularidad.

Albert Einstein y su relación con la música

Albert Einstein era un personaje que le gustaba disfrutar de las cosas simples de la vida, su vestimenta era informal y lejos de modas y frivolidades.

Su casa era modesta, y le encantaba saborear platillos sencillos y tradicionales, además de un buen tabaco, la pipa y un exquisito café.

Amante de la música, le encantaba disfrutar de veladas musicales en su casa con vecinos, familiares, alumnos y amigos muy cercanos, ya que era un solitario en su forma de vida y comportamiento.

albert einstein

Albert Einstein hereda de su madre su talento para la música. A la edad de seis años ya ejecutaba de forma fluida el violín, instrumento que lo acompañó a lo largo de su vida.

La música y la Ciencia se convirtieron en las dos grandes pasiones del científico. En veladas musicales privadas realizaba ensambles con colegas, amigos y vecinos.

Entre los músicos predilectos de Einstein figuraban Mozart, Vivaldi, Schubert y Bach. Valoró además los aportes de Wagner a la ópera.

Einstein también ejecutaba el piano, y, generalmente, antes o después de trabajar en sus investigaciones se sentaba a interpretar obras de sus compositores favoritos.

Einstein realizó conciertos públicos, y además en ocasiones ejecutó el órgano en sinagogas judías para recaudar fondos en pro de la causa sionista.

albert einstein
Albert Einstein Ejecutando el violín en la sonata de Mozart en si bemol (KV378)

Para el famoso científico, la música era sinónimo de creatividad, era consciente del efecto que ella producía a nivel de los hemisferios cerebrales en la concepción de sus leyes y teorías.

Al respecto, el escritor Barry Parker en su libro “El sueño de Einstein” (1986) narra la manera cómo Einstein concibió la teoría de la relatividad:

“[…] Como de costumbre, Einstein bajó en bata a tomar el desayuno, pero apenas tomó algo. Su esposa le preguntó qué era lo que le preocupaba, a lo que le respondió: «querida, tengo una idea maravillosa».

Y después de tomar su café, fue al piano y empezó a tocar.

Constantemente se interrumpía, escribía algunas notas, y luego volvía a repetir: «tengo una idea estupenda, maravillosa». Su esposa trató de indagar por el asunto, a lo que él respondió: «es difícil, todavía tengo que perfeccionarla».

Einstein continuó tocando el piano y escribiendo notas por otro rato, luego subió a su estudio pidiendo no ser molestado, y allí permaneció durante dos semanas, sólo saliendo por la noche a dar un corto paseo para estirar las piernas, y luego regresaba para ponerse a trabajar de nuevo.

Finalmente, bajó del estudio muy pálido. Le dijo con aspecto cansado a su esposa, mientras ponía sobre la mesa dos hojas de papel: «Ya está». Y allí estaba su teoría de la relatividad […]”.

Aquí podemos concluir que Einstein fue un gran científico, ya que supo conjugar la Ciencia y la Música en pro de su desarrollo creativo.

Su inteligencia, sensibilidad y comprensión humana del entorno lo conviertió en “un genio de la humanidad y un gran ciudadano Universal”

Encontrarás más artículos de Investigación AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × dos =