Benjamin Franklin y el instrumento asesino

En este artículo os hablaremos de todas las facetas del extraordinario estadounidense Benjamin Franklin, y especialmente sobre su descubrimiento del instrumento musical idiófono, o, como lo llegaron a llamar, el instrumento asesino o la Armónica de Cristal.

Esperamos que esta información amplíe tus conocimientos acerca de la cultura en general y de la música en particular. Y sobre todo esperamos que nunca, nunca toques este instrumento asesino… jejejeje

Quizás te interese leer también:
-- Dizzy Gillespie, todo un revolucionario del Jazz
-- Cher, una vida dedicada a la música
-- Didgeridoo: su origen e historia

Benjamin Franklin o el humanista moderno

benjamin franklin

Benjamin Franklin nace el 17 de Enero del año 1706 en la ciudad de Boston, Estados Unidos.

De niño, Franklin dejaría la escuela a los 10 años para irse a trabajar con su padre en una fábrica de jabones y velas, patrimonio de la familia. 

Este extraordinario estadounidense experimentó de niño diversos oficios, como marino, carpintero y albañil, pero a los 12 años de edad comienza a trabajar con su hermano en la imprenta propiedad de éste, y a este oficio se dedicaría y especializaría años más tarde, dedicándole casi todos los años de su vida.

Cuando Benjamin Franklin cumple los 24 años de edad, contrae nupcias con Deborah Read, y de dicho matrimonio nacerían sus tres hijos: William, Francis y Sarah.

Posterior a este acontecimiento, Franklin participaría en diversos proyectos sociales como la conformación de la biblioteca pública de Philadelphia, además de su cuerpo de bomberos. También fundaría el primer hospital en la ciudad de Pensilvania. 

Benjamin Franklin en el ámbito político fue un elemento determinante en la independencia de los Estados Unidos. Participaría activamente en la organización de los Estados Unidos como nación. Se le conocería más tarde como uno de los padres fundadores de dicha nación.

Las facetas de Benjamin Franklin fueron diversas, pues fue experto como impresor, político, músico, filósofo y científico.

En el ámbito científico, inventa el famoso pararrayos, y demuestra con este invento que las tormentas son un fenómeno eléctrico. Y en el ámbito musical, inventa un instrumento de la familia de los idiófonos denominado la armónica de cristal.

El artista fallece debido a una pleuritis en el año de 1790, tras una vida fructífera y de aportaciones a su nación, además del especial papel desempeñado en la independencia de su país, por lo que siempre será recordado.

El instrumento asesino de Benjamin Franklin

benjamin franklin

Benjamin Franklin fue el inventor en el año de 1761 de un instrumento idiófono conocido como la armónica de cristal.

Debemos saber que los instrumentos idiófonos, según Hornbostel-Sachs, son aquellos que poseen un sonido propio, ya que su cuerpo es empleado como elemento resonador. El sonido es producido en inicio por la vibración de su cuerpo sin emplear cuerdas, membranas o columnas de aire.

Raíces históricas de la Armónica de Cristal

La armónica de Cristal proviene de las copas musicales existentes en el siglo XV en Europa.

Estas copas se afinaban llenándola de agua y otros líquidos, como el aceite o el vino, en diversos volúmenes. En sus inicios eran ejecutadas con varillas, pero sería el irlandés Richard Pockrich quien las organizaría según su afinación, y las haría sonar utilizando la yema de los dedos.

Existe además un vestigio acerca de este instrumento en Asia, específicamente en la China. En una recopilación del año 1300 se encuentra registrado el instrumento musical “Shui Chan”. Éste consistía en unas copas de porcelana que eran ejecutadas al ser frotadas con varillas.

En Japón, además, se encontraron registros del instrumento musical llamado “Hi”, que poseía la misma composición de las copas y su procedimiento.

En Persia se han encontrado instrumentos similares de la familia de los idiófonos, como “Avanie, Tardjaharat y el Djarar”. De igual manera, en Arabia se encuentran registros de un instrumento idiófono similar a las copas de cristal que lleva por nombre Sazi kasat, a la que además se le colocaba agua para hacerlo sonar. Más tarde en este mismo continente aparecerían el Kizam, formado por copas, y el Khaurabi, formado por jarras.

Actualmente en la India existe el Jal Tarang, que consiste en copas que se van llenando dependiendo de la Raga a ejecutar.

benjamin franklin

La Armónica en el Renacimiento

En el siglo XV se encuentran registros del teórico y compositor Gaffurio, que introduce un grabado del año 1492, donde Pitágoras usaba diversos vasos para sus experimentos de matemática y música.

Y fue en el año 1746 cuando el músico y compositor alemán Christoph Willibald Gluck ofrece un concierto con 26 vasos afinados con agua de manantial.

La construcción formal de las copas de cristal como instrumento musical lo ejecuta un luthier inglés de nombre Charles James.

El uso más habitual de las copas de cristal se dio en la década de 1750, cuando usaban este instrumento musical como un juego empleado en las reuniones sociales, pero que en esta misma época va adquiriendo mayor importancia y relevancia como instrumento musical.

Se encuentran recopilaciones sobre un teclado del año 1839, que usaba macillos de vidrio para percutir vidrios, en lugar de emplear las manos, pero es necesario resaltar que este instrumento no poseía las cualidades etéreas de la armónica de cristal de Benjamin Franklin.

Composición de la armónica de Cristal de Benjamin Franklin

La curiosidad y fascinación que las copas musicales transmitieron a Benjamin Franklin, conllevaron a que el mismo se planteara dar un paso más en la evolución de este instrumento idiófono.

La armónica de Cristal de Benjamin Franklin está compuesta por una serie de vasos semiesféricos que trabajan como resonadores. Los mismos se superponen alrededor de un eje horizontal, y, mediante un pedal, el instrumento se hace rotar.

La armónica de cristal, un intrumento creado por Benjamin Franklin

La operación de este instrumento es muy sencilla. Al frotar los bordes de los vasos con los dedos mojados del ejecutante, los resonadores vibran, y el producto de dicha vibración es un sonido verdaderamente cristalino.

Vale la pena destacar además que Benjamin Franklin era un músico aficionado que ejecutaba el Arpa clásica, y la guitarra. También se conocen sus escritos acerca de estética musical.

En el año de 1761, Benjamin Franklin por vez primera escucha la ejecución de las copas de Cristal de la mano del músico Edmund Delaval. De allí nacería la inquietud de Franklin en realizar su armónica de cristal. 

Su versión del instrumento incluiría 37 vasos semiesféricos de diversos tamaños. Se colocaban sobre una varilla de acero transversal, y todo ello introducido en un cajón de madera con forma de clavicordio. También Franklin ideó un sistema donde las copas se humedecerían automáticamente con la creación de un canal de agua por donde las copas pasarían al girar.

"Dance of the Sugar Plum Fairy" on the Glass Armonica

Por qué estaba maldita?

En torno a este instrumento creció una red de leyendas que la etiquetaron como instrumento maldito, lo que provocó su declive poco tiempo después. Uno de los responsables fue Anton Mesmer. Mesmer acompañaba sus sesiones con la armónica de cristal, haciendo sus terapias algo controvertidas al aparecer disfrazado de mago detrás de las cortinas.

También el musicólogo alemán Friedrich Rochlitz escribía que la armónica estimulaba en exceso los nervios, y sumergía al músico en una acuciante depresión. Un oscuro y melancólico humor acaba llevándolo a una lenta auto-destrucción. Indicaba que si se sufría de algún desorden nervioso o te encontrabas melancólico, no se debía tocar.

Posiblemente todos los efectos que la armónica tenía en sus intérpretes tuviese que ver con la cantidad de plomo presente en el cristal de aquella época. Ésta podía producir saturnismo (intoxicación por plomo). Por esa razón se llegó a decretar su prohibición policial cautelar en algunas zonas de Alemania con vistas a salvaguardar “la salud pública”.

Y hasta aquí llega este interesante post.

Esperamos que resulte de provecho, y que de aquí nazca la inquietud de experimentar mediante los instrumentos idiófonos, y la creación de sonoridades etéreas.

Hasta pronto!!

Deja tu opinión!

diecisiete − trece =