Copyright en la música

El copyright, tal y como dice el diccionario, es el derecho legal exclusivo para reproducir, publicar, vender o distribuir algo (literatura, música, trabajo artístico…). Según esta definición, el copyright es el ser dueño de algo. Te pertenece por lo que puedes hacer lo que quieras con ello. Puedes hacer más…, regalarlo, venderlo, etc.

El copyright, como se suele decir, es un “monopolio de duración limitada”. Cuando tienes una canción que has escrito tú mismo, debes registrar el copyright adecuadamente y tú y tus herederos tendrán un control total exclusivo de esa canción durante toda tu vida y 70 años después de tu muerte.

Copyright

Dónde obtener el copyright de un trabajo original

La forma correcta de registrar una canción es registrando ese trabajo en el registro de la propiedad intelectual, del Ministerio de educación, cultura y deporte, o usar una empresa gestora como Copyright o SafeCreative. Ellos tienen todas las formas correctas de registrar el trabajo. Una de las razones más importantes para registrar tu canción a través del registro de la propiedad intelectual es que ellos registran una fecha oficial en el copyright. He visto músicos que se han enviado por correo a sí mismos las letras de sus canciones o se envían el CD así mismos y utilizan el matasellos en la carta para usarlo como fecha de copyright. Esta es una forma posible de hacerlo, pero si alguien más registrase propiamente esa canción con copyright en el registro de la propiedad intelectual y tuvieras que ir a un juzgado, ellos tendrían ventaja porque hicieron lo más adecuado. En otras palabras, registrar tu copyright con el registro de la propiedad intelectual es más útil es un juzgado.

Si por alguna razón tu canción se usa sin tu permiso, la fecha del copyright se usará en los juzgados para afirmar que el uso no autorizado de tu canción ha sucedido. Este uso no autorizado de material con copyright se llama “violación”. Una vez que tu trabajo ha sido registrado, la ley de copyright protege tus derechos con ese trabajo. Las penalizaciones para alguien que use tu trabajo sin tu consentimiento pueden ser enormes, desde 750€ hasta 30.000€ por cada trabajo que se haya vulnerado. Si el defensor vulneró los derechos sabiendo que no era su trabajo, la multa puede subir hasta 150.000€.

5 derechos exclusivos de un dueño de Copyright

Una vez tengas una canción que hayas registrado en el registro de la propiedad intelectual , tendrás la capacidad de utilizar la canción para ganar dinero. Los dueños del copyright de canciones tienen los mismos 5 derechos que cualquier autor de una novela, guion, pintura, poema o cualquier otro trabajo intelectual. Estos incluyen el derecho exclusivo de:
1 – Reproducir el trabajo
2 – Distribuir el trabajo
3 – Utilizarlo en público
4 – Permitir trabajos derivados de él
5 – Mostrar el trabajo en público (se aplica sobre todo en trabajos visuales o arte)

Si alguien más fuera a hacer copias del trabajo con copyright sin permiso del dueño, habrá violado los derechos exclusivos de copyright reservados para ese autor.

Discográficas y productoras musicales

Es común en un compositor asignar el copyright de su canción a su discográfica o productora musical. La discográfica a cambio hará lo que hace mejor, que es hacer dinero de esa canción. La discográfica se encargará de desarrollar tantas licencias como sean posibles para tu canción. Por ejemplo en la televisión, películas o videojuegos. Ellos también pueden usar tu canción para comerciales, tarjetas o álbumes.

Normalmente un compositor dividirá el dinero 50-50 con su publicador musical. El 50% es por el duro trabajo que el publicador hace para las canciones del artista. Si no fuera por las discográficas y productoras, quizás esa canción nunca hubiese llegado a televisión, películas, juegos, etc.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *