Corvus Noctis regresa con Devorador de Pecados

Uno de los mejores trabajos de 2020 en la escena mexicana capitalina fue el segundo lanzamiento de Corvus Noctis, una banda que ya había sorprendido en 2017 con un muy escondido pero increíble debut titulado Tenebrarum.

Devorador de Pecados (2020) es el nombre de esta segunda obra. Fue lanzada el día de Halloween a través de una interesante campaña organizada por los mismos miembros, donde ofrecieron el álbum de manera anticipada a todos aquellos que se suscribieron a su boletín.

Quizás también te interese leer:
Night, un viaje al Heavy de los setenta
Dakuri, detrás de las cámaras de su nuevo video
Angra, a diez años de Aqua

Corvus Noctis regresa con Devorador de Pecados

corvus noctis

El álbum es un enorme paso hacia adelante en el sonido de la agrupación, tanto a nivel compositivo como de producción. Esto se puede explicar en gran medida a la nueva alineación que vino a enriquecer su música.

Corvus Noctis ahora cuenta con nuevos miembros: Akerbeltz en la segunda guitarra y Kitab Al-Azif en la voz. Su inclusión le ha dado una nueva dimensión a la banda, añadiendo más mística al imaginario que construyen a través de sus letras. La batería tuvo un cambio, donde Marqués de Montecristo llegó para ocupar el lugar de Tierrablanca.

Sycorax y Louis Corven se mantienen como el núcleo de la agrupación. Éste último culminando un estilo vocal lleno de personalidad, y encarnando un ejemplo perfecto de alguien que respeta su timbre para ofrecer una interpretación completamente auténtica. Así es capaz de darle personalidad a Corvus Noctis, sobre todo porque la distancia entre el sonido en estudio y el sonido en vivo es casi inexistente.

corvus noctis

En Devorador de Pecados podemos escuchar las mismas cualidades de su disco debut, es decir, un Heavy Metal muy sencillo y perfectamente bien construido. Su efectividad radica en la excelente estructura de sus piezas, pues permiten generar tensión en los precoros para que el estribillo brille a plenitud, sin necesidad de agudos o altas velocidades.

Aunque técnicamente Corvus Noctis se mantiene en la misma medianía de su debut, Devorador de Pecados ofrece pasajes instrumentales muy interesantes que hablan de la amplitud compositiva de este conjunto. La introducción de Harem y el interludio de Gitana son dos grandes ejemplos de lo bien dominados que tienen sus recursos musicales para tocar géneros distintos, sin que suene fuera de lugar.

El avance en producción lo podemos escuchar claramente en La Hermandad del Cuervo, una de sus piezas más ambiciosas, donde se percibe a plenitud todos los arreglos que incluyeron en la composición, rayando incluso lo orquestal. Eso sin hacer a un lado los rasgos característicos, como son los medios tiempos y una línea de voz perfectamente entendible.

Otra pieza a destacar por su buena producción, pero sobre todo por su nivel armónico, es el corte llamado Septem Ducesxx, una opus donde se escucha un coro de voces perfectamente ensamblado. Ahí somos testigos del gran aporte que significó la inclusión de Kitab Al-Azif en la banda. La pieza sirve de preludio para Aquelarre.

Devorador de Pecados resalta una de las principales cualidades de Corvus Noctis: ofrece muchísimo con muy poco, es decir, no necesitan una técnica desbordante ni tocar a mil por hora, sus canciones poseen lo necesario para poder transmitir perfectamente el sentimiento de su música.

Se nota un compromiso por parte de los miembros no sólo de mantenerse activos, sino de ofrecer un concepto que pueda dejar huella en el subterráneo mundo de la escena capitalina. No obstante, aunque su música ha logrado evolucionar de muy buena manera, todavía tienen detalles que mejorar en el aspecto de diseño e imagen.

Si en el desarrollo de su marca pusieran el mismo empeño que le han dado a su música, indudablemente estaríamos ante un Ghost mexicano. Su obra tiene el enorme potencial de congeniar con un público allende al Heavy. El problema es que enfrentan lo mismo que muchísimas bandas mexicanas: la dificultad de generar valor de marca.

Por lo demás, Devorador de Pecados hace de Corvus Noctis una de las bandas más interesantes que ha surgido en el último lustro en el centro de México. Posee un sonido muy bien definido, con personalidad clara, y con todo a favor para brillar en los escenarios con el mismo esplendor que ofrecen en sus piezas de estudio.

Más información sobre Corvus Noctis en los siguientes enlaces:
Website
Facebook
YouTube

Deja tu opinión!

diecinueve − 6 =