¿Sabes cuándo terminar de componer una canción?

Pocos saben cuándo terminar de componer una canción definitivamente, y es que al ser algo creativo y subjetivo, siempre estará abierto a posibles mejoras, pero hará que tengas temas sin terminar durante semanas o meses.

El mejor consejo ante un «tema eterno» siempre será dejarlo descansar y revisarlo más adelante. Da igual si es un día o una semana, podrás ver las cosas con perspectiva y dirás lo que todos hemos dicho ya en alguna ocasión: En qué estaba pensando cuando grabé esto?

Quizás te interese leer también:
45 Formas de promocionar un grupo de música
7 aplicaciones de loops de batería
10 consejos para crear una discográfica

Cuándo saber que un tema está terminado

Una de las mejores pruebas para saber si un tema debe respetarse tal cual está es tocarlo en directo. De esta forma podrás comprobar que líneas o estrofas fallan, y dónde deberías modificar la entrada al cambio con un arreglo, o cambiar la letra para que impacte más, pudiendo terminar de componer una canción más rápidamente.

Si estás trabajando en un tema, y no tienes opciones de probarlo en directo, mi consejo es que lo grabes y busques las pequeñas variaciones vocales. Algunas tomas no te servirán para nada, pero sabrás qué es lo que no quieres hacer, afinando poco a poco hasta que sepas que puedes terminar de componer una canción. Improvisa, no tengas miedo, y si puedes contar con la opinión de alguien ajeno a ti, mejor.

Hay algunas canciones que grabé hace años con mi grupo, y aún tengo la sensación cuando las toco que podría mejorarlas fácilmente, y eso es frustrante. Lo sé porque ya me ha pasado con algún tema que saqué del setlist de conciertos para «mejorarla», y después de varios meses tocando en concierto distintas variaciones del tema, acabó olvidada en un cajón porque hice que perdiera su identidad sin saberlo. Repito, lo mejor es que lo escuche alguien ajeno a tu círculo y te aconseje sobre las modificaciones. Obviamente estoy hablando de alguien que entienda, no valdría la vecina del tercero.

Sé que es muy difícil, sobre todo si nuestro ego se siente ofendido, pero es necesario. Cuando creas que puedes terminar de componer una canción, muéstralo a tu equipo tester y escucha sus opiniones. Tu sensación es que has captado lo que querías y has terminado de componer el tema, pero seguramente te dirán que podrías cambiar esto o aquello, y tendrás que decidir qué hacer. Mi consejo es que pruebes y escuches al equipo tester, y haz que tu forma de componer no sea tan individualista y solitaria.

Está claro que esto de componer no siempre es un trabajo arduo y agotador. Hay muchos músicos que tienen canciones escritas a fuego en la Historia de la música mundial, y sólo tardaron 30 minutos en componerlas. Cuando he hablado con alguno de ellos me han dicho que simplemente intentan mostrar los sentimientos y emociones que están viviendo en ese momento, y no miran atrás: piensan, componen y pasan a otra cosa.

Sientes que pasa algo al terminar de componer una canción

terminar de componer una canción

Esto también es algo difícil porque debes estar concentrado y en sintonía con el tema que estás tocando o componiendo, pero es fundamental que te des cuenta cuando aparece la «magia», y da igual en qué paso o estadio de la composición te encuentres. Algunas veces se sucederán seguidos y continuados, y otras veces la «magia» solo aparecerá de forma esporádica, pero tú tienes que darte cuenta siempre. Es el mejor indicador de que estás cerca de terminar de componer una canción.

Muchas veces, con la adrenalina de los directos, no somos capaces de percibir la aceptación de los temas por el público, y quizás deberías probar los temas en conciertos más íntimos, como en una casa o en el local de ensayo. Invita a amigos y organiza una pequeña fiesta. En un ambiente relajado y sin la presión de posibles pitidos podrás saber qué has de hacer para terminar de componer una canción.

La verdad es que es tan difícil que podrías tener un temazo guardado durante años, pensando que ha quedado flojo y que no sabes cómo mejorarlo, y que la primera vez que lo toques en directo se convierta en un himno. A veces tienes que decidir terminar de componer y finalizar la canción. Ya, ahora, no le des más vueltas y disfrútala. Obviamente, si a ti no te gusta, tírala a la basura y pasa a otra cosa.

Sí, ya sé que es algo raro y desconcertante, y muchas veces te encontrarás con públicos que rozan la locura y el éxtasis al escuchar un tema concreto en directo, pero que es rechazada desde el primer instante por todas las radios y A&R de las discográficas. La duda de si puedes terminar de componer una canción o no siempre estará ahí, porque la música es voluble, es creatividad pura y siempre será subjetiva. Tú eres el que tiene que tomar las medidas necesarias para decidir si está terminada o no.

Si sientes la «magia» desde el principio hasta el fin del tema. Amigo, has terminado de componer. Enhorabuena!

Sin Comentarios

Deja tu opinión!

2 × 3 =