Cuatro Cantantes Cacereñas

cantantes cacereñasCuatro Cantantes Cacereñas: Elena Rey, Alma Campón, Ana Peromingo y Alicia Paredes

La voz es, sin duda, entre todos los instrumentos musicales el que puede tener un sonido más hermoso. La Naturaleza dotó a los seres humanos del instrumento sonoro más perfecto, y lo es, naturalmente cuando la voz está convenientemente educada. El canto, “una ventana abierta hacia lo ideal”, como lo definió Madeleine Mansión, entraña un arte muy complejo. El canto lírico es el canto elevado a su máxima perfección, que precisa de la voz una meticulosa preparación.

Descargar ahora!Ver ahora!

La formación de un cantante requiere un arduo trabajo. La carrera de canto como enseñanza reglada (diez años como mínimo, y de ahí en adelante en continuo perfeccionamiento), puede ser ingrata si se quiere, pero esplendorosa porque el canto es una expresión musical especial, y cuando es vocacional nada se hace cuesta arriba.

En el momento presente, en una provincia como Cáceres, de una población que apenas sobrepasa los 400.000 habitantes, afloran voces en número creciente con ese don que Dios da sólo a algunas criaturas. Y son muchos los que aprovechan ese don y tratan de sacarle el máximo rendimiento, belleza y perfección. Extremadura en su conjunto ha sido históricamente, y es, vivero de excelentes cantantes, y Cáceres disfruta de un elenco de buenos profesionales.

Viene a cuento el comentario ante el encuentro que el domingo, día 4 de diciembre, tendrá lugar, por primera vez, en el Gran Teatro de Cáceres de cuatro cantantes cacereñas en un concierto extraordinario, en el que alternarán solos, dúos, tríos y cuartetos, siguiendo un programa con grandes momentos de la Ópera, la Zarzuela y la Canción lírica. Un concierto que pondrá de manifiesto el alto nivel artístico de cuatro intérpretes que se están abriendo paso con fortuna en el difícil mundo de la lírica, y que contarán con el acompañamiento al piano del eminente compositor y pianista Víctor Carbajo.

Concierto Cuatro Cantantes Cacereñas

No se trata de una competición entre cuatro cantantes  de un mismo género, aunque con voces muy distintas, sino la demostración del potencial artístico en el mundo de la lírica que tiene la autonomía extremeña, de la que estas cuatro intérpretes cacereñas, no siendo las únicas, son un ejemplo. Mujeres que están desarrollando una labor artística notable a nivel nacional e internacional, con premios que avalan su ascendente trayectoria, y que nos darán ocasión de disfrutar de un magnífico programa exquisitamente elegido para el momento.

Nacidas en esta tierra de la alta Extremadura son las cuatro cantantes cacereñas Elena Rey, Alma Campón, Ana Peromingo y Alicia Paredes. Con ellas hemos mantenido una charla sobre sus inquietudes, sus respectivas carreras y su visión del mundo lírico.

Alma Campón

cantante cacereñaA Alma Campón, es una de las participantes del Concierto Cuatro Cantantes Cacereñas. La soprano nacida en Navalmoral de la Mata que seduce por su espléndida voz, que yo clasificaría de lírico-spinto, le pregunto:

¿Se pasa mal rato antes de subir al escenario?
Es una sensación agridulce, dado que al mismo tiempo que te preparas con emoción para salir y darlo todo, notas la presión del público que te aguarda ahí fuera (y la de ti misma, porque siempre quieres hacerlo lo mejor posible). Es muy duro estar continuamente expuesta al juicio ajeno, pero forma parte de nuestro trabajo, y hay que intentar salir lo más relajada posible al escenario, sin permitir que los nervios o la presión afecten demasiado a lo que con tanta ilusión y esfuerzo hemos preparado.

¿Qué prefieres cantar: Oratorio, Ópera, Zarzuela…?
La ópera y la zarzuela me resultan temáticamente más cercanas que el oratorio, pero depende de la obra y no tanto del género. Luego influye también la lengua en la que se tenga que cantar. Cada lengua tiene una problemática y unas peculiaridades específicas en el canto. Por ejemplo, el francés como lengua me encanta, pero en el canto es de las lenguas más complicadas, en mi opinión. No obstante, aparte de la inmediatez y la seguridad que te aporta cantar en tu propia lengua, si tengo que elegir otra lengua prefiero el francés, por ser la lengua extranjera que más domino y por el cariño que le tengo a su cultura.

¿Tienes compositores favoritos?
Depende del género, pero en general los autores que más me gustan son los del XIX, el repertorio romántico y posromántico. Me gusta mucho la ópera romántica francesa, concretamente Gounod (Faust, Roméo et Juliette), y la ópera belcantista italiana (Verdi y Puccini). Los preludios orquestales de Wagner me encantan porque siempre me transportan a un mundo de ensueño. También me gusta mucho Brahms, su música sinfónica y sus lieder. Y en español, tengo predilección por la zarzuela Luisa Fernanda, de Moreno Torroba.

¿Quiénes son tus heroínas preferidas?
Tengo un cariño especial por la caprichosa Manon Lescaut (ópera de Massenet basada en la novela homónima de Abate Prévost), aunque no sea una heroína al uso. Mi heroína favorita como tal quizá sea la inmortal Julieta.

¿De quién has aprendido más?
Aprendo todos los días porque estoy rodeada de muy buenos profesores y compañeros. Quizá lo más importante lo aprendí con mi primer profesor de canto, Juan Sebastián García Caminos, quien me inició en este mundo fascinante que es el canto y la música en general, me inculcó el amor por el canto que me impulsa a seguir y me apoya siempre en todo lo que hago. Después me formé con Celia Sánchez del Río, a la que le debo también un trabajo fantástico y una gran entrega, y ahora estudio con la gran mezzo Pilar Pérez-Íñigo y la excelente repertorista Irene Alfageme, que con su confianza, su sabiduría y su cariño me ayudan a superarme cada día.

¿Cómo ves tu futuro?
Sinceramente, lo veo incierto. Mi sueño es hacer carrera y dedicarme de lleno al canto como solista, pero soy consciente de que es difícil porque influyen muchos factores, no solo la voz y la formación musical. En España hay buenas escuelas, pero falta, en mi opinión, apoyo institucional para “despegar”. Es un mundo que de entrada requiere mucha inversión (vida en Madrid en mi caso, cuotas de inscripción para concursos, gastos de desplazamiento, etc.) y contactos. De momento prefiero centrarme en terminar mis estudios en la Escuela Superior de Canto de Madrid, sin renunciar a audiciones y concursos si puedo compatibilizarlo, y luego ya quizá me plantee otras opciones, como salir fuera de España.

Ana Peromingo

cantante cacereñaA la soprano Ana Peromingo, entre las lírico-ligeras, le gusta compartir el canto con la docencia. También forma parte del Concierto Cuatro Cantantes Cacereñas.

Aparte de tu carrera de cantante, eres licenciada en Historia y Ciencias de la Música. ¿Crees que el intérprete debe tener un conocimiento más amplio de la música y no sólo de su disciplina artística?
Pienso que para interpretar una obra no es necesario tener la Licenciatura en Historia y Ciencias de la Música, porque en el Conservatorio ya te preparan lo suficiente como para hacer una buena interpretación, pero creo que cuántos más conocimientos se tengan, más partido se le puede sacar a una partitura, y más disfrutas tú mismo de lo que estás haciendo.

Lo podemos comparar con la persona que entra en una catedral o en un museo, todos lo vemos y podemos apreciar la belleza, pero dependiendo de los conocimientos de arte que se tengan se podrá disfrutar más de los detalles. Lo mismo ocurre con la música, tener más conocimientos teóricos te permite  ajustarte más a lo que el autor buscaba en el momento de la composición, a las características de la época; pensar en la importancia que cada obra tuvo en su momento histórico, en el momento que vivía el autor cuando la compuso, en la acogida por parte de los receptores; si ha sido interpretada muchas veces o, por el contrario, ha sido una obra olvidada y por qué motivo; analizar los recursos empleados; en definitiva, tener una visión más amplia de lo que estás haciendo y poder disfrutar de la obra en todos sus detalles.

¿En qué especialidad te sientes más cómoda: Oratorio, Ópera, Zarzuela…?
La zarzuela es la especialidad que más he desarrollado en mi carrera artística, por tanto, es en la que más cómoda me siento. Además, como solista de la Compañía Lírica Extremeña, tengo la suerte de hacer representaciones en numerosas ocasiones. Aunque también me gustan y siempre me apetece interpretar los demás géneros del bel canto.

¿Mantener bien la voz requiere para ti de muchos cuidados?
No especialmente. Afortunadamente no tengo malos hábitos que puedan perjudicar mi voz: no fumo, no bebo… Solo pongo un mayor cuidado en no forzar la voz cuando se acerca la fecha de un concierto.

¿Te hubiera gustado dedicarte solo a la música?
No sé si viviría totalmente satisfecha dedicándome sólo a la música. Cuando estudiaba en el Conservatorio sentía la necesidad de estudiar otras cosas, como literatura, filosofía, arte, o idiomas. La música era un complemento más, un complemento importantísimo y del que no podía prescindir, pero la enseñanza era otra de mis pasiones. Actualmente ejerzo de maestra, y, además de enseñar a los niños, que es una labor muy gratificante, estoy metida en muchos proyectos dentro del centro: biblioteca, e inteligencia emocional. Me siento satisfecha realizando estas acciones. Todo esto, combinado con los conciertos, me permite vivir llevando a cabo todas las actividades que me gustan.

Alicia Paredes

cantante cacereñaAlicia Paredes, la mezzo-soprano que interviene en el concierto Cuatro Cantantes Cacereñas, también atiende el requerimiento para el Magazine.

¿Qué motivó el que te decidieses a hacer tu carrera en Italia?
Fue algo muy fortuito. Quería aprender bien el italiano y decidí pasar una temporada en Italia. Al poco tiempo de llegar empecé a tomar clases con dos maestras diferentes. Quería saber cómo era la famosa técnica italiana, no debemos de olvidar que el “belcanto” se originó en Italia. Poco a poco empecé a moverme en los círculos de ópera de la ciudad en la que vivo, y me di cuenta que tenía temporada de óperas durante todo el año (esto también pasa en otras ciudades del país), un teatro y un anfiteatro romano dedicados casi y exclusivamente para el género lírico, y entendí que podría ser mucho más fácil tener una oportunidad de trabajo.

¿Qué prefieres cantar: Oratorio, Opera, Zarzuela…?
Yo vengo de la interpretación, del escenario. He crecido con la danza y el teatro. Me gusta hacer música sacra pero disfruto mucho más teniendo un personaje al que interpretar. La Ópera y la Zarzuela me dan esa posibilidad.

¿Qué se aprende oyendo a los grandes intérpretes?
Ante todo, se aprende cuán importante es la técnica correcta, en todos los sentidos, vocal e interpretativamente hablando. Y esto sólo se consigue con esfuerzo, estudio, sacrificio y dedicación. Como decía mi profesora de piano, en la música no se puede mentir. Cuando te sientas delante del piano se nota cada minuto que le has dedicado. Con la voz pasa lo mismo. Puedes tener una buena voz, pero sólo con eso no se llega muy lejos. Aunque, por supuesto, no todo es técnica. Se tiene que tener formación musical, teatral, estilística…, entre otras cosas, conocimientos que nunca faltan en un gran intérprete.

¿De quién has aprendido más?
Escuchando siempre se aprende. Casi todos los cantantes tenemos a alguien al que escuchamos con más atención por diferentes razones: canta el mismo repertorio, una voz muy parecida, o simplemente te gusta cómo interpreta. En mi caso, no es fácil encontrar a una cantante que tenga mis características vocales, no hay muchas contraltos y no todas cantan mi repertorio. Por esta razón a veces me es difícil tener un referente.

Esto me ha llevado a escuchar a muchos y aprender de todos un poquito. También he aprendido de mí misma. La carrera de canto es dura y solitaria. Puedes tener algunos maestros como referentes, pero en el escenario, en las audiciones, en los ensayos, eres tú quien está “solo ante el peligro”. Los artistas somos los autocríticos por excelencia, y cada día debemos aprender de nuestros errores y cómo mejorarlos.

Elena Rey

cantante cacereñaEs Elena Rey, placentina, es otra de las participantes del Concierto Cuatro Cantantes Cacereñas. Es cantante de gran relieve, soprano lírica de dulzura y flexibilidad,  quien finalmente contesta:

Cumplido tu sueño de cantar en el Teatro de la zarzuela y otros importantes coliseos ¿Cuál es el siguiente reto?
El siguiente reto es seguir formándome para seguir cantando en estos teatros, y en todos los demás que aún no he tenido la oportunidad de pisar, seguir haciendo audiciones para poder entrar en una buena agencia artística y poder dar un pasito cada día hacia el infinito, ya que, a pesar de que pueda conseguir cantar en los teatros mejor considerados como pueden ser el Met o la Scala, nunca hay que dejar de avanzar y seguir subiendo.

¿Cuáles son tus papeles favoritos?
Bueno, por gusto personal tengo que decir que mis papeles favoritos son la mayoría para tenor (jajaja). De mi repertorio no tengo papeles favoritos, todos me gustan, cada uno tiene algo especial que cuando lo estudias crees que ese es el que más te gusta, pero al empezar a estudiar el siguiente te pasa lo mismo. Así que me he dado cuenta de que no tengo uno favorito, me gustan todos. Si tuviera que decir alguno… “Lucia di lammermoor”.

¿Cómo se puede atraer a los jóvenes a la Ópera?
En mi opinión creo que lo primero que habría que hacer es bajar el precio de las entradas a los teatros, si no, por mucho que llame la atención una producción, nunca conseguiremos que el público joven asista, la mayoría no pueden permitírselo.

Y después, que en los medios de comunicación se den más noticias de este género, que haya más programas como por ejemplo “This is Ópera” (La 2, España), que hace llegar muy bien a todo el mundo la ópera, algo que para muchos puede ser totalmente desconocido (pero como no interesa, se pone en horario en el que se ve menos la tv), y menos de otras “cosas” sin importancia, o que además de no aportar nada a la sociedad, molestan y hacen daño.

¿Cuál ha sido hasta ahora tu momento más feliz sobre un escenario?
Sinceramente, en mi carrera he tenido muchos momentos felices sobre el escenario, no podría escoger uno, pero siempre pienso que ojalá el momento MÁS feliz encima de un escenario todavía no haya llegado. Por muchos felices que tenga, siempre pensaré que el mejor está por llegar.

Os recordamos que el Concierto Cuatro Cantantes Cacereñas tendrá lugar el día 4 de Diciembre en el Gran Teatro de Cáceres. No te pierdas a estas cuatro cantantes cacereñas en un espectáculo único en la ciudad.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 1 =