Qué hacer para encontrar un músico sustituto

¿Baja de última hora? Encuentra un músico sustituto fácilmente

Sean cuales sean las circunstancias, si alguno de los miembros de tu grupo  no pueden tocar en el concierto, el espectáculo debe continuar. Aquí encontrarás  algunos consejos que pueden ayudarte a tomar las riendas de la  situación e incluso utilizarlo como una oportunidad de crecer como músico.

En la música (y en la vida), incluso los planes mejor trazados pueden deshacerse de pronto. ¿Qué pasaría si, horas antes de tocar ese concierto tan esperado, tu batería termina en el hospital con un virus estomacal, o tu bajista no se halla en la ciudad por una emergencia familiar? Bien por problemas relacionados con la salud o el clima, o por negocios o  bien por  causas familiares, siempre puede surgir algún imprevisto que impida tocar a uno de los miembros del grupo.

músico sustituto

Contar con otros músicos puede enriquecer no sólo las composiciones de tu música, sino que puede abrirte caminos hacia otras ideas para tu música. Puedes echarle un vistazo a estos artículos para descubrir lo que puedes conseguir contando con músicos o escritores que colaboren contigo:

Claves para contratar a músicos para tu actuación o disco

Cómo componer canciones si te quedas sin ideas

Estas situaciones se dan más de lo que parece y aunque siempre es mejor tener a los músicos que conoces y aprecias y se saben tu repertorio de arriba a abajo, la pérdida de un miembro clave de la banda a última hora no tiene por qué ser el beso de la muerte para tu presentación o la sesión de grabación. Aquí hay algunos consejos para ayudarte a hacer que tu evento musical sea un éxito, incluso con las complicaciones de última hora.

Busca ayuda y deja que te recomienden músicos

Si no encuentras al músico sustituto ideal para tu grupo y el tiempo se te acaba, no dudes en pedir ayuda. En cualquier momento te puedes encontrar que un miembro de tu grupo no puede actuar y por ello puedes pedir ayuda para buscar músicos a tus conocidos, a otras bandas y añadir sus recomendaciones a tu lista de sustitutos. Por eso, nunca tengas miedo de preguntar, nunca sabes cuándo vas a necesitar ayuda en la banda.

Si llamas a un músico sustituto para que realice una sustitución de última hora, asegúrate de que sea alguien que se encuentre cómodo en tu estilo musical y se amolde bien a tu trabajo. Y si cuentas con más tiempo, dedícalo a tratar con los posibles músicos, escúchalos y habla con ellos todos los detalles.

Crea tu red de contactos para suplir vacantes

músico sustitutoEncontrar un gran músico sustituto de última hora, alguien que pueda aprenderse tus canciones, entregar la energía y musicalidad que se necesita, y que esté disponible para tu presentación de mañana por la noche, puede ser un gran desafío. Es por eso que planificar el futuro para llenar una posible vacante de última hora es clave.

Pon el parche antes de la herida, no esperes a tener una baja para buscar a un músico sustituto, ten preparada una lista con los posibles candidatos para tus compañeros de banda. Si has ido a una sesión de improvisación y te gusta  el enfoque de un determinado trompetista, habla con él y obtén su información de contacto. Hazlo sucesivamente con los otros músicos que creas que mejor pueden encajar con tu grupo.

Puedes hacer lo mismo en los conciertos y en tus proyectos musicales, cuanto más te impliques con los grupos locales más posibilidades tendrás de encontrar a ese ansiado músico sustituto para tu grupo. Asegúrate de tener tu libreta de direcciones ordenada por instrumentos y tus impresiones hacia el músico. Así cuando necesites darle más intensidad a tu música, sabrás a quien recurrir cuando lo necesites. Se diligente en hacer esto cada vez que veas a un gran músico y tendrás una lista preparada para cualquier situación inesperada y poder sustituir rápidamente al miembro faltante. Por ejemplo, si te gustó como tocó la guitarra un músico que viste en un concierto y apuntas sus datos, fácilmente podrás recurrir a él si necesitas cubrir una baja

Proporciona material tuyo a los músicos que van a suplir las bajas

Debes proporcionar a los músicos sustitutos tu material grabado ya sea físicamente o porque se lo hayas proporcionado por correo electrónico  pues te será de gran ayuda, aunque algunas de las pistas sean  sólo demos grabadas, esto hará que el músico  se amolde más rápido a tu estilo.

Trata de tener toda tu música en páginas de descargas para que tu compañero de banda pueda acceder a las melodías cuando la necesite. Para ello puedes usar  las listas privadas  de Soundcloud y los enlaces de YouTube privados para compartir grabaciones, solamente con el interesado y no con el resto del público. Para las descargas, que tienen un formato Zip puedes subirlas a sitios como Dropbox o MediaFire pues es más fácil de enviar la música con un enlace o a través de sitios de transferencia como WeTransfer.

Independientemente de la forma de compartir el material, asegúrate de que está organizado y consolidado en una sola carpeta en tu ordenador. La última cosa que querrías hacer cuando el tiempo apremia es perder el tiempo buscando el material por la web o buscarlo por los correos que has enviado y todo por no tener tu material organizado en una sola carpeta.

Ten preparadas las tablaturas de tus canciones y la playlist de tus conciertos

músico sustitutoCuando cuentes con un músico sustituto para tu grupo, proporciónale una versión escrita de cada melodía que vaya a tocar, se lo puedes dar en  un simple documento de Word o con los acordes escrito a máquina o realizadas a mano, le será a tu sustituto de gran ayuda.

Algunos músicos prefieren usar sólo las grabaciones y prepararse ellos mismos la actuación. En cualquier caso, lo mejor es tener la mayor cantidad de recursos disponibles para el aprendizaje de la música como sea posible, listos para ser distribuidos.

Si no eres bueno leyendo la música o realizando las partituras, pide ayuda a un compañero o contrata a un profesor para preparar las partituras. Y al igual que con las grabaciones de audio antes mencionados, asegúrate de que las partituras tienen el nombre correcto y que se guardan en  tu ordenador en formato PDF para que sean fáciles de enviar y de  imprimir.

Paga al músico sustituto

Para muchos músicos, preparar  un concierto de última hora, aprender un montón de material nuevo, y llevarlo a cabo  en el escenario en tan sólo unas pocas horas puede ser mucho pedir. Esa es una razón por la cual, has de ofrecer el pago de la máxima cantidad que puedas al músico, teniendo en cuenta las realidades de negocio del espectáculo o reunión; ofrecer una compensación muestra respeto y un agradecimiento adecuado y también da profesionalidad al concierto, en lugar de un favor.

Incluso si sólo puedes permitirte 20 euros en compensación, puedes ofrecerle una cena o algún tipo de regalo a tu compañero temporal de banda para dar muestras de agradecimiento y profesionalidad sobre tu música y el respeto a su colaboración.

Practica con tu músico de sustitución el mayor tiempo posible

músico sustitutoIncluso si tienes sólo unas horas antes de un espectáculo para aclimatarte a tu nuevo miembro de la banda, toma cada minuto que razonablemente puedas para ejecutar las partes más difíciles de la actuación en persona. Asegúrate  de  ensayar los cambios de ritmos al menos un par de veces antes de hacerlo frente a una multitud. Del mismo modo, si hay momentos en que el guitarrista sustituto pasa a ser el centro de atención, haz lo posible  para que su ejecución sea perfecta  antes de subir al escenario.

En algunos conciertos tendrás una prueba de sonido generosa en la que podréis practicar todo el conjunto, en  otras no tendrás  más de cinco minutos antes de tocar. Incluso si sólo eres capaz de hablar  con el músico sobre una o dos melodías y cantar sus partes recuerda que cada momento que se trabaje de antemano podría ser un error menos que cometas en el concierto.

Usa la creatividad para resolver los problemas

Si tu bajista, por ejemplo, no puede tocar horas antes del concierto ¿qué haces si sólo encuentras como músico sustituto a un saxofonista o violonchelista? Tras hablar con ellos, realiza pruebas con esos músicos para sustituir el sonido del bajo por el del saxo o el violonchelo, puede ser que te guste el resultado y le de a tu actuación un enfoque diferente y sorprendente e incluso tu cantante pueda improvisar algunas líneas al son del saxofón, y tal vez el ambiente del cello añada la misma riqueza pero de una forma distinta que el bajo.

Cuanto menos tenso estés en estas situaciones, mejor podrás pensar para solventarlas y podrás pensar en el mejor músico sustituto para tu banda y la preparación del concierto. Mira la situación como una oportunidad. Aunque pasen toda clase de imprevistos, intenta mantener la calma, será un punto favorable para tu grupo.

Considera la situación como una oportunidad para crecer

Puede que tu músico sustituto haga un trabajo increíble e interprete tu material de una forma diferente, lo cual te puede hacer pensar que tu música puede mejorarse tomando un rumbo distinto al actual, o  puede que no  encuentres un sustituto y tengas que ser  tú  el que tome un rol al que no estás acostumbrado.

Independientemente de lo que te veas obligado a hacer, mira la situación como una oportunidad para el crecimiento y la experimentación musical que te ayudará a resolver lo inesperado y alcanzar un rendimiento del que estés orgulloso.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =