Enforcer sigue lejos de las grandes ligas

Como parte de la gira que promociona a Zenith (2019), su más reciente entrega discográfica, Enforcer tocó el 30 de agosto en el Circo Volador de Ciudad de México, siendo la segunda vez que se presenta en la capital de la República Mexicana.

Ya lo había hecho en 2016 como parte de la gira de From Beyond (2015), aquella vez en el Foro Indie Rocks!

enforcer

Un día antes tocó en Monterrey, con una mediana respuesta de ninguna manera comparable al caudal de gente que puede convocar una banda más consolidada.

En el Circo Volador no fue la excepción, el concierto se llevó a cabo en el escenario pequeño, superando la mitad de su capacidad con muchos esfuerzos.

Había expectativa entre el público capitalino ante la posibilidad de que Enforcer interpretara las canciones de Zenith en español, una posibilidad que no era del agrado del concurrido, al menos así lo hacían ver algunas charlas que se dejaban escuchar, tanto en la fila para entrar como ya dentro del recinto.

Y es que en Monterrey sí interpretaron tres canciones en español: Muere por el diablo, Voy a encontrarte y Zenith del sol negro.

Warbringer inició la velada ante un público que los recibió de una mucho mejor manera de la que pudo haber recibido a una banda local.

Transcurridas apenas algunas canciones, ya había un moshpit que dividía al público en dos. Hubo incluso algunas piezas que fueron coreadas por el respetable, demostrando que no fue tan mala idea juntar a ambas bandas en una misma fecha, pues comparten público.

Una hora duró su presentación, que seguramente se prolongó más de lo debido, pues Enforcer se vio a marchas forzadas conectándose para iniciar. Ni siquiera pusieron Diamonds and rust de Judas Priest a manera de prólogo, simplemente iniciaron con Die for the devil y Searching for you (en inglés, para fortuna de los presentes).

Enforcer grabaron el concierto para un video en vivo

Días antes corrió el anuncio de que el concierto sería grabado para un futuro video en vivo. Olof es gran fanático de que el público coree las piezas, e hizo colocar micrófonos especiales al borde del escenario, uno en cada lado, apuntando hacia el concurrido para apreciar con mayor claridad sus voces. El plan le funcionó muy bien.

enforcer

Sin embargo, el concierto fue grabado de manera intermitente, y solamente por una sola cámara, que a veces salía en una canción y se guardaba en otra. ¿Qué clase de video piensan lanzar con el material recopilado? El tiempo nos lo revelará.

Todavía con el público un poco frío, la agrupación decidió jugarse una de las cartas más importantes que tiene en vivo (por el nivel de unión que consigue con el respetable), e interpretó From beyond.

Afortunadamente la gente cumplió su papel coreando donde tenía que hacerlo, aunque la emotividad pudo ser mayor de haberla interpretado un poco más tarde.

La gente no escuchaba a la banda, sólo se destruía a sí misma

La banda se mostró muy bien cimentada, aunque el público estaba más enfocado en empujarse y destruirse mutuamente, por lo que para muy pocos fue perceptible la desproporción del audio.

A pesar de eso, las guitarras de Olof y Jonathan podían distinguirse con claridad, sobre todo cuando a una le correspondía interpretar una base y a la otra una melodía, mismas que casi siempre recayeron en el benjamín del grupo.

Matías simplemente fue invisible (o mejor dicho: inaudible). La banda habría sonado exactamente igual si él no hubiera estado en el escenario. Su participación prácticamente fue un acto de mímica con un bajo colgando de su cuello.

Hay canciones que pesan más que otras

A pesar de no ser un público tan concurrido, el ambiente que fomentó Enforcer con su lista de canciones permitió llevar las emociones al máximo, pues repartieron muy bien su tiempo interpretando piezas de todos sus discos, demostrando que los fanáticos que ahí estaban conocían a la banda desde sus inicios.

Sin embargo, vale la pena mencionar que hay canciones que gustan más que otras. Definitivamente el ambiente sufrió un súbito descenso cuando Enforcer tocó Sail on, canción de la que apenas unos días después publicarían un video.

El público no coreó ni se enganchó. Optó por quedarse completamente estático, a diferencia de los momentos previos donde se escucharon obras de alto calibre como: Mesmerized by Fire, Live for the Night y Death Rides This Night.

enforcer

Por más que Olof considera a Zenith como el mejor disco que ha conseguido su banda, el público de Ciudad de México dejó ver con claridad que sus canciones favoritas se encuentran en otros discos; pero más importante aún, evidenció que a estas alturas de la historia ya hay nuevos clásicos.

Así lo confirman dos canciones verdaderamente sustantivas en los conciertos de Enforcer: Take me out of this nightmare y Katana.

Los primeros compases armonizados de Take me out… hicieron explotar al respetable, y fue la canción que más fuerte cantó la mayoría del público, siendo el estribillo de la pieza el clímax de todo el concierto.

Enforcer buscará la consagración en otro lado

Con apenas unos breves lapsos de descanso, y solos, tanto de batería como de guitarra afortunadamente no prolongados, Enforcer interpretó Katana, que anuncia el último gran momento de sus conciertos.

Una vez más, la pieza fue ampliamente coreada por el público, pese a tener una de las letras más intrincadas en toda la obra de la agrupación. Aquí Matías volvió del audio, pues su lick de bajo pasó completamente desapercibido.

Midnight Vice es ya una pieza estandarte de la banda. Es por su calidad de fungir como broche de sus conciertos, que la gente sabe que es ahí cuando debe entregar lo último que le resta de energía, y así fue.

Enforcer no hizo encore, simplemente terminó la canciónm y en un breve acto, se despidió.

Probablemente Olof esperaba mucho más del público capitalino (a quien considera como uno de los cuatro mejores del mundo junto con Atenas, Tokio y Santiago de Chile).

Tal vez su expectativa era más alta, y por eso optó por una despedida súbita, que tomó a varios de los ahí presentes por sorpresa. A saber.

La presentación de Enforcer en Ciudad de México comprobó que todavía este tipo de agrupaciones son completamente subterráneas, a pesar de destilar enormes dosis de talento y energía.

Sin embargo, tal vez será en su gira norteamericana donde logren dar ese paso que los catapulte al siguiente nivel.

Más información sobre Enforcer en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver Twitter

Encontrarás más música y Reseñas de discos AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 9 =