Entrevistamos al grupo de folk Cerandeo

CerandeoQuiero verlo!

Trabajo realizado por: María Isabel Ramiro Rodríguez, Miguel Romano Hisado y Víctor Fresco Perales, alumnos de la asignatura optativa La Música en Extremadura, 3º de la ESO, IES El Brocense de Cáceres en su 175 aniversario (1839-2014).

Cerandeo es un grupo extremeño de música folk que tiene como fines la investigación, el rescate y la difusión de la música tradicional extremeña y de la Península Ibérica.
En 2010 grabó su trabajo discográfico Número 9, y en 2013 Cerandeando, con los que se pretende llevar el folklore musical a las nuevas generaciones, con una música fresca, asentada en un formato compatible con la nueva sociedad, a través de ritmos, estructuras y cadencias musicales adaptadas a la exigencia de la música actual, con instrumentaciones en las que tienen cabida la gaita extremeña y el tamboril, los teclados, el laúd, las guitarra española y acústica, las percusiones, el acordeón, la flauta travesera, el clarinete, el violonchelo y el violín.
Cerandeo ha realizado actuaciones en diferentes localidades extremeñas, además de en Cáceres, Badajoz, Madrid, Zamora, Granada, Cádiz, Lisboa, etc., siendo finalista en la edición de 2011 del Festival Internacional de Ortigueira, en la edición de 2011 de los Premios de la Música Extremeña y en el III Certamen “Folk en la Sierra–FIS 2012” de Fregenal de la Sierra.

¿Cómo empezasteis dentro de  la música folk?
La mayoría de componentes de Cerandeo comenzamos en el mundo del folklore tradicional de la región en grupos como la Asociación Cacereña de Folklore “El Redoble”, algunos desde muy pequeños, tocando, cantando y bailando.

«En la música tradicional extremeña encontraréis un ingrediente de extraordinaria calidad que os servirá de medio de comunicación de todos vuestros estados de ánimo»

¿Esta música os gustaba desde pequeños o el gusto por ella fue algo que surgió más tarde?
El folklore musical es algo que llevamos dentro desde siempre. Todos hemos escuchado cantos y tonadas tradicionales desde que nacimos, a nuestros padres, a nuestros abuelos. Ellos nos han inculcado el amor por esta música.

¿Los miembros de Cerandeo tenéis estudios de conservatorio?
Varios componentes de Cerandeo tienen algunos estudios de conservatorio. Tres de ellos han concluido los estudios profesionales en sus respectivos instrumentos. Sin ser una condición indispensable en un grupo folk, la formación musical académica nunca está de más.

¿Cuánto tiempo soléis dedicar a trabajar en el grupo cada semana?
Normalmente hay ensayos semanales, que se duplican en fechas próximas a las actuaciones. Al margen de los ensayos propiamente dichos, siempre hay momentos para escuchar nuevos temas, buscar en los cancioneros, repensar los temas y crear versiones, ir a los pueblos a grabar…

¿Cuál ha sido el concierto más importante para vosotros?
Todos han sido muy importantes. Tal vez el último, en el Baluarte de los Pozos de Cáceres. Hasta a nosotros nos impresionó el efecto sonoro de cuatro gaitas extremeñas, o flautas de tres agujeros, y cuatro tamboriles tocando a la vez, a veces a varias voces. Siempre nos hace ilusión actuar en nuestra ciudad y conseguir esas sonoridades tan ancestrales como las que nos proporcionan estos instrumentos.

¿Cómo soléis hacer publicidad del grupo? ¿Recurrís mucho a las redes sociales?
Redes sociales, fundamentalmente. Y pósters, flyers y tripticos en las actuaciones. Esta oportunidad que nos brindáis de salir en LaCarne Magazine también es publicidad para Cerandeo.

¿Os ha gustado la evolución de vuestro grupo desde que lo creasteis o hubierais preferido otra dirección para Cerandeo?
Lo que Cerandeo se propuso era cribar la música tradicional extremeña para obtener las esecias y devolverlas a la sociedad en un formato que resultase más compatible con los ritmos, estructuras y cadencias de la música actual. Creo que estamos en el bueno camino y prueba de ello son nuestros dos trabajos discográficos. Sí, din duda, estamos satisfechos con nuestro trabajo en Cerandeo. No lo estamos tanto con los palos que se le están dando a la cultura en general y a la música en particular en nuestro país, lo que no nos permite desarrollar como nos gustaría todos los proyectos que tenemos in mente.

¿De qué trabajo discográfico y de qué tema os sentís más orgullosos?
En nuestros dos trabajos discográficos publicados, Número 9 (2010) y Cerandeando (2013) se pone de manifiesto nuestro compromiso con la música de raíz y la renovación de la música tradicional y nuestra apuesta por la recuperación y puesta en valor de la gaita extremeña y el tamboril. Estamos muy orgullosos de ellos y consideramos que representan un soplo de aire fresco en el panorama musical de la región. Si hay que elegir un tema, probablemente serían “SINDO” de Número 9 y “VENIMOS DE LA DEHESILLA” de Cerandeando.

¿Tenéis proyectos pensados para el futuro?
Muchos proyectos y mucha ilusión. Por eso que no quede.

¿Qué nos diríais a chavales como nosotros para que nos interesáramos por la música que hacéis?
La música es un medio perfecto para expresar sentimientos, emociones, deseos…. En la música tradicional extremeña encontraréis un ingrediente de extraordinaria calidad que os servirá de medio de comunicación de todos vuestros estados de ánimo. El folklore musical os ayudará a entender más y mejor vuestro pasado y así dar más sentido a vuestro presente y a vuestro futuro. Es una música que si tenéis que iros fuera siempre os mantendrá ligados a vuestra tierra y siempre os ofrecerá un gran apoyo para que no perdáis vuestros puntos de referencia.

Muchas gracias y nuestros mejores deseos para Cerandeo.

VER FACEBOOK

VER TWITTER

ESCUCHAR EN SPOTIFY

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + uno =