Feminismo en Extremadura – 3 mujeres de bandera

Tres mujeres con tres perspectivas referente al feminismo nos hablan de cultura, política, sexualidad, y de sus inquietudes.

Llevamos varios artículos donde hablamos de la paridad en nuestros festivales, así que con motivo del 8M hemos decidido hacer un especial sobre tres mujeres extremeñas relacionadas con la cultura de la región y con el activismo feminista. ¿Vamos a descubrirlas?

¡Adelante!

Quizás te interese leer también:
El papel de la mujer en la música
Feminismo en la música: arrasando el planeta
Festivales Extremeños 2019, análisis y reflexiones

LU PEVI

feminismo

La piornalega es una de las principales responsables de la difusión de la lengua, cultura, y tradición extremeña. Tanto con su formación musical, Chulumi, como en solitario, es la encargada de recorrerse las casas de Extremadura de España impartiendo cursos, talleres, y conciertos de la cultura extremeña. Es una de las referentes extremeñas en este aspecto, y una gurú de nuestro folclore. Domina sobre las fiestas populares, las danzas, las rondas, los trajes, el vocabulario, la música, los instrumentos, y todos aquellos elementos tradicionales tan importantes para nuestra tierra.

LAURA MARTÍNEZ

feminismo

La valenciana adoptada extremeña es una de las cabezas visibles del rock extremeño. Al frente, junto a compañeras de la banda La Mendinga, es una de las activistas más implicadas en el movimiento feminista extremeño. Una de las responsables del himno feminista cacereño de los pasados 8M (2018-2019). Sweet Mama dj es su modo pinchadiscos, con sets de rock que se extienden a lo largo de la geografía extremeña y valenciana. También tiene su grupo de rock folk con aires americanos, pero de esencia y letras extremeñas, llamado Milana.

AIDA DONOSO

feminismo

La De Santa Coloma de Gramenet, hija de extremeños, y afincada en Cáceres, no es artista, pero sí que está entre bambalinas en algunos de los festivales de prestigio de la región. Forma parte del equipo responsable de Horteralia, y organizadora del festival enteramente femenino Grito Festival, realizándose ambos en Cáceres. Su terreno no son los escenarios, pero sí que los artistas que se suben a ellos lo disfruten. Su ambiente es la producción, no solo musical, sino también audiovisual, ya que está detrás de casi todo lo relacionado con el cine que se hace en la región a través de la empresa Extremadura Audiovisual.

Feminismo en Extremadura – 3 mujeres de bandera

¿Qué es para ti el Feminismo?

LU PEVI: Para mí el feminismo es luchar por nuestros derechos, no ser menos que nadie, y tener las mismas posibilidades que un hombre.

LAURA MARTÍNEZ: Ni más ni menos que el movimiento que busca la igualdad plena entre hombres y mujeres.

A nivel personal, es una manera de ver el mundo, y sobre todo una motivación para aprender, deconstruirme, y crecer como persona. Una vez abres los ojos y lo ves todo con filtro feminista, no puedes parar de trabajar para que el entorno que te rodea sea más justo, más igualitario. En mi caso supone un aprendizaje constante, un cuestionamiento diario de la educación y las influencias recibidas. Personalmente, el feminismo es una herramienta y una motivación que me ayuda a entender mejor el mundo en el que vivo, que me espolea a trabajar para ser mejor persona y para hacer mi pequeña revolución.

AIDA DONOSO: Para mí es una forma de vivir, y la lucha que me ha hecho más libre a nivel personal y, por tanto, que me ha quitado más “pesos” sociales de encima. Cuando te pones las gafas moradas, la mochila de piedras que cada una cargábamos a la espalda comienza a ser más ligera, hasta el punto de desaparecer, y eso hace que tu vida mejore por mil. El feminismo para mí es una forma de evolucionar hacía una vida más justa, más igualitaria, e identitaria. Es de construirse cada día para construirse en la justicia personal, individual, y colectiva-social. Para mí es un orgullo inmenso considerarme y ser feminista.

¿Se está avanzando actualmente?

LU PEVI: Sí, se está avanzando sin duda alguna. Echando la vista atrás, y viendo lo que han sufrido las mujeres a lo largo de la historia, se está avanzando, pero sin duda queda “muuuuuucho” por hacer.

LAURA MARTÍNEZ: Lo cierto es que desde que empecé a plantearme estas cosas, hace ya unos cuantos años, he notado un avance. Poco para lo que debería ser, pero lo cierto es que sí noto que hay actitudes que van cambiando. Otras, sin embargo, están tan enraizadas que creo que moriré sin ver ni un milímetro de avance. Somos la mitad de la sociedad, y tenemos derecho a la mitad de todo, no a unas pocas migajas. Cuando miras alrededor y ves la cantidad de injusticias machistas que sólo por el hecho de ser mujer sufrimos cada día, es para echarse a llorar.

Pero no quiero ser catastrofista, y quiero pensar que poco a poco el feminismo va calando en las generaciones más jóvenes, que el goteo incesante de mensajes feministas va haciendo su trabajo, lento pero constante. Me da un subidón increíble ver chicas y chicos jóvenes con actitudes y mensajes abiertamente feministas, verles en las manifestaciones, verles unidas y unidos en concienciar a las personas de su alrededor, denunciando actitudes y comportamientos.

AIDA DONOSO: Rotundamente sí, llevamos años avanzando, aunque todavía quedan infinitas cosas por hacer. De momento, el nuevo gobierno nos ha dado un Ministerio de Igualdad que ha impulsado una Ley de Libertades Sexuales que, aunque esté siendo muy criticada, es una ley completamente avanzada y revolucionaria, y evidentemente muy necesaria, le pese a quién le pese, simplemente porque intenta traducir por primera vez las reivindicaciones que el movimiento ha gritado en las calles a medidas políticas reales para mejorar las vidas de las personas, y esto es importantísimo.

Laura martinez
Laura Martínez

Evidentemente, si esta pregunta se refiere a los diferentes feminismos que surgen y que actualmente están levantando la voz dentro del propio movimiento, e impulsando debates entre feministas, pues yo vuelvo a reiterarte que claro que se está avanzando. Para mí, el avance justamente es éste, caminar hacía un movimiento justo para todas las mujeres: racializadas, blancas, lesbianas, trans, obreras…, y sin debate, no hay avance.

Al final estas voces diversas y todas feministas nacen de la necesidad de poner encima de la mesa las distintas preocupaciones, opresiones, y discriminaciones que sufren las mujeres. Tenemos que ser capaces de darnos cuenta de esto, y construir un feminismo para todas, ya que esto no va de querer igualar a la mujer blanca cis – hetero burguesa con el hombre blanco cis-hetero rico, o sustituirlo, y no va tampoco de unos por ciento.

Esto va de que todas las mujeres luchemos unidas en nuestra diversidad, sabiendo ver y dar nuestro apoyo a los colectivos más oprimidos en la sociedad patriarcal en la que vivimos. El feminismo será interseccional o no será. No se me pasa por la cabeza, por ejemplo, que una mujer trans no forme parte de la lucha y del movimiento. Todas tenemos cabida en el feminismo, al menos en el que yo defiendo y en el de la gran mayoría.

¿Es la música un medio para reivindicarlo?

LU PEVI: Sí, sin duda. La música es el lenguaje universal, y qué mejor forma para gritarlo cantando.

LAURA MARTÍNEZ: Clarísimamente sí. La música debe continuar siendo una herramienta para lanzar mensajes, para concienciar, para remover conciencias. Y no sólo en las letras, sino también en el hecho de que una mujer coja un bajo, un micro, una guitarra, una batería, cualquier instrumento, y HAGA RUIDO. Que lo pase bien, que se suba a un escenario. Me da igual que lo hagan con letras profundas, combativas o reivindicativas, o simplemente lo hagan para pasarlo bien. Pero que se suban. Que las próximas generaciones tengan referentes, y vean que hacer rock es algo para ellas también, que pueden hacerlo.

En el ámbito en el que más me he movido, en el rock y el metal, hace unos años era mucho más complicado ver a mujeres tocando, grabando o dando conciertos. Éramos unas rara avis. Los grandes referentes eran hombres!!! Cuando le preguntabas a alguien aficionado al rock por sus bandas favoritas, era rarísimo que nombrara a alguna con una mujer en sus filas. O rebuscabas y mirabas más allá, o a nosotras se nos guardaba casi en exclusiva el papel de cantantes o de groupies. Afortunadamente en pocos años ha cambiado mucho la historia, y hay cantidad de mujeres haciendo música en nuestro país.

Aprovecho para nombrar varias iniciativas que me flipan, y que sirven como muestra del trabajo que se está haciendo para poner en valor y visibilizar a las mujeres en el rock:

Uno es el proyecto Rockin’Ladies, un proyecto fotográfico puesto en marcha por Rakel García, una increíble fotógrafa catalana que se ha pateado la península entera para poner delante de su cámara a un montón de mujeres del ámbito del rock y del metal. Podéis conocer más de este impresionante proyecto y del equipo que hay detrás (no solo Rakel, sino María, Paris y Steffi) en https://rockinladies.es/

Y otro es el censo que ha ido elaborando Vane Balón, del blog Distrito Uve, una periodista y activista a la que admiro y sigo desde hace tiempo, que en su afán por visibilizar a las mujeres que forman parte de bandas, y, harta de las excusas que estamos hartas de escuchar de “es que no hay bandas con mujeres”, se ha ido currando un censo (que, por cierto, es colaborativo. Invito a la comunidad lectora de LaCarne Magazine a que participe aportando nombres) de bandas con mujeres en sus filas que ¡ya va por más de 1000! https://www.distritouve.com/riotgirl

aida donoso
Aida Donoso

Otra mención para Pepa Ferreiro, periodista extremeña que nos regala los oídos desde Radio3 con su sección NoRules en el programa Bandera Negra. Una activista rebelde, feminista, una de esas voces necesarias, y que estoy segura de que va a dar mucho que hablar. www.pepaferreiro.com

AIDA DONOSO: La música siempre ha sido un medio para reivindicarlo todo, y por lo tanto esto también. A mí me hace gracia todo lo relacionado con la polémica de las cuotas en la música, y en la cultura en general. Creo que a ninguna mujer le gustaría tener que entrar en festivales o giras por salas a través de una cuota. Nos gustaría que se nos valorara igual que a los grupos o solistas hombres, pero como esto no pasa (ya os lo digo yo que no pasa), pues mira, las cuotas no están ni tan mal, y son necesarias, porque si no seríamos un ínfimo porcentaje en los festivales de nuestro país (como hemos sido y seguimos siendo).

Nosotras hemos capitaneado en 2017 un festival en Extremadura que reivindicaba que, en nuestro club, donde traíamos a grupos a tocar a Cáceres autogestionándonos, y mediante votaciones democráticas, no se propusieran grupos de chicas para venir a tocar. Por esto nació Grito, para reivindicar y denunciar esto. Y tuvimos que escuchar a amigos diciendo que qué mal tocaba tal o cual grupo en directo, y que eso con un grupo de hombres no pasaba. También llegó a mis oídos que a ciertos gurús extremeños de la música que se programa en la región les parecía una tontería nuestro festival, esos mismos que algo menos de un año después se pusieron la falsa careta morada para comenzar a llevar a sus salas y festivales a grupos de chicas simplemente para no quedarse atrás, o pasados de moda.

El desconocimiento, el aprendizaje, el curtirse en un escenario, o en la profesión, sea como músico o como profesional debajo de las tablas, es para todos el mismo. Da igual que seas hombre o mujer, ya que nadie nace aprendido. Hay infinidad de grupos de hombres que suenan como el culo, pero que nadie cuestiona. Desde aquí, reivindico el que las mujeres puedan tocar como el culo o hacer cine como el culo, no queremos ser perfectas, ¡cuánta presión!

En fin, chascarrillos a parte, sí, es más que necesario seguir reivindicando, y la música siempre ha sido una gran aliada para esto.

¿Hay trabajo por hacer en Extremadura?                  

LU PEVI: Como decía antes, queda tanto por hacer… Es difícil cambiar las ideas de nuestras abuelas, que las pobres vivieron en otra generación en la que les tocó sufrir muchísimo en todos los aspectos, trabajos, hijos, maridos, etc.

Pero en la actualidad, y a pesar de toda la información que tenemos, todos los avances y todos los medios que día a día nos recuerdan que no somos menos que nadie, especialmente con los/las adolescentes, que parece que han retrocedido en todo.

LAURA MARTÍNEZ: Buf…, muchísimo. Como muestra, un botón: hace un par de años señalamos por redes a una institución pública, no daré nombres, que además trabaja por y para la igualdad. Pues bien, organizaron un concierto con motivo del día internacional contra la violencia de género, con el objetivo, según decían, de dar voz a las mujeres, sin una sola mujer en el cartel. NI UNA. Casos como este, a mogollón. O que sólo se acuerden de las bandas o solistas mujeres el mes de marzo. Se acerca el día 8, y de repente se les enciende la bombilla. Ok, ¿y el resto del año?

Pero esto no solo va para las instituciones, sino para los promotores del ámbito privado, que estamos de acuerdo que es escaso en nuestra región, pero hay salas y festivales que son un “campo de nabos”. No me vale lo de “es que no hay grupos con mujeres”. Los hay, a mogollón, pero no te preocupas en buscarlos. Y sí, hay que hacer un esfuerzo para cumplir con la paridad. Las cuotas, actualmente, y hasta que se iguale de forma natural, hay que buscarlas. Sin colgarse medallas, sin poner el cartelito, solamente hay que hacerlo, y que se vaya normalizando. Afortunadamente hay asociaciones e iniciativas (Bellota Rock, Club de conciertos Badajoz…) que me consta que sí están haciendo ese esfuerzo, pero falta mucho camino por recorrer todavía.

chulumi
Lu Pevi con Chulumi

AIDA DONOSO: En Extremadura siempre hay trabajo, y muchísimo. Por desgracia, estamos a la cola de prácticamente todo, y nos suele costar un poco más que al resto despertar y hacer autocrítica, pero estoy contenta y soy optimista porque las generaciones que están comenzando a dar relevo, tanto política como culturalmente hablando, vienen con todas estas convicciones casi intrínsecas, y esto lo ha conseguido el movimiento feminista y algunos movimientos políticos que en los jóvenes siguen intactos, ya sea por idealismo o por puro romanticismo.

Por ejemplo, están llegando mujeres jóvenes a puestos culturales de suma importancia que de verdad están intentando hacer cosas, cambiar cosas, revertir el inmovilismo en nuevas iniciativas, agitar el comodísmo y arrancar los motores por mucho polvo que esto pueda levantar. Lo que está claro es que para revertir y crecer hay que quedarse y luchar porque Extremadura comience a tener su lugar en este país, y hay que quitarse las telarañas, salir de la cueva y valorarse más. Somos tan válidas como cualquiera, que se nos meta en la cabeza de una vez.

¿Festivales, salas, pubs…, cumplen con la paridad?

LU PEVI: No siempre. En las salas y pubs aún se sigue utilizando a la mujer como objeto sexual, y eso no es avanzar, sino todo lo contrario.

LAURA MARTÍNEZ: No, rotundamente no. Me estoy acordando del artículo que escribisteis hace unos meses a este respecto. (Ver Festivales Extremeños 2019, análisis y reflexiones)

AIDA DONOSO: No, casi ninguno, y si hablamos en la región, definitivamente no. Ahora con las cuotas parece que la presencia de las mujeres en los escenarios, si hablamos a nivel de las ciudades más avanzadas es algo superior, pero es todavía demasiado irrelevante, sobre todo si lo sacamos de cosas hechas por y para mujeres. Hay estudios que lo corroboran, y nos sonrojan bastante como profesionales que somos, de los que evidentemente no me sé los datos de memoria, pero que son de risa. De todas formas, por experiencia te digo que solo he acudido a uno o dos festivales en mi vida donde haya habido absoluta paridad en el cartel. Estoy hablando del Primavera Sound, que este año pasado (2019) contaba con un cartel totalmente paritario, si no me fallan los cálculos.

¿Qué le diríais a las mujeres/hombres que no se han sumado todavía al movimiento?

LU PEVI: Que se miren dentro, que abran los ojos y se valoren, pues el mundo debería ser igual para todos/as, independientemente del sexo, religión, identidad sexual, o ideología política.

«Y que sin alas no se puede volar, y aunque no quieran volar tendrán que caminar, y llegará un momento que no puedan porque se habrán caído al vacío».

LAURA MARTÍNEZ: Que, aunque ahora no lo vean, cuando abran los ojos, serán bienvenidos y bienvenidas. Que las personas que estamos concienciadas y movilizadas no sólo luchamos por nosotras, sino por todas las que vendrán después.

Gracias por poner vuestro granito de arena, LaCarne Magazine. ¡Un placer!

AIDA DONOSO: Pues les diría que vivir feminista es vivir mucho más ligera, que las necesitamos para construir una sociedad más justa, que estamos luchando por nosotras y por ellas, por elles, y por ellos. Por todas.

Y a los hombres, que entiendo que esta pregunta va más por ahí, pues les ánimo a ser valientes y aliados, y no protagonistas. Sé que es complicado, y más si los privilegios los ostentas en tu persona por pertenecer simplemente al sexo masculino. Pero igual que nosotras hemos crecido y sido machistas desde que éramos pequeñas, y hemos hecho y hacemos el esfuerzo por reeducarnos cada día para ser mejores personas, ellos también pueden hacerlo, ya que a pesar de lo que os podáis pensar os queremos a nuestro lado, pero no como el mentor, el salvador, o el protector de nada ni de nadie, sino que os queremos como personas y como iguales. Os queremos libres de un patriarcado que, aunque no os lo creáis, también os oprime a vosotros.

Deja tu opinión!

uno × 1 =