Five Finger Death Punch y “And Justice For None”

En los últimos años la escena del rock norteamericana, y sobre todo el Metal, se han visto rejuvenecidos con la formación de nuevos grupos que han sabido poner bien el alto el nombre de dicho género.

Uno de estos grupos bebe directamente de las influencias de los icónicos Pantera, y a su vez encabezan la lista de la NWOAHM (Nueva Ola del Heavy Metal Americano).

Este grupo originario de Nevada, al sur de los Estados Unidos, son en estos momentos uno de los más renombrados en todo el país, pues aparte de encabezar los más importantes festivales de Heavy Metal en los Estados Unidos, también están atrayendo la atención de los medios de un tiempo para acá (debido en gran parte a los cambios de tonos de su vocalista Ivan Moody y sus problemas con las drogas), y además que estos cinco músicos son vistos como unos auténticos héroes por la gran mayoría de fans jóvenes que siguen a la banda.

Si con esto aún no has logrado adivinar de quiénes estoy hablando, pues te digo que me refiero a Five Finger Death Punch, quiénes llevan ya más de una década, y hasta este momento han lanzado 7 discos.

Five Finger Death Punch y su reciente disco “And Justice For None”

five finger death punchEl más reciente de ellos se titula “And Justice For None” del 2018. El nombre de este disco hace clara alusión al clásico “And justice for all (1989)” de Metallica.

A pesar del fenomenal trabajo a la hora de crear el artwork del disco, muchos esperaban que este trabajo superara con creces a otros anteriores.

Después del elevado mainstream y el éxito que obtuvieron con “Got Your Six” (2015) (aunque muchos plantean que este trabajo estuvo bastante pobre, pero es cuestión de gustos, al menos en Cuba ha sido uno de los álbumes más escuchados de la banda), muchos esperaban que el sonido de este nuevo trabajo se acercara a los dos primeros trabajos “The Way Of The Fist” (2007) y “War Is The Answer” (2007).

Otros pensaron encontrarse un sonido como en “American Capitalist” (2011), con el cual el grupo le dio la bienvenida a su lado más melódico, y con el cual, se diría, alcanzaron la cima.

Pero para serles sincero, cuando pensé por algún momento que con este nuevo trabajo los de Nevada fueran a sorprenderme, este nuevo trabajo dista mucho del sonido heavy metalero de la banda.

A pesar de esto, la banda continúa llenando y reventando escenarios en su país natal.

Si eres de los que como yo has escuchado el disco completo, habrás notado un trabajo sin ningún condimento fuerte, llegando a ser insignificante, repetitivo y por momentos letárgico.

Este nuevo redondo no pasa de ser definitivamente ligero, y en vez de sumar nuevos tonos o influencias, le resta total credibilidad a la banda al traernos el peor trabajo de toda su carrera.

Desde el primer tema “Fake”, ya se notaba la poca frescura del mismo, y que a veces tratan de resaltar con el empleo repetitivamente de la palabra “motherfucker”.

En “Top Of The World” consiguen regalarnos un estribillo cual hit de verano en el top, pero a medida que avanza el tema nos damos cuenta de que es una melodía dentro de un ya prefabricado tema, el cual minimiza la fórmula del éxito de la banda a lo más simple.

Como en todo disco, es habitual ya la presencia de alguna balada o semi balada, y aquí la misma es “Sham-Pain”, asemejándose al estilo de “The Bleeding” o “Coming Down”, y hay que reconocer que no está del todo mal. Pero al escuchar el mismo notamos que este tema no le llega ni al empezar de los mencionados después.

El resultado final es un auto plagio, y, aunque uno no quiera, no puede evitar comparar con el original. Tal parece que este disco es nada más de versiones, pues en “Blue Or Black” la banda copia otra vez el estilo de Kenny Wayne Shepherd en su temazo “Bad Company”. Nada más que decir.

Se podría decir que el quinto corte de este disco se podría considerar el alma del mismo, pero al final estamos escuchando lo mismo con lo mismo, me refiero a “Fire In The Hole”.

Otra vez las baladas. Llega ahora “I Refuse”, y aquí se podría destacar que es uno de los temas con los cuales la banda logra transmitir algo al oyente. “It Doesn´t Matter” finaliza con un estridente Metal en donde los Five Finger Death Punch hacen de todo para recuperar aquella sonoridad que los hizo elevarse años atrás.

Después de este tema, “And Justice For None” se vuelve tan, pero tan aburrido que no vale la pena que siga hablando de los temas restantes.

Resumiendo, en este nuevo trabajo el grupo creo que arrojó la inspiración por el caño, y que solamente han realizado este disco por presión de algún contrato con su discográfica.

No digo más, solamente que escuchen el disco y que al final (como dicen en un programa de televisión de Cuba), saque usted sus propias conclusiones.

Formación Five Finger Death Punch: Ivan Moody (voz),  Zoltan Bathory (guitarra), Jeremy Spencer (batería), Jason Hook (guitarra, coros),  Chris Kael (bajo, coros).

five finger death punchTracklist

  1. Fake
  2. Top Of The World
  3. Sham Pain
  4. Blue On Black
  5. Fire In The Hole
  6. I Refuse
  7. It Doesn’t Matter
  8. When The Seasons Change
  9. Stuck In My Ways
  10. Rock Bottom
  11. Gone Away
  12. Bloody
  13. Will The Sun Ever Rise

Más información sobre Five Finger Death Punch en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver Twitter

Encontrarás más reseñas de discos AQUÍ.

facultad de música

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =