Irma Thomas, la Reina del Soul de Nueva Orleans

La historia de la música está repleta de genios que nunca alcanzaron la fama que merecían, llevándose otros sus méritos. Es una pena, pero esto es más común de lo que parece, y si encima el artista en cuestión era negro…, pues ya sabéis… Pero tranquilos y tranquilas, ya está aquí mamá boomboom para que no se nos quede nadie en el tintero.

Una entrega más, viajamos a la ciudad de la música, que no es otra que Nueva Orleans, para conocer a una auténtica diva del Soul gracias a su voz, y a un estilo peculiar que bebe directamente del mítico R&B de Nueva Orleans, además de recoger parte de la tradición musical de la ciudad. Vamos allá con la Reina del Soul de Nueva Orleans: Irma Thomas.

Quizás también te interese leer:
Fats Domino, pionero del Rock and Roll
Lee Scratch Perry, el padre del Dub
Sharon Jones, la nueva reina del Soul

Irma Thomas, la Reina del Soul de Nueva Orleans

irma thomas

Irma Lee nace en la ciudad de Ponohatoula, Luisiana, el 18 de febrero de 1941. Siendo aún una cría, comenzó a cantar en el coro de la Iglesia bautista, y con sólo 13 años audiciona por primera vez para la compañía local Speciality Records. Pero la vida de Irma no fue fácil. Con 19 años se había casado dos veces y cargaba con una familia con 4 hijos. Su vida era trabajar, trabajar y trabajar…

Estuvo muchos años como camarera en la ciudad, mientras ocasionalmente hacía de solista en la banda de Tommy Ridgley. Este músico conseguiría años más tarde el primer contrato serio para Irma con el sello musical local Ron, con quien sacó su primer sencillo, Don’t Mess With My Man, el cual fue lanzado en 1959, consiguiendo alcanzar el número 22 en la lista R&B de Billboard.


IRMA THOMAS - DON'T MESS WITH MY MAN

Después de trabajar en Ron, pasó al sello Minit, donde comenzó a trabajar con el compositor, productor y súper pianista Allen Toussaint. Juntos sacaron temazos como It’s Rainig o Ruler Of My Heart.

Esta canción tenía todas las claves para ser un éxito, y lo fue, pero de la mano del famoso Otis Redding, quien la reinterpretó unos años después como Pain In My Heart, llevándose toda la fama. Y no será la única vez que le pase esto a Irma.


Irma Thomas "Ruler of my heart", 1963

En 1963, Imperial Records adquirió Minit, y con ella a todos sus artistas. Irma Thomas siguió sacando singles con más o menos éxito, como Wish Someone Would Care, su mayor éxito nacional. La cara B del disco contaba con cancionacas como Breakaway y Time Is On My Mind, canción con la que le pasó lo mismo que Ruler Of My Heart.

Irma Thomas - Breakaway (1964)

Llegaron los Rollin un año después, se hicieron una versión, y hala, el mundo entero conocía la canción, pero no a su intérprete original… Yo tuve la suerte ver a Irma Thomas hace unos años, y cuando empezaba esta canción nos retó “a ver qué versión es mejor, si la de esos blanquitos ingleses o la mía”, con una amplia sonrisa en la boca.

Treme Music Video Time Is On My Side

También trabajó para Chess Records entre 1967 y 1968 con algún éxito, y esta vez fue ella quien versionó a Otis Redding con el tema Good To Me, que incluso se posicionó en las listas de R&B. Tras esto, Irma Thomas se marchó una época a California, donde publicó varios discos en sellos pequeños, pero pronto se volvió a Luisiana. A principios de los 80 abriría un pub en la ciudad que se convertiría en mítico, el Lion’s Den Club.

Después de una década de descanso, en los 90 fue contratada por Rounder Records. Los singles con esta compañía le pondrían en el ojo del huracán de la escena musical de R&B, y con 50 años empieza a cosechar los éxitos comerciales de toda una vida dedicada a la música, incluso consigue su primera nominación a un Grammy por el tema Live! Simply The Best.

Además, Irma Thomas grabó varios discos de Góspel tradicional (de Nueva Orleans, que siempre tiene una vueltita de tuerca en todo lo que se refiere a la música, pues para eso es la cuna del Jazz). En 1998 publicó Sing It, uno de sus discos más famosos, y ese mismo año fue la Reina de Krewe du Vieux en el Mardi Grass.

A partir de aquí la carrera de Irma Thomas se volvió muy fructífera, tanto por el reconocimiento público (que por fin llegaba, porque esta mujer es una auténtica bestia musical) como por la cantidad de conciertos nacionales e internacionales que empezaba a dar. Premios, homenajes, reconocimientos honoríficos, y varios discos son prueba de cómo el mundo se dio cuenta que tenían mirando contra la pared a toda una reina del Soul (y no de cualquier Soul, sino del de Nueva Orleans, ahí es nada).

irma thomas

Sus actuaciones en esta década tienen un carácter internacional de calidad. Se ha convertido en representante principal del Soul y el R&B de Nueva Orleans, junto a los ya fallecidos Dr John y Allen Toussaint. Por supuesto, también salió en Tremé “la serie”.

Para la desgracia de todos, la mayor parte del material musical de Irma Thomas se perdió, junto al de muchos otros, en el incendio de 2008.

Con la desgracia del Katrina, a toda la gente de Luisiana le cambió inmediatamente la vida, ya hemos contado alguna historia sobre esto…. Irma Thomas cerró su mítico local y se mudó a Gonzales, una ciudad a unos 100 km de Nueva Orleans. Parece ser que ha vuelto a vivir en la ciudad hace poco.

A diferencia de sus coetáneas Aretha Franklin o Dione Warwick, nunca consiguió el éxito comercial de ellas, y no por falta de calidad, ojo. Irma decidió quedarse en su ciudad y siempre cerca de su familia. Pero el reconocimiento llegó, y era de esperar, porque Irma Thomas es poderío: ritmos que se mueven entre el Soul (de Nueva Orleans, que se lo repito mucho, pero es que es importante esto, amiguis), el Blues y el Pop, macerados con una voz potente y clara que no os dejará indiferentes.

Mi recomendación: que os pinchéis I Won’t Cry For You, y os dejéis llevar por la voz de Irma y el piano de Allen. Ya os digo yo que con esa combinación de genios no puede salir nada mal.

Podéis escuchar a Irma Thomas en el siguiente enlace: Spotify

Deja tu opinión!

dieciocho − 12 =