Lacuna Coil, analizamos a fondo Black Anima

El pasado 11 de octubre, los milaneses Lacuna Coil lanzaron su nuevo álbum bajo el título Black Anima.

Es el noveno álbum para la banda, compuesto por trece canciones, de las que nos dejaron escuchar tres previamente al lanzamiento del álbum completo: Lawyers of Time, Reckless y Save Me.

lacuna coil

De estas tres canciones, sin duda la que más me ha sorprendido ha sido Reckless, creo que por los coros de la cantante Cristina Scabbia en ese estribillo tan pegadizo que estuve cantando durante días después.

Me atrevo a decir, como fan de Lacuna Coil desde sus inicios, que éste es probablemente el álbum más pesado y oscuro que hayan lanzado en sus veinte años de carrera musical.

Es contundente, con unas guitarras aplastantes, y la voz de Andrea, el cantante, que sinceramente creo que ha soltado toda su rabia e ira contenida con unos gruñidos sacados desde lo más profundo del inframundo.

Desde luego se complementan muy bien como dúo vocal Cristina y Andrea, y sin duda alguna en este álbum han soltado todo lo que llevaban guardado dentro, que, por otra parte, ellos siempre han dicho que a la hora de escribir canciones se basan en las experiencias propias de los últimos años, para después plasmarlo en su música y sus letras.

Pero claramente, en estos dos o tres años atrás, sus experiencias no han sido muy positivas. Ya lo dejaron ver en el anterior trabajo, Delirium.

Varios miembros de la banda confirmaban que no estaban pasando por su mejor momento personal, ya que, como ellos mismos han contado en sus redes sociales, han perdido a varios familiares y amigos en los últimos años.

El Mensaje de Lacuna Coil en Black Anima

Pero a pesar de todas las caídas y de situaciones desgarradoras, aunque naturales de la vida, es necesario continuar hacia delante, y salir de ese agujero en el que nos podemos llegar a sumergir cuando estamos pasando por una etapa de depresión o tristeza.

lacuna coil

Hay que buscar una salida para seguir bien, hablar de las cosas, y pedir ayuda si es necesario.

De esto es básicamente de lo que trata Black Anima, que no deja de ser un álbum motivador con historias personales de los integrantes de la banda, que han estado en lo más oscuro y profundo de sus mentes y estados de ánimo, y vienen para decirte que “puedes con esto, aunque no es fácil”.

Tras escuchar el álbum varias veces en esta semana, particularmente me encanta la intro Anima Nera, con la que sin duda ya te vas haciendo una idea de lo que viene a ser este álbum.

A mí me refleja el miedo de estar solos con nuestros “demonios”, esos pensamientos oscuros que a toda costa queremos evitar. Y además suena fenomenal en italiano.

Le sigue Sword of Anger, que empieza de la forma más enérgica con los gruñidos de Andrea, muy pegadiza, y muy bien escogida como primer tema para abrir el álbum.

Continuamos en la misma línea con Reckless, que como comenté anteriormente, para mí es la pieza estrella de este álbum, unos riffs acojonantes.

Simplemente me chifla, y si tienes la oportunidad, échale un vistazo al videoclip, es genial.

Luego tenemos Lawyers of Time. También oscura y pesada, pero muy fiel al estilo que ya nos tiene acostumbrados Lacuna Coil.

Y así podemos hablar de Apocalypse y Now or never, hasta llegar a Under Surface, que viene a darnos un aire nuevo. Un tema muy guitarrero, que combina a la perfección con la voz de Cristina Scabbia.

El octavo tema, Veneficium, me vuelve a sorprender al escuchar un aire más lírico y suave en las voces de Cristina. Es una canción que engancha.

Evidentemente no todo es perfecto.

Me resulta algo monótono el sonido en The End is all I can see y Save me.

Estas dos canciones creo que no me ofrecen nada nuevo. No digo que sean malos temas, sino que es el sonido típico de Lacuna Coil, notas y acordes muy sonados ya.

Black Anima, canción que le da título al álbum, vuelve con los gruñidos de Andrea y la voz agonizante de Cristina, con un sonido inquietante que da paso a las tres últimas canciones del álbum.

Black Feathers, sonido aplastante y pegadizo. Trough the Flames, melódica y oscura, con muchas guitarras, como es costumbre en las baladas de esta banda.

Y para acabar, Black Dried Up Heart, que se mantiene en la línea de todo el álbum, con gruñidos combinados con la voz melódica y con un estribillo pegadizo.

El tema perfecto para poner broche final a un álbum, que quizá sea el más potente y metalero de los italianos desde su Karmakode del año 2006.

Sin duda son grandes músicos, y, a pesar de las experiencias negativas de las que hablan a lo largo del álbum, siguen superándose a sí mismos, regalándonos obras de este calibre.

Recordad que Lacuna Coil comienzan gira por Europa en breve.

Visitarán España de nuevo los días 27 de noviembre en Barcelona, en la sala Razzmatazz, y el 2 y el 28 de noviembre en Madrid, en el Palacio Vistalegre (Sala Black Box) (dos conciertos junto a la banda suiza Eluveitie).

Más información sobre Lacuna Coil en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver Twitter

Encontrarás más música y Reseñas de discos AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 12 =