Las Ardillas de Dakota, sin límites con Posmodernia

Después de meses con el sector de la música casi parado por culpa del COVID, ya pensábamos que no quedaba nada nuevo por descubrir, y que era mejor que terminara el año cuanto antes. Por suerte, Las Ardillas de Dakota nos dan una auténtica sorpresa en septiembre del 2020 con un bombazo sonoro: su Ep Posmodernia.

Esta banda legendaria nos alegró el año cuando pudimos escuchar y disfrutar Posmodernia, un trabajo de Pop Rock bastante completo, y con una producción impecable de Guille Mostaza (Izal, Miss Caffeína, etc…), que ha conseguido un sonido muy moderno, manteniendo la marca característica de Las Ardillas de Dakota desde sus inicios, a finales de los 80.

He de confesar que cuando pusimos Posmodernia en la Redacción de LaCarne Magazine, dejamos que el disco se repitiera varias veces de lo que nos gustó. Con la primera escucha, Las Ardillas de Dakota ya consiguen atraparte, y la voz de Jose Mora es la guía perfecta para viajar por la visión particular que tiene el grupo del mundo que nos rodea.

Posmodernia es un trabajo muy completo y de muy alto nivel, que podría perfectamente dar la sorpresa en Latinoamérica, demostrando que Las Ardillas de Dakota tienen las cosas claras, y que ya no hay límites para ellos.

Las Ardillas de Dakota, sin límites con Posmodernia

las ardillas de dakota

Bienvenidos a LaCarne Magazine, es un placer tener aquía Las Ardillas de Dakota. Antes de entrar en materia, nos gustaría hablar con vosotros de los inicios de Las Ardillas de Dakota. ¿Cómo recordáis esos primeros ensayos y los primeros temas?

Éramos muy jóvenes, 15 o 16 años. El único que tenía base musical era Rodolfo, nuestro primer guitarrista. Él nos enseñó mucho. Lo demás, como todos los grupos que empiezan a esa edad, muchas ganas e ilusión. Hacíamos versiones principalmente de grupos españoles, pero desde el inicio empezamos a hacer nuestras propias canciones. El recuerdo de esa época es inolvidable.

Las Ardillas de Dakota se formó a finales de los 80, y a lo largo de vuestra trayectoria han sido unos cuantos los músicos que han pasado por la formación. ¿Cuántos quedáis de los componentes originales? ¿Seguís teniendo relación con los exmiembros de la banda?

De los seis que éramos, quedamos tres, justo el esqueleto de la banda: batería, bajo y guitarra rítmica. Eso no se ha movido nunca del grupo. Sí, tenemos relación con la mayoría de ellos, también con otros músicos que han pasado por el grupo.

En las primeras maquetas fuisteis perfilando poco a poco vuestro estilo y sonido. Nos gustaría saber cómo sonaban entonces Las Ardillas de Dakota antes, y cómo habéis ido evolucionando en vuestro sonido hasta hoy.

Empezamos muy influenciados por la música de esa época, principalmente grupos españoles. Pop-Rock puro y duro, muy guitarrero, y con una base rítmica muy potente. Con el tiempo hemos ido probando cosas, hemos tenido cinco guitarristas distintos. Eso también nos abría más a otro tipo de sonidos y arreglos, pero la esencia de las canciones de Las Ardillas de Dakota siempre ha sido la misma.

las ardillas de dakota

Vais creciendo, y comenzáis a dar conciertos hasta un momento en el que os tomáis un descanso para después sacar vuestro primer larga duración, Cruce de Caminos (1995). Desde la perspectiva de la banda, ¿cómo veis vuestro primer trabajo ahora? ¿Qué importancia tiene éste para Las Ardillas de Dakota?

Desde la distancia lo vemos como un disco muy típico de esa época, pero que suena impresionantemente bien. Nos lo grabó Juan Miguel Cobos y Pepe Loeche, en los estudios Musigrama. Hablamos de dos de los mejores ingenieros de sonido de este país. Hace poco lo hemos remasterizado, y se sigue escuchando mucho. Es un disco fundamental en la trayectoria de la banda.


Nos sorprendió mucho saber que unos meses después de la salida de este trabajo, Las Ardillas de Dakota se separaron. ¿Llegasteis a hacer gira para presentarlo? ¿Qué fue lo que ocurrió para que tomarais esa decisión de dejarlo?

Era complicado, hay que trasladarse a esa época. Ya nos pilla con 25, 26 años y, o te fichaba una compañía, o era difícil dedicarte a esto, y tienes que buscarte la vida. Estuvimos muy cerca, pero al final no pudo ser. Empezamos a tener responsabilidades que no teníamos, y poco a poco lo fuimos dejando.

Afortunadamente, Las Ardillas de Dakota volvéis en 2012. Contadnos, ¿qué os llevó a reuniros de nuevo? ¿Cómo fue volver a tocar y pisar los escenarios después de tanto tiempo?

Esas responsabilidades van cediendo, y empiezas a tener algo más de tiempo. Al principio solo queríamos divertirnos un poco, y grabar muchas canciones que se quedaron en el tintero, pero principalmente nos animó mucho la fuerza del fenómeno Internet y lo que conlleva, las redes sociales, plataformas, etc. Al reeditar nuestro disco Cruce de Caminos y las maquetas que hicimos en el 89/90, nos empezamos a dar cuenta que por ahí teníamos hueco. Que nos pudieran escuchar en cualquier parte del mundo era algo que nos atraía mucho. De hecho, a día de hoy en Soundcloud nos escuchan más en Mexico y en Estados Unidos que en España. Es una pasada.

Regresáis con fuerza, y Las Ardillas de Dakota publica Como Ayer en 2012, Por cualquier razón en 2013 y Volver a empezar en 2017, en el que se aprecia un cambio de estilo, una evolución en cuanto a vuestro sonido. ¿Cómo se da esa evolución? ¿Qué hay de diferente en este disco?

Son tres discos muy diferentes. COMO AYER lo grabamos con muy pocos medios, y aunque al principio nos ilusionó mucho, con el tiempo nos dimos cuenta que lo podíamos haber hecho mucho mejor. Nos gustan mucho las canciones de este disco, y uno de nuestros futuros proyectos es volver a grabarlo. De hecho, en algunas canciones ya lo hemos llevado a cabo como “Mentira”, “Tus lágrimas”, y ahora “En esta ciudad”.


POR CUAQUIER RAZÓN ya son palabras mayores. Queríamos volver para quedarnos. Joaquín Cobos, Papá Cobos, que nos ayudó en todo desde el principio, nos puso en contacto con Joaquín Torres, productor de muchísimos grupos de este país (Los Secretos, Hombres G, 091, etc.). El resultado fue buenísimo, además nos animamos a hacer una versión de Perlas Ensangrentadas de Alaska y Dinarama. Este disco nos permitió hacer una pequeña gira por España.


Y con VOLVER A EMPEZAR quisimos plasmar en un disco cómo tocábamos en ese momento en directo. Lo hicimos en nuestro estudio para ganar en naturalidad. Se basa en una base rítmica muy potente. También dimos bastantes conciertos por España, y terminamos compartiendo cartel con Hombres G en el festival Europa Sur.


Dejemos el pasado a un lado, y centrémonos en el presente. Habéis seguido evolucionando y, además, habéis fichado a un nuevo músico. ¿Habéis hecho audiciones, o ya estaba claro quién sería?

Es el quinto guitarrista del grupo, Ramón Blein. Ya le conocíamos, es muy bueno y con mucha experiencia en directo. Es curioso. Siempre que se ha ido un guitarrista, nos lamentábamos mucho, era como si retrocediéramos. Pero con el tiempo nos hemos dado cuenta que ha sido bueno para el grupo. Nos ha obligado a variar y probar nuevos ritmos y sonidos, y no hacer siempre lo mismo.

Os habéis puesto en marcha de nuevo con la nueva formación, y recientemente habéis sacado nuevo material al que habéis llamado Posmodernia. Contadnos qué vamos a encontrar en este nuevo trabajo de Las Ardillas de Dakota.

La esencia de las mismas canciones de siempre, pero con un sonido nuevo, renovado, incluyendo nuevos instrumentos y una producción más moderna.


Los temas de este nuevo trabajo, ¿cuándo y cómo los habéis compuesto? ¿Cuánto tiempo os ha llevado hacerlo todo?

Excepto “En esta ciudad”, que recuperamos del disco Cómo Ayer, todos son temas nuevos. Trabajamos en él un año o más. También incluimos una versión de Metadona del grupo Pistones.

Habéis contado con Guille Mostaza en la producción, y nos gustaría que nos contarais cómo ha sido trabajar con él, y cuál ha sido su aportación en este trabajo.

Estábamos un poco estancados en el Pop-Rock tradicional, y queríamos ofrecer algo distinto. Escuchamos las producciones de Guille, y nos dimos cuenta que era lo que buscábamos. Nos entendió muy rápido. Queríamos un sonido nuevo, pero sin perder la esencia y la base rítmica. La grabación nos pilló en medio de la pandemia, y Guille nos puso muchas facilidades. Incluso las guitarras adicionales y algunos coros los metió él por la imposibilidad de ir. Guille Mostaza ahora mismo es de los mejores productores del momento, sin ninguna duda.

Hemos visto el videoclip de En esta ciudad, uno de los temas que componen Posmodernia. ¿Hay algún motivo concreto por el que hayáis escogido este tema para el videoclip? ¿Dónde y con quién lo habéis grabado?

Nos inclinamos por este tema sobre todo porque mostraba mucho el cambio de sonido que hemos dado a este disco. Los sintes y arreglos de Guille son fantásticos. El video lo ha hecho Jaime Guerrero, componente del grupo The Slothys. Nos gustó mucho los videos que estaba haciendo para su grupo. También hemos contado con la participación de la actriz Leticia Ramos, que está genial en el video.

Las Ardillas deDakota: En Esta Ciudad (Posmodernia) Nuevos lanzamientos de grupos españoles actuales

Con la situación actual y las restricciones por la situación sanitaria, ¿cómo estáis llevando Las Ardillas de Dakota la promoción de Posmodernia? ¿Sois de los pocos afortunados que podéis dar algún concierto?

Hace casi un año y medio de nuestro último concierto, compartimos escenario con La Frontera. Luego no quisimos tocar más para preparar el disco, y ya vino la pandemia. La promo del disco la hacemos a través de las redes sociales y medios que nos dais cobertura. El video lo hicimos también más tarde de lo que pensábamos. Digamos que vamos lentos, pero, dada las circunstancias, no queda otra.

El panorama actual está bastante complicado, y, aunque en muchas ciudades está difícil el tema de los conciertos, nos imaginamos que estaréis deseando subiros al escenario de nuevo. Desde vuestro punto de vista, ¿cómo veis el futuro a corto/medio plazo?

Bastante incierto. Este gremio ha sido muy golpeado, salas de concierto, músicos, festivales, técnicos de sonido, etc. Esperamos que pase pronto, que las salas, y la gente que se dedica a organizar conciertos, aguante el chaparrón. Nosotros cuando pase todo esto estaremos listos. Ojalá sea muy pronto.

La cultura es segura, y todos estamos deseando volver a disfrutar de la música en directo. Os deseamos mucha suerte y éxito con Posmodernia, y esperamos ver muy pronto de nuevo a Las Ardillas de Dakota sobre los escenarios. Gracias por dedicarnos un rato para hablar con nosotros. ¡Un fuerte abrazo, amigos!

Gracias a vosotros, y a toda la gente que nos sigue, nos oye y comparte nuestras canciones.

Más info de Las Ardillas de Dakota:

WEB
FACEBOOK
SOUNDCLOUD
TWITTER
YOUTUBE
INSTAGRAM
SPOTIFY

Deja tu opinión!

4 × dos =