Lissa Noctem, de la Música Coral al Metal Dark

Creo que era el año 2006 cuando nuestros caminos se entrecruzaron entre besos y despechos en algún Pub de la noche paceña, tan bohemia como nunca. No lo puedo asegurar, pero quedamos enganchados a la música como hilo conductor de una amistad que ni en los matrimonios civiles o en los noviazgos firmes se dan.

La cantante cautivó como sirena por su voz, y el marinero se perdió por un instante en ultramar para salir rápidamente de la vorágine del amar o amor. Esas redes del pescador que siempre estaban listas para la caza, fueron retiradas para volver a pisar tierra firme. Muchas veces es mejor ser buenos conocidos y colegas, antes que desgarrarse las prendas por el corazón ajeno. Por suerte no la erramos con el romanticismo, ni la tenacidad del compromiso formal que confronta a las parejas desde tiempos de Adán y Eva.

Nacida bajo el nombre de Lisa Arandia, es un placer poder conversar con una de las cantantes más versátiles de la Escena local, Lissa Noctem, quien ha sobrevivido al “famoso virus” que anda en boca de todos y todas, para contarnos su experiencia de vida desde lo que más ama hacer: el canto y la música, en exclusiva para LaCarne Magazine.

Quizás también te interese leer:
Os Cabeloduro, el legado del Punk hecho en Brasil
Mad Teacher, Metal polaco de alto nivel mundial
Martin Joffré, creador de grandes éxitos y canciones

Lissa Noctem, la voz y el semblante que se ennoblecen con su Canto Lírico

lissa noctem

Luego de casi un año y medio de sobrevivir al COVID19, personal y musicalmente hablando, ¿cómo estás actualmente, Lissa Noctem?

Me enfermé de COVID19 en enero de este año. Lo pasé en mi casa y se enfermó toda mi familia. A algunos nos dio más fuerte que a otros, pero todos nos recuperamos durante la cuarentena y cuando existían medidas más estrictas.

Seguí trabajando en la música, componiendo, participé en un concierto streaming, e hice algunas colaboraciones. Me encontraba sin trabajo fijo, así que tenía tiempo para dedicarme más a la música. En realidad, nunca paro con la música, creo que nunca podré. Actualmente tengo un laburo fijo, pero igual estoy con varios proyectos musicales.

Lissa Noctem ¿Cómo naces a la vida musical?            

En realidad, desde muy niña sentía fascinación por la música. Mi sueño era ser pianista, incluso mi primera composición la hice en un pianito de juguete (je je). Con mis primos grabábamos canciones, pero empecé mis estudios de música más tarde. Un día estaba en casa de mis tías, ya que nos reuníamos siempre los fines de semana, y mi primo Isvar tenía ensayo en un Coro, y me preguntó si quería ir.

Yo le respondí que no sabía cantar, pero al final me convenció. Fuimos al coro, el director Nelson Jordán (mi padre musical) me dijo que cantara con las sopranos, y la verdad me encantó. Desde ese día no faltaba a los ensayos, y nació mi gusto por la Música Coral. Luego de eso decidí entrar al Conservatorio (rogando a mis padres).

Mi madre fue la que me apoyó, y como ya era “vieja” para el Conser, entré a Canto Lírico. Estudié tres años. Paralelamente mi amigo Ernesto me invitó a ingresar al mundo “Underground” y cantar haciendo coros en Infinite Sadness. Luego, gracias a Nelson Jordán, ingresé a la Coral Nova, y así fue como la música ya era parte fundamental de mi vida.

Lissa Noctem ¿Qué influencias artísticas has recibido? ¿Qué estilos musicales han influenciado en ti?

Amo la música en sus diferentes estilos, pero pienso que mi gran influencia ha sido la Música Antigua, Música Coral, Barroca, Renacentista, y por ese lado me gustó también la Música Gótica en general, que tiene mucho de la música antigua. Me inclino también por el Rock y el Metal.

Una época me gustaba mucho el Grunge, pero de ahí pasé al Metal, y me influenciaron bandas como The 3rth and The Mortal, Lacrimosa, The Gathering, Moonspell, Anathema… En general no me cierro mucho en los estilos, pero prefiero la música oscura.

lissa noctem

Una breve reseña de tu carrera hasta el presente. ¿Cómo surges en el proyecto musical de tu vida, Lissa Noctem?

Empecé en la Música Coral más o menos por el año 1997. Estudié Canto Lírico en el Conservatorio Nacional de Música por tres años, canté en la Coral Nova, dirigida por el Maestro Ramiro Soriano, por más de diez años, y paralelamente estuve en varios proyectos musicales como Infinite Sadness, Anfisbena y Etérea.

Pasé clases con el Maestro Julio Barragán, e ingresé también a cantar en su Coro Sinfónico de Bolivia. Canté en el proyecto coral De Profundis en el que sigo hasta la actualidad. También hice colaboraciones con muchos artistas amigos.

¿Cuál es la discografía de Lissa Noctem a la fecha?

Al producir un disco de Infinite Sadness tuvimos problemas, y no lo logramos hasta ahora. Sin embargo, sacamos un Demo con tres temas en una edición limitada de difusión gratuita. Luego está el álbum de Anfisbena titulado Insomne Adicción, y canciones sueltas de mis colaboraciones. Para Infinite Sadness compuse dos canciones, y actualmente tengo dos más en proceso para poder ¡por fin materializar el disco!

Para mi banda Etérea, con la que actualmente estamos trabajando, también tengo una composición y algunas más en puerta, pero generalmente yo compongo la melodía de las canciones, aunque no sean mis composiciones.

Participé en varios videos corales del proyecto De Profundis. Con Infinite Sadness recientemente participamos en el Fenixx Fest 2021, así que tenemos el video de tres temas en vivo, pero nos esmeramos mucho en la producción, así que próximamente los iremos publicando en nuestras redes sociales.

Ahora que retomamos con Infinite Sadness y Etérea, está planeado también hacer videos oficiales. También participé en grabaciones de discos con la Coral Nova.

Infinite Sadness es tu banda de corazón y oficial, con la que pude conocerte y apreciar el talento vocal de Lissa Noctem. ¿Qué puedes contarnos de tu grupo? ¿Cómo se encuentran en la actualidad? ¿Algún proyecto venidero?

Tuvimos un receso a partir de la cuarentena hasta hace poco, que nos invitaron a participar en el Fenixx Fest 2021, un concierto streaming con varias bandas de Latinoamérica. Entonces nos reunimos y grabamos tres canciones nuestras. La verdad es que nos rajamos en la producción, y creemos que salió un buen producto. Actualmente estamos en etapa de composición para renovarnos, y ¡poder sacar nuestro disco de una vez!

Si mal no recuerdo, hicimos algo de música un par de veces. Con exactitud en 2006 colocaste unas melodías vocales para un proyecto llamado Le Cirque de la Resistence, y en 2011 grabamos una canción para Marraketa Blindada. Muy emocionantes versos y melodías que se plasmaron en un álbum intitulado God is Love. ¿Con qué artistas tuviste la oportunidad de colaborar?

Sí, la verdad es que me gusta mucho hacer colaboraciones. Las hice con Marraketa Blindada, Kriko 87, Ale Rivas, Taparako, Uic Urey, Dystopia, Adeonesis, Die With You y próximamente haré una colaboración con Metástasis.

¿Cuál fue la experiencia de Lissa Noctem recorrida dentro de la Movida Musical en Bolivia? ¿Qué nos puedes rememorar en estos años de Escena y propuesta?

Lastimosamente los bolivianos no estamos acostumbrados a apoyar a nuestros músicos. Pienso que esto ha cambiado un poco actualmente, aunque todavía vemos la falta de apoyo, pero esperemos que eso vaya mejorando.

Sin embargo, ¡también existe mucha gente que apoya a los músicos bolivianos! Recuerdo un concierto en el que participamos junto a Alcohólica L.C. en la ciudad de Potosí, y la verdad es que el público nos recibió muy bien. Hubo mucho apoyo. Era en un coliseo, y les dije que se acercaran (estaban muy lejos), y todos bajaron de las graderías. Fue un momento que se me quedó en la memoria.

Lissa Noctem ¿Cómo has encarado la situación mundial del COVID19, las cuarentenas y la etiquetada “pandemia” desde la trinchera del arte musical?

En realidad, creo que tuve tiempo de crear y seguir trabajando en la música. Sin embargo, muchos amigos que se dedican sólo a la música terminaron afectados y sin ingresos. Pienso que a ellos les impactó mucho más, pero, a pesar de todo, en la música siempre se encuentra un refugio.

lissa noctem

Lissa Noctem ¿Con qué artistas has tenido el gusto de compartir escenarios y trabajar codo a codo? ¿Qué evento o Festival te han dejado marcada?

He hecho muchos amigos musicales. Si nos remontamos a los inicios de Infinite Sadness, tuvimos el gusto de compartir escenario en los “Unders” con bandas como Hate, Efiggy of Gods, Subvertor, y recientemente con Mortsure, Everfall, Opera Lucient en el Femmetal Fest.

Un evento que me dejó marcada, como dices, fue el 13 de febrero de 2010, en el retorno de Infinite Sadness después de 10 años de separarnos. Teloneamos a la banda argentina Carnarium, tocamos junto a Lilith y Disanhellium (La Paz). Creo que por ser nuestro retorno luego de 10 años, y, al tocar al lado de excelentes bandas, fue un concierto muy especial.

Te vi junto al proyecto Black Widow haciendo homenaje al inmortal Alice Cooper, y también con el proyecto musical dedicado a Therion y su obra Vovin (un clásico para muchos amantes del Metal). ¿Qué nos puedes comentar de la Escena Musical en la que por lo general te desenvuelves?

Sí, estuve en Black Widow no sólo para el tributo a Alice Cooper, también compuse la melodía de dos de sus canciones. Unbroken, en la cual hicimos la melodía junto a Irma Valero, y posteriormente en Lost Time, en la que yo hice la melodía de la voz.

El tributo a Alice Cooper se hizo en dos oportunidades, y fue una experiencia muy linda. Conocí a grandes músicos que se hicieron buenos amigos, como Luchito y Carlos de Dekrom. También se hizo un concierto streaming el 2020 denominado Call on the Dark, y ahí pude compartir escenario con dos excelentes vocalistas, Edwin Álavez (vocalista de Die With You) y Diego Machicao (vocalista de Ánima, Undead y Abysmo).

El proyecto con el que hicimos varias presentaciones interpretando diferentes discos de Therion se llama De Profundis, el cual es dirigido por uno de mis mejores amigos musicales, Omar Eduardo Garbay. Hacer presentaciones con coro y banda es un trabajo muy complicado, y por eso admiro a mi amigo, por haberlo realizado en varias oportunidades. También él tiene composiciones que van por ese estilo. Yo soy la guía de Mezzo Sopranos en ese proyecto, y también canté algunos solos en las presentaciones.

Participé en el Femmetal Fest, donde conocí a grandes músicos como Delfine y Pablo Peláez, Victoria LaBrie y Cris Fajardo, y muchos otros músicos muy buenos a los cuales admiro y respeto.

Quiero mencionar también a Isaac Rivera, que es un muy buen amigo. Él fue el creador y compositor de todas las canciones de la banda Anfisbena. Recientemente lo invitamos a colaborar con mi banda Etérea en una presentación. Él interpreta el Theremin (un instrumento muy interesante), es uno de los pocos en Bolivia que interpreta este instrumento.

En el proyecto Etérea también estamos trabajando con Ernesto Montellano, gran amigo y muy buen guitarrista, que fue integrante de Infinite Sadness en sus inicios, y con Iván Suarez, también muy buen amigo y un excelente bajista que tocó en bandas como Libellula y Kaiseki.

En el ámbito Coral, compartí escenario con grandes músicos y cantantes como Beatriz Méndez, Álvaro Montenegro, Jorge Villanueva, José María Santalla, Diana Azero, Susana y Daniela Rengel, Sofía Ayala, Marcelo y Rafael Aguilar, y muchos otros.

En la Escena del Metal es muy difícil trabajar, y más aún con composiciones. Se debe invertir, y muchas veces las ganancias son muy bajas o nulas. También en el tema del apoyo entre la gente del mismo medio es complicado. Sin embargo, creo que actualmente las cosas han cambiado un poco y ya se puede ver más apoyo entre bandas.

Lissa Noctem ¿Qué canciones son tus preferidas para interpretarlas hoy y siempre? ¿Qué temas te identifican con el público y se han convertido en tus referentes a la hora de cantar?

Hablando de Infinite Sadness, que es la banda en la que estoy más tiempo, mis temas favoritos son Claroscuro y Don In-mundo. La primera es una composición mía. Recuerdo que compuse la melodía de la voz y la letra mientras caminaba por las calles de La Paz.

Es una canción muy personal (pero creo que todas las personas podrían identificarse con ella), un cuestionamiento sobre la vida, una lucha con nuestros demonios internos. Y Don In-mundo es la historia de un indigente alcohólico que sólo busca la muerte y va matándose poco a poco hasta que finalmente la muerte se lo lleva. La historia de esta persona la relata la misma muerte.

Las melodías de esas canciones me agradan mucho. Creo que una canción que gustaba mucho al público en los Unders es Ángel Desnudo, que fue una de las primeras canciones de Infinite. ¡Muy buena para hacer Mosh!

Lissa Noctem ¿Qué les dirías a las personas que quieren incursionar en la música, el canto y su creatividad melódica? ¿Algún consejo en particular?

Hacer música no es fácil, pero si uno realmente está con ganas, el consejo que les doy es que estudien y practiquen demasiado. Ahora es mucho más fácil gracias al Internet. También pueden ingresar al Conservatorio, a una Academia de Música, pueden buscar videos tutoriales en YouTube (que hay miles), también libros, y a formarse. Tengo amigos músicos muy buenos que son totalmente empíricos. Siempre busquen mejorar y, una vez que lleguen a un buen nivel, ¡mantengan siempre la humildad!

lissa noctem

En el supuesto de estar sin red o acceso a Internet, casi un milagro sano hoy en día, Lissa Noctem ¿qué discos recomiendas para irse de viaje o vacaciones?

Es una pregunta interesante, pero pienso que eso depende mucho del gusto musical de cada persona. Personalmente un álbum que me gusta mucho y sería ideal en un viaje es Night Time Birds de The Gathering. Otro de mis discos favoritos es Alternative 4 de Anathema, y, finalmente, para variar un poco de estilo, recomiendo el Vagabundo de Robi Draco Rosa.

Lissa Noctem, desde tu perspectiva y experiencia, al ser madre y mujer, en Bolivia actualmente ¿cómo encuentras el Movimiento Cultural de Música Contemporánea?

Hacer música en Bolivia es complicado, hagas el estilo que hagas. Sin embargo, si uno le pone las ganas puede llegar a cumplir sus objetivos. Personalmente no busco la fama, hago música porque me llena el Alma, así que estoy tranquila con lo que hago.

Al ser madre es complicado, pero llevaba a mi hija desde la panza a mis ensayos de Coral Nova. Cuando ella tenía unos cuatro años, igual a veces me tocaba llevarla a mis ensayos. Una se da modos, y, claro, con el trabajo se complica aún más, pero nada es imposible si uno tiene las suficientes ganas de hacerlo.

También es necesario cambiar el chip de los bolivianos que siempre andamos criticando y no dando el apoyo a lo nuestro. Sin embargo, músicos dedicados que aman lo que hacen siempre habrá, y algunos de ellos van a triunfar, pero para esto se necesita mucho esfuerzo, dedicación y además es necesario invertir.

También depende del público al que quieras llegar. Triunfar como músico en Bolivia es arduo, pero, como dije, todo se puede lograr a pesar de los obstáculos.

¿Cuál es tu frase, lema, verso o dicho? Ése que te anima, alienta, levanta, o enfoca para seguir en la batalla musical y en el juego de la vida.

Sueña, sueña mucho, y haz todo lo posible para que tus sueños se puedan materializar, y una vez que los cumplas, vuelve a soñar. En la vida hay que disfrutar de los instantes, buenos y malos. Los buenos te llenan de satisfacción, y los malos son una oportunidad de aprender y mejorar.

La despedida, un mensaje final para la gente que disfruta tu voz, canto y música, también para los nuevos admiradores de Lissa Noctem.

¡Muchas gracias a ti por la entrevista! Gracias a la excelente revista LaCarne Magazine por difundir el arte, y a toda la gente que me apoya y le gusta lo que hago. Sólo quiero decirles ¡muchas gracias! Es lindo y gratificante sentir el apoyo del público para seguir adelante y llenarse de energía.

Más información sobre Lissa Noctem en los siguientes enlaces:
Lissa Noctem Instagram
Lissa Noctem Facebook

Deja tu opinión!

uno + doce =