Los Chikos del Maíz, show descomunal

los chikos del maizCrónica del concierto de Los Chikos del Maíz – Sala Barroco (Cáceres) 8-4-2016

Una abarrotada sala aguardaba con impaciencia la salida al escenario de Los chikos del Maíz, la banda valenciana de “rap social”, como son conocidos ya en toda la geografía nacional.

Animadversión por la clase política, unas letras que te hacen reflexionar y te dan lecciones de historia, críticos con la sociedad, comprometidos con las clases más desfavorecidas, y mucha rabia mezclada con una gran sátira son las señas de identidad de esta gente, que van petando todas las salas por donde pasan y se suben a las tablas de los mejores festivales de la península. Eso sí, ellos son más del viña que del FIB.

Abiertamente anticapitalistas, marxistas y antifascistas, despiertan grandes simpatías entre el público más joven y la clase más contestataria. Más allá de todo esto, Los Chikos del Maíz tienen algo más: Un flow impresionante, con unas bases aderezadas de funk, hip-hop underground, rap de la vieja escuela, R&B y unos samples con sabor ochentero, referencias cinematográficas y culturales. Manos en el aire hermano, empieza el show.

La silbada general por la tardanza pronto se convirtió en aplausos y algarada hacia los valencianos, y es que los chavales venían desde Valencia nada menos. El primero en salir, D.J. Bokah, dejando caer la base y haciendo ruido desde su  mesa de sonido para regocijo del personal. Tras él sus compañeros Nega y Toni el sucio, calentando al personal con cada frase, cada estrofa, haciendo petar al garito con las primeras frases de La Estanquera de Saigón, su último trabajo, al que dedicaron gran parte de su actuación: Tú al Gulag y yo a California, La estanquera de Saigón, Vacaciones en Suiza, Reaccionismo o barbarie, No god, no masters, no hípsters, Paraísos artificiales, Los invisibles, o Balas y fronteras fueron los temas elegidos; casi nada. También hubo tiempo para revisar su anterior trabajo Pasión de talibanes: En el medio de los Run DMC, Pasión de talibanes, Gente V.I.P., Los hijos de Iván Drago, C.O.P.$, Fear of Mazorca Planet, etc.

La comunión con el público fue espectacular, tanto que los mc´s se mostraron impresionados durante la hora y media que duró el bolo, y es que se coreaba cada letra y cada estrofa al unísono, y eso es muy grande para una banda que apenas cuenta con dos trabajos en su vitrina y pasa de puntillas por los medios especializados, por eso dedican No somos indies con flequillo a Radio 3 o le dejan recados a Mondo Sonoro.  Mención aparte para En el medio de los Run DMC, Pasión de talibanes, Los hijos de Iván Drago, enorme la colabo con Pablo Hasel en el cd., o La estanquera de Saigón, que fueron los temas más celebrados, convertidos en himnos.

La banda se manifestó a favor de la Red de Solidaridad Popular de Cáceres, plataforma que combate la pobreza con un ADN reivindicativo y combativo en esta ciudad. Se sortearon algunos regalos, se corearon las siglas de este movimiento y se argumentó la causa de esta gente que hace de la solidaridad su bandera.

Además, el grupo  expresó su rechazo al acuerdo europeo para frenar el exilio de los refugiados, que no respeta los Derechos Humanos,  se criticó a los medios de comunicación, a la ley mordaza. También hubo reseñas a Pablo Hasel, a Pablo Casado o a la corrupción en Valencia.

El calor se hacía insoportable en una sala pequeña y sin aire acondicionado. La banda, Los Chikos del Maíz, hizo una breve pausa para tomar aire y volvió a salir para volverlo a petar, con un fin de show descomunal en el que sobresalió C.O.P.$, con ese sample cojonudo de KRS One  y en cuya colabo en el disco están enormes los chicos de Arma X. No hubo tiempo para más, la banda dio fin a la actuación con su personal revisión del tema de mecano Hoy no me puedo levantar, como viene siendo habitual. Mereció la pena el calor, el aplastamiento, la entrada y los tres pavos y medio que te clavaban por la cerveza.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cuatro =