Los holandeses Gingerpig de gira por España

Gingerpig Gingerpig[/caption] Los holandeses Gingerpig estarán descargando su elegante y poderoso hard blues rock en España a finales del mes de enero. Estas son las fechas de su inminente tour peninsular: 22 Enero – Sala Impacto (Plasencia) 23 Enero – Café Cultural Auriense (Ourense) 24 Enero – La Boca del Lobo (Madrid) 25 Enero – Café Teatro La Nube (Bilbao) 26 Enero – Rocksound (Barcelona) 27 Enero – Pub Eccos (Zaragoza) 28 Enero – TBA 29 Enero – Sala Musik (Murcia) Gingerpig se creó en 2009 por Boudewijn Bonebakker, anteriormente conocido por su trabajo con Gorefest y que tras dejar esta banda se graduó en el conservatorio con la música de Purcell y Bach. La banda se caracteriza por la versatilidad de su música, y aunque que pasó por tiempos turbulentos, logró salir a flote. El cuarteto se convirtió en un trío y se han redescubierto a sí mismos con su nuevo álbum “Hidden From View”, en el que la banda se desató y se ha forjado un grupo compacto que está listo para ser el centro de atención del universo musical europeo. En 2011 Gingerpig sorprendió al panorama músical con los cambios en su formación. Su música es una mezcla caprichosa del rock de los 70´s, blues, fusión y post-metal. Su disco obtuvo excelentes críticas, pero para muchos el sonido de Gingerpig parecía demasiado versátil, muy del gusto de los seguidores más clásicos de rock, pero difícil de etiquetar. El título del nuevo álbum parece ser un referencia directa a eso. Cuando el teclista Jarno decidió dejar la banda a principios de 2012, la banda llegó a un punto de inflexión: Buscar un teclista para reemplazarlo o continuar como un potente trío. Después de grabar la canción “Heart Ugly” (abril de 2012) se decidieron a seguir adelante sin un teclista. La banda volvió a un sonido más potente y comenzó a trabajar en temás de hard rock más clásico y con temas orientados al directo. “Hidden From View” es el resultado: nueve canciones que suenan directas, con un ritmo pegadizo pero con toda la fuerza viva del rock. Las limitaciones obvias del trabajo como un de un power trío también significó una cierta libertad. La libertad en la forma, tocando un rock más potente (como en “Nothing”) y la libertad de dejar el rock experimental ya que los temas no necesitan de largos desarrollos ni florituras. En 2014 Gingerpig se está embarcando en un nuevo viaje. La banda sigue una evolución constante y continua marcando diferencias con sus inicios. Lo que queda es lo esencial: una rítmica y un groove que son señas de identidad, que marcan su pasión por el blues-rock y el hard-rock. Su música se deja escuchar, las sutilezas siempre aparentes son cada vez menos evidentes y con el batería original Maarten Poirters y el nuevo bajista Stef Gubbels hay una sola dirección a la pueden llegar: llevarnos a todos por delante! Haciendo caso omiso de las reglas de una cierta corriente que parece haber absorbido la escena underground, Gingerpig huye hacia un futuro impredecible pero siempre como un “Ghost on the Highway”.]]>

Deja tu opinión!

13 − cuatro =