Maui, contando y cantando historias de colores

Maui sorprende con su estilo, su música, su chispa y su arte. Su estilo va del flamenco a la fusión, con una particular puesta en escena que sorprende al espectador y engancha por su simpatía y buen humor.

Como bien dice ella, hace canciones de colores, de la vida cotidiana en la que el oyente se siente identificado, pero siempre con un toque de humor. Expresiva, sorprendente y llena de energía, nos encontramos con una artista que vive por y para la música.

Maui lleva 16 años de carrera profesional. Su madrina y amiga Martirio es su mayor apoyo, pero también cuenta con el cariño de numerosos artistas como Alejandro Sanz, Rosario Flores, Antonio Carmona y El Kanka entre muchos muchos otros.

Estuvo en 2015 formando parte del cartel del programa de la Diputación de Cáceres, Estivalia. Este año, la de Utrera vuelve a Estivalia, a tierras extremeñas, con su espectáculo para cantarnos sus canciones, y además estrenar nuevos temas del que será su próximo disco.

Derrocha simpatía, buen humor y es encantadora. Podríamos estar horas hablando con ella porque ha vivido tantas experiencias (y las que le quedan) y tiene tanto que contar… Esta entrevista ha sido muy especial para nosotros, ha sido como si habláramos con una amiga de toda la vida. Aquí os dejamos todo lo que nos ha contado.

 

maui

Maui, contando y cantando historias de colores

Desde que eras niña siempre has estado rodeada de música y arte, bicheando al principio y estudiando después. Tenías muy claro a qué querías dedicarte, ¿cierto? Háblanos un poco de tus inicios en la música, de tus influencias, tu tierra natal…
Para nada (ríe). A mí de pequeña cuando me preguntaban qué quería ser de mayor (yo era muy repelente), yo decía “Feliz, de mayor quiero ser feliz”. Un poco más mayorcita descubrí la vocación por la educación, me gustaba mucho la educación. De hecho estudié Magisterio de Educación Musical, pero eso ya de mayorcita.

Durante la época del instituto experimenté con el teatro, o sea que he estado todo el tiempo huyendo de la música. Sin embargo, la música me seguía desde que era niña. Mi madre me subía en la mesa de la cocina, que fue mi primer escenario, y además me ponía unas moneditas en la frente con lo cual ya iba un poco disfrazada de Maui. Sobre la mesa yo cantaba, mi padre tocaba la guitarra y venían todos los vecinos gitanos del Polígono del Tinte de Utrera y decían “Ay, la niña! Cómo canta”. Yo no elegí a la música, la música me eligió a mí.

Desde muy pequeñita he tenido la suerte de vivir en una familia de arte, puesto que mi padre es guitarrista y compositor, mi tío Bambino, y el sitio donde nací, Utrera. Todavía recuerdo las noches de fiesta en sitios con albero, que ponían dos sillas de palo juntas, y ahí la niña dormida con una chaquetita por encima, y de fondo los cantes de Fernanda, Bernarda, Perrate, Gaspar Utrera

Ahora soy consciente de la suerte que he tenido de poder almacenar en mi disco duro esa vivencia que es muy, muy fuerte, un flamenco muy puro de mi tierra, y ésa es mi base. A lo mejor yo no he heredado una voz flamenca, pero sí he heredado un compás y un sentimiento hacia el flamenco que creo que he desarrollado en el mundo de la canción, pero que me viene de ahí, de muy pequeñita.

mauiEstás muy arraigada a tu tierra, Utrera, aunque, si no me equivoco, tu residencia actual está en Madrid. ¿Qué es lo que más echas de menos y lo que más te une a tu tierra? ¿Visitas Utrera con frecuencia?
Sí, me gusta mucho ir, aparte porque está mi familia, por supuesto, y los amigos de toda la vida. Aparte de eso, para volver a reciclarme, a poner la oreja en forma y el alma también, y a escuchar, porque yo tengo una conexión con Utrera muy fuerte hacia la parte flamenca.

Ya no están muchos de los que estaban de esos grandes cantaores que te mencionaba, pero sí están sus hijos, sus nietos, gente que sí se ha preocupado en mantener esa herencia. Me gusta ir para recuperar todo ese sentimiento de mi infancia, todo ese compás y esa alegría.

Pero vivo en Madrid, en Malasaña, y me parece maravilloso. Además, cualquier sitio que tenga un poco de surrealismo a mi me viene bien. Yo, desde luego, voy por la vida con las gafas de ver un poco más allá.

Para poder hacer canciones tienes que ir con los ojos muy abiertos y observando lo que pasa. Yo llego, aquí, a la pescadería en Malasaña, en todo el centro de Madrid, y me encuentro una cola de hipsters y yo pregunto “¿Quién es el último?”, y resulta que son todos iguales. En cuanto miro para otro lado ya no se quién es el último y cuándo me toca a mí, pero yo ya tengo ahí una canción. Me parece un barrio maravilloso y estoy disfrutando muchísimo mi experiencia aquí en Madrid.

Maui, cuando decidiste dedicarte profesionalmente a la música ¿tuviste el apoyo que necesitabas? ¿Cómo ha sido el camino hasta llegar al punto en el que te encuentras ahora?
Pues fíjate, he tenido muchísimo apoyo, empezando por mi familia, siguiendo por mis amigos… De hecho, empecé gracias a un amigo que era bajista en un grupo con el que yo colaboraba, tocaba el violonchelo y haciendo coros en El Puchero del Hortelano.

Yo escribía algunas canciones para que las cantara Arco, que era el cantante de El Puchero, hasta que un día ellos me dijeron “¿Y por qué no las cantas tú?”. Y yo decía “No puede ser! ¿Cómo voy a ponerme yo ahí delante?”. Era muy tímida, iba vestida de negro y me escondía detrás del cello que era más grande que yo.

Entonces, de repente, tuve que crear un personaje recordando esa época que te comentaba antes con relación al teatro, crear un personaje que se pusiera ahí delante con el descaro suficiente como para contar historias de colores. Y entonces creé a Maui, ahí nació Maui, y la primera época fue con Los Sirénidos, Maui y Los Sirénidos.

A partir de ahí, fíjate, que ya el arranque gracias a compañeros, hasta día de hoy te puedo decir que encuentro un apoyo muy muy grande en mis compañeros, en mi familia en mis amigos…

El público me lo he ido haciendo poco a poco. Pero por ejemplo, hace poco hice un crowdfunding y el primer artista que patrocinó y habló de mi crowdfunding en las redes sociales fue Alejandro Sanz. Te hablo de que recibo muchísimo cariño: Rosario Flores, Antonio Carmona, Martirio, Carmen París, El Kanka… tanto gente que me quiere y que me busca y quiere hacer cosas conmigo, que me siento muy muy afortunada.

mauiMaui, cuentas con un currículum bastante extenso… Tres discos con Los Sirénidos, dos discos en solitario, has trabajado con grandes músicos y artistas (Jorge Pardo, Tomás de Perrate, Kiko Veneno o El Kanka) y tienes una madrina de categoría, ni más ni menos que la gran Martirio. ¿Cómo os conocisteis y cuál es tu relación actual con ella?
Pues fíjate que ella empezó en la discográfica Nuevos Medios, una mítica discográfica que digamos que fue el sello que descubrió el nuevo flamenco, el sello que sacó desde Pata Negra hasta Tomasito, las primeras cosas de Ketama.

Su director, que era Mario Pacheco, era un hombre excepcional, fotógrafo, artista y descubridor de talentos que allá por los 80 iba cogiendo a flamencos raros y haciéndoles discos. Yo tuve la suerte de conocer a este hombre, él se enamoró de mi música y empezamos a trabajar en un disco. Pero en mitad de ese proceso él falleció.

De repente, Martirio se puso en contacto conmigo porque este señor había estado en su casa hablándole de mi, diciéndole que ella me tenía que cuidar porque le recordaba mucho –en estilos diferentes, en caminos diferentes pero con muchas cosas en común- a los inicios de Martirio.

Entonces ella, que tiene un corazón enorme, se puso en contacto conmigo para preguntarme qué tal estaba y cómo llevaba todo. Enseguida se generó una complicidad maravillosa. Cuando nos vimos por primera vez ella se quitó las gafas y me miró como para adentro. Yo me sorprendí porque vi esos ojos verdes que nunca había visto y tiene una verdad en esos ojos que es impresionante. Hubo feeling.

Y desde entonces hasta ahora la relación ha ido creciendo muchísimo, hasta el punto de que ella me ha bautizado como ahijada artística y es real. Cualquier duda, cualquier miedo o un verso que quiero hacer o una idea, siempre me voy con ella a su casa, le pregunto, nos tomamos una copita de champagne, escribimos juntas, me aconseja.

En mi camino es un timón para llevar mi barco imprescindible. De verdad, es un tesoro… No te puedes imaginar. Estamos haciendo el disco y está ella más emocionada que yo. Y cuando me tiene que dar caña, me la da, que es lo que a mí me gusta, que si algo no está bien, ella, con su criterio, me lo va a decir, y esos son los amigos de verdad.

Nos gusta mucho tu chispa y esa libertad a la hora de crear tus canciones, esa fusión del flamenco y la copla con los sonidos del jazz, el rock, el pop… Todo ello lo vemos reflejado en tus trabajos y nos gustaría que nos contaras cómo es tu metodología de trabajo, ya que fusionar estilos tan diferentes no debe ser nada fácil, cierto?
Pues mira, no sé responderte. Siempre me lo pregunto, pienso que hay aquí algo de mágico. A veces una se siente como un canal por el que pasa la canción al papel, pero no sé de dónde viene ni por qué pasa esto. Yo toco el violonchello, he estudiado violonchello, puedo enseñarte un título en el que dice que yo soy chelista, como que es algo material que tú justificas el haber estado tantos años con un instrumento.

El crear una canción es algo que tiene mucho mucho de mágico, de sorprendente, de misterioso. Yo siempre pienso que las canciones ya están hechas, están por ahí, y de repente deciden que van a pasar a través de ti al papel, entras en un estado inexplicable. Y hace cosa de un año me impuse el método de escribir cada día una canción con la idea de fortalecer mi vocabulario, de hacer crecer un poco mi lenguaje, provocarme el observar todo con mucha más atención… y efectivamente como ejercicio es muy interesante, pero cuando la canción quiera salir.

No es que la canción saliera cuando tú te sentabas delante del papel, no. Ella sale (la canción) cuando tú vas a mojar el pan en el huevo frito o cuando estás cogiendo el sueñecito, y tienes que tener una libreta… Además, yo soy muy analógica, me gusta escribir en papel y siempre tengo que tener una libreta al lado, en el bolso, en la almohada o donde sea… Es algo que no me explico. De hecho, he escrito una canción que habla de eso, de lo inexplicable de la inspiración, de dónde vienen las musas, de qué suerte tengo de que me acompañen, y algunas veces este no control de la situación te hace pensar “y si un día se me quita?”… No es lo mismo.

Cuando tú te plantas delante del papel puedes hacer una canción, pero es que no tiene la cosa esa a cuando sale ella solita. Supongo que hay determinados temas que en momentos de la vida una está más sensible a ellos y como que te rondan. Puede ser desde un desamor hasta lo que te he contado, una cola en la pescadería con hípsters. A mí me gusta contar cosas cotidianas, la gente se siente muy identificada, pero poniéndole siempre un puntito de humor y de surrealismo.

mauiMaui, hemos leído que te definen, entre otras, como “la Lady Gaga del flamenco”, “la Björk de Utrera”, “una friki flamenca-cool”… Desde luego, tu estilo y personalidad son únicos. ¿Se acerca alguna de ellas a tu particular estilo? ¿Cuál sería para ti la más acertada?
(Ríe) Ufff. Es que lo de definirse como que es una moda que hemos implantado en este siglo. Sí que es verdad que cuando fuimos a Santiago de Chile me encontré en un periódico que decía “la Lady Gaga del flamenco”, y yo creo que lo decían un poco por mi vestuario, porque iba muy llena de colores y cosas insólitas en la cabeza, en los pies… y dirían “¿esto qué es?, vamos a buscar un canal para defirnirlo”.

Pero bueno, yo siento que estoy haciendo mi propio camino y eso tiene sus ventajas y sus inconvenientes, porque cuando tú vas detrás de una moda es mucho más fácil llegar a las orejas de la gente de manera superficial, pero bueno, el éxito a veces es eso, marcar todos los pasos que te pide el estilo, la moda que haya en ese momento. Yo llevo 16 años haciendo lo que me da la gana, pero no sabría cómo definirme, la verdad.

Cuando hablamos por teléfono el otro día para concertar esta entrevista me comentabas que estabas ya grabando en el estudio nuevas canciones. Háblanos sobre este futuro disco. ¿Qué puedes adelantarnos?
Pues todavía está en proceso, saldrá a finales de octubre o principio de noviembre. Estoy encantada. Se llamará “Por Arte de Magia” con interrogación “¿Por Arte de Magia?”(ríe).

El sonido sí es bastante diferente a mis anteriores discos porque estoy trabajando la producción con Fernando Illán, que es el productor de Rosario Flores, ha hecho discos de Antonio Vega, de Raimundo Amador… De repente ha cogido todo una fuerza impresionante, es mucho menos discreto, más descarado, se puede bailar… es diferente a mis discos anteriores y estoy encantada con las canciones.

Tenemos por ahí algunas colaboraciones pendientes. El que sí seguro va a estar es Antonio Carmona, y hay un par de personas más que, como todavía no están confirmadas, no me atrevo a decirlas, pero la verdad es que estamos muy ilusionados. Está siendo una experiencia muy bonita, me siento como una reina.

Tendremos la oportunidad de disfrutar de tu directo en el programa Estivalia de la diputación de Cáceres. ¿Qué opinas de programas culturales como éste? ¿Podremos escuchar en Estivalia algún tema de este nuevo próximo trabajo?
De Estivalia opino que es una iniciativa maravillosa que debería contagiarse a todas las provincias de este país porque es muy necesaria la Cultura.

Yo siempre digo que la Cultura es el alimento del alma, nos gusta mucho cuidar lo que comemos pero no cuidamos lo que escuchamos, y a veces ni siquiera nos preocupamos en escuchar.

Creo que iniciativas como Estivalia incitan al espectador, y le provoca un abanico de emociones porque tiene una programación muy variada y, para mi gusto, muy rica. Hay para todos los gustos y colores, y eso es algo maravilloso. Así que espero que salga muy bonito.

De hecho, yo estuve en el 2015 allí, en Estivalia. Tengo un recuerdo maravilloso, lo pasé superbién. Una gente con una predisposición a divertirse, maravillosa. La organización fue impecable, con lo cual no espero menos de ellos.

Con respecto a la segunda pregunta, sí, vamos a hacer un par de canciones del disco nuevo que son completamente inéditas y que las vamos a estrenar en Estivalia.

Y ya que hablamos de tus directos, dinos, Maui, además de Estivalia ¿en qué otras ciudades podremos verte? ¿Cruzarás de nuevo el charco?
Ay! Pues tengo muchas ganas. Fue una experiencia tan bonita… La gente allí acogieron las canciones de una manera… con un cariño. Como nosotros pero multiplicado por cinco. No sé si es su carácter o su cultura, pero te daban unos abrazos, unos achuchones… Me encantaría repetir. Espero que con el disco nuevo nos demos una vueltecita por Latinoamérica.

Aquí vamos a estar en muchos sitios, la verdad que ahora mismo no tengo delante la lista, pero en septiembre, octubre y noviembre tengo muchísimo jaleo, porque vamos a sacar un single en septiembre y vamos a hacer una pequeña gira. Yo la llamo “Gira Gourmet”, porque el disco todavía no estará en la calle y lo que queremos es irnos a espacios muy pequeñitos y hacer las canciones a guitarra y voz para que el público pueda ver un poco cómo nace una canción.

Ya al año que viene haremos una gira más grande con toda la banda y todas las cosas.

Esperamos con ganas ese nuevo disco! Te deseamos una larga carrera musical llena de éxitos. Un placer haber charlado contigo, Maui. Muchas gracias por tu tiempo.
Igualmente. Qué bien! Muchísimas gracias. Me encanta la gente que hace entrevistas con cariño, se nota mucho.

Un beso!

Más información sobre Maui en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver Twitter

Encontrarás más música y grupos de fusión AQUÍ y más entrevistas AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 17 =