Música Clásica y Ópera en peligro de caer en el olvido

Música Clásica

Aldo Honn en Medinaceli

EL PALACIO DUCAL DE MEDINACELI

Que la afición a la música clásica está en clara desventaja en el favor del público frente a otras manifestaciones es algo incuestionable, y pese a la proliferación de Conservatorios y Escuelas de música, la situación no mejora, percibiéndose en las últimas décadas incluso un  retroceso en el interés general.

Quiero verlo!Descargar ahora!

La gente joven pasa, esa es la verdad, se decanta por otros registros. No es una situación que se aprecie sólo en nuestro país. Italia, por ejemplo, ve con frecuencia en su emblemática Scala de Milán, el desinterés del público ante acontecimientos musicales que tiempo atrás le hubiera parecido incomprensible.

Buena, culpa de esto lo tienen las Administraciones, que le dedican mucha menos atención que a otros eventos, y, por supuesto, mucho menos presupuesto. Y es tan importante para la formación del gusto y la sensibilidad…

Es claro que en estos tiempos, el público joven no necesita la música clásica sencillamente porque la ignora, y lo que se ignora, suele despreciarse. Este es uno de los principales problemas: El desconocimiento que sobre ella tiene la mayoría de la gente.

Es en la escuela donde se debe despertar ese interés porque muchos pequeños llevan el germen dentro, tienen el gusto por la música clásica pero nadie les pone en el camino de conocerla para poder amarla. Es así que la música clásica se está convirtiendo en un reducto, en un segmento que con el envejecimiento de la población se va reduciendo más y más.

La Administración, la familia, la escuela y otros muchos colectivos, como artistas y asociaciones, debemos  ser capaces de buscar el público potencial para que la música clásica no sea un reducto. Captar nuevo público es misión importante a realizar para que los jóvenes no tengan la impresión de que a los conciertos solo va gente mayor. Y es que en buena parte así es. El nivel medio de edad del público de conciertos, y el de la Ópera, es el de la edad madura para arriba.

Por eso es tan interesante, y digna de destacar, la labor realizada por algunas fundaciones que no dudan en apostar fuerte para hacer ganar audiencia a la música grande y potenciarla, haciéndolo con fuertes convicciones. Y en este sentido, quiero destacar, porque he conocido de cerca este verano su labor, a la Fundación de Arte de Medinaceli, que está desarrollando, en su renacentista Palacio Ducal, una amplia programación musical: Un Festival de Ópera, que incluye Galas líricas, óperas de pequeño y medio formato, óperas enfocadas para niños, exposiciones de arte relacionadas con la Ópera, gastronomía, conferencias, recitales, clases magistrales y  su Concurso de Canto, este año en II edición  con una convocatoria superior a los 50 cantantes inscritos, un altísimo nivel artístico de los mismos y un concurso desarrollado con garantía  y  seriedad, en el que precisamente nuestra querida soprano extremeña, Elena Rey ha obtenido un merecidísimo segundo premio.

Reiterar, en fin, lo que de mecenazgo para la música tiene la Fundación de Arte, por su interés, buen hacer y lucha en pro de la Música Clásica, teniendo como escenario el magnífico recinto del Palacio Ducal, que preside la Plaza Mayor de uno de los pueblos más antiguos y bellos  de Castilla: Medinaceli, “La ciudad del Cielo”. Todo un ejemplo.

http://www.liricaextremeña.es

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *