Nina Schatz, conexión con la música eterna e infinita

La Dj y productora Nina Schatz fue una de las primeras mujeres que incursionó en la música electrónica en Bolivia. Gracias a su trabajo y esfuerzo, ha logrado traspasar fronteras y ganar un sitio importante en una escena mayoritariamente masculina.

nina schatz

Foto: Adriana Ascarrunz

Nina Schatz: emponderamiento femenino en la escena electrónica boliviana

Su nombre real es Yohana Henry, y tiene 27 años. Su carrera como Dj y productora empezó el 2012, y en estos seis años ha logrado posicionarse en la escena electrónica paceña, boliviana e internacional:

Aparte de ser Dj/productora, he estudiado Administración de Empresas y me dedico a la música desde el 2012. He debutado en una de las discotecas más importantes de la época que se llamaba Traffic, y a partir de ahí ya he empezado a tocar, viajar, y a fines del 2012 ya empecé a producir”, relata.

Proceder de una familia musical, según cuenta, fue una influencia esencial para que Nina tenga una conexión con la música en general. Su gusto por la música electrónica empezó a los 10 años de edad, con una canción del dúo electrónico Daft Punk:

A mí me empezó a gustar la música electrónica el año 2000. Yo era chiquita todavía, pero cuando escuché a Daft Punk por primera vez con “Around the world” me abrió la mente. Para mí era música revolucionaria en aquella época, y creo que ése fue mi primer instinto con la música electrónica”, recuerda nostálgica.

nina schatz Conforme Nina Schatz fue creciendo, este gusto se acrecentó en su adolescencia debido a la asistencia a fiestas y eventos del género trance:

En la ciudad de La Paz empezó a haber un ‘boom’ con el trance, el género que estaba súper fuerte en esa época. Yo diría que lo que es el EDM ahora, era el trance en ese momento.

Había festivales muy buenos, llegaban DJs de Holanda, Inglaterra, de España. Había mucha movida, y es ahí que a mis 17 y 18 años yo empecé a ir a las fiestas sin tener ni idea de lo que es ser Dj”.

Sin embargo, ella confiesa que nunca imaginó pasar la frontera de espectadora para convertirse en parte de la escena como Dj/productora:

Cuando me decían que me dedicara a la música electrónica, yo decía: ‘ni loca, no puedo tocar ni una perilla que va explotar el equipo, imposible’”, recuerda entre risas.

Tech house: amor a primera escucha.

Fue a iniciativa de un amigo que Nina Schatz decidió dar el paso que cambió su vida por completo, convertirse en Dj/productora de tech house, un género underground:

Como te comentaba, yo empecé con el trance, iba a las fiestas que eran bien intensas, y poco a poco empecé a escuchar otros géneros como el house, y fue un amigo el que me motivó a entrar de lleno a la escena cuando me dijo: ‘A ti te encanta esto. Por qué no te vuelves Dj, yo te voy a enseñar, poco a poco vas a ir aprendiendo’, y me dijo que buscara música, tracks, y en ese proceso fui escuchando géneros, y el tech house fue como el que más me agarró.

Sentí una afinidad melódica para producirlo. Entonces dije: ‘Este es mi género’, y a partir de ahí, cuando escuchaba música, me decía a mí misma: ´Voy a hacer un track similar a éste’, y así fue que empecé haciendo tech house como producción musical”.

‘Voyage’: el nuevo EP de Nina Schatz

Nina Schatz tiene un proceso de creación muy peculiar, el cual tiene que ver con la forma en la que ella se siente en determinado momento:

Mi proceso productivo es de mucha inspiración. Para mí tiene mucho peso el tema de cómo me siento en determinado momento.

nina schatz

Eduardo Zurita

Por ejemplo, hay veces que me ha pasado que un tema lo he acabado en siete horas de corrido, y hay veces que estoy un mes en un track y no avanza.

Entonces es como que me tengo que sentir inspirada, o a veces me sueño melodías, o despierto y escucho un sonido, y en ese rato tengo que hacer algo al respecto o anotarlo.

Mi proceso productivo está bastante unido a ese ‘feeling’ del momento, y a partir de ahí voy desarrollando un ‘track’, o si escucho un tema que me ha impactado me inspiro para trabajar en base a eso algo diferente”, relata.

Es a partir de esa inspiración que este 2018 Nina Schatz ha realizado una nueva producción materializada en un EP titulado ‘Voyage’, mismo que fue estrenado el pasado mes de septiembre bajo el sello boliviano de San Pedro Music, perteneciente al Dj/productor Paul Jové:

Ya venía trabajando un tiempo en estos tracks, y por el tema de mis viajes, mis eventos y todo eso lo puse un poco en pausa, pero me sentí inspirada para aportar también la producción nacional.

Yo he sacado música en sellos de varios países del mundo, pero me faltaba tener un sólido EP en un sello nacional. Pituko- Paul Jové es uno de los productores más importantes del país, y yo siempre quería entrar al sello de San Pedro Music.

Entonces decidí escuchar su línea musical, e iba con lo que yo estaba trabajando ese momento, y por esa razón me sentí mucho más inspirada. Fue así que, con sonidos análogos, synths que son mucho más orgánicos, moduladores, etc., fui armando estos tracks, y al final salieron dos piezas súper lindas.

Él (Pituko) las probó en pista, yo de igual manera, y entonces han funcionado súper bien, por lo que todos hemos quedado súper felices con el resultado”, afirma orgullosa.

Ser la Dj en una escena mayoritariamente masculina

Nina Schatz es una de las primeras DJs/productoras femeninas de música electrónica en Bolivia. Ser mujer en una escena musical mayoritariamente repleta de varones, como ella misma afirma, ha sido todo un desafío:

Como mujer ha sido un desafío ganarse el respeto en la escena por la gente y los propios DJs. Había DJs en otras épocas enfocados más en lo que era el Dj y no la Dj.

Evidentemente ha tenido sus pros y sus contras, ya que el haber sido mujer ha hecho que muchos escenarios se me hayan abierto, pero al mismo tiempo había ciertos comentarios que ponían en duda mi credibilidad, pero a pesar de eso yo quería demostrar que no tenía nada que envidiar a nadie, y que podría y puedo hacerlo a la par que cualquier hombre”.

Nina Schatz afirma que el tema de que muy pocas mujeres en Bolivia decidan dedicarse a ser DJs/productoras es un aspecto sociocultural. Admite que los últimos años más chicas han decidido tomar la iniciativa y dedicarse a este ámbito:

Yo creo que es más un tema sociocultural y de regiones. En Bolivia no hay muchas mujeres Djs, y evidentemente yo he sido una de las primeras en iniciar en esta escena, y creo que esto se da en parte porque como la música electrónica viene de Europa, viene del norte, tiene una tendencia más dura, más ruda y quizá más masculina.

Entonces yo creo que puede ser un efecto muy interesante porque igualmente en las fiestas siempre hay un público más masculino que femenino, por lo que tiene mucho que ver el tema cultural, el entorno…, pero los últimos años he visto más chicas en otras ciudades que han empezado a incursionar, que cada vez les gusta más la música electrónica y se están involucrando en la escena.

No sé en qué nivel de profesionalidad , quizá muchas se dedican a esto como un hobby, pero yo decidí dedicarme profesionalmente a la música, y es lo que hago ‘full time’: viajo y produzco”, explica.

Nina Schatz es una Dj/productora que vive por y para la música. Su trabajo habla por sí sólo, y es el que ha logrado catapultarla a escenas internacionales, obteniendo grandes experiencias:

Todo eso se dio gracias a mi trabajo, a mis producciones, y al tiempo con el que fui creciendo y avanzando”.

Relata que la primera vez que se presentó la oportunidad de salir a tocar al exterior fue de una manera realmente inesperada:

La primera vez que yo salí al exterior fue de una manera que ni me hubiera imaginado. Me llegó un mail de un promotor de Panamá, y me dijo: ‘escuché tu música, escuché tus tracks, me gusta lo que haces y te quiero traer a Panamá’.

Entonces, gente que ni por casualidad me hubiera imaginado, gracias a lo que hago y a mi trabajo, a mis mezclas y mis producciones, me han llevado al exterior. Igualmente he tocado en Argentina, en Perú, en Chile, en Ecuador…

He viajado a lugares que ni pensé gracias a la música, he conocido todo el país gracias a la música, entonces creo que es de mis mayores satisfacciones el ver que tu trabajo habla por ti sin que nadie más lo haga”, afirma emocionada.

3600 STAGE: promoviendo la escena underground.

Pero Nina Schatz no sólo es Dj/productora, sino que desde hace un tiempo atrás se dedica a organizar eventos de música electrónica underground junto con su hermano, el también Dj/productor JOCh.

Ambos han creado 3600 STAGE (nombre que hace referencia a los 3600 m.s.n.m. de la ciudad de La Paz), una productora de eventos que nació a partir de la iniciativa de traer a Adrian Hour, un gran exponente de la música techno, a la ciudad de La Paz:

El 2014 me contacta el representante de una agencia de DJs en España, y me dice que Adrian Hour va a estar de gira por Sudamérica y que si me interesaba traerlo a Bolivia. En ese momento yo digo: ‘No puedo creer, este top va estar en Sudamérica.

Hay que hacer lo imposible para traerlo a La Paz’. Empecé a buscar el lugar contactando a las discotecas que había en esa época, pero lamentablemente ninguna quiso aceptar por razón de que un fin de semana antes había un evento grande.

Ese momento le dije a mi hermano: ‘Jose, hagámosla, nos asociaremos con alguien, conseguiremos plata, pero hay que hacerla, (el evento) está a la vuelta de la esquina”, recuerda aún emocionada.

Fue así que 3600 STAGE consiguió auspiciadores y apoyo por parte de los medios, de tal manera que lograron realizar un evento sin precedentes:

Hicimos el evento en el último piso del Megacenter, y resultó ser masivo. Más que sólo una fiesta fue un festival lo que logramos crear como primer evento en nuestra vida, con más de 500 personas en aquel momento.

Tuvimos un escenario espectacular, tuvimos el apoyo de empresas, fuimos a medios, y ahí fue que nació 3600 STAGE.

nina schatz A partir de ese momento hicimos y hacemos eventos quizá a menor escala, pero ahora nos estamos moviendo y estamos empezando nuevamente a crecer como marca los dos, mi hermano y yo, y próximamente vamos a realizar eventos en varios lugares del país”.

Lo que busca 3600 STAGE es el fomento de la escena ‘underground’ no sólo en La Paz, sino en Bolivia, con eventos que muestren el talento de DJs nacionales y por supuesto también convocar a DJs extranjeros para hacer crecer una escena no muy ‘popular’ en La Paz.

Nina Schatz afirma que a diferencia del EDM que ha tenido un ‘boom’ en la ciudad de La Paz y Bolivia a partir de 2015, la escena underground todavía no es muy grande:

En las radios se escucha Hardwell, Guetta, ese tipo de música que hace viable hacer un festival de esa naturaleza, y hay gente acá que ya ha empezado a trabajar eventos de ese tipo. Por otro lado, con la escena underground no sucede lo mismo, por lo menos en Bolivia.

Todavía estamos en fiestas chicas, con un público más “selecto” por decirlo de alguna manera, porque es gente que realmente ha indagado en ese tipo de música, porque no llega por todos los medios.

Lo interesante y rescatable de ese ‘boom’ de música electrónica comercial sería que por ese medio la gente empiece a escuchar y a entrar un poco más a otros géneros, y creo que al menos un 5% de esos miles de chicos (as) que han ido a los festivales están empezando a variar un poco, a escuchar y madurar musicalmente, sin desmerecer ningún género, por supuesto”, explica.

3600 STAGE va creciendo de a poco, y el sueño de los hermanos Henry es llevarla a otro nivel:

Nosotros queremos llegar a un nivel de productora musical en el cual por lo menos una vez al año podamos hacer un festival grande, que convoque miles de personas, y que podamos lograr escenarios ya masivos con súper producción.

Sabemos que todavía estamos en pasos chicos acá en Bolivia, pero queremos poco a poco ir fomentando la escena underground y aportar en la medida de lo posible y en el tiempo”.

La música: ‘eterna e infinita’

Nina Schatz tiene una conexión especial con la música, a la que define como ‘eterna e infinita’, misma que estuvo presente en los mejores y peores momentos de su vida.

Ella tomó el riesgo de apostar por dedicarse a la música electrónica, y esa decisión de vida la llevó a triunfar en una escena en la cual pocas mujeres se atrevían a ingresar.

Ahora, su próximo objetivo es radicar en el extranjero para aprender mucho más de eso que tanto ama: crear melodías que la conecten con ella misma y con su público.

Más información sobre Nina Schatz en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver Twitter

Encontrarás más entrevistas AQUÍ.

facultad de música

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 1 =