Óscar Sancho y su libro Ni Política, ni Religión, ni Fútbol

Tuve la suerte que mi novia en noviembre me regalara por mi cumpleaños el libro que había sacado Óscar Sancho Rubio, cantante de la gran banda segoviana Lujuria, varios días antes de mi cumpleaños.

Tuve que hacer el esfuerzo casi sobrehumano de no abrir el libro antes de mi cumpleaños. Puedo asegurar que me costó menos dejar de fumar.

Quizás también te interese leer:
Arma X, Rap sin censura
Núcleo Terco, Rock proletario vallecano
Rock en las Aulas, una nueva esperanza

Óscar Sancho y su libro Ni Política, ni Religión, ni Fútbol

óscar sancho

Lo primero que me llamó la atención fue la portada: Óscar Sancho con la camiseta del querido y admirado Rayo Vallecano, con una cruz invertida, y un pin de la unión soviética. Sólo con eso ya me tenía ganado Óscar (risas). El título del libro rompe el mito de que, para tener una convivencia tranquila, como por ejemplo en la comida de Navidad, hay que evitar la política, la religión y el fútbol.

Óscar Sancho invita a no evitarlo a lo largo de todo el libro, sin miedo, pero con respeto, para crecer como persona y habla de acabar con la dictadura de lo políticamente correcto, de no cortarnos a la hora de hablar de nada. La portada no ha podido ser más acertada, excelente trabajo de Juan Bruno.

El prólogo viene de la mano de Fernando Madina (Reincidentes), con el que ha iniciado una plataforma llamada Rock contra el Fascismo, en la cual toda aquella banda que quiera firmar el manifiesto contra el Fascismo, puede contactar con Oscar o Fernando a través de Facebook o Instagram.

El libro comienza por el fin y acaba en el principio gracias a la técnica narrativa de la anticipación, pero con el fin de mandar este mensaje: «Si crees que se puede hacer, se puede hacer, te digan lo que te digan».

El libro lo divide en 4 partes que ahora desgranaré:

La primera parte es la fase Burro, la negación de la gravedad de la enfermedad, la que creíamos que se iba a quedar en China, y la que, como no nos afectaba, seguíamos haciendo la vida normal, hasta que llegó la enfermedad y el confinamiento.

La siguiente fase es la del Mono, donde, aparte de hablar del Dj de balcón, habla de cómo los músicos, cómicos, etc., a través de las redes hicieron lo posible para hacer más llevadero el confinamiento.

En la fase Buitre critica la situación de la crisis del Covid, habla de la figura del «Metalvox», y cómo han ido cayendo las caretas de gente que se sabía desde hace mucho de qué pie cojeaban (ésta es mi opinión), critica el desamparo que están padeciendo los músicos y salas de conciertos, provocando que muchos/as tiren la toalla, y proporciona posibles soluciones al sector.

La última fase es la Nueva normalidad, una normalidad donde no hay cabida para los buitres, xenófobos, machistas, y es eso lo que tenemos que hacer: no rendirnos nunca y conseguir una sociedad igualitaria, humana, y respetuosa con el prójimo.

óscar sancho

Sólo puedo recomendar encarecidamente el libro, te engancha de principio a fin, aunque este caso sería de fin a principio. Me llevé una muy grata sorpresa al encontrarme la dedicatoria de Óscar Sancho, y que en el apartado de los Qr con las entrevistas, música, etc., apareciera mi reseña al gran disco de Somos Belial en LaCarne Magazine.

Además, está hecho a partir de las publicaciones e interacciones de su Facebook. Se ha podido ver cómo ha ido evolucionando día a día el libro, del que, si no hay cambios, tendrá una segunda parte. Si admiras a Óscar Sancho, es tu libro, incluso si tienes prejuicios sobre él, es tu libro.

Cuando abrí el libro se me vino a la mente el título de la canción de Extremoduro Ábreme el pecho y registra, y eso es lo que hace Óscar Sancho, así que abre su libro y registrarás lo más profundo de su ser.

Hasta aquí la reseña del libro, espero que os haya gustado, y os animéis a leer el libro. Encontraréis más información sobre Óscar Sancho y su libro en los siguientes enlaces: Facebook y Librería La Esquina del Zorro.

Deja tu opinión!

15 + trece =