Lujuria y su nuevo disco «Somos Belial»

Somos Belial es probablemente el disco más maduro, y quizás el mejor de Lujuria. Siguiendo la onda «lujuriana», sus temas están cargados de crítica social, sexualidad, sátira, diversión, y dobles sentidos.

La portada del disco es obra del diseñador Fernando Nanderas, en la que creo que recoge bastante bien la esencia del disco. Fue grabado en los estudios Calle 58, y masterizado por Nick Litwin en Mastering Mansion.

El disco se compone de 11 temas: «Nikkal, «Somos Belial», «Messe Noire», «Siempre Metal Invicto Metal», «El Ángel De La Lujuria Y Un Diablo Loco De Amor», “El Amor Está En El Aire», «Como Puta Por Rastrojo», «Tapar Agujeros «, «Cuando Estás Conmigo (La Única Balada Sincera Del Mundo)», «Migas De Paz», y «El Principio Del Fin.»

El grupo está a punto de cumplir los 30 años de existencia, y este disco es una buena manera de celebrarlo.

Quizás también puede interesarte:
-- Kalandrakas, Rock Hiperkinético
-- Arma X, Rap sin censura

Somos Belial, el nuevo disco de Lujuria

Lujuria

Nikkal

El disco comienza con esta canción instrumental. Usan una introducción a piano, a la que se le van añadiendo guitarras, y la batería, aportando cada vez más intensidad a la canción.

Un buen anticipo de lo que nos espera en el disco.

Somos Belial

Los tambores de Michael, las guitarras del Chepas y Nacho, y el bajo de Santi, anticipan la llegada de la bestia Belial, dispuesta a contar su historia en boca de Óscar, y liberar a la sociedad de sus cadenas.

El tema, además de dar título al disco, tiene un estribillo muy pegadizo, y un gran trabajo de la banda en toda la canción.

LUJURIA "Somos Belial" (Audiosingle)

Messe Noire

Esta misa negra se inicia con el espectacular teclado de Ricar, analizando música eclesiástica, la batería doble bombo, y la voz de Satán incitando al pecado y a la liberación sexual.

La canción es posiblemente una de las mejores del disco, con un estribillo en latín que le da un toque de originalidad a la canción, y cobrando más protagonismo el teclado y la batería, junto a una voz aún más desgarradora de Óscar Sancho.

Siempre Metal, Invicto Metal

En esta canción, como su título indica, programa en su amor por el reggaeton y la Rosalía

Bromas aparte, es una canción de gran influencia del metal de los 80, con riffs auténticamente heavys.

Esta canción fue el single de adelanto del disco, y demuestra dos cosas: la primera, el inmenso amor por el Metal, y la segunda, la enorme calidad de todos y cada uno de los miembros de Lujuria, que han hecho de ellos un referente musical en el panorama nacional e internacional.

SIEMPRE METAL, INVICTO METAL

El ángel de la lujuria y un diablo loco de amor

Este tema está cargado de velocidad, de grandes solos, y un formidable trabajo del bajo de Santi y la batería de Maikel. Esta historia de amor será muy coreada en los conciertos.

El amor está en el aire

Con teclados al estilo de Deep Purple, y riffs contundentes a lo Iron Maiden, describen una divertida historia sobre la población islandesa de Ringaskiddy, donde, debido a las emanaciones de la fábrica de Viagra, dicen que siempre están erectos.

Tapar agujeros

Cuenta la historia real de unos agraciados de la Lotería de Navidad, que tenían miedo de cobrar el premio debido a que lo compraron en un club de alterne.

Como puta por rastrojo

Narra la dura vida del músico. De nuevo se nota la influencia de Deep Purple en el duelo de teclados con la guitarra.

Cuando estás conmigo (la balada más sincera del mundo)

Es una balada, pero no una balada normal, sino dedicada al miembro viril. Si sigues a Lujuria, no te cogerá de sorpresa el tema.

Migas de paz

Este tema fue otro adelanto en formato vídeo lyric. Para mí es uno de los mejores temas del disco. Cargado de crítica social, buen hard rock, y un estribillo que se convertirá en un himno de la banda.

LUJURIA "Migas De Paz" (Vídeo-lyric)

El principio del fin

Llegamos al final del disco con el cover «El principio del fin» de Ángeles del Infierno. Un buen homenaje a esta banda. Es una buena versión que, sin perder su esencia ochentera, Lujuria le da su toque.

Y así llegamos al final de este gran disco. Como dije antes, considero que es uno de los mejores de Lujuria, y una buena forma de celebrar su 30 aniversario.

Me gustaría felicitar a toda la banda por este formidable trabajo, y agradecer a Santi Hernández su ayuda en la elaboración de la reseña.

Más información sobre Lujuria en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver Twitter

Deja tu opinión!

once + ocho =