¿Padeces oído cansado al mezclar música?

oído cansadoEl oído cansado aparecerá tarde o temprano si sueles sentarte muchas horas seguidas mezclando temas, y para evitarlo deberías tomarte tus momentos de descanso durante la sesión, como las pausas visuales si estás muchas horas delante de la pantalla del ordenador.

Lo malo del oído cansado es que podría aparecer durante la grabación, y no darte cuenta hasta pasados unos días, cuando ya todo es demasiado confuso. Es cierto que suele aparecer más durante la mezcla de las pistas, pero descansa lo necesario por si acaso. No te gustaría pensar que estás haciendo la mezcla de tu vida, ajustando efectos, esto a derecha, esto a izquierda, y descubrir al día siguiente que la mezcla perfecta es perfecta para tirarla a la basura porque no se entiende nada.

Cuando aparezca el oído cansado no tendrás una molestia física, es más bien que comienzas a mezclar sonidos y es más difícil diferenciarlos. Todo comienza a sonar cada vez más confuso, y te resulta más complicado saber si está correctamente mezclado o no. Es como cuando tocas un poco la voz y suena demasiado potente, y la vuelves a tocar y apenas se oye. Si esto te está ocurriendo, tienes que descansar porque tienes oído cansado, amigo.

Formas de evitar el oído cansado

Al no ser algo físico, tendrás que estar atento a las señales que nos va a ir mandando nuestro oído, y sobre todo cuidar lo que haces antes y después de mezclar música.

Deberías cuidar especialmente tus oídos el día antes de meterte a mezclar, y entre las diferentes sesiones que tengas programado hacer. Usar tapones es la forma más sencilla y menos agresiva, y los puedes usar mientras haces vida normal. Por supuesto, deberías evitar los sonidos fuertes antes de las sesiones.

Imagina que estás escuchando la mezcla previa en tu coche antes de ponerte a mezclar. Imagina también que tu equipo del coche no tiene ecualización de graves. Bien, pues cuando empieces a mezclar podrías sobrecompensar el bajo para escuchar bien su presencia, sacándolo de su sitio natural.

Sobre todo tienes que tener cuidado con los sonidos muy fuertes, porque podrían, aparte de causar oído cansado, cambiar tu percepción de la realidad sonora y de cómo interpretas los distintos sonidos.

Es fundamental que duermas y descanses lo suficiente, que te alimentes correctamente y que bebas agua. Sobre todo es más salud general que otra cosa, pero deberías ponerte a «los mandos» estando al 100%, y deberás cuidarte durante esos días.

Cuando vayas a planificar las sesiones de mezcla, sé realista y no lo programes muy ajustado porque te veo haciendo sesiones diarias de 12 horas para tenerlo preparado, y eso será lo peor que puedes hacer.

Márcate unas sesiones lógicas, descansa, protege tus oídos de ruidos fuertes y aliméntate bien, y evitarás padecer oído cansado.

No Comments

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =