Viva Belgrado combinan sonoridades en «Bellavista»

El pasado viernes 8 de mayo, igual que hicieron con su pasado Ulises (2016), los cordobeses Viva Belgrado sacaron por sorpresa su nuevo álbum Bellavista.

Aquellos que conocieron a Viva Belgrado con Flores, Carne (2015) o Ulises, se encontrarán con un nuevo álbum más calmado y moderno que sus anteriores.

Quizás también te interese leer:
– Enter Shikari, Nothing is true & Everything is possible
– Beastie Boys y su documental «Story»
Katatonia y su nuevo trabajo City Burials

viva belgrado

Ya dejaron pistas en su último sencillo del 2017, «Guillotinas«, donde mezclaron bases de Trap y Lo-Fi con versos casi rapeados, todo pasado por un filtro de Post-Rock.

Mantienen esas influencias del Post-Hardcore, pero las combinan con todo tipo de estilos. Aquellos que no los conozcan, pero les guste grupos como La Dispute, Touché Amoré o Mars Volta, puede que descubran a uno de los mejores grupos nacionales en este estilo.

En general, Cándido Gálvez, cantante y escritor, sigue utilizando sus canciones para expresarse, deconstruirse, encontrarse, y rendirse, hablando de la vida como cambio continuo, aceptación de ello (o no), los buenos y malos momentos.

Sin duda, para los que los seguimos desde hace tiempo, encontraremos varias autorreferencias a canciones y versos anteriores, aumentando la dimensión lírica y concepto entre discos.

Viva Belgrado y su nuevo trabajo Bellavista

El disco empieza con “Una Soga”, tema que sirve a modo de prólogo, e incluso de canción-dedicatoria, a la vez que describe ese precio que se paga por el exhibicionismo emocional en las letras.

viva belgrado

Los dos siguientes temas, “Bellavista” y “Cerecita blues”, siguen en la línea de la sonoridad que consiguieron con Ulises: cambios de ritmo, y estrofas cantadas en la mayor parte del tema con algún espacio para los spoken words. 

Viva Belgrado - Bellavista

A partir del cuarto tema, “Más triste que Shinji Ikari”, llegan las primeras sorpresas. Canción que mezcla las texturas Lo-Fi, versos que bailan entre lo cantado y lo rapeado, al estilo C. Tangana, referencias a canciones pasadas como “Apaga la llum”, y por supuesto esa referencia a Neon Genesis Evangelion.

Viva Belgrado - Más Triste Que Shinji Ikari

La siguiente pista, “Collares”, vuelve a ese estilo crudo y sucio marcado en su Flores, Carnes hasta la mitad del tema, donde cambian completamente al flamenco.

Como dice Cándido, líricamente crea una dupla con “Una Soga”: dos formas de ver una misma cosa, como una soga para ahogarse, o como un collar para vestirse.

Creo que no había mejor tema que “Ikebukuro Sunshine” para marcar la mitad del disco.  Tema donde colaboran Cala Vento, devolviendo el favor por ese “Todo” que sacaron el año pasado los catalanes con la participación de Cándido.

6. Ikebukuro Sunshine - Viva Belgrado (Bellavista)

Tema que entra a la primera escucha, con esa muletilla que utilizan Viva Belgrado de empezar los temas de manera sencilla, con un buen loop de batería y armonía, para ir añadiendo capas.

Los siguientes temas, “Vicios” y “Shibari Emocional”, podrían unirse en uno solo. Ambos mantienen la misma tonalidad y tempo, así como la temática lírica. “Vicios” es corto, directo y rabioso.

“Shibari Emocional”, por el contrario, es más calmado, pero ambos hablan de infligirnos daño, exhibicionismo emocional y demonios interiores.

“Amapolita Blues” marca el principio del cierre del álbum. Y es que, si algo se nota a la hora de escuchar todo el álbum de seguido, es que a partir de este tema parece que la voz pasa progresivamente de un primer a un segundo plano. 

Sin duda se nota la influencia de nuevas bandas de Post-Metal y Blackgaze como Deafheaven o Alcest.  “Lindavista” y “¿Qué hay detrás de la ventana?” son las pistas que más beben de estas bandas mencionadas.

10. Lindavista - Viva Belgrado (Bellavista)

“Lindavista” por ese paso a una parte acústica muy calmada, que mantiene las voces estilo «Spoken Words» desgarradas en la parte de atrás, que sin duda recuerda al «Sunbather» de Deafheaven.

El último tema claramente es un claro intento de Shoegaze, con la voz casi inteligible, apagada, que celebra el fin del álbum y el inicio de una nueva etapa.

En conclusión, la espera ha merecido la pena. En un lapso de 4 años, los cordobeses han madurado y han sabido combinar nuevas sonoridades con las que ya tenían acostumbrados a su público.

Y esta amalgama musical no solo lo han conseguido plasmar musicalmente, sino también líricamente con esas autorreferencias.

Más información sobre Viva Belgrado en los siguientes enlaces:

Facebook
Twitter
YouTube
Bandcamp

Deja tu opinión!

uno × 1 =