Cómo afrontar un concierto cuando caes enfermo

Cuándo estás enfermo ¿debes afrontar un concierto o cancelarlo?

Imagina que vas a afrontar un concierto que llevas mucho tiempo esperando. A ti y a tu banda os ha costado mucho tiempo cerrar ese concierto y vuestros seguidores están deseando veros. Pero de repente, empiezas a encontrarte mal, tienes dolor de cabeza, te duele la garganta y comienzas a notar cierta congestión en la nariz.

Es evidente que estar enfermo no tiene nada de divertido y tener dolores por todo el cuerpo tampoco, ya que hace que no estés al 100%. Y si esto ocurre cuando tienes un gran concierto a la vuelta de la esquina puede ser un verdadero desafío.

Recuerda hacer ejercicios de calentamiento para nos sufrir ningún otro percance. Aquí te dejamos estos artículos para que practiques:

Ejercicios de calentamiento para cantantes

Ejercicios y estiramientos para guitarristas

Estiramientos para instrumentos de cuerda pellizcada

Pues estos son algunos consejos prácticos para ayudarte a afrontar un concierto cuando caes enfermo o tu estado de salud se ve afectado de algún modo.

Si sincero y di si realmete estás bien o mal para tocar

afrontar un concierto

Da igual que sea una gira, un concierto de presentación del CD que has estado planeando durante meses o simplemente la oportunidad de tocar con la banda de un amigo. Retirarte de un concierto a última hora puede ser molesto y decepcionante pero a veces, es lo correcto o lo único que puedes hacer.

Si estás mal con la enfermedad, sé honesto contigo mismo acerca de tu estado y sobre todo con tu público y piensa si debes dar ese concierto o no. Porque afrontar un concierto estando resfriado es una cosa, pero estar con 40º de fiebre es otra cosa completamente distinta. Si estás en esa tesitura, busca el asesoramiento de un profesional médico cualificado acerca de si estás o no estás en condiciones de salir al escenario.

No tengas miedo de informar a tu público, lo entenderán

afrontar un conciertoSi estás enfermo y tienes que afrontar un concierto, es bueno decírselo al público mientras estás en el escenario. Hubo un concierto al que asistí en el que el cantante estaba un poco resfriado, pero nos avisó para que supiéramos que si su voz sonaba demasiado nasal era por el resfriado. Aunque el cantante estaba resfriado, pudo dar el concierto sin ningún problema. Puedes avisar a tu público de que estás algo resfriado o enfermo y que, aun así, vas a intentar dar lo mejor de ti. Es un buen detalle y sobre todo, ayudará a que tu público entienda y no se sorprenda si fallas alguna nota al cantar.

Independientemente de la enfermedad o los síntomas específicos, puedes realizar estas acciones, además puedes encontrar entre tu público a “aliados” y admiradores solamente por el hecho de que puedas afrontar un concierto a pesar de tu malestar.

Tus puntos fuertes son tus aliados

Si estás enfermo y medicado tu próximo concierto, puede que no sea el mejor momento para mostrar ese nuevo material en el que hay tantos cambios de compás en pocos minutos. Tu objetivo en el escenario es ofrecer un gran espectáculo al público y sentirte orgulloso de tus esfuerzos, así que, si eso significa tocar tu repertorio más antiguo y que has tocado cientos de veces, hazlo.

Debes tener la situación bajo control

Si bien algunos conciertos estando enfermos pueden requerir un enfoque más cauteloso que otros, puedes usarlos para experimentar. Si te sientes fuera de control debido a la fiebre o los medicamentos, siempre se pueden tratar de controlar tu estado alterado y ver qué ideas interesantes se te pueden ocurrir para el concierto.

Dosifica tu rendimiento durante el concierto y adáptate a la situación

Rara vez hay una sola forma de interpretar la música y este hecho puede ser beneficioso si estás enfermo en el escenario. Si tienes faringitis o estás con antibióticos, debes acondicionar tu nivel de voz con tu estado para que a la hora de afrontar un concierto estés lo más cómodo posible. Y si eso significa cantar menos en general, trata de hacerlo.

Del mismo modo, si estás dolorido y no tienes una gran cantidad de fuerza física, adopta un estilo de menor intensidad y no como músico sino por necesidad. De nuevo, puedes ser sorprendido por las nuevas direcciones en las que un enfoque diferente puede darte.

Si tienes que cancelar el concierto, hazlo cuanto antes

afrontar un conciertoSi estás demasiado enfermo para tocar, informa a todos los afectados por la decisión y eso comienza con tus compañeros de banda.

Si se puede llamar a un sustituto para que actúe por ti, fenomenal pero si el concierto no se puede hacer sin ti, ponte en contacto con los organizadores del concierto cuanto antes para cancelarlo. Y si además puedes recomendar otros grupos similares al tuyo para llenar el hueco de tu actuación, mejor que mejor.

Has de pensar en tus fans, tienes que evitar que desconozcan tu situación personal y que acudan al concierto habiendo pagado su entrada e incluso habiendo acudido desde otros lugares, y se lleven la desagradable sorpresa de que tú no actúas y que no has avisado. Por ello habla con los organizadores avisando de la situación, a tu manager, a los grupos que iban a tocar contigo y lo más importante: a tus fans. usando todos los medios posibles, tu web, tu red social, emails, e incluso por teléfono cuando sea apropiado.

Independientemente de cómo hagas la comunicación de la cancelación del espectáculo debido a la enfermedad, has de devolver el importe de las entradas vendidas e intenta volver a ofrecerles un concierto lo antes posible. No debes sentirte mal por cancelarlo, pues todos hemos caído enfermos alguna vez y hemos tenido una gripe alguna vez, o una afonía, etc.

Mientras que lo hagas de buenas maneras y con antelación, no tendrás problemas con tus fans, lo entenderán perfectamente.

En caso de malestar, habla de inmediato con tu médico

Si te sientes enfermo y quieres llegar en buena forma para ofrecer un gran espectáculo, no dudes en consultar a un profesional médico cualificado. Si el acceso a la atención sanitaria te preocupa porque sea de difícil acceso, hay organizaciones con las que puedes contactar y te pueden ayudar. Si ves que tu malestar se agrava no dudes en acudir a urgencias lo antes posible.

Si vas a medicarte, hazlo con cabeza y conoce las posibles consecuencias

Da igual que sean remedios caseros o medicamentos, lo que no debes hacer nunca es adminístratelos antes de las horas previas al concierto y sobre todo si son tratamientos fuertes que pueden perjudicar en tu rendimiento.

Para no encontrarte con imprevistos en la actuación y poder afrontar un concierto de la mejor forma, usa los remedios y/o medicamentos que ya hayas usado con anterioridad, y que ya sabes los efectos que tiene en tu cuerpo. Si no tienes conciertos cuando estas enfermo puedes investigar sobre qué medicamentos puedes tomar y, trata de cantar o tocar (con cuidado) después de usarlos, según los efectos que te produzcan en el cuerpo, sabrás elegir qué medicamento es el más adecuado para tomártelo antes de subir al escenario, siempre que sea posible, y resaltando una vez más el asesoramiento médico.

Debes conocerte a tí mismo y hacer lo mejor par ti

afrontar un concierto Las personas pueden reaccionar a las enfermedades y medicamentos, de manera diferente – por lo que incluso si a tu amigo y cantante le funciona el tomar miel para aliviar un dolor de garganta o tu batería te recomienda otro remedio para el dolor estomacal, esos recursos pueden no ser adecuado para ti. Por encima de todo, has cuidar de tí mismo, y trata de sentirte mejor, mantente lo más sano, y ofrecer el mejor espectáculo posible.

Comer bien e hidratarse, claves para recuperarte

Puede sonar obvio pero mantenerse hidratado y bien alimentado puede acelerar el proceso de curación, a pesar de los gérmenes. Trata de tener una (o varias) botellas de agua al alcance antes, durante y después del espectáculo.

Cancelar conciertos antes o después de estar enfermo

Si estás enfermo y deber aforntar un concierto, tómate tanto tiempo como sea posible para relajarte en la cama antes y después del concierto. Si eso significa la exclusión voluntaria y anular las presentaciones, eventos promocionales, etc, que así sea. Una vez más, puede ser molesto o decepcionante hacerlo, pero recuerda que el objetivo clave aquí es mantenerse lo más saludable y confortable posible mientras das un concierto.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =