Al Green, voz de seda, irresistible y sensual

Algo poco habitual, pero vamos a hablar de Al Green, un artista vivo para variar, porque se lo merece, y porque su música nos ha acompañado durante varias generaciones sin pedirnos nada a cambio.

Además, hablamos de un artista “puente” del Soul, pues su producción se centra en épocas en que el Soul estaba en decaimiento o en crisis, y, a pesar de ello, la voz sensual y profunda y las interpretaciones de nuestro artista elegido son supremas y no dejan indiferente a nadie. Hablamos de Al Green.

Quizás también te interese leer:
Sam Cooke, el Rey del Soul
Irma Thomas, la Reina del Soul de Nueva Orleans
Fats Domino, pionero del Rock and Roll

Al Green, voz de seda, irresistible y sensual

al green

Albert Leornes Greene nació el 13 de abril de 1946 en Forrest City, Arkansas, en el seno de una familia humilde, siendo el sexto de 10 hijos. A finales de los 50, su familia se trasladó a Grand Rapids, Michigan. Con 10 años cantaba ya junto a su hermana en el grupo Greene Brothers, haciendo Góspel.

El problema vino cuando Al quiso no solo interpretar, si no simplemente escuchar otro tipo de música, y encima profana. Su familia era profundamente religiosa y no aceptaba el Soul (por aquello de que viniese del Góspel pero fuese sensual y frívolo…), así que su padre le acabó echando de su casa una de las veces que le pilló escuchando esta música (concretamente a Jackie Wilson).


Parece que se fue a vivir con una prostituta, y comenzó a juguetear con las drogas. Tras esto formó su propio grupo vocal, Al Greene & The Creations, junto a Curtis Rodgers y Palmer James, que acabarían creando un sello de música independiente, Hot Line Music Journal.

En 1968 cambiaron el nombre del grupo por Al Greene & The Soul Mates, y sacaron su primer sencillo Back Up Train, que alcanzó bastante éxito entrando en las listas de R&B. Sin embargo, el grupo no adquirió mucha fama.


AL Green Back Up Train

Es en estos años cuando conoce al productor Willie Mitchell, quien lo contrata como vocalista para un espectáculo en Texas después de verle en directo. Obviamente, le pidió encarecidamente que firmara con su sello Hi Records.

La unión de estos dos fue bastante importante para la carrera de Al (y para el éxito de Hi Records, claro) pues rápidamente se dio cuenta de que el estilo de Al era muy parecido al de Sam Cooke, Wilson Picket o Jackie Wilson, así que se encargó de encontrarle su propio estilo, y vaya que si lo encontró.

Eliminó la –e final de su apellido y lanzó el éxito Green Is Blues (1969). Dos años después veía la luz su primer álbum, Al Green Gets Next To You, donde se incluía una preciosa versión en Blues lento del tema de los Temptations I Can’t Get Next To You, además con el tema Tired To Being Alone vendió un millón de copias.

Al Green - Tired Of Being Alone (SoulSchool)

En 1972, Al Green sentaría las bases de su prolífica carrera con la publicación del álbum Let’s Stay Together, un disco imprescindible en el Soul. A éste le seguirán I’m Still In Love With You (1972) o Call Me (1973), con temazos tan inolvidables como Here I Am o Look What You Done For Me. También sacó varios sencillos para la radio, como el TEMARRACO por excelencia de Al, Love And Happiness, entre otros.

Al Green - Love and Happiness (Official Audio)

Siguió sacando discos, pero a finales de los 70 la música Soul estaba un poco desbancada. Su último disco con Hi Records sería Truth n’ Time, en 1978, y apenas consiguió éxito, además las críticas se cebaron con él.

Justo un año después, actuando en Cincinnati, Al Green tuvo un accidente bastante escandaloso. Eso, unido a los problemas con su novia de entonces (tranquis, morbosillos, que luego os lo cuento) hicieron que Al tomase la decisión de dejar la música profana para acercarse de nuevo a Dios.

Primero se hizo pastor, creó la iglesia de Full Gospel Tabernacle, y renunció al Soul para dedicarse únicamente a interpretar Góspel. Así, entre 1981 y 1988, en asociación con la casa de discos cristiana Myrrh Records, sacó 5 discos de Góspel, entre ellos The Lord Will Make A Way o I’ll Rise Again.

En 1988 regresó a la música secular con una colaboración junto a Annie Lennox en el tema Put A Little Love In Your Heart, que sirvió de banda sonora para la peli Scrooged. Éste fue su primer gran éxito desde 1974.

En los 90 Al Green firma con la compañía RCA y lanza muchos discos, además de las colaboraciones con artistas como Lule Lovett, Ann Nesby o Queen Latifah. Los 2000 siguieron prolíficos, discos, premios, colaboraciones… En 2018 volvió a sacar una grabación después de 10 años del tema Before The Next Teardrop Falls en su más pura esencia. Durante la pandemia, Al Green siguió con sus actos pastorales.

Al Green - Before The Next Teardrop Falls (Official Video)

Esto de pasar de la música profana a la sacra y viceversa es un camino que recorren la mayoría de los y las artistas de Soul, como ya deberíais saber. Muchos pasan por un camino tortuoso, al haber sido educados en una fe asfixiante que les asfixia más aún si cabe cuando se alejan de ella, y “profanan” su sonido a través del Soul. Muchos son los ejemplos: Aretha, Marvin, Sam… por no hablar del estigma social que ello acarreaba.

En cuanto a su vida privada, pues, bueno, fácil fácil no es que haya sido, para que nos vamos a engañar. Después de la expulsión familiar estuvo dando tumbos. En 1974, siendo pareja de Mary Woodson, ésta le agredió con agua hirviendo (provocándole quemaduras de segundo grado por bastante partes del cuerpo), y después se pegó un tiro.

Al salir del hospital, un primo suyo, alegando que le debía dinero, le retuvo varios días encerrado. Después del accidente en el escenario, no pudo más y se refugió en la Biblia, haciéndose pastor y demás. Pero, ojo, que además es miembro de Prince Hall Masons, el ala afroamericana de la masonería…

al green

En 1977, Al Green se casó con Shirley Kyles. Juntos tuvieron 3 hijos, pero al poco tiempo ella le pidió la demanda de divorcio alegando violencia doméstica. Él contradenunció lo mismo. Finalmente parece que se reconciliaron, aunque el matrimonio fue una historia de idas y venidas, divorciándose finalmente en 1983. En total tiene 7 hijos, y parece ser que en la década de los 90 volvió a casarse.

Como veis, un personaje ejemplar pues no es que fuera. Sin embargo, no podemos negarle ser el heredero directo de Sam Cooke, y como buenos lectores boomboom que sois, sabéis que eso en el mundo de la música es muy top.

Al Green posee una de esas voces hecha como de seda, irresistible y sensual. Si bien fue protagonista de la revolución soul de los 60, cuando él empezó a sacar discos el género ya estaba en decadencia (si eso es posible…), sin embargo fue la persona ideal para renovarla con su estilo sureño y sexy.

¡Ay! Crucemos los dedos y pidamos todos con las manos elevadas (al más puro estilo de plegaria Góspel) que esta pobre infeliz pueda ver a Al Green en concierto… Tranquilos, os lo contaré con todo lujo de detalles… Mientras tanto, Love And Hapiness.

Más información sobre Al Green en los siguientes enlaces:
Facebook
Instagram

Deja tu opinión!

1 × dos =