Alan Parsons Project, la importancia del sonido y el concepto

Cuando escuchamos grandes discos como Abbey Road y Let it Be de The Beatles, o el The Dark Side of the Moon de Pink Floyd, tenemos algo en común. Una misma persona metió la cuchara en ellos. Estamos hablando de Alan Parsons. Ya sea como asistente de grabación, o como ingeniero de sonido.

Comenzó a muy temprana edad a ser ingeniero de sonido de EMI, luego de trabajar un tiempo en la BBC. Luego de su paso por EMI, desembarcó en los famosos estudios de Abbey Road.

Quizás también te interese leer:
Yazoo, pequeña historia para grandes clásicos
Huey Lewis and the News, una banda entrañable del Rock
Depeche Mode, ¿tendremos nuevo disco en 2021?

Alan Parsons Project, la importancia del sonido y el concepto

alan parsons project

Allí, en 1969, trabajó como asistente de grabación del famoso disco de The Beatles, Abbey Road y en el último disco Let it Be.

Más tarde, entre 1972 y 1973, trabaja como jefe de grabación e ingeniero de sonido en el disco The Dark Side of the Moon de Pink Floyd, siendo nominado a un premio Grammy por el mismo.

Al año siguiente, en 1974, Parsons conoce a Eric Woolfson en los estudios Abbey Road. Eric en ese momento trabajaba como músico de sesión para diferentes artistas, y al mismo tiempo estaba escribiendo una obra conceptual basada en los textos del escritor Edgar Alan Poe.

Parsons le contó sobre su inquietud por estar trabajando bajo las ordenes de otros músicos y no poder expresarse con libertad sobre el trabajo que estaba haciendo. Es así que Woolfson le propone trabajar con él en la obra que estaba escribiendo, y es así que en 1976 editan su primer disco Tales of Mystery and Imaginaton, dando lugar al comienzo de The Alan Parsons Project, donde la propuesta era realizar su obra bajo un concepto central.

La parte instrumental fue grabada por ambos, mientras que lo vocal fue grabado por cantantes invitados. Este modus operandi sería repetido a lo largo de la carrera del grupo. Siempre grabando con músicos y cantantes invitados más allá de que ambos tocaban y grababan algunos instrumentos, y Eric cantaba algunas de las canciones.

El primer álbum había sido publicado por 20th Century Records, y para el segundo disco firman con Arista Records.

Comenzaron la grabación del segundo disco llamado I Robot a fines de 1976, y lo publican en 1977. Este disco también representa una obra conceptual inspirada en los relatos de Isaac Asimov.

Tiene como característica el empleo del sintetizador Moog y el uso del Vocoder, así como también el uso de instrumentos convencionales como la guitarra acústica y el piano.

alan parsons project

Como invitados están importantes músicos como David Paton, B.J. Cole, Ian Bairson y Andrew Powell en los arreglos de cuerda y coros. Paton y Powell trabajarían con frecuencia con este proyecto a lo largo de toda su carrera.

De este disco resaltan temas como I Robot, The Voice y Some Other Times.

Ya en 1978 se edita el tercer álbum llamado Pyramid. A pesar de que no fue un álbum muy exitoso, se extraen temas como el instrumental Voyager, que abre el disco, y Can´t Take It With You.

Can't Take It with You

En este disco participan importantes músicos como Stuart Elliot en batería y percusión, Dunkan Mackay en sintetizadores, además de Lenny Zakatek, John Miles y Colin Blunstone entre otros en la parte vocal.

En 1979 se edita Eve, el cuarto álbum del proyecto, el cual está inspirado en la mujer y su lucha por tener el lugar que se merecen en esta sociedad. Un tema bastante actual por cierto.

Otra vez abre el álbum un tema instrumental como Lucifer, que fue un éxito en su momento. Además, tiene un par de canciones muy reconocidas en el repertorio del grupo como Damned If I Do y Don´t Hold Back.

A principios de la década de los 80´s, Eric Woolfson se encontraba viviendo en Mónaco, y fue allí, en los casinos de esa ciudad, donde se inspiró en el material para el próximo disco del grupo.

The Turn of a Friendly Card, el quinto álbum, se basa conceptualmente en las apuestas y en el juego de azar. Algo que predomina en los casinos, pero también hay un paralelismo con la vida real, como ser tomar decisiones importantes, arriesgarse ante lo desconocido, etc.

Este trabajo es considerado como un disco que apunta más hacia el rock progresivo, e incluye clásicos como Time, Games People Play, o el tema que le da nombre al disco que está dividido en 5 partes.

En 1982, Alan Parsons Project graba sin dudas el mejor disco de su carrera, Eye in the Skye. Un disco que se sale un poco del Rock Progresivo, y apunta más al Pop Rock.

La tapa del disco, diseñada por el estudio Hipgnosis, que ya había trabajado antes con el grupo, es muy conocida por tener el Ojo de Horus.

De este disco podemos destacar grandes clásicos como Eye in the Skye, Children of the Moon, Silence and I, y Old and Wise, además de temas instrumentales muy exitosos como Sirius y Mammagamma.

Mammagamma (Instrumental)

Al año siguiente se edita Ammonia Avenue, disco cuyo concepto eran los pro y contras de la ciencia en el progreso industrial.

Este disco contiene la canción Don´t Answer Me, uno de los mayores éxitos comerciales del grupo, con Eric Woolfson en vocales.

En 1984 se edita Vulture Culture, un disco que había sido pensado como disco dos del anterior Ammonia Avenue, pero al final fueron editados por separados.

Contiene temas como Days are Numbers, Let´s Talk About Me y Sooner or Later, considerados los más destacados del álbum.

Ya en 1985 graban Stereotomy, un disco con muy poca aceptación por parte del público, ya que se aparta bastante de lo comercial, dándole más importancia a la producción a nivel de la composición.

A pesar de todo, el tema Where’s the Walrus? fue nominado en los Grammy de 1986 como mejor tema instrumental.

Where's the Walrus?

Para el año 1987, Alan Parsons Project graba Gaudí, su último disco con el sello Arista, y finalmente como grupo.

El tema conceptual del disco fue la obra del arquitecto español Antonio Gaudí, en la cual se inspiró Eric Woolfson en un viaje a Barcelona.

Entre el año 1989 y 1990 se comienza a grabar ya con el sello EMI el álbum Freudiana, inspirado en la obra de Sigmund Freud, y escrito y compuesto en su totalidad por Eric Woolfson y producido por Alan Parsons. Las fricciones entre ambos comenzaron a verse cuando en mitad de la grabación se incorporó el productor teatral Brian Brolly, quien influenció sobre Woolfson para que el disco fuera hacia el teatro musical. Parsons no estaba de acuerdo hacia donde estaba yendo el trabajo, y ambos decidieron la disolución del proyecto como Alan Parsons Project.

Este disco terminó siendo firmado por Woolfson como disco solista, ya que Parsons solo ofició como productor.

En 2014 se edita una caja recopilatoria con todos los discos del grupo llamada The Complete Albums Collection. Esa caja también la integraba The Sicilian Defense, un disco inédito grabado en 1979 solamente en tres días.

El dúo había firmado un contrato con Arista Records por cuatro discos, y para renovar el mismo necesitaban presentar el cuarto.

Fue un disco totalmente instrumental grabado bajo presión de la discográfica, y el resultado fue bastante malo. El propio Parsons se refiere al mismo como el “disco maldito”, ya que fue un trabajo bastante pobre donde no se esmeraron como en otras grabaciones.

Woolfson, luego de la separación del grupo en 1990, concentró su carrera como compositor de obras musicales, teniendo bastante éxito. El mismo álbum Freudiana se convirtió en una obra teatral musical con gran aceptación de parte del público y la crítica. En 2009 fallece a los 64 años tras una larga batalla contra el cáncer.

En tanto, Alan Parsons continuó su carrera como solista, grabando y presentándose en vivo con el nombre de Alan Parsons Symphonic Project, o también Alan Parsons Live Project. Esta vez tocando, y además cantando algunas de las canciones que consagraron al grupo.

Más información sobre Alan Parsons y Alan Parsons Project en los siguientes enlaces:
Website Alan Parsons Proyect
Website Alan Parsons
Spotify
YouTube
Instagram

Deja tu opinión!

quince + 17 =