Albert Hernández, el baterista más codiciado

Extremadura siempre ha sido una zona de España rica en artistas de todos los sectores, pero especialmente en la música. Albert Hernández es un baterista que ya sabe lo que es tocar en Japón, Francia, Italia, Marruecos, o Corea del Sur, y un ejemplo de trabajo para las nuevas generaciones venideras.

Involucrado desde siempre en proyectos musicales de gran calibre, su experiencia se nota en cuanto le oyes dar los primeros toques a su batería. Su pegada tiene un punch muy personal, haciendo muy atractivo cualquier grupo en el que milite.

Cercano, sonriente, y siempre dispuesto a tocar cualquier estilo, nos demuestra en esta entrevista por qué es uno de los bateristas más codiciados de Extremadura.

Quizás te interese leer también:
Rubio Salas Corporation inicia su viaje espacial
Willy Wylazo, reggae emocional
BLAST BEAT: Prácticas y ejercicios para bateristas

Albert Hernández, el baterista más codiciado

albert hernández

Bienvenido a las páginas de LaCarne Magazine, Albert. Para romper el hielo, nos gustaría que nos contaras un poco tus primeras experiencias en la música. Sabemos que empezaste cuando eras muy pequeño. ¿Cómo recuerdas esa infancia musical?

Buenas, rockers! Bueno, empecé con cinco años a tocar la guitarra. Vivía por aquel entonces en Madrid. Mi padre fue músico también. Él tocaba la guitarra, y siempre me llamó la atención aprender a tocar. Mi padre puso el instrumento, y mi primo Pepe, que por cierto también es artista, puso la enseñanza. Él fue quien me inició en este mundillo tan difícil escuchando bandas como Dire Straits o Queen, que para mi edad tan prematura era todo un descubrimiento. Me fui adentrando más y más en el instrumento hasta hoy. Lo que pasa es que ahora, bueno, desde hace años que toco la batería.

¿Y qué fue lo que te llamó la atención de la percusión? ¿Por qué la batería y no cualquier otro instrumento?

Soy una persona muy nerviosa. En el colegio andaba dando palmadas a la mesa, y siempre me llamó la atención poder hacer ritmos con mi propio cuerpo. Por aquel entonces no había visto una batería en mi vida, sólo en fotos o en la tele de aquel entonces. Me fascinaba ver a bateristas ejercitar complejos ritmos, todo frenético, enérgico, alucinante para mí. Pensaba que un día podría tener una de esas baterías, y hacer con ella esos ritmos tan molones. En fin, pasaron muchos años hasta que por fin pude hacerme de una con el primer sueldo que tuve. Desde entonces jamás dejé de tocar. A día de hoy me siento afortunado por tener los conocimientos necesarios para poder dedicarme a esto.

Inicios profesionales

Te fuiste a Córdoba para formarte como músico en el Conservatorio. ¿En aquella época ya tocabas o habías tocado con algún grupo? ¿Recuerdas el primer grupo con el que te subiste al escenario por primera vez? Cuéntanos cómo fue.

La primera vez que me subí a un escenario cantaba y tocaba la guitarra. Para nada iba a imaginar que años después subiría a un escenario, pero con la batería. Eran otros tiempos, no existía Internet, y todo era más íntimo, más personal. Éramos muy malos, sobre todo yo jajajaja.

Personalmente, mi primera vez fue con mucho miedo y respeto por el resto de bandas que tocaban en aquel festival. Aprendí mucho ese día. Y a día de hoy sigo aprendiendo. Nunca se van esos miedos, y es bueno tenerlos. Te hace poner los pies en la tierra. Con miedo estás más controlado, es bueno tenerlo, y quien diga lo contrario, miente jejejeje.

albert hernández

En cuanto a grupos de música, has tocado con otros muchos artistas como David Pastor, Rubio Salas, Manuel Alienígena y muchos más. Por tu experiencia y trayectoria, ¿prefieres trabajar como fijo en una banda, o tener varios proyectos?

Para dedicarse a este mundo tan difícil tienes que tener claro que con una banda no vas a poder. Tienes que manejar varios estilos, y adaptarte a ellos. Yo trabajo con muchas bandas y artistas que, sin duda, son los que me mantienen a flote, y no siempre, claro, pero me tienen garantizado lo mínimo. Y sí, prefiero siempre varios proyectos, aprendes de todo, y al final siempre estás más cotizado por otros artistas o bandas.

Albert Hernández, baterista 100%

Conoces a muchos artistas y, como hemos comentado, has trabajado con muchos de los más potentes del panorama. Si pudieras elegir, ¿con qué grupo o artista te gustaría dar un concierto o hacer una gira?

Si te refieres a bandas nacionales, pues sin duda con las que trabajo actualmente. No lo cambio por nada. Ahora, si son bandas internacionales, mi sueño sería poder tocar con Foo Figthers jajajajaja. Pero, bueno, soñar despierto también es agradable.

¿Alguna vez te han coincidido conciertos con varios artistas? ¿Cómo gestionas compaginar fechas, aprenderte los temas, etc?

Muchas veces incluso he tenido que hacer tripletes en un mismo día. Las fechas me las marco en el calendario del móvil y son sagradas. Una o dos veces he faltado a mi trabajo por causas ajenas a mí.

Para aprenderme los temas, bueno, con algunas bandas, si hay disponibilidad, se ensaya. Si las distancias son largas con otras, pues me mandan material y me pongo a estudiar los temas que vaya a tocar. Es tedioso, y creo que es la parte que menos me gusta, pero sin duda es la más importante. Todo tiene que sonar perfecto, si no no estaría dedicado a esto plenamente.

¿Y cómo llevas lo de tocar diferentes estilos? ¿Hay alguno que te cueste más, o que te guste menos? ¿Qué estilo es el que más le gusta tocar a Albert Hernández y por qué?

Lo de tocar diferentes estilos lo llevo bien. Sin duda mi favorito es el rock, es con el que disfruto al máximo. Me lleva a otro estado mental. Escuchar una buena base de bajo contundente con un riff de guitarra le gusta a cualquiera. El reggae es un estilo que toco bastante con Willy Wylazo. Lo controlo, pero aún me cuesta llegar al flow de los auténticos bateristas de reggae de la época de Marley, pero es que esa gente está a otro nivel.

RUBIO SALAS CORPORATION - The Human Sect - Live At Boogaloo Cafe

Un baterista internacional

Hablemos sobre tus viajes. Además de recorrer gran parte de España trabajando como batería profesional, has estado en otros países como Francia, Italia, Marruecos, Corea del Sur, Japón… ¿Cómo ha sido tu experiencia fuera de casa? ¿Cómo es el público de otros países?

Sinceramente me sorprendió la grata acogida que tienen con músicos de fuera de su país. De la experiencia qué te puedo contar, eso lo querría tener todo el mundo. Visitar un país, y encima hacer lo que te gusta, sin duda me siento afortunado de haber visitado lugares que de otra manera no habría podido.

De todos esos países en los que has estado, ¿cuál de ellos te ha gustado más y por qué? ¿Hay otro país al que te gustaría ir especialmente?

Desde luego me gustó mucho Japón y Portugal. Japón tiene una cultura de la música de un nivel considerable, les gusta todo tipo de estilos. La cultura, los paisajes…, todo me cautivó. También hago mención a Portugal porque he tocado en Lisboa, y es de los mejores lugares donde he podido tocar. Hay una entrega y una pasión por la música en directo alucinante. Aquí en España no tenemos eso. Es triste ver cómo tu tierra no fomenta música de calidad, ni festivales que no lleven a bandas tributo.

albert hernández

Cuéntanos, ¿en qué estás metido ahora? ¿Tienes trabajo para esta temporada primavera-verano?

Empiezo a tener trabajo ahora en primavera. En invierno está muy difícil tener un mínimo de bolos asegurados, y por el mes de abril empiezo a calentar motores hasta finales de septiembre, donde vuelve el parón de invierno. Ando metido en varias cositas.

En primer lugar, iba a salir de gira este mes de abril con Rubio Salas Corporation, donde íbamos a visitar varias ciudades de España gracias a la ayuda de Artistas en Ruta, una iniciativa del Ministerio de Cultura y una asociación de músicos profesionales que fomenta la música en directo bien remunerada, pero debido al estado de alarma por el Coronavirus nos hemos visto obligados a posponer los conciertos de nuestra gira «The power of Red Hand». También tengo varias fechas con Manuel Alienigena, grabaré nuevo disco con DA en julio, y algunos festivales donde pondré mi granito de arena con la batería.

Sin duda iba a ser un año cojonudo. Veremos qué es lo que podremos hacer.

¿Y qué puedes adelantarnos de tu próxima gira internacional? ¿A qué países viajará Albert Hernández próximamente y con quién?

Sólo digo que vuelvo a oriente. Aún estoy ultimando cositas, pero eso no verá la luz hasta noviembre de este año. Aún queda mucho por hacer.

Esperamos que te vaya muy bien tanto dentro como fuera de España, y que vuelvas pronto para contarnos qué tal te ha ido. ¡Un fuerte abrazo, Albert!

Muchísimas gracias, de verdad! Ha sido todo un placer poder hablar con vosotros sobre mis proyectos, y sobre mi trabajo como baterista. Animo a los lectores a leer esta revista, tienen cosas muy interesantes, y que viva el Rock, tíos!!!

Más info sobre Albert Hernández:
Instagram
Facebook

Deja tu opinión!

dieciseis + seis =