Alton Ellis, toda una experiencia sensorial

En esta entrega viajamos de nuevo a Jamaica, que ya sabéis que me gusta mucho a mí la música de la isla, para hablar de Alton Ellis, un artista que durante un breve período de tiempo revolucionó Jamaica, abriéndola a nuevos horizontes musicales.

Ya anteriormente hablamos del gran Laurel Aitken y el Ska, pues esta vez nos centraremos en el siguiente paso de la música jamaicana: el Rocksteady. Y no se puede hablar de Rocksteady sin hablar de su papá, el genial Alton Ellis. Vamos a ello!

Quizás también te interese leer:
Joao Gilberto, eterno legado del padre de la Bossa Nova
Dj Kool Herc y su contribución al Hip Hop
Los indios del Mardi Gras, simbolismo y tradición

Ritmos jamaicanos y su evolución al Reggae

alton ellis

Entremos en materia. El Rocksteady es un estilo originario de Jamaica, que se creó a finales de los años 60, cuando estaba de moda el Ska, y será el camino para la institucionalización del Reggae como música jamaicana por antonomasia.

Porque para que os hagáis una idea, Jamaica sería como una casa, el patio, sería el Mento, la entrada a la casa sería el Ska, el pasillo, el Rocksteady, y, final y triunfalmente, el salón principal sería el Reggae (ya las habitaciones serían el Dancehall, el Ragga, y esos nuevos estilos ya de finales del siglo XX). Nos enteramos, ¿verdad?

Todo comienza como casi siempre, con ligeros cambios en la música de moda del momento, el Ska se empieza a hacer más lento, combinándolo con un sonido más relajado y cercano al Soul. Además, se solían incluir ritmos caribeños y baterías de inspiración africana.

El Rocksteady se desarrolla a partir de acordes entrecortados, tocados por una guitarra y un piano que se basan en ritmos acompasados, además de ralentizar así el tempo.

Todo el sonido se construye alrededor del ritmo de la batería, pero a diferencia del Ska, donde el énfasis se pone en los tempos 2 y 4, se desarrolla a partir del tercer tempo, dando así muchísimo juego para experimentar con sonidos sincopados. Se crea un contrapunto entre batería, guitarra y teclados.

Las bandas de Rocksteady reducen sus miembros, centrándose mucho en el sonido del bajo (algo que recogerá magistralmente el Reggae: la guitarra dobla la línea del bajo).

Hay que tener muy presente que tanto músicos como productores eran los mismos para Ska, Rocksteady, y, posteriormente, Reggae (un claro ejemplo son The Wailers).

Sin embargo, este estilo estuvo de moda muy poco tiempo, tan sólo dos años, entre 1966 y 1968. Los primeros singles que se produjon fueron Take It Easy de Hopeton Lewis, Taugher Than Tough de Derrick Morgan y Hold Them de Roy Shirley.

Importantísimo fue el trabajo del productor y músico Duke Reid, que desde su sello Treasure Isle lanzó a muchos artistas jamaicanos, ayudando a establecer estos sonidos locales. Tras Treasure Isle, todos los sellos discográficos jamaicanos (hubo un auténtico boom) apostaron por los nuevos ritmos.

Destacaron artistas como Derry Wilson, Ken Boothe, Jackie Mittoo o Tommy McCook (casi todos fueron cantantes, en algún momento de su extensa carrera, del gran grupo jamaicano The Skatalites).

Con el establecimiento de la religión Rastafari, y de los cambios socio-políticos en el país, el Rocksteady se vio arrinconado. Ya no interesaban los temas lentos de amor, pues se creó en la isla una conciencia negra y anticolonialista que se verá reflejada en las letras del Reggae, donde la lucha social, las protestas antirracistas, y el legado africano estaban muy presentes. El Rocksteady dejaba paso al Reggae.

Alton Ellis, toda una experiencia sensorial

alton ellis

Sin embargo, durante esos dos años, hubo un artista que elevó el nuevo estilo hacia lo más alto. Alton Nehemiah Ellis nació el 1 de septiembre de 1938 en el barrio de Trenchtown, Jamaica. Proveniente de una familia muy musical, aprendió a tocar el piano siendo un crío.

Siempre destacó por sus dotes musicales en el cole, y por ello pronto se sumó a la moda del país: los concursos de talentos que organizaba el director de The Boy´s Town Vere Johns, que ayudó a lanzar muchas de las carreras de artistas jamaicanos.

Comenzó participando como bailarín, pero después de ganar varios decidió que quería ser cantante (y menos mal). Se podría decir que su carrera musical comenzó en 1959 con la creación del dúo Alton&Eddy, junto a Eddy Parkins.

Juntos, grabaron en 1960 para Studio One el éxito Muriel, con clara inspiración en el R&B.

Alton Ellis & Eddy Parkins - Muriel

A este éxito le seguirían otros como My Heaven, un baladote jamaicano en toda regla, Lullabye Angel, I Know Is All o I´m Never Gonna Cry. El grupo pronto se hizo famosillo, pero se disolvió al poco, pues Parkins se marchó a EE.UU.

Alton creó un nuevo dúo, esta vez junto a John Holt (el posterior cantante de The Paragons), que tampoco duró mucho tiempo. Tras esto, creó la banda Alton Ellis & The Flames. Ahora sí que sí.

alton ellis - (get ready) rock steady

Comenzaron haciendo Ska, Ellis se sumó a la moda de los Rude Boys, aunque debemos reconocer que era el «anti-rude», tanto estéticamente como en la temática de sus canciones. Es el momento de temas como Girl I´ve Got A Date o Cry Tough.

En 1967, sacaron el album Rocksteady, avalado por Tommy McCook. La canción que da nombre al disco puede ser una de mis canciones favoritas del mundo entero (ahí os dejo un dato totalmente irrelevante, de nada).

Tras éste, siguió haciendo éxitos para Treasure Isle, además de colaborar con artistas como The Heptones o The Supersonic (grupos importantísimos en la historia de la música jamaicana). También de este año es Mr Soul Of Jamaica, el disco definitivo del Rocksteady.

Alton Ellis & Tommy McCook & The Supersonics ‎– Breaking Up - treasure isle records 1968

Tras esto, se embarcó junto a Ken Boothe y su banda The Soul Venders en una gira por Reino Unido. A su regresó realizó otro álbum: Alton Ellis Sings Rock And Roll.

Siguió grabando, y con la entrada de los 70 se aventuró a producir sus propios discos, como My Time Is The Right Time.

Apartado el Rocksteady, Alton empezó a viajar asiduamente a Reino Unido, hasta que en 1972 se estableció allí definitivamente. Siguió grabando y actuando, y en los 80 abrió al sur de Londres la mítica tienda de discos All-Tone, nombre que también utilizaría para, finalmente, crear su propio sello discográfico.

Se mantuvo activo hasta que su salud se lo permitió. En 2007 fue ingresado por cáncer de los ganglios linfáticos, pero tras someterse a quimio, se volvió a subir a los escenarios.

Sus últimos trabajos son junto a la banda francesa ASPO, y en 2011 se publicó el único disco en directo de toda la carrera de Ellis, Live with ASPO: workin ‘on a Groovy thing.

Finalmente moría el 10 de octubre de 2008 en un hospital londinense.

La figura de Alton Ellis, a pesar de no ser muy conocida internacionalmente, es muy importante para la música jamaicana. Tal es así, que el 3 de noviembre de 2008 se celebró un funeral institucional en Jamaica que, como ya he dicho otras veces, no sólo es el bueno de Marley.

El legado de Ellis es muy importante. El riddim de Mad Mad (1968) tiene el hito de haber sido el más utilizado por artistas y productores de Hip Hop, Dancehall y Reggae.

Como os digo siempre, bajad las luces, poneos en ambiente, eschufaos I’m Still In Love, y dejaos llevar por los sonidos y la voz aterciopelada y dulce de Alton Ellis, porque la voz de Alton Ellis puede competir con el mejor de los cantantes de Soul… Toda una experiencia sensorial con ritmos buenrolleros que sólo te pueden hacer pasar un buen rato. Enjoy it!

Alton Ellis "I'm Still In Love With You Girl"

Más información sobre Alton Ellis en los siguientes enlaces:
Facebook

Deja tu opinión!

diez − 7 =