Aryem presenta Dangerous Paradise desde México

Aryem es una banda mexicana de metal sinfónico que, después de un cambio de vocalista que los mantuvo inactivos un durante un largo periodo, finalmente presentó el mes pasado su disco debut: Dangerous Paradise (2020), un álbum con 12 cortes en lo que claramente es un inicio con el pie derecho para esta agrupación, cuya forma de trabajar augura un buen futuro.

Muchas son las aristas que sorprenden de esta agrupación. La primera de ellas es el sonido que han conseguido: la producción es más que decente, brindando espacio tanto a las partes orquestales como a las distorsiones. Incluso el sonido del bajo puede ser percibido en una mezcla soberbia que permite apreciar con claridad los elementos de la música de Aryem.

Quizás te interese leer también:
Cirrosis, el reencuentro con el Death Metal
Kóbolt, pasión por el Metal Progresivo
Gilgamesh, la primera banda de mujeres de México

Reseña de Dangerous Paradise de Aryem

aryem

Otro punto a favor son las mismas composiciones, plagadas de melodías efectivas, y estructuras que les permiten brillar. Diego Maaginen, bajista y fundador de la banda, es el compositor de las piezas, lo que explica en gran medida dos cosas: por qué casi no hay solos de guitarra, y por qué los cortes suenan tan bien amalgamados.

Cada pieza vive a través de su propio motivo musical, demostrando un enorme horizonte compositivo, que puede ir desde las melodías más power, como Such a dangerous Paradise, hasta baladas emotivas como Tesoro de tu libertad, e incluso pasajes progresivos como Betrayed.

Aunado a la parte musical, las letras (también escritas por el fundador) están muy por encima de lo que se puede escuchar, no sólo en la escena nacional, sino en el power metal en general por dos factores fundamentales: su longitud y la construcción de sus rimas.

aryem

En el primer rubro encontramos letras que no repiten estrofas después de los estribillos, cuando la práctica común es limitarse a escribir a lo mucho dos estrofas, un estribillo, y luego repetirlo todo. Aryem sigue presentando versos inéditos en cada letra, motivando a escuchar la pieza hasta el final.

En cuanto a las rimas, es muy raro encontrar a una banda mexicana que escriba rimas en inglés a partir de los fonemas, como el estribillo de Echoes. Se necesita un acercamiento muy especial al idioma para poder alejarse de las rimas consonantes, que es como la enorme mayoría de bandas (no sólo mexicanas, sino todas las que no son angloparlantes) termina escribiendo.

La parte vocal es favorablemente cubierta por Karen Mendoza, quien no demuestra ningún problema al pronunciar las palabras, cumpliendo su función de darle sentimiento a la interpretación. No obstante, se nota que el álbum fue un proceso de transformación técnica para ella, pues hay piezas donde se percibe cierta dificultad, como el primer estribillo de We told you, y otras donde ya se establece mejor como en Flames of passion, y el cover de La Llorona.

Desafortunadamente, el único punto flojo del álbum es su portada, que no está a la altura de la producción conseguida. Se percibe un trabajo improvisado que se aleja por completo del cuidado que le dieron a su música. Un arte mejor custodiado habría hecho de Dangerous Paradise un disco que rayara en la perfección. Sin embargo, al ser la primera edición, es probable que este rubro pueda resolverse en un próximo reacomodo.

El disco fue lanzado en un primer tiraje de 100 copias, que ya ha comenzado a ser distribuido por la misma banda. Lo que más sorprende de Aryem es su visión estratégica. Actualmente ya tienen piezas compuestas para un nuevo álbum, y es probable que su historia no se escriba con la misma pluma de otras tantas bandas de la escena subterránea, que cada lustro aparecen para luego desaparecer.

Más info de Aryem:
Facebook
Youtube

Deja tu opinión!

uno × 3 =