Capitán Yote y los dioses que curan

“Un soñador despierto, un obrero del arte a tiempo completo”, así se define Hugo Palacios, quien creó la banda Capitán Yote en agosto de 2005 en la histórica ciudad de Sucre, que alberga, además de  imponentes iglesias coloniales, a músicos con propuestas bastante originales en Bolivia.

capitán yote

El primer material llamado “Abusando del Dolor” fue lanzado en el año 2006. El año 2011 aparece “Natural”, al que le sigue “Los Otros” en el 2015, y el EP «Mescalina» producido este 2017. Los integrantes que completan esta querida banda son: Óscar Lascano en el bajo y coros, y Jorge Darrell en la batería.

Actualmente promocionan su nuevo video Tierra, y en pocas semanas encontraremos su material en Spotify y otras plataformas de streaming.

Lo primero que se escucha en sus canciones no son las guitarras hardcore o la voz desgarrada del vocalista y guitarrista, sino el latido de un corazón sencillo y abierto, que ama hacer y compartir su música.

CAPITAN YOTE TIERRA (video oficial)

¿Por qué el nombre Capitán Yote?
La idea se basa en el cactus alucinógeno del San Pedro (Yote), muy fecundo por Yotala, un pueblito cerca a nuestra ciudad.

Nuestros antepasados ingerían esta sustancia para conocer los secretos de los dioses, todos conocen el poder curativo de esta sustancia. Entonces buscábamos algo original y surgió Capitán Yote, como aquel Ser del más allá que cura nuestras heridas no sólo carnales sino también espirituales.

Hugo, ¿qué estaba pasando en tu vida en la época que formaste la banda?
Entré a la carrera de educación musical para ser profesor, y ahí conocí a Limberth Ledezma (bajo) y a Nelson Daza (batería), que no tenían mucho que ver con el Rock, pero yo quería rockear y tocar algo de metal, y ellos se anotaron con el proyecto.

Siempre quise hacer cosas originales, esa era la motivación, lograr escucharse a uno mismo es lo máximo. En esa época estaba volviendo de Cochabamba, donde viví 12 años, y tuve varios proyectos como XXL y Hielo que son los que sobresalen, también Delirium durante la última época en que estuve allá, hasta que me vine a Sucre.

¿Me cuentas un poco sobre esos proyectos previos a Capitán Yote?
Entré a la escena del Rock tocando Death Metal con una banda que se llamaba Odio, y sacamos un demo grabado en radio, totalmente casero, nada profesional. Hace poco nos mandaron copias de España, y está en páginas de Metal. Es una alegría para nosotros.

Pero luego me voy a Cochabamba y hago el proyecto Radio Urbano con un estilo más Hardcore Punk, y luego viene XXL, donde hacíamos Nu Metal. Este proyecto lo hemos disfrutado muchísimo con muy buenos amigos, lo pasábamos genial tocando. Lamentablemente no grabamos nada, excepto por algo en vivo que alguien más grabó.

Luego de eso viene Hielo, donde me empiezan a tocar personalmente los temas de los que yo quería hablar. Empiezo a tocar mucho más la guitarra y a escribir las letras. Vamos a tener sorpresas con Hielo, queremos retomar y grabar los temas que tampoco pudimos registrar profesionalmente, y bueno, esperemos que se dé.

Y por último, te comentaba que Delirium es otro proyecto que lo hemos llevado en Cochabamba también, un tanto más dark, más gótico, igual disfrutando muchísimo. Esperamos que pronto tengamos novedades con Delirium y Hielo.

capitán yote

¿Qué estilo de música o influencias encontramos en la música de Capitan Yote?
Las influencias de la banda son demasiadas, es una constante todavía y seguimos dejándonos influenciar por algunas corrientes que van desde la música protesta hasta el Brutal Death. No tenemos trabas en escuchar ningún estilo y de poder plasmarlo en nuestras canciones, por eso es muy difícil encontrar una línea que defina Capitán Yote, y bueno, nos gustan bandas culto, bandas góticas, y bandas Death, Heavy.

La banda que personalmente a mí me da la vuelta y en todos estos años no he dejado de escuchar se llama Katatonia. Quizá sea la banda que resume lo que quiero hacer.

¿Hay un mensaje en las letras de Capitán Yote? ¿Cuál sería? Por ejemplo, ¿de qué hablan Busca el Rumbo o Abusando del Dolor?
Así como es muy difícil encasillarse en un estilo o género, ocurre lo mismo con las letras, pues son totalmente cambiantes. Es como la vida de cualquier persona: a ratos bien, a ratos mal, a ratos alegre, triste, con esperanza, con furia… Entonces todo esto se va reflejando en un sinfín de letras a lo largo de estos discos que hemos sacado.

Por ejemplo, Busca el Rumbo justamente habla de esto, de darle importancia a lo que es la fantasía, no dejarte atrapar tanto por la realidad, de recordar las cosas simples de este mundo para ser feliz: el aire, la brisa…, no sé, los rayos del sol, el ocaso, las nubes, la noche, etc. Son cosas que para algunos son simples, inexistentes tal vez, pero para nosotros estas cosas son esenciales para poder conservar algo de simpleza, de naturalidad, de alegría en torno a lo que te toca vivir, ya sean buenas cosas o malas.

Abusando del Dolor es otra cosa. Refleja personalmente un momento muy oscuro en mi vida. Tuve que toparme con esta cuestión llamada aborto. Respeto mucho lo que los demás piensen entorno al tema, estén a favor o en contra, creo que ese no es el punto.

En la canción traté de expresar lo que yo sentía, pues no la pasé muy bien. Hablar de privar de la vida a un ser es algo muy delicado, de lo cual cuesta mucho poderse reponer. Creo que aún lo sigo haciendo, y bueno, esta canción habla de eso, que es tan delicado para cantarlo y expresarlo en vivo. Además, te pones en tela de juicio, muchas personas que no dudan en señalar o expresar lo que piensan al respecto.

¿Cómo o porqué la banda decide abordar el tema de la trata y tráfico de personas?
El tema surge porque una chica del colegio donde doy clases desapareció durante una semana y un poco más, y sus fotos aparecieron por todos lados. Felizmente ella apareció. Simplemente se escapó de casa como cualquier adolescente, pero durante el tiempo que la estaban buscando fui viendo todos los letreros de gente desaparecida, estuve reflexionando cuán cerca puede estar el tema de la trata y tráfico, ya sea en tu casa, con tus sobrinos, tus hijos, o con las personas que están en tu entorno.

Es el segundo gran problema a nivel mundial después del tráfico de armas. Involucra a muchas autoridades, a las leyes, a la gente que tiene el poder, y lamentablemente el tercer mundo, como nos denominan, es un mercado óptimo para lo que ellos quieren, ya sea nuestros órganos, sexo o perversiones que se les puedan ocurrir a este tipo de gente.

En Potosí, por ejemplo, hay datos específicos de gente que vendió a sus hijos por sólo 5 $. Esto es muy dramático. Si vas a la policía acá en Sucre, hay una sóla persona a cargo de todos los temas de trata y tráfico. Ha habido muchos casos también (no tanto como en ciudades como Santa cruz, Cochabamba o La paz) pero sí se han dado, y esta única persona hace lo que puede, casi nada, porque no es fácil solucionar este problema ya que involucra a todo tipo de personas.

Por ejemplo, una persona que está en situación de calle, un lustrabotas, y esta persona del sexo femenino consigue un mejor trabajo que es vender su cuerpo. Ella se pone en este dilema de qué es mejor: pasar hambre, pasar frío, estar en la calle lustrando botas donde no tiene lo necesario para poder surgir, o de un día al otro vendiendo su cuerpo para hacer dinero. No vamos a decir si está bien o está mal, pero esta persona todavía va al colegio, y le cuenta a una amiga que ella lustrando botas no ganaba nada, y ahora, vendiendo su cuerpo, tiene dinero. Entonces, la amiga que tiene una situación económica muy parecida, asume el tema de vender su cuerpo también.

Nosotros podemos pensar que son inocentes, pero ante la ley, la primera persona ya está haciendo de traficante de alguna manera, y la otra está siendo víctima de trata.

Hay un tema económico que es muy importante. Las personas venden su cuerpo por esta cuestión, y caen en manos de todas estas redes que les ofrecen mejor vida, mejor estatus, les compran ropa, les dan cuartos donde vivir, los alimentan y cualquier día les pasan la factura.

Es muy delicado este tema, y por eso decidimos abordarlo en una de nuestras canciones, para poder, de alguna manera, alertar, prevenir, informar que el problema de la trata y tráfico puede estar muy cerca de todos nosotros.

capitán yote

¿Qué discos o canciones les han traído más satisfacciones?
Personalmente creo que el primer disco ha marcado una diferencia, por lo menos para mí, es la primera vez que yo me escucho medianamente profesional. Todo lo anterior que había grabado con Hielo y XXL eran conciertos en vivo, grabaciones caseras, y el tema de buscar un estudio por primera vez con Abusando del Dolor fue una satisfacción única.

Con «Natural» hay canciones que no podemos dejar de tocar cuando vamos en vivo. El tema de Claroscuro, por ejemplo, Nébula o A cada Paso del primer disco; o del tercero, “Donde Estás”; y en el último, que es el EP, extrañamente llega muy fuerte, a la gente que escucha Capitán Yote por lo menos.

Del “Mescalina”, que tiene 4 canciones, las tenemos que tocar todas en vivo, les encanta a los fans de la banda. Si tuviera que decidir me quedo con Abusando del Dolor, pero más que por sonido o por canciones, por el logro que es en nuestro país grabar, producir, poder darte la oportunidad de soñar también.

¿Cuáles han sido los logros o metas más importantes de la banda?
Para nosotros el logro es poder grabar. Como te decía, es lo máximo poderse escuchar. Sacar videos de una manera medianamente profesional me llevó a un éxtasis único.

Todos los videos que tenemos prácticamente no nos cobraron. Eran gente que realmente le gusta la banda, excepto Donde Estás, que trabajamos con una productora. También ha sido muy importante para nosotros salir del país. Visitamos Argentina y Chile, y tenemos algunas propuestas para salir también a otros lados. Espero que se concreten.

El logro más importante de Capitán Yote es mantenerse vivos y vigentes 12 años, lograr mantener por lo menos el nombre, porque hemos cambiado muchísimas veces de integrantes, pero ya hemos pasado la etapa de «sale alguien y se murió la banda». En cambio ahora están los que tienen que estar, los que quieren estar, y agradecido por toda la gente que ha pasado por la banda.

Hugo, tú organizas festivales constantemente. ¿Cómo se da esto en tu vida? ¿Cómo los realizas y cuál es tu motivación?
Sí. Este año estoy llevando el Cultura Rock 4 (ya es la 4ta versión) con la que hemos dado la oportunidad a que bandas emergentes y consolidadas vengan a visitarnos.

La motivación que tengo es simple: en mi ciudad no hay lugares donde tocar como en La Paz o Santa Cruz o Cochabamba, donde paulatinamente se va trabajando de la mano con las organizaciones gubernamentales, ya sea el tema de festivales y demás.

Acá en Sucre vas a pedir una mano con el Rock, y sólo encuentras puertas cerradas. Pero no tienes que esperar a que las cosas pasen, tú tienes que hacer que las cosas pasen. Esa es la motivación, que cada uno promocione a sus bandas, pero también el que los chicos puedan soñar con esto que tanto nos apasiona.

Esto en mi vida es muy importante, pues me desconecta del trabajo diario que hago, me hace sentir útil y creo que todo lo que hace una persona, si tiene un fin de trabajar en comunidad, sin muchos intereses económicos y menos políticos, te hace crecer como persona y uno se siente agradecido con las personas que deciden trabajar.

Y para cerrar, ¿cuántos fans tiene ya en Bolivia Capitán Yote?
El tema de tener fans, de tener mucha popularidad no es una prioridad. Tenemos gente que nos escucha, gente que nos apoya y es muy gratificante, obviamente, pero la prioridad para nosotros es principalmente realizar esta inquietud que uno tiene de ser músico.

Estamos muy agradecidos con toda la gente que nos escucha en diferentes partes del país. Nos damos cuenta que llegamos donde menos pensamos, no sólo en el país, sino también nos escribe gente del exterior.

¡Muchas Gracias a LaCarne y a ti por la entrevista!

Más información sobre Capitán Yote en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver YouTube

Deja tu opinión!

2 × cuatro =