Carmen París, inconfundible voz y audacia creativa

Carmen París lleva 30 años subiéndose a los escenarios y mostrando al mundo que la jota puede hermanarse con cualquier estilo musical. Prueba de ello son todos sus discos en los que fusiona la jota con el son cubano, con el jazz, el pop, el rock y cualquier otro estilo que se le ponga por delante.

La voz de Carmen París llega inundando tus oídos, y, una vez la escuches, comprobarás que no hay una artista igual a ella. En sus actuaciones en directo muestra su esencia, una desnudez musical que el público aprecia en cada canción.

La última vez que Carmen París pisó Extremadura lo hizo en el Teatro Romano de Mérida, y vuelve a pisar nuestra tierra dentro del programa de la Diputación de Cáceres, Estivalia.

Carmen París se encuentra estos días de gira con su espectáculo “En Sïntesis” (del que podremos disfrutar en Estivalia) y, a pesar de ser una mujer muy ocupada que no para de trabajar, nos atendió amablemente. Ha sido encantadora respondiendo a nuestras preguntas.

carmen parís

Foto: Assaoud Altares

Carmen París, aromas y paisajes alrededor de la jota

Carmen París, nos encanta tu propuesta musical de fusionar el folklore, el jazz, y la jota con otras músicas del mundo. ¿Cómo surgió esta mezcla de estilos? ¿Lo tenías todo pensado, surgió de forma espontánea…? Cuéntanos.
Más que surgir fue que la vida me llevó a ello. Fue más la experiencia musical y profesional.

Empecé a estudiar muy joven, empezando desde la ronda del pueblo, pasando por misa, era cantora en misa. Ahí me fichó una empresa de verbenas, y ahí digamos  que empezó mi proyecto ya profesional.

El verano antes de cumplir los 18 empecé en la Orquesta Jamaica a hacer verbenas. De ahí a los 20 empecé a cantar como soprano en el Teatro Lírico, pues estudiaba en el conservatorio piano, guitarra y canto.

Luego ya empezaron a llamarme para teatro, música para audiovisuales… Una cosa me fue llevando a la otra.

La jota la bailé de niña, la cantaba de muy niña, pero la dejé a los 11 años porque me escuchó una profesora de canto y me dijo “Ay, hija mía! Si quieres ser cantante de mayor, no cantes jotas que te estropearás la voz”. Porque la forma de cantar la jota aragonesa es muy brava, y raspa mucho las cuerdas vocales.

Así que después de todas las experiencias con la orquesta, teatro, coros para grupos de blues, de soul, de salsa…, como hice muchas cosas, cuando me propuse hacer mi primer disco como compositora, ya había pasado por muchos palos.

Entonces, claro, pues me salen guisos en los que mezclo lo clásico, pasando por el folklore, más el repertorio “orquesteril”, más el jazz… Pues esos son mis guisos, esas cancioncitas.

carmen parís

Foto: Guillermo Barberá

Nos resulta muy interesante esta fusión de estilos, algo que nos resulta realmente complicado.
Como le digo a la gente, “he descubierto la sopa de ajo” con la jota, porque a través de la jota puedes hermanar muchas cosas debido a que la jota es el género musical que es común a toda la Península Ibérica.

El flamenco nació en el sur, aunque ahora puedes encontrar músicos de flamenco buenos en cualquier ciudad de España, pero su origen está en el sur y no se cantaba flamenco en la Península Ibérica. Sin embargo la jota sí. Jota hay en todas, absolutamente en todas las zonas de la Península Ibérica, incluído Portugal.

Hay jota en el País Vasco, en Cataluña, en Valencia, incluídos todos. Es el género ibérico por excelencia. En Extremadura también tenéis jota, en Castilla, en Andalucía hay jotas también…

Y por supuesto, también está en muchas músicas que cruzaron el océano. Cuando los españoles durante el s.XVII y s.XVIII iban a las américas, lo que cantaban eran jotas. Y en el s.XVI, fandangos, boleros y seguidillas que son los antecesores de la jota. Esa impronta está desde México hasta Tierra de Fuego.

A través de la jota se pueden hermanar muuuchos países. Está en el sustrato de muchas músicas, el flamenco incluido, porque digamos que es la interpretación que hizo el pueblo gitano, que en el caso de España venían de Egipto, interpretaron con sus músicas que traían del lejano oriente el folklore ibérico.

Todo ello nos ha dado mucha riqueza cultural y musical, que ahora están acabando con ella porque hay una imposición de la cultura anglosajona que elimina todas las variedades culturales que hay por el planeta.

¿Cómo es tu método de trabajo para conseguir este sonido tan particular? ¿Cuentas con un equipo que te ayude, lo haces tú sola…?
Nada, en absoluto. La gente flipa, porque no tengo estudio en casa, ni siquiera un multipistas para grabarme. Tengo un piano y un cajón. Compongo con la mano izquierda, hago la línea de bajo, toco el piano y un poco la percusión.

Compongo y luego me voy a un estudio y digo “ponme un sonido de bajo” o “ponme un sonido de piano” o “ponme un sonido de bombo”, y lo toco yo todo en el teclado o un poquito con instrumentos.

No me resulta complicado el hermanamiento. Como te digo, vengo del clásico y las rondaias, y pasar a las orquestas y las verbenas, al rock and roll, al blues, al jazz… es que me sale solo. No tengo que ponerme a pensar “voy a fusionar”. Es el resultado de lo que ha sido mi vida.

carmen parís

Foto: Guillermo Barberá

Si la memoria no me falla, creo que ya has estado en tierras extremeñas: en una edición de Womad, en el Teatro Clásico de Mérida… y en esta ocasión, en Estivalia. Para los que aún no han tenido la oportunidad de verte en acción, cuéntales cómo son los directos de Carmen París, ¿qué se van a encontrar? Háblanos de “En Síntesis”, el espectáculo que estás presentando ahora.
La última vez que estuve en Extremadura fue hace dos veranos en el Teatro Clásico de Mérida, que fui la diosa Fortuna en “Los Hilos de Vulcano”. Por primera vez en mi vida compuse un martinete (ríe). Salía con un manto que parecía la Virgen aparecida, como un espectro, y le cantaba a Vulcano un martinete.

“En Síntesis”, especialmente, van a descubrir un espectáculo en el que canto yo sola y otra versión en la que me acompañan dos músicos: al piano el uruguayo Diego Ebbeler, y el percusionista Jorge Tejerina, que además es cantante.

En este espectáculo hago un recorrido por los cuatro discos de manera muy esencial. A diferencia de lo que se oye en los discos con una producción, se escuchan los temas tal y como nacieron: un piano, una percusión y mi voz. Se aprecia mejor la esencia de las cosas y explico la historia de las canciones.

Es muy sencillo, muy natural, donde la importancia la tiene la palabra, la música y el canto.

Cuéntanos cómo te preparas para los directos ¿Qué es lo más importante para ti para que un concierto salga redondo? ¿Cómo son los preparativos previos y ensayos antes de un concierto?
Esto ya cuando lo llevas rodado no hace falta ensayar, a no ser que haga mucho que no lo has tocado. No tenemos que hacer ensayos, directamente quedamos con la furgoneta y vamos para allá. No lleva más preparación que descansar el día antes porque si no canta “Rita la Cantaora” y ya está. Carretera.

¿Está pensado este espectáculo solamente para los directos o podemos escucharlo también en un recopilatorio?
No, es un recorrido por los cuatro discos pero no hay un disco de ello. No existe grabación de este formato porque son temas que ya tengo grabados en los cuatro discos.

Lo próximo que tengo que sacar es algo nuevo, no sacar otro disco con los temas que ya tengo grabados, no hay que repetirse.

carmen parís

Foto: Guillermo Barberá

Estivalia es una gran iniciativa de la Diputación de Cáceres para acercar la cultura a la ciudadanía. ¿Qué opinas sobre programas culturales como éste?
Me parece estupendo que se tomen iniciativas de este tipo, porque a veces la gente no les gustan las cosas porque no las conocen.

A veces hace falta que desde las administraciones, si hay una política cultural, es una de las cosas que se tienen que intentar con las programaciones y las propuestas culturales. Acercar a la gente las cosas a las que normalmente no tienen acceso porque están más o menos copados por las propuestas comerciales.

Cuando se dice que se hace Cultura desde los Ayuntamientos, los Gobiernos Regionales o los Centrales, si traes a los mismos que ya venden muncho en la tele… a la gente eso no les hace falta. Ya los ven en la tele y en los medios. Se trata de que las programaciones sean más variadas.

Cuentas con un curriculum muy extenso, has trabajado con grandes músicos y artistas nacionales e internacionales, has llevado tu música a otros países… ¿Qué te queda por hacer? ¿Cuáles son en estos momentos tus inquietudes musicales?
Estoy documentándome para un proyecto futuro, que no sé si será para el próximo disco o para el siguiente, pero que requiere mucha documentación.

Me lo estoy planteando a medio-largo plazo, pero antes hacer otro disco, así que… Pero ahora mismo, este verano lo tengo todo aparcado porque se me han concentrado entre Julio y Agosto mis conciertos con una colaboración que hago aquí en Aragón, que se ha hecho un disco de música aragonesa (un tema por comarca) en el que he participado no solamente en el disco, también en los directos.

Ahora mismo tengo todo proyecto aparcado hasta, te diría, pasado octubre, porque se me junta también con un proyecto nuevo con un cantante valenciano, con Pep Botifarra, que es el jotero mayor del reino.

En octubre viajo a México del 4 al 20 y después actúo por primera vez en mi ciudad natal, que es especial para esa noche… En fin, que hasta pasado octubre no tengo más inquietud musical que lo que tengo que resolver de aquí a entonces (ríe).

Carmen París, ha sido un placer y todo un lujo poder charlar contigo. Estaremos siempre dispuestos a volver a hacerlo. Gracias por dedicarnos un ratito!
Muchas gracias a ti, un placer. Hasta la próxima, un abrazo.

Más información sobre Carmen París en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver Twitter

Encontrarás más entrevistas AQUÍ.

facultad de música

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 9 =