Un mal uso de la voz afectará a tus cuerdas vocales

Un músico puede sufrir lesiones en las cuerdas vocales por falta de calentamiento, una mala postura, etc.

Como ya hemos visto en anteriores artículos, la voz es el instrumento insustituible del cantante y, al igual que cualquier otro músico, también puede sufrir lesiones.

Ya sabemos que las condiciones ambientales pueden afectar a las cuerdas vocales, pero la mayor parte de las veces las lesiones de un cantante se deben principalmente a un mal uso de la voz, o a un uso excesivo de la misma.

Recuerda siempre que debes practicar ejercicios de calentamiento vocal.

errores al cantar

En esta ocasión veremos algunos de los trastornos más comunes que sufren los cantantes, y que son causa de ese mal uso o uso excesivo de la voz.

Veremos también qué causas provocan esos trastornos, cuáles son los síntomas y lo más importante, cómo remediarlo.

Laringitis

Cuando las cuerdas vocales y la laringe sufren inflamación pueden hacer que tu voz tenga un sonido más ronco.

La laringitis crónica aparece cuando este trastorno es contínuo en el tiempo, lo cual puede causarte una ronquera persistente y fatiga vocal.

Las causas más comunes de la laringitis son principalmente el uso excesivo o mal uso de la voz, el tabaquismo, la deshidratación y el reflujo de los ácidos.

¿Cómo tratar la laringitis? Pues el tratamiento varía dependiendo de las condiciones y las causas de la afección.

La hemorragia de las cuerdas vocales

La hemorragia en las cuerdas vocales se produce cuando se rompe un vaso sanguíneo, y puede afectar a la flexibilidad de tus cuerdas vocales y limitar la vibración de las mismas.

¿Cuáles son los síntomas? Este trastorno no suele presentar dolor, por lo que a veces resulta más difícil saber si lo estás sufriendo.

Los más comunes suelen ser ronquera y fatiga vocal, y en ocasiones que disminuya la tonalidad de tu voz (que no llegues a ciertas notas que antes cantabas con facilidad y sin esfuerzo).

La causa principal de este trastorno suele ser el esfuerzo. Puede que durante una actuación o un ensayo hayas gritado más de la cuenta, o hayas forzado mucho la voz al cantar.

Si has sufrido una hemorragia de las cuerdas vocales, el descanso es generalmente lo más recomendado para la recuperación.

En el caso de que sufras estas hemorragias de manera más frecuente, probablemente sea porque estás haciendo un uso excesivo o mal uso de la voz, o quizás tengas algún problema en las cuerdas vocales que puedan requerir cirugía.

En cualquier caso, si sufres estas hemorragias o sangrados de las cuerdas vocales de formas contínua, habla con tu médico.

Los nódulos de las cuerdas vocales

cuerdas vocales

Los nódulos en las cuerdas vocales son pequeñas masas de tejido que crecen de forma simétrica a ambos lados de las cuerdas vocales.

Estos nódulos, en la mayor parte de los casos, son beningos.

En principio no tiene por qué afectar a tu salud, pero sí puede afectar seriamente a tu capacidad de hablar, cantar o cambiar tu tono de voz.

Los síntomas incluyen ronquera, dolor al hablar o cantar, pérdida de resistencia vocal, repiración y reducción de notas.

He sufrido este trastorno, y recuerdo que cuando ensayaba en el local, cuando la nota era alta no es que no llegara a la nota, simplemente no salía, esa nota se quedaba como muda en mi garganta aunque posicionaba mis músculos y hacía fuerza para que saliera sonido de mi boca.

El tamaño de los nódulos puede variar, estas pequeñas callosidades en las cuerdas vocales aparecen como causa de un mal uso de la voz o un uso excesivo.

¿Qué hacer si tienes nódulos? ¿Cómo puedes tratarlos? Pues si se detecta a tiempo, la terapia o clases de canto pueden ayudarte, aunque en otros casos a veces es necesaria la extirpación quirúrgica.

En mi caso, la causa fue un uso excesivo de la voz. Salía de un ensayo con un grupo metal y me metía en otro ensayo con un grupo de hardcore, lo que hizo que tuviera que forzar la voz.

Las clases de canto no fueron suficiente porque los nódulos ya llevaban ahí un tiempo, pero me operé y mi voz ha vuelto a ser la de antes.

Pólipos en las cuerdas vocales

Un pólipo en las cuerdas vocales generalmente no causa ningún dolor. Es una masa llena de líquido que normalmente se desarrolla en uno o ambos lados del punto medio de las cuerdas vocales.

Los síntomas que se detectan cuando tienes un pólipo es la ronquera y una respiración ruidosa. Los pólipos pueden causar diplofonía, es decir, que cuando cantas o hablas se produzcan dos tonos distintos.

Las principales causas de la aparición de pólipos pueden ser varias, como por ejemplo un uso intensivo de la voz, hemorragia de las cuerdas vocales, hablar en ambientes o sitios ruidosos, el tabaquismo, etc.

La terapia de voz puede ser de gran ayuda, pero probablemente tengas que acudir a la cirugía para extirparlos.

Quistes en las cuerdas vocales

Un quiste es una acumulación de líquido que puede aparecer en una o en las dos cuerdas vocales, incluso pueden aparecer varios en un sólo lado.

Cuando esto ocurre (cuando el quiste aparece en un solo lado, el pliegue opuesto puede irritarse o inflamarse.

Tanto los nódulos como los quistes pueden afectar a la voz en mayor o menor medida. Todo ello depende del tamaño y la localización de los mismos.

Los pólipos pueden producirte ronquera, hacer que te cueste más respirar mientras cantas, dificutad para cantar y como solemos decir coloquialmente, que se te rompa la voz.

¿Qué debemos hacer si tenemos pólipos? Como en la mayoría de los casos la solución está en hacer terapia para aliviar los síntomas, pero en muchas ocasiones la cirugía es necesaria para recuperar por completo el uso de la voz.

Granulomas

cuerdas vocales

Un granuloma es el crecimiento de una masa benigna bien en las cuerdas vocales o alrederor de ellas, o bien en la parte cartilaginosa de ambos lados de la laringe.

Que tengas un granuloma no significa que tu calidad vocal se vea muy afectada.

Los síntomas suelen ser ronquera, que te cueste más llegar a ciertas notas, fatiga al cantar, fatiga al respirar y sensación de tener algo atascado en la garganta.

En este caso, los granulomas pueden causar dolor y las causas pueden ser un mal uso de la voz, una persistente tos o carraspera, pero también puede estar asociado al reflujo de los ácidos.

En este último caso el tratamiento consistiría en una buena dieta y medicación apropiada.

Por supuesto, la terapia vocal es una de las claves para la recuperación, sobre todo si has hecho un mal uso de tu voz o un uso excesivo, en cuyo caso el granuloma puede ser más tenaz y persistente.

Boca Seca

Tener la boca seca puede parecernos algo normal, pero la mayor parte de las veces que sufrimos este trastorno se debe sobre todo a un estado de nerviosismo o estrés.

Nuestro cuerpo responde ante estas situaciones cerrando las glándulas salivares y el estómago, por eso se nos seca la boca.

En muchas ocasiones nos sentimos así antes de subir al escenario, puede deberse al nerviosismo.

Pero si sufres de forma más aguda estos síntomas, puede deberse al miedo escénico o a la ansiedad que sufrimos porque queremos que nuestro rendimiento sea el apropiado.

En este caso, si sufres miedo escénico o ansiedad, encontrar a un buen psicólogo será de gran ayuda para superarlo, o puedes leer Consejos contra el miedo escénico.

Pero no es sólo nuestro estado de nerviosismo, estrés o ansiedad el que puede provocarnos sequedad en la boca, también puede ser la consecuencia del uso de algún medicamento sin prescripción médica.

Si este es tu caso, coméntaselo a tu médico. En otras ocasiones tener la boca seca se debe al tabaquismo o la deshidratación.

Para evitar la sequedad en la boca, puedes utilizar algún tipo de aerosol para hidratarla, gotas, beber mucha agua o incluso utilizar un vaporizador en la habitación, y mantener una buena higiene bucal.

Flemas

cuerdas vocales

Tener excesivas flemas en la garganta hacen que estés constantemente carraspeando y tosiendo para aclararla.

Las flemas hacen mucho más difícil que puedas cantar y sobre todo, las notas o registros más altos.

Esta afección puede ser temporal y normalmente está causada por alguna infección, el tipo de alimentación, alergias, alergias estacionales, el tabaco, el estres, el reflujo de los ácidos, las condiciones ambientales, etc.

Todo ellos puede dar lugar a luchas muy prolongadas contra las flemas.

Para tratar las flemas o aliviarte un poco, puedes tomar algún medicamento contra el resfriado o la alergia. Dejar de fumar y beber mucho líquido también puede ayudarte.

También debes tener en cuenta lo que comes, el tipo de dieta que lleves es importante.

Comer productos lácteos y, en algunos casos, los productos de trigo y huevo, pueden agravar estos síntomas. El alcohol y la cafeína también pueden causar la sequedad del moco.

Si te preocupa mucho tener flemas, debes limitar o evitar el consumo de productos como la leche, el yogurt, el queso, etc.

Encontrarás más Consejos para músicos AQUÍ.

Deja tu opinión!

quince − tres =