Clau Gunther, música con energía y desde el corazón

Nacida en la década de los 80, con estudios ajenos a la música, pero con gran pasión por ésta, Clau Gunther es una cantante y compositora, que en sus inicios todo fue de forma reservada por temor al rechazo de su familia.

Hoy en día, su música ha traspasado fronteras, y es escuchada fuera de Chile. Vamos a conocer sobre esta cantante y compositora chilena, Clau Gunther.

Quizás también te interese leer:
Folkrieg Techcatl, Folk Pagan Metal desde México
Feather Crow, Rock Metal desde México
Zelichant, el Death Metal de los Dioses

Clau Gunther, música con energía y desde el corazón

clau gunther

Saludos, y sea bienvenida, Clau Gunther. Hablemos de tus inicios en la música. ¿Cuándo es que descubres esta inclinación tuya por la música?

Lo primero es lo primero: agradezco a los medios de comunicación como el tuyo que, así como para mí, significa una oportunidad más para cada artista emergente que permite dar a conocer su música, presentar su carrera, pero, por sobretodo, presentarse como persona ante un mundo tan diverso y enriquecido justamente por esas diferencias. Hay un universo detrás de cada uno de nosotros, y de frente una imagen que cruza cada frontera, quizá hoy lentamente, pero lo hace y te contaré cómo.

Crecí en la década de los 80 en una ciudad del sur de Chile llamada Valdivia. Se conoce como la Perla del Sur, rodeada de una espléndida y natural belleza, bosques, ríos, verde por doquier, y mucha historia. Componía poesía, le ponía música, participaba en concurso que se publicaba, y con o sin premio crear fue siempre mi gran pasión, mi refugio, y mi secreta alegría. Mi padre, llamado Gunther, era profesor universitario, y desde muy niña recorrí esas aulas para aprovechar cada momento cerca de él. Aprendí mucho e incursioné en varias carreras.

En la medida que crecía, se notaba cada vez menos mi intromisión entre los universitarios, todo hacía parecer que ingresaría joven a esa misma institución, pero fui madre a una edad muy temprana, y casi paralelamente perdí a mi padre. Fue una etapa muy dura y dolorosa porque, de tener una vida cómoda, supe lo que era no tener nada. Maduré rápidamente.

La vida, casi literalmente, me sacudió. Postergué todo lo que no tenía que ver con ganarse la vida. No había terminado la secundaria, por lo que me matriculé en una escuela nocturna. No podía pagar por educación, y a mi hijo no podía faltarle lo esencial, por lo que terminé la escuela con promedio de excelencia, y a pesar de que malamente se decía que era imposible ingresar a una universidad con un diploma de tan baja calidad, no me resigné a la mediocridad de soñar eternamente, y corrí tras mis anhelos.

Con mis zapatos rotos y un amor propio debilitado por el hambre y el frío, sacrifiqué lo poco que me quedaba, mis horas de sueño, y estudié tanto como mi cerebro me lo permitió, hasta ingresar a la universidad y obtener una beca casi completa.

La vida me sacudió fuerte, pero me despertó, y lo hizo tan abiertamente que viviría cada minuto de nuevo para ser la misma de ahora, no lamento nada. Si estuviera en mí hacerlo, no me lo haría más fácil. Hace un año y medio mire hacia atrás. Entre esa primera etapa y el nacimiento de mi primer sencillo oficial Qué es amar hay una gran experiencia. Hay una lucha constante como mujer, como estudiante, como madre, como trabajadora, como soñadora, y ya no me debo nada. Quise dejar una huella, algo muy mío, solo mío, y lo hice.

Me fui de Valdivia por once años a una ciudad del norte llamada La Serena. De ese pasar saldrían muchas historias para contar, algunas muy instructivas, y otras que podría reprochar sin duda alguna, pero no borrar. Regresé al sur porque extrañaba todo lo que recordaba, pero descubrí que la memoria también traiciona. Las personas crecen y cambian, maduran o se pierden en sí mismas. La vida que era dejó de ser, y nada ni nadie se congela por tanto tiempo.

La desilusión me hizo tan fuerte como introspectiva, y buscar en el fondo de uno significa a veces encontrar las piezas desarmadas de un rompecabezas de miles de piezas. Puedes dejarlo así o puedes tomar el camino largo y difícil. En mi caso fue sorprendente.

Me encontré con la compositora frustrada, la que nunca fue lo que soñó ser, esa artista postergada y demasiado victimizada para mi nuevo gusto. Así que cogí mi guitarra con una mezcla de pasión contenida y rabia, comencé a rasquetear cual sentimiento tenía, y la letra nació con cada acorde mientras me preguntaba “¿Qué es amar?”.

Pasó el tiempo, y un músico valdiviano la escuchó desde mi celular, grabada a pura guitarra, me ayudó hasta publicarla, lo hice con mi pseudónimo Clau Gunther en honor a mi padre y sin ninguna expectativa. Mi primer sencillo como Clau Gunther cruzó fronteras rápidamente.

Aún no sé si fue la duda sobre la pregunta o fue mi voz, pero ése fue solo el comienzo. Hay ocho publicaciones hasta la fecha, y dos pendientes, pero terminadas por completo, esperando hasta diciembre para la publicación oficial de mi primer álbum como Clau Gunther llamado Soy, el título de una de mis canciones favoritas.

Tus estudios fueron de administración e ingeniería. ¿Clau Gunther ha pasado algún curso o estudio referente al arte musical?

Estudié administración, trabajé como ejecutiva bancaria mientras financiaba mis estudios en otra universidad. Ese trabajo jamás me agradó, luego me convertí en prevencionista de riesgos, trabajé algunos años en Alta Montaña, sufrí acoso laboral al punto de tener que demandar a mi propia compañía, y gané con clase. Lo menciono así porque para poder probarlos tuve que soportar meses de exposición, y luego decidí quedarme para demostrar mi profesionalismo. Cuando lo di por resuelto, renuncié e inicié mi propia empresa.

Actualmente estudio Derecho, ya finalizando. Te contaré un secreto, y es que los abogados no me agradan, tuercen sus principios con facilidad, mi afán de justicia me hace estudiar sin descanso y prepararme bastante, pero me motiva más el hecho de no tener que consultar a ninguno de ellos nunca más. Estudiar constantemente se convirtió en una necesidad de carácter personal. Creo que podría dejar de comer un día entero, pero no puedo vivir sin saciar esa necesidad de aprendizaje. Respecto al arte musical, nací con ella.

En silencio o a viva voz, la música es mi energía, mi corazón late por ella y con ella, es tan esencial como el agua o el aire. Si bien no tengo estudios formales y no cuestiono lo positivo que sería, quien viera nacer una de mis canciones me entendería. No es algo que planifique, simplemente nace una canción, con su letra y melodía completa, sin mucho que cambiar o reemplazar. Es lo que soy, una canción mía es quien soy y cómo me siento en ese instante.

¿Tu familia te apoyo en la decisión de inclinarte por la música? ¿Qué te influyó para convertirte en la artista de hoy en día, Clau Gunther?

Mis padres y familiares nunca supieron nada de esto. Mi padre murió sin saber. Mis hijos lo vivieron conmigo desde que inicié con mi primer sencillo, y luego fueron testigos de todo lo que logré sin esperar nada. Se entusiasmaron, y apoyan cada uno de mis pasos. Ellos lo viven como una aventura, pero no saben lo que significa para mí dejar mi voz y esas experiencias juntos, de risas, ruido, quejas, recuerdos que serán siempre parte de sus vidas.

Una parte de mí los acompañará siempre, y no solo en sus mentes y corazones. Yo estaré ahí, generación tras generación, puedo estarlo en cada árbol que planté, en cada frase que escribí, pero lo mejor de mí, lo más intenso de mi ser vivirá siempre.

Nunca me perdí una sola oportunidad de ser honesta conmigo misma, sin miedo a enfrentarme a una realidad no deseada, por lo que decidí ser valiente y publicar mi trabajo musical en absoluta consciencia de que no sería del gusto de todos, y habría tantos elogios como críticas. Quizá más de lo uno que de lo otro, pero mi interés de dejar esa pequeña huella, algo tan y únicamente mío, no podía torcerse por lo que otros creyeran o no sobre cada canción mía, ya que cada una de ellas soy yo misma.

Nadie puede decidir sobre la dirección en que gira mi mundo propio, ni sobre lo que desaliña o endulza mi alma en determinado momento, pero sí pueden identificarse con mis letras y hacer calzar una sensación o un sentimiento. Mis acordes y palabras atrapan a más de alguien, es por esa razón que, siendo la música un idioma universal que no reconoce idiomas ni fronteras, lo mío ha llegado tan lejos.

clau gunther

En las composiciones musicales de Clau Gunther encontramos desde el Pop hasta baladas más románticas, con mucha melodía y poesía. ¿Cuál es el proceso creativo que tienes para componer?

Mis canciones nacen en un parto natural sin anestesia, de manera pura y simple. A veces creo que ellas me eligen a mí y no yo a ellas. Puedo despertar una mañana cualquiera y correr por la guitarra y el celular para grabar. Las grabo para no olvidarlas. Muchas han nacido y se han ido, no las he podido recordar. Las que grabo se van tal cual a producción.

Por ventaja mi productor Israel Ángel Maureira tiene una capacidad increíble y un gran profesionalismo para trabajar la parte técnica de acuerdo a mi estilo, después solo tengo que ser Clau Gunther para la interpretación final, ésa que trasciende y escuchan todos ustedes.

¿A qué le canta Clau Gunther? Me refiero a la temática de tus letras.

Es mi forma de expresar el sentimiento de ese instante. A veces con imaginación, o a veces a pura realidad, a veces mis deseos sobre algo que aún no llega, pero deseo que así sea. Creer para ver, y no ver para creer puede ser la clave para muchas cosas. La música saca todo de mí hacia el mundo exterior, lo bueno, lo malo, lo indeseado, lo soñado, lo merecido, no es otra cosa que la energía brotando hacia un mundo que la atrapa de la misma manera.

Cuando compuse ¿Qué es Amar? lo había dejado todo para comenzar en muchos aspectos de cero, y no funcionó, me sentía derrotada. No es muy difícil deducirlo cuando escuchas solo la primera parte de esa canción. Cuando compuse Estúpida Imperfecta, estaba terminando una mala relación en la que se me cuestionaba todo. Fue una ironía esa composición. Estaba conduciendo molesta, y comencé a crearla mientras manejaba hacia mi casa, incluso recuerdo haber llamado a esa persona y habérsela cantado.

Otras canciones de Clau Gunther nacen mientras cocino, como Déjalo Así, la televisión se escuchaba de fondo y hablaban sobre las relaciones desechables de hoy en día, personas jugando con los sentimientos de otras como algo usual. Mientras riego las plantas, como cuando nació Verte Más. Hacía mucho calor y pensaba en la playa, en lo lindo que sería bailar de noche mirando las estrellas. Soñar es un privilegio, y lo tenemos todos, como cuando mientras observaba el atardecer y comencé a cantar Ya no Quiero a Nadie Más.

Muchos pensaron que la compuse porque encontré el amor, y no es así, es lo que desearía, el sol se escondía ese día y dejaba un incendio de colores muy particular en el cielo. El aire era tibio, y había una pequeña brisa.

Luego pensé en la trágica mentalidad cuando llega el desamor, ése que duele tanto que te hace desear lo peor. Así nació Después de Ti. Hace una semana preparaba un té de canela, y mientras lo endulzaba nació Quisiera, pero ese tema está reservado para interpretarlo oficialmente con alguien más, porque nació así, con ese fin. Esa canción me encontró a mí, definitivamente.

Diste a conocer tu trabajo musical como Clau Gunther hace poco tiempo, y ya en varios países se escucha tu obra musical. ¿Qué ha representado para ti que ya seas escuchada en varios países de la región?

Reitero que la música es un idioma universal que va más allá de una forma de expresión. No reconoce fronteras ni discrimina a nadie, simplemente fluye. Desde mi valor para publicar algo tan intensa e internamente mío, comprendí que, si las personas se identificaban con mis creaciones y gustaban de mi trabajo, simplemente seguiría fluyendo. De lo contrario se detendría. Yo solo dejé que siguiera su curso natural.

Ser escuchada en tantos medios de lugares diversos de este mundo tan grande solo alimenta mi convicción de que la música tiene un poder tan especial como indescriptible. No importa el idioma. Personas que solo entienden portugués o italiano me escriben en su idioma para agradecer por canciones con las que se identifican por la intensidad de la misma, que calza naturalmente con sus sentimientos, sin haberla traducido siquiera.

Un evento que logró abrirte más oportunidades como Clay Gunther fue la participación en el Under Talent 2021 de Uruguay. ¿Cómo logras llegar a este evento, y qué resultado obtuviste en el mismo?

Mi participación como Clau Gunther en Under Talent 2021 fue una experiencia grandiosa en todas sus facetas. Isao Yoshimura de Argentina, colaborador del equipo Uruguayo, me localizó a través de las redes sociales para invitarme. Me pidió enviar mi sencillo Soy al equipo de Pedimos Perdón Radio, que lidera Juanjo Montesano, periodista de medios en Uruguay, el que calzaba además con el estilo rockero del certamen.

Al enterarme de que Clau Gunther competiría con 232 bandas de todo el mundo, Latinas, Norteamericanas, del Caribe y Medio Oriente, etc., con 15 años de experiencia promedio, me sentí como David contra Goliat, en el rincón y como una hormiga con una cantidad de patas que evidentemente fueron muy necesarias para avanzar en el proceso. La calidad de las bandas era notable.

En la primera selección quedarían 60 participantes, y los votos se concretaban por medio de una página web. Quedé sin mayor esfuerzo dentro de las primeras en esa clasificatoria, y luego había que esperar para la semifinal. Pasé esa etapa sin inconveniente alguno, y cuando me nombran dentro de las cinco primeras al cierre del certamen, fue para mí lograr el premio mayor sin duda alguna.

Mis seguidores se multiplicaron, también las entrevistas en medios, mis canciones sonaban en muchas radios tanto chilenas como en el extranjero, Clau Gunther salió en muchos medios de prensa y mi siguiente sencillo ya tenía el éxito asegurado. El cuarto lugar como resultado en mi primera participación internacional, con tan poca experiencia, además, fue desde los inicios un desafío, pero se convirtió en un gran acierto. Valió cada instante.

clau gunther

Las canciones de Clau Gunther se encuentran en varias plataformas, y los comentarios y críticas son bastante buenas. ¿Cómo te sientes saber que tus canciones están siendo del agrado de muchos en diversos lugares?

Mi satisfacción pasa primero conmigo. Estoy feliz y agradecida con los frutos de mi trabajo con Clau Gunther, aunque me cuesta llamarlo así, más bien es una liberación. Me gusta que las personas se identifiquen con mis sentimientos, me hace sentir unida a ellas. Es una conexión bien especial desde muy adentro, es algo que cuesta describir, bueno, no hay palabras suficientes para sensaciones infinitas.

Quizá es justamente eso lo que me acerca a las personas desde y hacia un mundo tan interior. Saber que con mi voz viajo a tantos lugares y llego a rincones que serían tan difíciles de recorrer en persona, me llena el alma. Saber que alguien se alegra, alguien sonríe, alguien se emociona, alguien dedica una de mis canciones, alguien las canta, es una satisfacción inigualable.

Clau Gunther, cuentas ya con un primer álbum titulado Soy.

Comencé con Qué es Amar sin expectativas. Pasó año y medio y nunca me detuve, la pandemia no fue ningún obstáculo, avancé tranquilamente y llegué hasta aquí, completé mi álbum como Clau Gunther y podría haberlo bautizado con ese nombre, el de mi primer sencillo, pero tengo razones para titularlo Soy, una palabra que parece simple, pero es muy compleja, porque eso soy, un sinfín de emociones, de experiencias que me llevaron para bien al sitio en donde encontré la felicidad y la libertad.

Soy - Clau Gunther (Video Oficial)

Eres madre, estudias, y hay otras responsabilidades, y realmente la música exige mucho tiempo, más aún si estás comprometida en cuerpo y alma. ¿Dime qué es lo que te motiva continuamente a seguir con esta labor?

Nací como Clau Gunther a inicios de la pandemia. Grabé mi primer sencillo ad-portas a todas las restricciones sanitarias, las clases universitarias comenzaron a ser online desde el 2020, y, como toda mamá, lo soy 24 horas por los siete días de la semana.

Para serte franca, en tres años no he tenido ni el menor descanso. Comenzar con una carrera musical como Clau Gunther en una época como ésta parece sin duda alguna un desafío enorme, pero no lo vi nunca como un trabajo ni una dificultad. Fue, por el contrario, mi respiro, mi alivio, un descanso mental y hasta físico, por lo que todo lo que suelo hacer sale mejor con música.

La libertad de ser yo misma me motiva, de expresar mis sentimientos con toda tranquilidad, de que no exista juicio por ello, de que mis canciones signifiquen algo para personas completamente desconocidas, hacer conexiones y aprender de ellas, entender que no estamos solos, que cada ser es único y diferente, pero las finalidades y objetivos de cada uno se parecen. Buscamos satisfacción, paz, felicidad y, por qué no decirlo, sentir el amor.

¿Qué planes hay para Clau Gunther para lo que queda de este convulso 2021 y para el próximo año?

Sigue siendo una época algo incierta para hacer planes. Sin embargo, lo cierto es el lanzamiento de mi primer álbum titulado como Clau Gunther, Soy, ya es un hecho. El lanzamiento de mis dos sencillos para completarlo, uno de ellos De mal en Peor, y para luego cerrar con un tema que expresa la importancia de ser uno mismo, y lo útil que se hace tocar fondo en varias circunstancias, porque después de cada episodio complejo de nuestra vida nada sigue igual.

Somos mejores, debemos serlo, debemos aprender de nuestras caídas y equivocaciones, es por ello que se titula Mi Libertad. Si el próximo año experimentamos la ansiada y renovada normalidad, mi intención es presentar a Clau Gunther en escenarios nacionales y extranjeros, cantar con toda mi pasión y fuerza, estar presente de todas las diversas maneras posibles, y, quién sabe, quizá el 2022 ya estemos estrenando el segundo álbum de Clau Gunther.

Clau Gunther, ha sido un placer realizarte esta breve entrevista. Gracias por tu atención y disposición. Te deseo muchos éxitos en tu casi recién carrera que comienzas. Si deseas añadir algo, pues adelante.

Soy yo la agradecida. Son ustedes, los medios, los que me han permitido llegar lejos sin haberlo pensado siquiera. Ha sido un regalo inesperado e indescriptiblemente fabuloso.

Clau Gunther

Más información sobre Clau Gunther en los siguientes enlaces:
Clau Gunther Facebook
Clau Gynther Instagram
Clau Gunther YouTube

Deja tu opinión!

20 − nueve =