Daniel Castellón, Rock y realidad contemporánea

Conocí a Daniel Castellón aproximadamente en el 2011. Intercambiamos discos, y sembramos una amistad que une la música desde ese entonces.

Últimamente conectados junto a la hinchada del club The Strongest, colores que compartimos y vivimos dentro de nuestra cosmovisión boliviana. Gracias por acceder a la entrevista.

Quizás también te interese leer:
El Mojeño, un genio musical en Bolivia
Lirical D. y la historia del Hip Hop en Bolivia
Boca CK, una década de rimas y versos Hip Hop

Daniel Castellón, Rock y realidad contemporánea

daniel castellón
Foto: rocapicture

¿Cómo te va Daniel Castellón?

Saludos, Alfonseka. Buenas tardes. Realmente agradecido por la oportunidad que me das de conversar un poco de este camino de la música en Bolivia, que es bastante particular.

Daniel Castellón ¿Actualmente en qué proyecto te encuentras trabajando?

Estoy justamente terminando de componer un nuevo disco. Me pasa que hasta el 2015 mis trabajos tenían cierta relación y cierto concepto musical; sin embargo, he sentido que eso me llevaba a un mismo lugar, es decir, que mis canciones que compuse y grabé el 2010 o 2008 podían perfectamente ir en el disco que grabé el 2015.

No he sentido un proceso de evolución, de crecimiento artístico. He sentido que he girado bajo el mismo criterio. Entonces he decido esperar muchos años para replantear este trabajo, y así justamente presentar canciones nuevas con lírica y música nueva.

Canciones que suenen diferente a mis canciones pasadas. He estado trabajando mucho en esto.

¿Cómo nace en ti la vida dedicada a la música?

La vida musical nace en mí a partir de 1993. Me gustaba mucho el Rock de los 70’s. Escuchaba a Santana, Jim Morrison, había visto la película “The Wall” de Pink Floyd, y eso a mis 9 años.

Existía una tienda de videos que se llamaba Errol’s, y ahí pude ver la película “Tango Feroz”, la película de “Woodstock”. Entonces tenía un tío súper hippie que coleccionaba discos de vinilo de todos esos grupos, y fui a grabarme su material. Yo, alucinado, me encantaba ese mundo. Me volví fan de esas bandas de Rock.

¿Qué influencias artísticas tienes?

Un buen día, otro tío me presta un casete de un grupo de los 70’s, pero que cantaba en castellano, ese grupo se llamaba Sui Generis, y dije: “no puede ser! O sea, que puedo cantar y componer igual que ellos”. Empecé a sacar sus canciones, te hablo del 93 justamente.

La primera canción que toqué en público fue “Rasguña las piedras”, en la clausura del año escolar de mi colegio en 1993, y el año 1994 toqué “Aprendizaje” en el acto de Toma de nombre.

Otras influencias que he recibido fueron La Máquina de Hacer Pájaros, Almendra, y todo este Rock argentino de los años 70’s. Luego llegó Pedro Guerra, Jorge Drexler…, son muchísimos.

Actualmente Luna Monti y Juan Quintelo de Argentina, que es un dúo muy hermoso, y así varios cantautores con ese su particular estilo de plantear las cosas.

¿Cómo fue la recepción del público?

Me acuerdo que en esa época cantaba a la gente, y jugando decía: “he compuesto esta canción”, y tocaba un tema de Sui Generis, porque realmente nadie lo conocía.

Te hablo de los 90’s, donde no había internet aún como para ir pasando la música… ja ja ja.

Entonces en alguna clase de lenguaje he pasado una letra de Silvio Rodríguez, era como que realmente no conocía mucho la gente esto. Yo tocaba, y el público que sí conocía se súper sorprendía diciendo: “cómo un chango sabe de esta música”. Entonces tenía muchos seguidores que iban a mis tocadas.

¿Y la guitarra?

Fue por eso que básicamente me compré la guitarra yo solito, y empecé a tocar. Aprendí yo mismo. Después entré al Conservatorio Nacional de Música, pero me salí porque me aburrí un poco. No me gustaba.

¿Cómo te apodaron o renombraron en el ambiente artístico? ¿Por qué?

daniel castellón
Foto: rocapicture

Justamente en esa época tenía un dúo con una amiga (Amelia Peña) que le decían “La Mame” porque era medio falluta (mamona). Y a mí me decían “La Abuela” porque era como reflexivo: si vamos a jugar fútbol mañana… no tomaremos ahora.

De ahí surgió nuestro dúo Abuela Mamona, y tocábamos en varios de los boliches de esa época. La gente decía vamos a escuchar a “La Abuela”, vamos a ver a “La Abuela”, y ya me quedé con “La Abuela”, ¿no?

Me encanta, es un lindo apodo. Alguna vez un yatiri* (brujo andino) me dijo: tienes apodo de viejo, vas a vivir hasta viejo. Ojalá sea así.

¿Cuál fue la experiencia desde el disco debut hasta la fecha para Daniel Castellón?

Mi disco debut salió el 2005. En Bolivia es muy difícil vivir de composiciones, no tienes una entidad que realmente te pueda reconocer económicamente.

Hay una que es privada (Sobodaycom), y recuerdo acompañarle a un amigo cantautor ya que su canción fue súper sonada en muchas radios, y le dieron 23 Bs. Me dijo: te invito a tomar un helado…

Cuando viví y estudié música en la Argentina, musicoterapia también, me alojaba en la casa de un amigo percusionista, y él recibía (por Derechos de Autor), de haber grabado un par de discos y participar en el Cosquín-Rock, la suma de 300 dólares cada dos meses.

Eso le ayudaba muchísimo para comprarse instrumentos o qué se yo. Entonces hay un impulso, un soporte.

Aquí lamentablemente es mínimo. Entonces hasta la fecha he tenido que debatirme entre mi actividad docente, mis talleres como músico terapeuta, y mis trabajos como cantautor.

He ido entendiendo y aprendiendo durante estos años que hay que conocer mucho a la gente, plantear tus composiciones sin ser cargoso para que puedan darse un espacio y escucharte.

Desde el 2015 hay considerable apertura por el trabajo de muchos cantautores bolivianos para que la gente escuche música de autor.

¿El artista debe mantener al artista? ¿Tienes otra ocupación paralela a la música?

Soy docente universitario, soy músico terapeuta, hago talleres. En Bolivia es muy compleja la actividad de autor. En boliche (pub) me pueden pagar como máximo de 250 a 350 Bs.

Además que te piden que lleves mucha gente. Entonces la música de autor está peleándose mucho con “los homenajes” a Los Fabulosos Cadillas, a Los Pericos, y está bien.

Todo músico tiene derecho de vivir de la música, pero no se está generando una cultura de “vamos a escuchar composiciones, vamos a escuchar algo nuevo”. Ése es el problema del artista manteniéndose como artista, manteniendo una familia es bastante difícil.

¿Cuál es tu composición preferida y de qué habla?

Uy, qué buena pregunta, viejo! Difícil, difícil realmente. Ah… he compuesto recién una que me encanta, pero no sé, es como si me preguntaras cuál es tu hijo preferido (jajaja), y creo que no hay.

En realidad, todas las canciones tienen su lado maravilloso. Hay una que se llama “Camina”, y justamente habla de caminar, de este recorrido en la música, de lucharla, de ser una persona que se tenga fe, tenga criterios para manejar su música y poderla llevar adelante.

Porque eso es al final lo que nos hace felices, ¿no? Uno debería poder vivir de lo que le hace feliz, de eso habla la canción, que la puedes escuchar en Spotify por si acaso.

¿Cuál es tu discografía como Daniel Castellón?

He compuesto el 2005 el disco Alma y Vidas, grabado en Diagonal Records con el Simón Tarqui (Q.E.P.D.), baterista de Autorev.

2008 he compuesto el disco Cada esquina un abismo, 2012 tengo el disco Este otro tipo. Ambos fueron grabados y producidos donde Álvaro Gaviota, baterista de Rantés (maravillosa banda de Rock boliviana), y el 2015 tengo el disco Domingo a las seis, grabado en Pro – Audio, junto a la producción de Oscar García.

¿Qué proyectos tienes para el futuro?

Justamente terminar mi nuevo disco. Estoy rogando que este año salga, ilusionado con que eso pase.

Terminando de componer algunas canciones, tengo muchas cosas en la cabeza y en el alma esperando que surjan como tienen que surgir, sin repetirme, como lo dije.

¿Cómo sientes desde tu punto de vista la vida ahora en adelante para Bolivia y el planeta?

Han pasado muchas cosas en Bolivia. Ha estado horrible en octubre y noviembre (2019). Quiero pensar que vamos a estar bien, las palabras claves son “vamos a estar bien”.

Hay una nueva generación, porque lo veo en mis estudiantes, que está preocupada por el planeta, creen realmente en un mundo que se puede regenerar, que puede haber sostenibilidad en todos tus proyectos, en tu vida misma.

Tengo estudiantes que son comprometidos hasta el alma con la nueva visión y paradigma de la humanidad basado en el “Pensamiento complejo” de Edgar Morín, que te dice que tú eres un ser de esta especie.

Ya no hay chilenos, irlandeses… somos toda una misma especie, y tenemos que cuidar este lugar. Entonces de eso también hablan mis canciones, y estoy bajo ese criterio. Creo que veo todo y quiero ser positivo.

¿Influye la realidad contemporánea en tu canto?

La realidad claro que influye. Nunca he compuesto otra cosa que no tenga que ver con la realidad contemporánea.

Creo que eso es lo lindo de ser cantautor de un determinado lugar, que la gente entiende tus canciones porque tú te subes al minibús como ellos se suben.

Conoces la Plaza Pérez V. como ellos, conoces las injusticias que ellos también conocen en su día a día, entonces siempre la realidad contemporánea es parte de mis canciones.

Al igual que mi amor al club The Strongest, está el tuyo, llegando a inspirarte. ¿Qué has dedicado al único equipo Tri-Campeón en la historia del fútbol profesional de Bolivia?

The Strongest justamente es el que me lleva al espacio donde uno siente pasión. Revive a ese niño feliz por vivir y por vibrar un partido de fútbol, donde tú mismo te bautizas como uno de los jugadores, te pones su camiseta, y te sientes parte del equipo.

Es realmente entender que esa pasión está ahí. Tengo una canción que se llama “Carta de despedida, la utopía se va con beca”, y está dedicada a todos mis amigos que se han ido del país.

Al final hago una especie de bulla terrible y ahí atrás suena ¡Tigre! Es bastante especial esa canción, y vendría a ser una de mis favoritas también.

¿Cómo nace el proceso creativo musical de Daniel Castellón a la hora de escribir y componer una canción?

El proceso creativo se basa en denunciar cosas que yo veo que me parecen injustas, mostrar mi manera de entender el mundo y la vida, y un poco últimamente he tenido muchos amigos que han estado sufriendo por amor. Tengo 40 años, y de repente pasas por la crisis de los cuarenta.

He empezado a componer canciones muy románticas, muy de tratar de entender a veces qué es lo que te pasa cuando sientes algo por alguien.

Este disco va a ser el más “amoroso” que voy a tener. Mi familia también, mi hijita entra mucho en las canciones que hago.

¿Cuál es la frase, el lema, dicho, refrán, afirmación o verso que te identifica?

Hoy es día de la mujer (en Bolivia), y tengo un tema que dice en cierta parte: “las mujeres anti – transpirante, los hombrecitos desodorante”.

¿Cómo he puesto eso en una canción? No sé, pero esa canción se llama la “Cosmo Kollita”, y es un reclamo, o sea a las mujeres ni siquiera se les permite traspirar.

Resulta que he ido a comprar desodorante para mi esposa porque estaba en el hospital y no había, solamente anti-transpirantes. Lo dañino que es esto, es terrible, me cabreó muchísimo que la mujer esté prohibida de transpirar, que supongo se les ve feo que se les mojen las axilas, y eso es algo que me jodió mucho.

Entonces me gusta esa frase ¿Qué dicen los rockallas? “La Cosmo Kollita anti-transpirante, los hombrecitos desodorante”. Eso es lo que dice la letra.

Daniel Castellón ¿Cuál es tu mensaje a la gente que quiere dedicarse al canto y la guitarra en la vida?

La gente que se quiere dedicar a esto, hágalo. Métase alma, vida y corazón. Es importante, el mundo necesita de gente que haga música, de gente que se sensibilice con el otro, de gente que sienta empatía con las necesidades de los otros.

La Tierra necesita cultura, necesita personas que quieran cambiar las cosas, y cuando eres músico inevitablemente buscas cambiar. Tu dinámica de vida es siempre renovar algo, buscas ver el otro lado de las cosas, ver por debajo de lo que está ahí encima.

Dedíquense, métanle, háganlo. No se preocupen por lo económico porque tarde o temprano van a surgir las cosas, y se van a dar como uno desea.

Cada vez hay más cultura de lucharla para generar esto, el mundo se ha hecho muy pequeño. Creo que ya todos podemos llegar a distintos lugares y seguir haciendo esto. Así que métanle, hagan música.

¿Qué le puedes decir a la gente que te sigue y apoya, a la audiencia que leerá esto y que conocerán de ti y las canciones de Daniel Castellón?

Solamente les puedo decir gracias, gracias de verdad. Es gente que me tiene paciencia, es gente que me tiene fe más de repente de la que yo me tengo, y eso para mí es invaluable, es maravilloso.

Simplemente se agradece. No voy a fallar, básicamente estoy componiendo el nuevo disco bajo el criterio de que no pienso fallar a esa gente, y van a sorprenderse con este nuevo material. Les abrazo mucho a todos ellos, y gracias, Alfonseka, eres un maestro: te admiro y te respeto mucho.

Más información sobre Daniel Castellón en los siguientes enlaces:
Facebook

Deja tu opinión!

15 + cuatro =