David Pastor, pasión por el jazz

David Pastor

Hacía mucho tiempo que teníamos ganas de hablar con David Pastor, gran músico de jazz y trompetista, profesor, productor y director de la Original Jazz Orquestra. Ya sea dentro o fuera del jazz, hemos podido verle colaborar con otros grandes artistas en directo o participando en algún disco.

Ver ahora!Descargar ahora!

Pudimos hablar con él después de un ensayo con Chucho Valdés y nos atendió muy amablemente. Hablamos largo y tendido de jazz, de sus proyectos, colaboraciones con otros grandes músicos, de sus talleres y masterclass… Para nosotros ha sido un lujo poder hablar con él y que respondiera a todas nuestras preguntas.

Con esta entrevista y de la mano de  David Pastor queremos acercarte un poco más al jazz. No te pierdas ningún detalle!

David, cuéntanos cuándo comenzaste a tocar la trompeta y cuándo nace tu pasión por el jazz. ¿Tenías claro que la trompeta era tu instrumento? ¿Tocas algún instrumento más?
Empecé a tocar la trompeta con nueve años, bueno, casi diez, en mi pueblo Sedaví (Barcelona), que es de dónde vengo. Y luego en todos los pueblecitos de Valencia (en cada pueblo hay una banda de música y una escuela de música. En algunos hay hasta dos). Y esos fueron mis principios musicales.

Luego, poco a poco, empecé a descubrir el jazz de la mano de un buen amigo que también era músico de la banda, Francisco Blanco Latino, que es el actual director musical del proyecto Sedajazz. Latino montó los talleres y la verdad es que a mí me atraía mucho el concepto de cómo se hacía la música, el hecho de no tener una partitura delante. Yo con la partitura lo pasaba un poquito mal porque no veo bien, tengo un defecto en la vista, pero aprendí a leer muy rápido. Pero el hecho de estar tocando una música, que era más de interacción que de escuchar, donde prevalecía más el oído que la vista, me hizo sentir muy cómodo.

Además de la trompeta, toco un poquito el piano y la batería, la percusión, pero nunca en directo, sólo en casa para componer. El piano, la verdad, es que es muy buena herramienta. Con la trompeta sólo puedes hacer una nota, pero con el piano puedes hacer varias a la vez, puedes hacer acordes y melodías. No soy pianista pero es una buena herramienta a la hora de componer y escuchar lo que estás haciendo.

“Hay gente que dice que no entiende el jazz, pero es que no hay que entenderlo para disfrutar de un concierto”.

Has colaborado con artistas nacionales e internacionales como músico free lance, aunque también has tocado con bandas de jazz y orquestas. En estos momentos ¿sigues con la gira de Nu-Roots o estás con otros proyectos? ¿En qué momento te encuentras ahora profesionalmente?
Sigo siendo free lance jejejejej, no lo he abandonado. Con Nu-Roots estamos ahora empezando una nueva etapa. Estamos ya preparando lo que será el disco que grabaremos en 2017. Vamos haciendo conciertos que nos van saliendo, estaremos en Valencia, en Gandía los días 18 y 19 de Diciembre, y a la espera también de cositas que vayan saliendo para el año que viene, pero estamos ya preparando lo que será el nuevo trabajo.

Profesionalmente, la verdad es que no me he podido quejar nunca. He trabajado siempre muchísimo. Sí que es verdad que ahora estoy un poco más centrado en mi figura como solista, aunque no dejo de actuar como free lance. Ahora mismo vengo de un ensayo con Chucho Valdés, que tocamos mañana en el Festival de Jazz de Barcelona. Anoche estuve diriguiendo la Original Jazz Orquestra en un concierto con Martirio… o sea que hago muchísimas cosas pero me estoy centrando un poquito, sobre todo estos dos últimos años, en dos proyectos que son el docente (en mis clases) y en mi carrera como solista.

¿Qué puedes contarnos sobre Nu-Roots ¿son canciones puramente jazz o hay algo de fusión con otros estilos?
Nu-Roots nace de la idea de cambiar un poquito el jazz. Sin abandonar la raíz, que es la música afroamericana, pero la fusionamos con las nuevas tecnologías, con las nuevas tendencias. Somos un poco como los cocineros, que empezamos a coger elementos y los tratamos de diferente manera. Al final para hacer lo mismo jejejejje. Pero bueno, hacerlo con una visión un poquito más actual, una visión un poco más del 2015. No es como en los años 50, que tocaban con los instrumentos que tenían entonces. Nosotros aprovechamos cualquier cosa que tenemos a nuestro alcance para darle color a esas músicas, a esa raíz. De temas originales pasadas por nuestro filtro, la estética Nu-Roots, y le damos un poco la vuelta, le añadimos cosas, quitamos un poquito de aquí, ponemos un poquito allá, y la verdad es que nos divertimos muchísimo haciéndolo.

David Pastor Te seguimos en las redes sociales y hemos visto que has participando en numerosos festivales de jazz y en alguno de ellos has impartido una masterclass. Los asistentes a estos festivales ¿son músicos profesionales, aficionados o ambos? ¿cómo se desarrollan estas masterclass y cómo reacciona el público?
Cuando imparto una masterclass es para todo tipo de músicos, desde amateurs que te quieren conocer y quieren ver un poquito cuál es tu idea sobre la música, tu concepto; músicos que están estudiando y quieren aprender un poquito más sobre la técnica del instrumento, o sobre el lenguaje de la improvisación; y también músicos profesionales que posiblemente lo que buscan ya es un poquito más del concepto de cómo montas un show, qué temas eliges, cómo trabajamos los temas, cuáles son las ideas que aportamos a la música o las cosas nuevas que intentamos aportar.

El público reacciona muy bien. Hice una justo el fin de semana pasado en Collado Villalba (Madrid) en la Sala Templo. Han sido dos días de masterclass, uno lo hemos dedicado a la trompeta y otro a los demás instrumentos, a la improvisación, a la interacción del trabajo en equipo para que todos los miembros de la banda estén concectados. La verdad es que ha tenido muy buena aceptación. Luego al día siguiente hicimos un concierto con los profesores de la escuela Tempo, que asistieron como alumnos al curso. Llenamos la sala y estamos muy contentos.

También has estado en otros festivales de jazz internacionales. ¿Hay diferencias entre los festivales nacionales y los internacionales? ¿Dónde hay más seguimiento de la música jazz?
Yo la verdad es que no me puedo quejar. Ahora resido aquí en Barcelona, y te puedo decir que este mes (Noviembre) es el mes del jazz en Barcelona.

El concepto aquí del festival es bastante similar al de los festivales internacionales, como los que se hacen por ejemplo en Montreal, que son festivales que duran todo un mes. No es aquel festivalito que dura cuatro días, como los festivales que tenemos aquí en verano, que duran tres o cuatro días y luego durante todo el año no pasa nada. Barcelona sí que tiene ese punto de mantener el jazz durante todo el año, y se mantiene fresco durante todo el año. Por ejemplo, desde el mes de Noviembre, Barcelona se viste de jazz y tienes jazz por todos los rincones, y no solamente este mes si no durante todo el año. El público está acostumbrado ya a escuchar jazz y pagan su entrada por ver un concierto.

“Cualquier músico de rock bueno que se precie tiene que haber estudiado un poquito de jazz, porque es la base de todo”.

Además de músico, eres productor y director musical, profesor en la l’ Escola Superior d’Estudis Musicals – Taller de Músics de Barcelona y director de la “Original Jazz Orquestra” del Taller de Músics ¿Cómo te organizas para tener tiempo para todo? ¿Lo haces todo tú sólo o cuentas con representante?
Jejeje, la verdad que sí, tengo a un gran equipo de gente que me ayuda muchísimo. Desde mi representante y asistente, que es Daniel Reina, que me ayuda más que nada en el campo de la organización de los conciertos fuera de mi área de confort. Luego tengo un gran equipo en el Taller de Músics, y la verdad es que me apoyan y valoran mucho mi trabajo, y eso es muy bonito que te pase. Que la gente que está contigo está valorando lo que estás haciendo, hace que a ti te den muchas más ganas de seguir haciendo más cosas. En el taller tengo un equipo excelente. Digo que tengo como si fuera mío, pero no es mía jajajja. Trabajamos codo con codo, haciendo ideas…

Con la Original Jazz Orquestra empezamos una nueva etapa, que fue cuando yo empecé como director. Queríamos intentar tocar todos los meses, por lo menos una vez al mes para mantener la orquesta viva y activa, que no solamente nos juntáramos para hacer esa producción. Y lo conseguimos, y ahora pues es una orquesta profesional, suena a una orquesta profesional. Ayer, por ejemplo, con Martiro la sala estaba a reventar y es una alegría.

Y bueno, a la hora de organizarme… ahora voy con una agendita. Antes lo hacía todo de memoria, pero ahora tengo que tirar de agenda y apuntármelo todo jejejejej para no cagarla, no equivocarte de sitio al que tienes que ir. Pero bueno, de vez en cuando aún así todavía pasa jejejjeje.

David Pastor Aunque el jazz cada vez cuenta con más seguidores y poco a poco se va abriendo camino entre los demás estilos musicales, para muchos es aún algo desconocido ¿Cómo lo ves tú desde dentro y qué harías para hacer que el jazz llegue a más público?
Bueno, nosotros lo seguimos intentando. Somos unos gladiadores y lo seguimos intentando. ¿Por qué tiene aceptación el jazz? Porque es la madre de todas las músicas. Cualquier músico de rock bueno que se precie tiene que haber estudiado un poquito de jazz, porque es la base de todo. Para tocar mejor, para tocar a un nivel profesional apto, tienes que haber pasado por el jazz. Todos los cifrados y códigos armónicos vienen de ahí.

El jazz es una música que está en constante evolución, es una música que está viva, trabaja mucho lo que es la creatividad e interiorización, es una música que no muere. En el jazz puedes coger cualquier música de cualquier compositor, y hoy se toca de una manera y mañana se tocará de otra totalmente diferente. Cada uno hace su versión, cada uno aporta su granito de arena, cada uno da su punto de vista. Y, eso sí, te da también para componer nuevas canciones.

Ahora en este país tiene mucha más aceptación porque ha pasado un poco el tiempo, la gente se ha abierto un poquito más, y empiezan ya a ver el jazz como una música de culto y atrae más. Poco a poco, nosotros los músicos, seguimos con nuestro empeño de llevarlo a todos los sitios que podamos.

Siempre hemos sido como la música que está ahí de transfondo. Hay gente que dice que no entiende el jazz, pero es que no hay que entenderlo para disfrutar de un concierto. Cuando vas a un museo y no entiendes de pintura, disfrutas de los cuadros; pues esto igual. El jazz no hace falta entenderlo para disfrutarlo. Yo soy de los que piensan que el jazz en este país ha tenido un poquito de mala prensa porque no se ha divulgado bien. No se ha sabido o no se ha querido divulgar como se debería haber hecho.

Se ha apoyado mucho al músico de fuera y poco a los de aquí, y aquí tenemos un talento increíble. Incluso músicos de aquí en su día se tuvieron que marchar fuera y luego resulta que venías de fuera y ya te reconocían. Pero bueno, son cosas que yo tampoco las he sufrido demasiado en mis carnes. He tenido muchísima suerte de tener trabajo y no me puedo quejar, pero sí que lo he visto por compañeros míos. Excelentes músicos como por ejemplo mi amigo Alex Conde (pianista valenciano), que ha recibido un premio de jazz internacional por su último disco, que ha sido un exitazo en Estados Unidos y aquí todavía no se ha presentado. Todavía tenemos estas cositas que tenemos que ir arreglándolas poco a poco.

Nuestro apoyo sois vosotros, los medios que apoyáis esto y le dais un poquito de visión para que el mundo nos conozca un poquito más.

“La gente se ha abierto un poquito más, y empiezan ya a ver el jazz como una música de culto”.

Háblanos de tus planes a corto plazo ¿seguirás con conciertos y festivales, masterclass, nuevo material para un nuevo disco tal vez…? ¿Qué planes tienes?
Yo seguiré haciendo esto, que es lo que me gusta. La verdad, soy un privilegiado de hacer lo que quiero, hago lo que amo. La música es mi pasión, tanto enseñar como tocar, como ir a ver conciertos y hacer conciertos. Seguiremos haciendo esto y lo seguiremos haciendo, como yo digo, mientras dé para pagar el alquiler y la nevera (que esté llena), somos felices. Cada uno pasa sus fatigas, pero si la gente viera la felicidad y la alegría con la que nosotros salimos cada día cuando tenemos que tocar, que aunque te hayas acostado a las 04:00 de la mañana y al día siguiente te tengas que levantar a las 06:00, que hemos dormido dos horas para coger un avión, y cuando llegas y tocas con esa energía que no sabes de dónde la sacas… bueno, sí que lo sabes, lo sacas de la música.

Un poquito también que la gente se pregunte qué día de su vida no ha escuchado música, porque hay música en todos los sitios: entras en una tienda y escuchas música, entras en un bar y estás escuchando música, en la tele escuchas música, etc., y esa música la tiene que hacer alguien. No está ahí por arte de magia, hay gente que se dedica a esto, a hacer música y hacer que llegue a todos los sitios. Ahora falta ese pequeño reconocimiento por parte de la gente.

Ahí seguiremos, haciendo música por doquier.

David, muchísimas gracias por atendernos. Ha sido un placer poder hablar contigo ;-)
Muchas gracias a vosotros. Un beso!

http://www.davidpastortrumpet.com

2 Comments
  1. Alfonso
    diciembre 13, 2015 | Responder
    • diciembre 13, 2015 | Responder

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − diez =