Ejercicios de calentamiento para cantantes

Ante cualquier ejercicio deportivo que realicemos es aconsejable hacer ejercicios de calentamiento para evitar hacernos daño. Bien, pues si vas a tocar un instrumento también es aconsejable hacer ejercicios de calentamiento, por eso te traemos unos ejercicios geniales para el calentamiento para cantantes.

Ya vimos en un artículo anterior su importancia, puedes hacer un repaso en el artículo La importancia del calentamiento vocal en cantantes

Como ya sabemos, el instrumento del cantante es su voz, y al igual que el resto de músicos también debe hacer ejercicios de calentamiento para cantantes. Así podrás evitar lesiones o trastornos en la voz. Los ejercicios de ccalentamiento para cantantes deben formar parte de tu rutina diaria si quieres mantener en perfecto estado tu voz.

Hay muchos ejercicios de calentamiento para cantantes, y podrás elegir personalmente los que quieres o debes realizar, pero sí es cierto que hay algunos ejercicios de calentamiento para cantantes básicos que siempre deberías hacer.

La respiración diafragmática

ejercicios de calentamiento para cantantes

Cuando respiras mientras cantas, tu caja torácica se elevará para que tu estómago se expanda (no el pecho). De esta forma usarás el diafragma para llenar tus pulmones y tener un mayor control. Haz varias series de respiraciones diafragmáticas, poniendo atención a cómo puedes usar los músculos abdominales para dar más intensidad a tu voz o que dure mucho más. En este calentamiento para cantantes no emitas ningún sonido y sólo expulsa el aire lentamente.

Ejemplo: En la primera serie, toma de seis a ocho bocanadas de aire llenando tu estómago (no el pecho), mantenlo durante 5 segundos y luego expulsa el aire con un largo «silbido» continuado. En las siguientes series ves alternando con expulsar el aire como a parones, usando tus músculos abdominales. Con que hagas 6 u 8 series tendrás suficiente.

Recuerda que debes mantener durente todo el tiempo tu cabeza, tu cuello y tu garganta relajadas.

Ejercicios labiales

Ahora que ya sabes controlar tu respiración diafragmática, vamos a hacer un ejercicio labial muy sencillo. Toma una buena bocanada de aire. Une los labios y cuando comiences a exhalar hazlo haciendo escalas con la sílaba «mi»ascendiendo y descendiendo («mi mi mi mi mi mi mi mi mi). El tono que produzcas debes hacerlo sin forzar la garganta ascendiendo y descendiendo en la escala.

Este ejercicio te ayudará a centrarte en el control de la respiración para poder cantar y mantener la voz sin forzar la ganganta y las cuerdas vocales. Si tienes problemas para conseguir hacer este ejercicio de labios, puedes probar a presionar ambos lados de la mejilla con el dedo índice de ambas manos y así aliviar la carga de la posible tensión en las mejillas.

Relajación de la cara, garganta y boca

Vamos a comenzar por la boca. Para practicar este ejercicio abre todo lo que puedas la boca como cuando bostezas. Con la boca abierta saca la lengua y estírala todo lo que puedas. Después abre y cierra la boca, primero ábrela todo lo que puedas y a continuación la cierras. Mientras haces este ejercicio es aconsejable decir trabalenguas o darte pequeños masajes en los músculos de la mandíbula y la cara. Esto te ayudará a relajar los músculos y a prepararlos para que a la hora de cantar, no sufras tirones.

La lengua tiene un papel muy importante a la hora de cantar y hablar. Debes tener especial cuidado en pronunciar correctamente todas las vocales y consonantes. Para ello vamos a hacer un ejercicio muy sencillo en el que utilizaremos la letra «r». Colocando la lengua en el paladar haremos el sonido «rrrrrrrrr» mientras haces escalas. Después puedes comenzar de nuevo haciéndolo esta vez con sílabas «ra re ri ro ru». Con este ejrcicio la idea es conseguir que la boca y la mente estén en sintonía a la hora de colocar lengua y boca en la posición correcta para que las vocales y consonantes suenen correctamente así como la producción de un sonido claro.

Ahora que ya has relajado los músculos de la cara vamos a practicar otro ejercicio. Sin abrir la boca canta como la z, como el zumbido de una abeja «zzzzz». Después haz lo mismo con «eeeee» y luego «ahhhh». Prueba haciéndo lo con tu tono más alto y más bajo, pero sin forzar y a partir de un volúmen cómodo. A medida que vayas calentando ve aumentando el volúmen.

Cantar escalas

Para hacer escalas puedes utilizar un piano o cualquier grabación, bien de una clase de canto o bien de una escala de piano. Comienza a cantar escalas desde la mitad de tu tono, puedes empezar desde el Do central e ir bajando hasta tu tono más bajo y depués ir subiendo poco a poco.

Recuerda que debes centrate en mantener la respiración diafragmática. Controla el aire que va saliendo mientras cantas. Puedes probar cantando por ejemplo las vocales, lo cual también te ayudará a centrarte en la colocación de la boca para producir y dar forma a los sonidos.

Enfriamiento vocal

Una vez que hemos practicado algún deporte es recomendable hacer ejercicios de estiramientos para prevenir lesiones y las molestas agujetas. Pues con la voz, ocurre algo parecido. Una rutina de enfriamiento vocal puede ayudarte a prevenir daños en las cuerdas vocales después de un ensayo o de un concierto. Cuando cantas e incluso cuando hablas, hay un flujo de sangre prolongado que aumenta en la laringe.

Después de un ensayo o después de una actuación debes estar callado. Si haces todo lo contrario, es decir, si sigues hablando puede hacer que la sangre se acumule en tu laringe y que mientras hablas o cantas los pliegues se hinchen y agraven esta situación. Para evitar que esto suceda, puedes practicar la versión relajada del ejercicio de calentamiento que hemos visto anteriormente (el zumbido «zzzzz»). Es la forma más sencilla de enfriamiento vocal.

Recuerda practicar estos sencillos ejercicios y haz que formen parte de tu rutina. Pueden evitar posibles daños en tus cuerdas vocales y conseguirás un buen mantenimiento de tu instrumento.

Deja tu opinión!

5 × cinco =