Cómo evitar distracciones durante tu actuación

Cómo centrarte en tu actuación y evitar las distracciones

Todos nos hemos distraido alguna vez en el colegio, mientras estudias para un examen, en el trabajo… forma parte del ser humano. Las distracciones aparecen por la falta de interés, por ejemplo, cuando un amigo te cuenta algo pero su conversación te resulta aburrida, o cuando tocas la misma canción con tu guitarra todas las noches, una y otra vez.

En esas situaciones tu cerebro te está avisando y te dice que quiere cosas nuevas, y es entonces cuando surgen las distracciones. Pero esas distracciones no son en absoluto nada buenas si suceden mientras estás tocando en directo.

distracciones

Debes estar preparado para cualquier cosa, y para prepararte quizás puedan servirte estos artículos:

Prepara tu concierto de principio a fin
Errores más frecuentes de un grupo en directo
Aprende a corregir errores durante un concierto

Por si no lo sabías, las distracciones en mayor o menor medida afectan al músico a la hora de tocar. A todos los músicos nos encanta tocar en directo, pero sabemos que no es el local de ensayo, es un ambiente distinto. Ya sea un concierto para cientos de personas o un concierto para un público de veinte personas, siempre hay distracciones que aparecen cuando estás en plena actuación.

En estos casos tu cerebro es tu mayor enemigo, es el responsable de que te invada cierta ansiedad porque quieras centrarte en darlo todo y de repente haya distracciones que hagan que no prestes toda la atención que debieras a la música que estás tocando. Si a eso le añades todos los factores del entorno en el que vas a tocar, entenderás por qué muchos músicos tienen problemas para concentrarse sobre el escenario.

Para superar esas distracciones debes enfocar tu preocupación en las cosas que realmente importan en un directo: la música. Decirte que te centres más en lo que estás haciendo cuando estás tocando en directo, es muy sencillo, pero hacerlo ya es otra cosa. Cuando estamos bajo presión es mucho más difícil prestar atención y centrarte en lo que estás tocando.

Es curioso, pero la mayoría de los músicos que conozco nunca han practicado ejercicios de concentración… y si a esta ausencia le añadimos la falta de experiencia, será aún más difícil conseguir que un músico se centre realmente en lo importante: tocar.

distraccionesTe preguntarás entonces qué hacer y qué pensar mientras estás en el escenario. En primer lugar, olvídate del pasado y de los errores que hayas podido cometer. Si estás en directo y tocas una nota equivocada, no pasa nada. Continúa porque no puedes volver a atrás en el tiempo para arreglarlo. Sigue adelante.

Y en segundo lugar, olvídate también del futuro. No pienses en «y si me equivoco en la parte que viene despues?». Sin un buen presente no habrá un buen futuro. Céntrate en es escenario y en la música que estés tocando en ese momento.

Recuerda que el presente es lo único sobre lo que tenemos el control, así que pon todo tu esfuerzo en él. Algunos músicos piensan que centrarse en el escenario y en la música significa centrarse sólo en la técnica y en la mecánica del instrumento. Olvídate de eso porque todos esos pequeños detalles y florituras no tienen cabida en el escenario, déjalo para la práctica.

Cuando estés sobre el escenario debes ser consciente de ello, te tu presencia en él. Te ayudará a centrarte en los detalles más sutiles de la música que escuchas y pensar en cómo hacer que tu instrumento o voz se adapte bien al resto.

Cuando esto sucede, cuando estas totalmente centrado en lo que estás haciendo y todo suena compacto, es a lo que los músicos llamamos «la zona». Seguro que lo has escuchado en otras ocasiones y que has estado en «la zona» alguna vez. Pues ese es el estado de rendimiento total de un músico. Es cuando todo fluye sin esfuerzo y cuando una banda toca así en directo el resultado es una gran actuación.

Para que tengas un poco más claro qué es eso de «la zona» te dejamos este artículo que seguro te resulta de gran ayuda:

Claves para músicos: Aprende qué es “la zona”

Es lo que los músicos buscan a la hora de tocar en directo y es muy fácil de conseguir, sólo necesitas un poco de práctica. Sin embargo, no es el tipo de práctica que debes usar ya que necesitarás dedicarle mucho tiempo. Empieza primero por examinar y ejercitar tu mente.

Debes tener en mente un concepto: la atención. La atención es un estado mental en el que deliberadamente prestamos atención al momneto presente. El uso de la atención permite a los músicos estar completamente absortos por la música que están tocando y sienten que todo fluye, entran en estado de «flow».

Para poder llegar a la zona y evitar todo tipo de distracciones, necesitarás dedicarte mucho tiempo y trabajo. Estar en la zona se consigue simplemente cerrando lo ojos y tocando o coantando una canción.

Algunos músicos hacen ejercicios de escucha para tratar de concentrarse más a la hora de tocar el instrumento y para desarrollar la memoria muscular. Para hacer este tipo de ejercicios busca un día que puedas dedicar al silencio y al aislamiento. Lo siguiente será coger tu instrumento y seguir una serie de pasos.

distraccionesEn primer lugar, y ya en situación, céntrate y mira fijamente tu istrumento. Piensa en lo afortunado que eres teniendo un instrumento y cómo disfrutas cuando estás tocando. A continuación piensa en una nota. Imagina que ha llegado el paocalipsis y que estás en un bunker encerrado con esa nota hasta el fin de los días ¿qué no ta elegirías? Tómate el tiempo que necesites para pensarlo.

Ahora que ya has pensado en esa nota, intenta reproducirla, tienes tu onstrumento justo delante de ti, así que adelante. Pero tómametlo con calma y comienza de forma lenta. Tómate tu tiempo, respira lentamente y céntrate en la complejidad y detalles de esa nota. Toca esa nota y mantenla todo el tiempo que puedas.

Y ahora escucha esa nota, pero no como si fuera cualquier otro sonido (un coche que pasa o un perro landrando); escúchala con atención, con detalle. Imagina que es la primera vez que has oído esa nota y pon toda tu atención en ella. Observa cómo suena cuando la tocas y cómo resuena en la habitación, el tiempo que dura el sonido después de tocar esa nota.

Escucha con todo detalle cómo suena. No se trata de un concurso de quién toca mejor, no se trata de si el sonido es bueno o malo. De lo que realmente se trata es de que seas realmente conscinete del sonido de esa nota en ese mimos momento.

Puede que hacer este ejercicio te parezca algo extraño al principio porque sólo estás escuchando la misma nota una y otr vez. Pero conforme vayas practicando encontrarás esa sensación de profundizar y focalizar tu atención en cada nota. Te darás cuenta de que no hay distracciones porque estás totalmente concentrado en esa nota.

Cunato más practiques más fácil será llegar a ese estado de concentración. Una vez que domines por compelto ese ambiente de concentración y tu habilidad para centrarte en lo que estás haciendo, estarás listo para llevarlo a la práctica sobre el escenario. Te servirá no sólo para evitar distracciones durante tu actuación, sino para mejorar tu rendimiento.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − cinco =