Improvisación Libre con Diushi keri

En esta nueva entrega de “Improvisación Libre con…” conocemos en profundidad a Diushi keri.

El encuentro con Diushi Keri fue hace ya unos cuantos años, y nuestra primera tocada la hicimos en un parque de la Dehesa de la Villa, en Madrid.

Desde el primer momento pudimos comprobar que nos identificábamos los dos con los sonidos ásperos, primitivos y “degenerados”. Por eso nos comprometimos a crear una obra llamada “Degeneración Progresiva”, muy acorde con nuestra manera de sentir la música.

Diushi ya está de nuevo en su país natal, México, pero su huella ha quedado aquí, en España, y particularmente en mi obra musical.

improvisacion libre

Improvisación Libre con Diushi keri

Dime ¿cuál es tu procedencia musical? Si tienes formación académica, me interesa que me cuentes tu experiencia en las escuelas de formación de música o en el conservatorio, y que me lo compares con tu experiencia en la improvisación libre y en la música experimental, aunque sea compuesta.
No tengo formación académica como músico, soy completamente autodidacta. Mi formación ha sido como biólogo, y hace un año que concluí con el doctorado en la Universidad Complutense de Madrid. Pero mi actividad musical no la he dejado desde hace 13 años.

De esos, 7 dentro de la música improvisada. Aún así, siempre vinculo mi formación académica con las artes como la música y el dibujo.

Mi forma de comparar esa formación científica con mi experiencia en la improvisación libre y la creación sonora, es que en ambas podemos explorar, expresar y utilizar todos los recursos en nuestras manos para generar conocimiento para la ciencia o para el público.

En la música improvisada trato de expresar la manera en que veo el mundo, ésa que tengo tras mi formación como científico, y convertir ese lenguaje al goce íntimo más profundo. Me gusta investigar y descubrir nuevas cosas en la naturaleza, así como lo hago a la hora de improvisar con mi saxofón. Ambas cosas involucran a la naturaleza y ambas son naturales.

¿Cuándo y cómo llegaste a la improvisación libre?
Llegué hace 7 años como improvisador, pero ella a mí llegó desde hace unos 15 años, que descubrí a Peter Brötzmann y a Toshinori Kondo.

Posteriormente, como buen melómano, exploré más y más, y fui influenciado por el free jazz, y sobre todo aquel completamente independiente, libre de verdad.

La new thing sin duda fue algo que me atrapó, y me hizo replantear en mi cabeza todo acerca de la creación, la expresión y el negocio musical. Quise por fin crear música libre e independiente de todo.

Comencé por escuchar música independiente, muchísima, y a empezar a crear una idea propia desde el punto de vista musical, pero sin aún atreverme a realizar improvisación libre.

A lo más que llegaba era a explorar mi saxofón en mi cuarto. Quería llegar al extremo. Cuando encontré un poco de lo que quería, me atreví a hacerlo con algunos amigos de México, realizando varias presentaciones en distintas ciudades del país.

Posteriormente viajé a Madrid, y estaba decidido a participar en la improvisación libre de manera activa. Lo hice a través de la Asociación de Música Libre, y después en el colectivo Raras Músicas, junto con Javier Entonado, que es quien me permitió acercarme de lleno a la improvisación libre en España, junto a grandes improvisadores.

Con Raras Músicas participé en múltiples conciertos, y al mismo tiempo desarrollé conciertos en México y otros países.

¿Cuáles son las influencias que te han ayudado al aprendizaje de tu lenguaje musical? ¿Y a la improvisación?
Han sido diversas. En general puedo decir que toda la música ha influenciado en mí para mi lenguaje musical. Pero sobre todo la música independiente, no necesariamente improvisada, sobre todo lo que considero música extrema.

Subgéneros del rock como el grindcore, powerviolence, death metal, doom, gore, black metal y el noise. También el free jazz, no wave, avant-garde, la música experimental y electrónica, el breakcore y drum and bass, y también el hip-hop de los 80s y 90s.

Nuevamente, siempre busco que sea música independiente. Considero que sólo los músicos independientes han creado y crean su música de manera libre, es la música que de verdad ellos sienten, y eso es algo que ha construido mi lenguaje.

Los sonidos de toda esa música es la que ha influenciado el 50% de mi lenguaje en la improvisación. El otro 50% lo ha hecho la vida cotidiana.

La calle, la gente, la música, el baile y la comida callejera han formado nuevos sonidos en mi mente: el comerse unos tacos de pie en la calle, de esos que comemos con incertidumbre de si nos harán daño; las calles cerradas para fiestas y bailes en mi pueblo, donde suenan cumbias, música popular y tradicional mexicana, la misma que escuchas al subir al transporte público.

La experiencia del transporte público en México, el lenguaje y la forma de expresarse de las personas, el humor con el que afrontamos cualquier situación, las lenguas nativas, las vestimenta tradicional y popular, el rostro de las personas y sobre todo sus bocas… Podría continuar.

Todo eso influye en la improvisación y el lenguaje que deseo usar a la hora de improvisar. Son mis recursos para corromper los prejuicios de cada espectador.

improvisacion libre ¿Qué es para ti “espacios” en una pieza?. Quiero decir, que si te dicen: “vamos a crear una pieza con ‘espacios’, ¿qué interpretas?
Pienso que depende de con quién vayas a realizar esa pieza. El espacio en las artes puede ser tan cambiante… Por ejemplo, podríamos sugerir que ese espacio se trate de una pintura, de aquellos trazos largos; o bien del sujeto de aquella pintura, de aquel paisaje o retrato.

Pero también podríamos referirnos a espacios de tiempo, espacios de silencios, frases, texturas, ritmos, etc.

Es decir, tiene distintas perspectivas, pero quizá el concepto de espacio no ha cambiado, sigue siendo un medio físico o imaginario donde se sitúan las cosas.

Lo que cambia es cómo se caracteriza ese espacio, y la improvisación libre, así como las artes, lo permite.

¿Consideras que la improvisación libre es un género musical autónomo?
Desconozco si hay improvisadores que tengan contratos con grandes disqueras. Pero la gestión de espacios, la promoción y la divulgación para el género no siempre es autónoma.

Creo que en general, en un comienzo la improvisación libre siempre es autónoma, de pensamiento, de creación y de gestión. Sin embargo, grandes improvisadores actualmente dependen de gestiones externas que les permitan acercar su música a otros espacios.

Hay músicos e improvisadores (como yo, por ejemplo) cercanos a la idea de hacer primeras tomas y de dejarse llevar por la intuición, la inmediatez y la espontaneidad. Hay quién dice, sin embargo, que esa forma de entender el arte lleva a fórmulas repetitivas y aburridas, y que el ensayo y la composición son necesarios para evitar esos inconvenientes. En mi opinión, las fórmulas y patrones se repiten en cualquier manifestación artística. ¿Qué opinas?
Considero que cuando tratamos de entender el arte es que creemos que esas prácticas pueden llevar a fórmulas repetitivas y aburridas. Podríamos incluso pensar lo contrario: ensayar y repetir varias veces una pieza puede ser aburrido, y la ejecución de la pieza ante el público, aunque esté escrita, puede ser inexpresiva y tediosa.

Desde mi punto de vista, ambas perspectivas pueden estar erróneas. En algunos casos es necesario ensayar, y en otros no. Estoy de acuerdo contigo, las formas y patrones que se repiten son manifestaciones artísticas, incluso las hay improvisadas y compuestas, y ninguna deja de ser una manifestación artística.

Creo que lo más importante no es si es repetitivo o no, ensayado o improvisado, escrito o no. Considero más importante la eficacia y la calidad con la que se expresa una manifestación artística.

Independientemente de todo, si el espectador no siente nada, si el músico no siente nada, no hay arte y hemos fracasado.

¿En qué proyectos has participado o estás participando? Tanto de música improvisada como compuesta.
De música compuesta he participado en numerosas bandas de géneros como ska, reggae, música tradicional de México, blues, soul, funk, latin jazz, rock y r&b.

Comencé a tocar saxofón, y en lo primero que participé fue formando una banda de ska, y hasta la fecha toco en una banda de ska. Algunos de los músicos con los que inicié tocando aún tocan conmigo, incluyendo mi hermano Mario. En México participé en big bands de latin jazz, en bandas de música balcánica, de música tradicional P’urhépecha, rock y blues, además de ska y reggae.

En España participé en bandas de ska, soul, funk y rock. Actualmente sólo toco en una banda de ska que se llama Banana Paradise, con integrantes de comunidades indígenas, y es música cantada en español y P’urhépecha.

En música improvisada participé en solitario en México y con algunos amigos. En España participé en la Asociación de Música Libre y en Raras Músicas, haciendo numerosas presentaciones en bares y festivales de Madrid y otras provincias.

Durante mi estadía en España grabamos tres discos con integrantes de Raras Músicas, principalmente Javier Entonado Arín Dodo. Dos de ellos están disponibles digitalmente, y otro más que está disponible tanto física y digitalmente.

Ahora que he regresado a México sigo realizando conciertos en distintas ciudades, ahora no como sólo improvisador, sino como gestor de un colectivo.

En 2017 participé en el International Conference on Live Coding, donde tuve la oportunidad de tocar junto con diversos músicos la obra de Alejandro Franco, y el mismo año fundamos en México la Sociedad de Música Libre, junto con otros tres músicos: Barush Fernández, Daniela Galván, y Liliana Rodríguez Alvarado.

Es una agrupación que tiene como objetivos promover la música independiente, a los músicos emergentes y consolidados, la apertura musical, la creación musical libre, la innovación, la colaboración y fortalecimiento de las redes entre músicos, y la apertura de espacios culturales.

Para ello, la sociedad plantea un programa incluyente, integral, multidisciplinario y educativo que, para conseguir los objetivos propuestos, la sociedad fomenta la integración de estudiantes y profesionales de la música (con titulación oficial o no), de artes visuales, escénicas y de nuevas tecnologías sonoras, cuya participación no está limitada a nivel educativo, instrumental o experimental, ni mucho menos económico.

En esta sociedad, desarrollamos conciertos de improvisación libre en diferentes espacios culturales. Acualmente ha habido mucha participación de jovenes que realizan live-coding, y hemos tenido una increible aceptación por parte del público.

Estamos trabajando en grabaciones que hemos realizado en directo, y también en nuevos conciertos. Hemos realizado conciertos interesantes como en formato octafónico, y participado en festivales importantes, y realizado conciertos especializados en noise, o incluso con la participación de artistas visuales.

También hemos desarrollado talleres para la creación musical a través de lenguajes de programación en computadora, y tenemos la mirada en crear festivales y crear material discográfico de los participantes. Es el proyecto de improvisación libre que trabajo actualmente.

Tengo además un proyecto en solitario llamado Grossdeath, música extrema construida a través de lenguaje de programación y vocales.

Podemos enmarcarlo en power electronics – grindcore. He sacado un primer sencillo de dos temas que tienen una temática y lírica muy oscura y densa. Voy comenzando con este proyecto, pero está planeado que los eventos en vivo sean un show con los temas compuestos y de live-coding meramente improvisado sobre este género.

Explícame brevemente tu concepto musical
Quería encontrar el sonido que en mi mente sonaba. Quizá nunca lo he dicho, pero buscaba un sonido oscuro, grosero, rasposo (como decimos en México). Es decir, como si rascáramos algo o sucio y mal hecho, gutural, como si un árbol se cayera y ese sonido viniera de lo más profundo de un bosque en la lluvia, con pesadez, a veces rápido, inesperable e insoportable.

Diushi Keri durante la improvisación es la búsqueda de sonidos primitivos, corrosivos y degenerativos, lo extremo. Trato de enfrentarme y enfrentar al público a lo extremo, ese extremo que tenemos miedo de conocer o que no queremos acercarnos.

En Grossdeath es lo mismo, música extrema, sonidos oscuros, groseros, densos, dolorosos y aplastantes… Es heavy metal con una lírica que muchos no quieren escuchar. En todo, y sobre todo, la libertad musical.

Indica links, grabaciones, páginas webs…donde aparezca tu material.
Aquí todo lo que hago y he hecho en música:
Grossdeath

Discografía con Arín Dodó
https://modistilabel.bandcamp.com/album/degeneraci-n-progresiva
https://modistilabel.bandcamp.com/album/degeneraci-n-progresiva-ii
https://arindodo.bandcamp.com/album/degeneraci-n-progresiva

Sociedad de Música Libre
https://sociedaddemusicalibre.wordpress.com/
https://soundcloud.com/sociedaddemusicalibre
https://www.facebook.com/SociedadDeMusicaLibreOficial/

Banda de Ska

Encontrarás más entrevistas AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × dos =