Jet Jaguar y su magnífico debut Endless Nights

A cuatro años de su último EP, y a tres de su recordada victoria en Wacken, Alemania, Jet Jaguar finalmente lanzó su disco debut titulado Endless Nights (2020).

El álbum comenzó a ser labrado en 2017, justo el año cuando la agrupación viajó a Alemania. Sin embargo, fueron motivos principalmente presupuestales los que arrastraron el redondo hasta 2020.

Quizás también te interese leer:
Midnight Dice hipnotiza con su EP debut
Blackslash presenta su nuevo doble sencillo
Hextar, la nueva promesa del Heavy/Power italiano

Jet Jaguar y su magnífico debut Endless Nights

jet jaguar

Endless Nights fue grabado en Sound Mob Studios de Ciudad de México, y otra parte se realizó en su natal Cancún, Quintana Roo. El resultado es por demás magnífico.

Su composición no gira alrededor de una sucesión de riffs. Se nota una labor de armonía más ambiciosa, con arreglos durante las estrofas, y estribillos hechos ex profeso para sonar en vivo.

Añaden contras a los espacios entre los estribillos para generar ganchos con los que el fanático pueda corear de manera instantánea. Esto es una constante en todo el álbum, con piezas como la inaugural «Jet Ranger», la ya conocida «Race or Die», o incluso «Up to the top».

Jet Jaguar - Jet Ranger (Lyric Video)

La producción es muy buena, siendo la voz de Maxx Mendoza la más beneficiada (esto no quiere decir que su interpretación salga a flote con ayuda del estudio).

jet jaguar

Sus líneas vocales siempre suenan acompañadas con un efecto de delay que le da una dimensión distinta. A eso añaden voces corales en momentos específicos que aumentan el poder de sus versos.

Su rango lo hace acudir a los agudos simplemente para rematar, y no como un método constante. Su timbre raspado le da un aire heavy, y una personalidad propia a Jet Jaguar.

Las letras anglicanas tienen una cadencia interesante, pues muchas de sus rimas son asonantes, rasgos tan poco comunes, sobre todo en bandas que no son angloparlantes.

La pronunciación de Mendoza es muy buena, lo que no mancha su interpretación en absoluto. Sin embargo, esta labor contrasta con las letras en español.

Endless Nights sólo ofreció dos piezas cervantinas: «Nunca más» y «Tormenta», cuyos versos en su mayoría son oxítonos (rimas con palabras agudas).

Aunque ayudan mucho a mantener la cadencia que ofrece todo el álbum (en el caso de la segunda pieza se alcanza a rasguñar levemente lo cacofónico).

No obstante, aquello es un detalle minúsculo comparado con el gran trabajo de composición que significó dicha canción.

«Tormenta» es una balada que consigue un equilibrio perfecto y muy difícil de obtener, donde, sin acudir a lo acústico, mantiene las distorsiones y consigue una obra ad hoc para el tema que toca.

La estructura de las canciones es muy clásica, presentando estrofa, estribillo, y una estrofa más. En ese aspecto la banda jugó a lo seguro, y ofreció piezas efectivas, siendo «Final Prayers» el ejemplo más claro de lo bien que supieron manejar los elementos.

Muchas canciones inician con melodías que después se armonizan, siendo las guitarras de Sergio Quintero y Nehuen Pacheco las grandes aliadas de todo el disco (se nota que se entienden a la perfección).

Lamentablemente, el trabajo de Jorge Ramírez (el bajista) es invisible, ¿o deberíamos decir inaudible? Su bajo apenas si se logra escuchar en «No Surrender», y eso porque la estrofa sólo utiliza las guitarras para rematar.

Tan pronto suenan guitarras y batería, su instrumento simplemente desaparece en el disco, lo que sigue siendo una de las más grandes “áreas de oportunidad” (como dirían los exquisitos del pleonasmo), no sólo para Jet Jaguar, sino para tantas bandas hoy en día.

Endless Nights cierra con «10,000 Voices», la pieza más curiosa de todas (es fácil entender por qué cerraron con ella).

Posee un interludio acústico en su ecuador, y un pasaje con blastbeat de batería que remite al Black Metal, algo que rompe por completo el esquema de todo el álbum.

Jet Jaguar ha conseguido por un mucho un magnífico debut. Desgraciadamente, debido a la coyuntura internacional, la agrupación tuvo que suspender su gira europea para octubre.

Aquello habría sido indudablemente su consagración, pues estamos hablando de una banda mexicana, ya firmada con un sello europeo, girando por Europa, algo inédito en la escena nacional.

Más allá de las circunstancias, la escena del Heavy mexicano puede cubrirse de gloria escuchando uno de los discos más esperados de los últimos años, y congraciarse de que la espera valió mucho la pena.

Más información sobre Jet Jaguar en los siguientes enlaces:
Facebook
YouTube

Deja tu opinión!

19 + trece =