Jezzy P, Pionera del Rap Mexicano

A inicios de febrero del presente año se dio el Primer Encuentro Internacional Repensar el Hip Hop -Actores, Prácticas, Cuerpos y Territorios-, convocado por la Universidad Nacional Autónoma de México, el Postgrado de Antropología, y el Seminario de Investigación en Juventud, quienes tuvieron a bien la lucidez de realizar el magno Encuentro. Animadísimo por la oportunidad, me presenté a la convocatoria, para posteriormente ser aceptado por los organizadores, donde presentaría la Historia del Hip Hop en Bolivia.

Fue muy grato y mágico conocer a Jessica Roldán aka Jezzy P, artista Hip Hop Independiente, Activista y Gestora Cultural mexicana, que participó con la temática Hip Hop en la Periferia: territorio en resistencia, representando al Colectivo Mujeres Trabajando.

Rapera de las más buscadas, consecuente a su trayecto y entrega, dejándome emocionado como el fuego que arde por dentro, cuando los primeros encuentros te sellan ese calor inolvidable de la primera impresión. Convencido de su solvencia, madurez y experiencia, además de su congruencia y actitud como artista, le invité formalmente a la presente exclusiva con LaCarne Magazine.

Pasaron los meses y la respuesta tardó, pero llegó, motivándome a cultivar la paciencia y esperanza. Jezzy P representando, está presente para refrescarnos con sus palabras lo más importante de la vida: esa acción que nos hacer Ser y hacer.


Quizás también te interese leer:
Nico Estrella, el cantautor electrónico
Alejandro Rivas Cottle, Música de Orquesta e Ingeniería de Sonido
Panteras Negras, el primer grupo de Hip Hop Chileno

Jezzy P, más vale chola que mal acompañada

jezzy p

Muchas gracias por la confianza y colaboración, es un verdadero honor. Acaba de estrenar nueva obra musical, siempre activa en la producción. Jezzy P nunca para en la música y en el Movimiento Hip Hop con conocimiento o toma de consciencia, ¿cómo se inicia en la vida musical?

Desde pequeña he sido amante de la música y las artes en general, eso me llevó a acercarme a diferentes disciplinas desde que estaba en la escuela, tomando clases de danza, música y teatro, con lo cual tuve algunas presentaciones escolares, sin tener idea de que eso me estaba dando las primeras tablas en el escenario.


En ese tiempo, durante la secundaria, comencé a escribir mis propias letras de Rap a manera de entretenimiento con mis amigas. No imaginaba que a eso me dedicaría profesionalmente algunos años más tarde.

Fue ya a mediados de los noventas, en mi adolescencia, que tuve la inquietud de formar un grupo. En ese tiempo lo que quería era tener una banda de Ska, Punk o Rapcore, como los artistas que más admiraba en aquel entonces, pero, aunque tuve oportunidad de conocer y convivir con mucha gente de la escena Undergound que ya tenían algunos proyectos bastante sólidos, era complicado que me tomaran en cuenta por ser una mujer tan joven que vivía en las afueras de la ciudad.

Armar una banda con músicos era un sueño. Esa etapa sólo me sirvió como experiencia para conocer desde dentro la organización autogestiva de la Escena Independiente de aquellos años en la Ciudad de México. Aprendí cómo funcionaban las cosas.

Con muchas ideas, pero sin forma de concretarlas, musicalmente hablando, el camino del Underground me llevó a encontrarme con la escena del Hip Hop que ya comenzaba a gestarse en la ciudad y su periferia. Me di cuenta que ya no necesitaba contar con una banda, que sólo con un DJ o un reproductor para los instrumentales podía llevar mis letras al escenario. Así comenzó todo.

Jezzy P, pionera en el Hip Hop mexicano junto a la banda Pollos Rudos, ¿qué nos puedes comentar de esta etapa de los 90’s, cuando la forma de ser y hacer música era distinta a la actualidad?

El Movimiento era muy distinto, desde cómo se realizaban las tocadas, la publicidad, la distribución del material, y por supuesto la producción musical. Los grupos que tenían la oportunidad de grabar un Demo o una Maqueta buscaban cómo distribuirlo a través de pequeños Sellos o de la piratería, que era el mejor distribuidor de la Música Independiente a nivel masivo.

También se grababan cintas con música de forma casera, y se compartían de mano en mano, lo mismo que los volantes que se hacían de los eventos. El mejor punto de distribución para todo esto eran el Tianguis Cultural del Chopo, o el Tianguis de Tepito.

Los grupos que tenían un poco más de inversión podían grabar sus temas de manera más profesional en algún Estudio, pero por lo regular los raperos de esa generación, que éramos más jóvenes, acudíamos con algún productor que tenía su Estudio casero, lo que incluía un computador, algunos programas para samplear música, grabar voz, un micrófono regular, y un quemador para grabar discos.

Era la tecnología con la que contábamos en aquel tiempo. Los que teníamos la fortuna de conocer a alguno de los pocos productores que contaban con ese equipo, pudimos grabar los primeros Demos que después se incluían en acoplados de varios artistas y se distribuían de forma independiente.

Para conocernos localmente, la gente acudía a los conciertos que se organizaban en algunos pequeños foros culturales o en discotecas. Así comenzó a conformarse la Escena y el público escucha de aquellos años.

Como las aves ft. Cat Lira (Mujeres Trabajando) es una hermosa canción que forma parte del proyecto América Afroindígena, y que presenta un álbum lleno de multiculturalidad sonora y música de raíz en la ciudad de México, ¿que nos puede comentar de su experiencia en este proyecto?

Este proyecto surgió a través de la invitación del Sello América Afroindígena, con el apoyo del FONCA (Fondo para la Cultura y las Artes), en el cual el objetivo era hacer un álbum doble para celebrar los diez años de trabajo del Sello.

Este álbum De Tierra y Agua, busca difundir la música tradicional de distintas regiones del país y sus múltiples fusiones. Se divide en dos partes: De Tierra, con creaciones de músicos migrantes, y De Agua, con mujeres realizando fusiones de distintos estilos musicales, que van desde el Jazz, Son Jarocho, Son Huasteco, hasta el Rap.

Con esta invitación al colectivo Mujeres Trabajando, para realizar una pieza especial, la idea que puse sobre la mesa era hablar un poco de esas fusiones musicales a partir del mismo mestizaje, el cruce de culturas de la América Indígena con el mundo europeo, usando la simbología de nuestra ancestralidad y las tradiciones de nuestro pueblo mestizo. Usamos una base estilo Reggae, en la que cada una rapeamos y cantamos con nuestro propio estilo.

Este tema se escribió y se grabó durante lo más pesado del confinamiento por la pandemia, lo que nos sirvió también como un desfogue, un canto de libertad y de esperanza para las nuevas generaciones.

¿Cuál es la discografía de Jezzy P a la fecha?

Oficialmente cuento con cinco LP’s: Rabiografia (2015), Nada que perder (2010), Puro Latin Flava (2009), Renaciendo (2005), Pollos Rudos, El Legado (2005).

También tengo 4 EP’s: De carne y verso (2021), Visionaria (2019), Malahierba (2015), Todo está bien (2014). También tengo varios sencillos que he sacado a lo largo de estos casi veinte años de trabajo en solitario, colaboraciones con otros artistas y en distintos acoplados. Todo esto se encuentra disponible en tiendas digitales.

Jezzy P, pude apreciar en sus redes sociales una interesante oferta de merch, entre CD’s y stickers, ¿cómo anda la respuesta de su gente que admira, valora y respeta su obra?

Actualmente la venta de mercancía se da más entre coleccionistas de Rap, cuya venta se incrementó más durante los dos años de confinamiento, algo totalmente inesperado.

Regularmente, el público y los fans se llevan todo tipo de mercancía en los eventos, pero con la aparición de plataformas digitales había disminuido mucho la venta de música en formato físico, pero durante la pandemia se empezó a experimentar un extraño fenómeno social, en donde la gente, al saber que no podía ver presencialmente a sus artistas favoritos, comenzó a pedir todo tipo de mercancía por correo o por paquetería, lo que nos permitió sobrevivir a los artistas a falta de conciertos.

Jezzy P, Rap Oscuro

jezzy p

La Historia de la humanidad y del Hip Hop debe su gracia a la mujer, al lado femenino que llevamos en el Ser y permite generar Vida y Cultura, ¿qué nos puede comentar de sus actividades paralelas al show y performance, donde nos brinda la posibilidad de charlas y talleres?

A lo largo de los años hemos abierto la posibilidad al público de conocer mejor nuestro quehacer artístico y cultural a través de charlas y conversatorios, lo que nos ha llevado a trabajar en otros espacios, además del escenario tradicional, como aulas y foros universitarios, foros culturales, ferias del libro, etc.

El paradigma también cambió, y a pesar de que en años anteriores ya habíamos trabajado en todo tipo de talleres presenciales para adultos, jóvenes y niños, la demanda aumentó durante la pandemia, y personalmente tuve que comenzar a trabajar en nuevas metodologías usando al Rap como herramienta para vencer la monotonía del encierro.

Además, a muchos artistas nos sirvió como otra forma de empleo y entrada económica a falta de conciertos, eventos o talleres presenciales, por lo que tuvimos que intensificar la variedad de ofertas de talleres que podíamos impartir desde casa. El trabajo de estos dos años en ese rubro me llevó a que este año me convocaran para trabajar de fijo como tallerista en uno de los Centros Culturales importantes de la ciudad.

En mi condición humana de Ser varón, siento mucho coraje y desprecio por los controladores en los Estados Profundos, que masculinizaron la existencia terrenal con sus militarismos, obispos, y una infinidad de machismos. Yo aprendí con los años a valorarse mutuamente (hombres-mujeres) entre seres mamíferos que somos. Comparto la lucha femenina, que, más allá de un género, es -para mi persona- una dimensión llena de coraje, valor y amor. ¿Qué es el feminismo para Jezzy P? ¿Cómo lo lleva a la práctica desde su canto y música?

En realidad no me gusta mucho hablar de feminismo, porque es un tema muy extenso y hay muchos tipos de feminismo, pero en general hablar de ello para mí es algo raro, porque mi energía siempre ha sido más masculina que femenina, y a lo largo de mi vida he logrado desenvolverme y desarrollarme, por lo menos en lo personal, fuera de los atavismos heteronormativos, ya que afortunadamente a mí no me educaron bajo estos conceptos, al contrario.

Siempre tuve libertad de elegir mi forma de Ser, de vestir, y de actuar, lo que ha hecho que desde muy joven me etiqueten como una mujer ruda o rebelde que sobresale del resto, pero es algo que yo siempre he visto como algo normal.

Es en esta búsqueda de más mujeres libres de acción y pensamiento como yo, que me di a la tarea de encontrarme con otras personas que piensen y vibren como yo, la cual ha sido una tarea muy difícil, pues romper ese cascarón tan duro con el que el machismo latinoamericano ha encerrado a las mujeres lleva tiempo romperlo.

Es por eso que a través de mi música llevo el mensaje de libertad y crecimiento, pero sobre todo de lucha entre las mujeres. Con mis acciones les muestro que organizándonos y trabajando juntas podemos avanzar en colectividad y hacer las cosas que siempre nos han sido negadas por ser mujeres precarizadas y/o racializadas, que vivimos en zonas marginales o periféricas, sin oportunidades.

Hablar con otras mujeres, sobre todo jóvenes, cuando tenemos charlas o talleres para que se atrevan a realizar otras actividades diferentes a las que están acostumbradas, es una gran experiencia, y lo que me da energía para seguir adelante.

Aunque muchos me llaman feminista porque trabajo con y para mujeres en su mayoría, a mí no me gusta usar ese tipo de etiquetas, ni mucho menos voy con la agenda actual del mismo, con la que no estoy totalmente de acuerdo ni me siento representada, ya que muchas veces está marcada por mujeres blancas, burguesas y privilegiadas que no viven lo mismo que nosotras, las mujeres del barrio. Yo prefiero marcar mi propia agenda, y caminar mi propio sendero junto a las mías.

Mi lucha personal y artística va por otro lado. Mi mensaje siempre ha sido social y político en contra del clasismo y del racismo, el cual involucra a hombres y niños que también viven en la violencia y la precariedad.

Mis letras hablan más de salud mental y crecimiento personal que de ideología de género. Como artista y como persona, yo no voy con la marea, yo encabezo mi propio Movimiento, el del Rap Dark o el Rap Oscuro, que habla más sobre lidiar y vencer la depresión y la ansiedad mediante el Arte.

Creo que es algo que atañe a todos, tanto hombres como mujeres, que vivimos en una sociedad en la que no existen políticas para salvaguardar nuestras emociones y salud mental, y creo que ahora, durante la pandemia, nos dimos cuenta que el Arte y la Cultura fueron lo único que nos sacó adelante durante el encierro. Hay que trabajar más en ello. 

Jezzy P, dentro de sus vastas colaboraciones musicales, ¿qué temas recomienda para adjuntarlo al playlist y brindarle atención?

Por favor, escuchen la colaboración que tengo con la Internacional Sonora Balkanera, Fuego en el Barrio, que es un tema de Rap sobre un beat de Balkan Music, y recientemente también estrené una nueva colaboración con mis hermanas del grupo de punk Las Bloody Benders titulado Carpe Diem, un tema de Ska-Punk, con lo que vuelvo a mis raíces musicales.

Este tema también surgió durante el confinamiento, y en él hablamos de disfrutar el día con día. Ambos son grandes grupos mexicanos de distintos géneros, pero que recomiendo ampliamente, porque tienen un gran sonido y muy buenas canciones. Para mí es un gusto y un honor que me inviten a poner mis letras sobre su música tan increíble.

Su nuevo sencillo, Cuánto Tienes, Cuánto Vales, que tuvo una importante acogida -más de 200,000 reproducciones- en la plataforma digital Spotify, es una oda detractora al Capitalismo que tenemos implantado como sistema de vida. ¿Cómo nace y se produce la canción?

La canción se estrenó en el 2015, y es parte del disco Rabiografía. El instrumental es de mi hermano DJ Mesia, productor y tornamesista alemán con el que trabajé bastante algunos años, obteniendo como resultado ese LP y algunos otros temas.

Como mencioné anteriormente, mis temas van más de protesta y lucha de clases. El clasismo es una problemática que me atraviesa personalmente, ya que me he visto mucho más discriminada y obstaculizada por ser una persona con pocos recursos y de zona marginal, que por ser mujer.

Nuestro país, como muchos otros de Latinoamérica, tiene esa problemática muy invisibilizada y muy normalizada, es apenas hasta hace algunos años que la gente realmente se ha comenzado a dar cuenta que ésa es la raíz de las muchas violencias que vivimos.

Debo mencionar que este tema logró colocarse tan bien, y darse a conocer en varios países, gracias a que apareció como parte del soundtrack de la serie mexicana Ingobernable, que se estrenó en la plataforma Netflix hace algunos años. Creo que la producción, la letra, y ese impulso que le dio al aparecer en la serie, ha hecho tan popular ese tema.

Jezzy P y el Colectivo Mujeres Trabajando

jezzy p

Gracias al Encuentro Internacional de Hip Hop de la UNAM, pude conocerla y admirar su recorrido, además de entablar esta conversación. ¿Cómo se encuentra el Movimiento y la Cultura Hip Hop en sus tierras?

Ha sido un gusto el poder encontrarnos con representantes de la Cultura Hip Hop en otras latitudes. Actualmente la escena ha crecido mucho en varias ramificaciones, desde la comercial, que ya tiene artistas que están moviendo grandes números en ventas, pasando por la de Batallas de Freestyle, que se ha convertido en un gran boom en Latinoamérica, y llegando a la escena más cultural en la que yo me desenvuelvo, que tiene también representantes muy fuertes y un gran público ávido por consumir las nuevas producciones que estamos sacando.

Cisne Negro, un video lyric que pude apreciar en el canal YouTube de Jezzy P, y me llenó de buenas vibraciones, decretando el optimismo que se necesita para continuar la batalla por la libertad ante los Estados Profundos, que con sus agendas oscuras bajo el brazo nunca dejan de operar. ¿Qué videos nos aconseja -dentro de su canal- para adentrarnos en el mundo de Jezzy P?

Lo que comentaba antes, mi música habla más de resiliencia, de lucha interna, de vencer los estados de depresión, miedo y de ansiedad con los que muchos no vivimos, sino sobrevivimos.

En mis letras hablo de resurgimiento, de sanación y de autoayuda, es por eso que yo defino a mi Rap como Oscuro, pues mi influencia musical se encuentra mayormente basada en grupos y bandas del estilo Gótico y Punk de los 80’s y 90’s, en las que desgraciadamente muchos de sus mejores representantes perdieron la vida, ya sea porque se la quitaron ellos mismos o por culpa de adicción a las drogas, que al final es lo mismo, autodestrucción.

Por eso las mejores canciones para conocer mi Rap Dark son Malahierba, Nunca Duermas, Metamorfosis, Cisne Negro, o mis más recientes estrenos, como Kintsugi o La Isla Dos, que ésas ya de plano hablan sobre resurgimiento y cambio.

México y Bolivia siempre han tenido mucho en común. Acá convivimos muchas costumbres nacidas en sus tierras: entre músicas, deportes y comidas, modismos en el vocablo. Por ejemplo, La Lucha Libre, los mariachis, el taco, el tequila, y el “cuata”, “órale”… Siempre nos sentimos hermanos y hermanas, sin importar las patrias ni sus regionalismos. Para romper fronteras, banderas y monedas (siempre Estatales / Militares), para sentirse seres humanos de una Tierra, llegó el Hip Hop y la música. ¿Qué agrupaciones nos recomienda o sugiere para nutrirnos del poder de la palabra y el canto?

Nada que ver con el Rap o tal vez sí, pero para conocer mejor a México siempre recomendaría escuchar a Los Tigres del Norte o Juan Gabriel.

Si hablamos de Rap mexicano, siempre recomendaré a dos de los mejores exponentes del rap mexicano, al grupo de Rap Sociedad Café, pioneros de la escena, y al Elote el Bárbaro, otro rapero de la Vieja Escuela que proviene de Sinaloa.

Al igual que en toda nuestra América, la multi cultura es el brillo y Alma de nuestros suelos. Acá, en nuestros territorios, las mujeres de pollera son llamadas “Cholas”, y sus parejas o hijos no. “Cholo” es un insulto fascista de estos regímenes llamados Estados -militaristas-, que discrimina de tal manera a la población originaria, nativa y migrante del campo a las ciudades, y a las personas de tez morena o que hablan de manera diferente el castellano.

Pero en el diario popular, gracias a ese control impuesto y esas agendas oscuras -de programación- aplicadas desde la colonización, se utiliza en diminutivo el vocablo. Decimos casi en coro general “cholita”, y jamás “cholito”, ya que sería un agravio mucho más fuerte para cualquier varón que se sienta aludido. Estos detalles -en la manera impuesta de hablar y convivir- pueden causar problemas y susceptibilidades. ¿Qué connotación tienen por allá hacia las personas llamadas “Chola” y “Cholo”?

Este cruce de conceptos me parece bien interesante porque, como bien comentas, una misma palabra puede significar algo diferente dependiendo la latitud de Latinoamérica en la que nos encontremos.

En México es un poco distinto. El sinónimo para el termino despectivo que allá usan, aquí sería algo así como “india”, “indio” o “indito” en su forma más “cariñosa”, pero ignorante para referirse a cualquier persona perteneciente a la población originaria en general, que también viene desde tiempos de la colonia, pero “Cholo” o “Chola”, aunque también se usa para referirse a personas de tez morena, proviene de la Cultura Chicana, de los migrantes mexicanos que viven en la frontera sur de Estados Unidos, sobre todo en la zona de California, donde surgió esta contracultura en los barrios mexicanos y latinos.

Ser “Cholo” es para muchos de nosotros un orgullo, de ser mexicanos que conservan sus tradiciones y su cultura más allá de la frontera con el vecino del Norte. Implica todo un estilo de vida que viene desde los llamados “Pachucos” o los “Zoot Suiters” en los años 40’s y 50’s, pandillas de jóvenes mexicanos rebeldes que surgieron durante la segunda guerra mundial en Estados Unidos. Muchas y muchos de ellos hijos de campesinos y obreros migrantes que eran maltratados y discriminados por habitar las mismas tierras que sus abuelos.

Esas generaciones fueron creciendo y evolucionando, pero tienen las mismas raíces. Desconozco en qué momento cambiaron de ser “Pachucos” a ser “Cholos”, pero se mantiene el estilo de vestir, la música, los tatuajes, los peinados de estilo mexa californiano, el gusto por los Low Riders, las gafas oscuras, la cultura mexicana, y fue ahí donde surgieron muchos grupos de Rap Chicano (Kid Frost, Cypress Hill, Delinquent Habits, Pyscho Realm, etc.) que influenciaron a mi generación.

De ahí mi gusto por esa subcultura con la que me siento más identificada por la cercanía con nuestros paisanos, la fusión musical y artística tradicional con los nuevos ritmos, el respeto por el honor, las tradiciones, la pandilla, la familia y por la raza.  

Jezzy P, La Mala Hierba Nunca Muere

jezzy p

He disfrutado de bastantes canciones de Jezzy P gracias al acceso directo que nos brindan las plataformas digitales, desde El Precio de la Fama, Metamorfosis, Kintsugi, Que Me Mientas, Nunca Duermas, Malahierba, entre otras, En pie de Guerra. ¿Qué temas son sus preferidos para interpretar ahora y siempre? ¿Qué canciones le pide la hinchada de Jezzy P cuando pisa los escenarios?

Las canciones que nunca pueden faltar en mis presentaciones son Letras Libres, El precio de la fama, La Formula Perfecta, Superhéroes, Cuánto Tienes / Cuánto Vales, Visionaria, Mi Vida y Brown Sugar, son las que más prenden a la banda.

¿Algún verso o frase que le encante evocar? ¿Alguna cábala antes de entrar a Escenario o Estudio?

Pues una frase que siempre digo en mis shows o canciones es “Jezzy P representando”, o “La Hierba mala nunca muere”.

En el presente incierto y el futuro anhelado, ¿qué proyectos tiene Jezzy P para el 2022?

Por el momento, en mi trabajo como tallerista estoy dedicada a impartir cursos de Hip Hop para jóvenes y niños, y otros talleres con actividades y dinámicas dirigida a adultos. Además, estoy estrenando un nuevo podcast enfocado al Hip Hop y la Cultura Urbana que se llama ¡Hip Hop Rulea! desde El Rule, Comunidad de saberes.

Por la parte musical, tengo pendiente de terminar el trabajo que estoy haciendo con mi productor DJ Jonta, y otro EP que empecé a trabajar con el productor dominicano Otro Estilo. También, en la parte multidisciplinaria, hay algunos planes próximos con mi colectivo Mujeres Trabajando, y algunos proyectos que quedaron pendientes con el Festival Amazonas Urbanas que esperamos concretar este año.

Sus palabras de despedida para la gente que admira y respeta su obra musical, y para los nuevos seguidores de Jezzy P.

Que siempre crean en sí mismos y no se rindan nunca, que no sean mis seguidores ni de nadie, que sean sus propios fans. Es todo. Muchas gracias por el espacio y la entrevista.


El pasado mes de marzo, el colectivo Mujeres Trabajando cumplió 13 años, y, como lo dice Jezzy P, ha sido una gran aventura llena de desafíos y proceso de aprendizaje. De tal manera crecer como comunidad y como hermandad es una de las claves de la humanidad, así lo demuestra la pionera del Rap mexicano, que se mantiene firme desde los 90’s, alumbrando con su brillantez y lucidez a las nuevas generaciones.

Éxitos en sus proyectos y emprendimientos, estaremos deseosos de ver y escuchar siempre las nuevas propuestas musicales que salen desde el Rap Oscuro de la artista y activista cultural, ¡Jezzy P representando!

Más información sobre Jezzy P en los siguientes enlaces:
Facebook
Instagram

Deja tu opinión!

10 − 3 =