June’s Kaleidoscope, sensibilidad sonora

June's Kaleidoscope

June’s Kaleidoscope es el nombre del proyecto musical de Arantxa Iranzo y en él encontramos sensibilidad y una gran muscialidad en todas sus composiciones, acompañado de la cálida voz de Arantxa. Esta compositora, pianista y cantante comenzó su andadura musical en el 2012 y desde entonces no ha parado.

Ver ahora!Descargar ahora!

Arantxa nos ha hablado en esta entrevista de sus comienzos y sus metas. Si aún no conoces a June’s Kaleidoscope te invitamos a hacerlo a través de esta entrevista.

June’s Kaleidoscope es un proyecto con el que empezaste en 2012. ¿En qué momento Arantxa pasa a ser June’s Kaleidoscope? ¿De dónde sale este nombre?
En el momento en que acabé la carrera de Piano decidí cambiar de aires. Había cerrado un ciclo, el mundo de la música clásica me encantaba, pero de alguna forma creo que necesitaba canalizar energía también por otras vías que no fueran las de interpretar a los clásicos. Había escrito siempre pequeñas historias, desde el colegio, con los concursos literarios, cuentos en libretas, incluso cómics. Tengo una colección entera de pequeños libros que ilustraba yo misma. Casi sin querer uní ambas cosas, música y mis escritos, y se convirtieron en un diario propio, y tal vez cristalizaron más cuando cambié Valencia por Londres una temporada. Sucedió así.

El hecho de sustituir a Bach o Schumann por mis propias composiciones no fue un cambio de identidad radical, sino más bien una pequeña evolución, un “despertar” a mi vocación real, o eso creo.  Estudiar una carrera de música asentó sin duda toda base para que yo pudiera tantear un perfil distinto con June’s Kaleidoscope.

Su presentación fue la combinación de un sobrenombre, June, que siempre había querido que fuera mío. Artísticamente, Arantxa Iranzo sonaba siempre muy aburrido… No era un nombre de cantante que prometiera mucho. Necesitaba que el nombre que “protegiera” mis canciones y las envolviera tuviera algo más experimental y que, aunque ajeno a mí, se me pareciese mucho. El mes de Junio, o como nombre propio, en cuanto lo pronuncias, inevitablemente la imagen del sol viene a tu cabeza. La puerta a días con más luz, un tiempo cálido que facilite más tus ganas de hacer cosas. “June” necesitaba a alguien o algo más para completarse.

El caleidoscopio es un guiño a «Lucy in the Sky with Diamonds», de The Beatles. He escuchado mucho su música toda la vida, y en ese tema en concreto, Lennon hablaba de una niña que te llama desde otra parte, la niña de los ojos del caleidoscopio. Entre mi hermano y yo dimos con el símil y me encantó que así se completara, aunque a veces incluso a mí me parece demasiado largo para ser un nombre artístico!

«El mundo de la música clásica me encantaba, pero de alguna forma creo que necesitaba canalizar energía también por otras vías que no fueran las de interpretar a los clásicos».

Te has movido mucho por Inglaterra y por las notas de prensa que hemos leído tienes un público muy grande allí. ¿Empezaste allí con June’s Kaleidoscope? ¿Qué te une a este país?
Cuando me mudé a Inglaterra me fui con dos singles debajo del brazo, «Miss Honey» y «Long Ago», y un songbook con muchos apuntes para mi primer EP. Grabé a temporadas durante el año 2012, y «Soon you will see» se lanzó en Diciembre de aquel año.

Estuve mi primer año en Londres buscándome una banda con la que dar forma a mis temas, y encontré a varios músicos en la Universidad donde estudiaba con quien hice muy buenas migas. Nos hicimos inseparables, y gracias a ello los conciertos pudieron ir saliendo, y muchas buenas oportunidades. Inglaterra me parece un país muy rico musicalmente, la música que escucho viene en mayoría de allí, y cada año descubro nuevos artistas que siempre captan mi atención.

Estudié inglés allí muchos veranos y cursos de piano más adelante, traté de estar en contacto con Inglaterra siempre que podía. En resumen, me enganchó. Su cultura y su historia, su literatura y el paisaje: Aprendí bastante, no sólo la lengua, conocí a todo tipo de gente y viajé a muchos puntos del país, de Norte a Sur, pero siempre pensé que viviría en Londres un tiempo, el que pudiese. Londres se ha convertido en uno de esos lugares importantes para mí y ahora tengo un pedacito de ella. Es una ciudad abrumadora en muchos sentidos, pero que te aporta algo grande siempre.

Bueno, en España sabemos que también tienes muchos seguidores y que has pasado por algunos escenarios ¿Encuentras alguna diferencia entre el público de aquí y el inglés?
He tenido una carrera con June’s Kaleidoscope todavía corta, pero ambos públicos son variables, según el contexto y el lugar donde toques. No he notado gran diferencia entre ambos. Cuando tocas en escenarios más grandes, irónicamente prestan menos atención que en una sala pequeña, donde estás a pocos metros de quien canta. Prefiero este tipo de salas por esa razón: La gente puede entender mejor lo que hago, les llega mejor el mensaje. Eso para mí es lo fundamental.

Nos ha parecido muy interesante tu participación en el álbum benéfico The Nepal Tree. Cuéntanos un poco cómo llegaste a formar parte de este proyecto y qué ha significado para ti.
Colaboré con una asociación valenciana que lanzó un proyecto benéfico con los orfanatos de Kathmandu, en Nepal, auspiciado por la UNESCO. Realizaron un álbum que recogía canciones típicas del país, folklore nepalí cantado por los niños huérfanos, acompañados de músicos que tocaban instrumentos también típicos de su cultura, como el sarangi, el cual acabé incluyendo también yo en mi tema «Beatles Songs», haciendo un guiño a la época espiritual de George Harrison – mi Beatle favorito-  en la India, con Ravi Shankar.

Fue un álbum precioso y compuse el último tema. En mi familia, mi padre y mi hermano visitaron esos orfanatos en persona y colaboraron como voluntarios un tiempo. Conté en la letra lo que ellos habían vivido de la experiencia, siempre he tenido mucha curiosidad y ganas por conocer todo ello yo misma. Su espíritu místico y su gusto por las cosas sencillas a pesar de su pobreza son algo que me influyó más a partir de ese momento.

Escribí y dediqué esta canción al coro de los huérfanos de Kathmandu con el único fin de que con música encontraran consuelo, y gracias a su propio talento, disfrutándolo siempre, hubiera una forma de hacerles llegar ayuda de fuera. La infancia es un momento sagrado.  Me encantan los niños y les enseño música a diario.  Creo que esa inocencia es necesario cuidarla, es fundamental para cualquier persona que va a crecer y creer en sí misma. Me sentí muy agradecida por poder poner mi parte.

June's KaleidoscopeEs muy agradable escuchar tu música y tu voz ¿cuándo podremos escuchar un larga duración de June’s Kaleidoscope?
¡Gracias! El proceso para grabar mi primer LP se ha ido alargando porque han pasado muchas cosas buenas estos últimos meses, y necesitaba redondear todo lo que he ido recopilando estos dos últimos años. Necesitaba tiempo para mí y en Valencia he podido escribir lo que quería más tranquila y con las ideas más claras. La grabación necesita mucha atención ahora, sólo puedo decir que no va a tardar mucho más.

A la hora de hacer canciones ¿Compones tú la letra y la música o cuentas con apoyo en este aspecto?
Compongo letra y música siempre. Escribo y arreglo el resto de instrumentos también yo normalmente,  pero me gusta contrastar ideas con otros músicos para sacar lo mejor de mis temas. Siempre pueden aportarte cosas buenas que complementen lo que tú quieras enseñar.

Y en los conciertos ¿vas como solista o sueles acompañarte de músicos?
Últimamente, el formato de June’s Kaleidoscope viene acompañado de un trío de cuerdas. Violín, cello y segunda voz, todas chicas. Me gusta cómo ha ido sonando y desarrollándose, y lejos de parecer un cuarteto clásico, hemos encontrado formas y recursos para adecuar los arreglos a mis canciones de una forma muy bonita.

Para los grandes conciertos, cuando los hay, prefiero llevar a la banda entera, con la parte eléctrica y batería. Me gusta que mi música suene completa todo lo posible, y si es con amigas, tanto mejor. Lo pasamos siempre genial juntas tocando.

June's Kaleidoscope¿Qué proyectos tienes a corto plazo y qué meta te has propuesto conseguir con June’s Kaleidoscope?
Grabar y presentar mi nuevo disco en 2016, tras este año de buenas experiencias con conciertos y oportunidades que se han ido presentando. A largo plazo, no imagino una vida profesional más llena que la de tocar para la gente y poder seguir escribiendo lo que me pasa, y que la gente pueda empatizar con ello. Me encanta la música y aunque es un entorno un poco hostil, en tono de broma, no lo cambiaría por nada y quiero seguir hasta el final. Quiero componer bandas sonoras, me divertiría siempre.

Esperamos poder escuchar un nuevo trabajo de June’s Kaleidoscope muy pronto. Ha sido un placer hablar contigo y conocerte un poco más.
Mil gracias a los adictos a la música como yo, lectores de LaCarne, un placer! Espero poder revelar novedades muy pronto con vosotros. Un abrazo desde Valencia.

Más info en:

https://www.facebook.com/juneskaleidoscope/

http://www.juneskaleidoscope.com/

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =