Malos Vicios, pasión por el ruido

Hay agrupaciones que con el pasar del tiempo han mantenido su estilo, y una de esas bandas es Malos Vicios. Han añadido algunas pinceladas de Metal a su propuesta musical, pero su base siempre ha sido el Punk.

Artículo incluido en LaCarne Magazine N66

Con más de dos décadas en escena y una gran cantidad de discos, esta banda española sigue en pie de lucha y dando caña. Dejemos a Víctor que nos cuente de los orígenes de la banda, su trayectoria, el nuevo álbum, y algo más.

malos vicios

Malos Vicios, pasión por el ruido

Malos Vicios es un grupo que lleva muchos años dando caña. ¿Qué nos puedes contar al respecto? Háblanos brevemente sobre los inicios de la banda.
Los inicios supongo que como los de cualquier banda primeriza de aquella época pre Internet. Pillamos instrumentos sin tener ni idea de nada, y a echarle horas y horas sacando temas de Los Suaves, Platero, Siniestro, Ramones, Eskorbuto, La Polla, Barricada… Aunque éramos más heavies que punkis, como no teníamos destreza para tirar por ahí, nos punkerizamos. Luego ya nos fuimos cogiendo y ya nos salía algún riff y punteo con ramalazo Heavy mezclado con Punk Rock y Hardcore Melódico, que es lo que venimos haciendo.

Hay bandas que llegan a tantos años de carrera, pero entremedio se han separado o se han tomado largos descansos. ¿Ha pasado esto con ustedes?
No, jamás hemos parado. Hemos tenido épocas de menos actividad, pero siempre hemos estado ahí, al pie del cañón dando la brasa, editando discos con relativa frecuencia, y tocando en la medida de lo posible, intentando compaginar curros y familia. Poco a poco hemos ido subiendo peldaños, pero ya te digo, muy poco a poco. Es una carrera de fondo porque en el camino te toca renunciar a muchas otras cosas, y hemos perdido salud y pasta, pero ahí andamos. Aún nos quedan canciones y mucha mala ostia para sudar con nuestra parroquia en los bolos.

¿Quiénes son los actuales integrantes de la banda? ¿De dónde parte la idea del nombre?
Seguimos siendo los mismos de siempre, Juanito, Tena y yo (Víctor), hemos cambiado de batería en varias ocasiones porque son tíos muy raros ja, ja, y ahora tenemos a Raúl que viene de Killus, un crack como músico y persona. Los demás baterías que hemos tenido, lo mismo: gente estupenda, pero bueno, a veces las circunstancias hacen que los caminos se separen, y nosotros agradecidísimos de haberlos tenido con nosotros (Moncho, Bulla, Victoret, Miguelito, Paco, José Luís).

En cuanto al nombre, no hay ninguna historia especial detrás. En aquella época nos parecía que quedaba así como muy malote y agresivo, y así se quedó. A mí personalmente nunca me convenció, pero empezamos a rodar con ese nombre, y como ya nos iban conociendo, así lo dejamos.

En 1996 publicaron su primer disco, “Circo Absurdo”. ¿Cómo fue este primer trabajo? Y para ser su debut, ¿qué tal les fue en esa época?
Supuso nuestro pistoletazo de salida, y aunque ya llevábamos unos añitos picando piedra a nivel local, fue la ostia. Nos lo sacó Tralla Records, y vendimos un porrón de casettes y CD’s, ya empezamos a funcionar a nivel nacional y tuvo una respuesta acojonante. Tengo un recuerdo imborrable de aquella época.

¿Cómo describes el estilo musical de la banda?
Yo creo que con los años ya hemos adquirido un sonido y unas señas de identidad muy definidas, por lo menos es lo que nos dice la gente, y es un cumplido de la ostia porque es a lo que aspira cualquier banda, ¿no?: tener su sonido.

Sé muy bien que no hemos inventado la rueda. Ahora bien, cuando presentamos algo nuevo, la peña nos dice «esto suena a Malos Vicios«. Resumiendo, nosotros nos movemos entre el Punk Rock y Hardcore Melódico con pinceladas más metaleras, cuidando siempre mucho los detalles y el apartado lírico.

Toda banda siempre tiene algo de influencias. Dinos que bandas consideras que han influenciado más a Malos Vicios
Escuchamos de todo. Para que te hagas una idea, en la furgo podemos llevar The Police, Slayer, Bad Religion y Barricada. Pero bueno, referentes fijos te puedo decir Los Barri, No Use For a Name, Sum 41, Millencolin, Rancid, Reincidentes, Queensrÿche, Megadeth, Nofx, Iron Maiden, Leño, Lagwagon, Ramones, Green Day, Testament, etc.

Háblanos sobre su nuevo disco, “El Fin de la Diplomacia”, que creo es el noveno disco de la banda. ¿Sigue la misma línea que sus anteriores trabajos?
No, este disco nos ha salido más directo, más peleón, más visceral, más espontáneo también. Es media hora de mala ostia sonora de Punk Rock sacado de las entrañas.

Estamos muy orgullosos de este álbum. Es lo que nos pedía el cuerpo en ese momento, y en directo está sonando del copón. Cómo te decía antes, mantenemos nuestro ADN, nuestras señas de identidad, pero esta vez un poco más embrutecidos, ja, ja.

Es frecuente encontrar rivalidad entre bandas a la hora de organizar conciertos, proyectos… ¿Vuestra escena está libre de estos conflictos? ¿Cómo está la escena actual en Castellón?
No, rivalidad no creo que haya, lo que yo veo es que cada uno va a la suyo. La cosa está muy chunga, y ya bastante tienes tú con mantener tu barco a flote.

También te digo que hace 15 años yo sí que veía un sentimiento más de hermandad y apoyo entre bandas, pero ahora no, ni de coña. Ahora cada uno con su Facebook que se apañe, y si consigues entrar en el circuito de festis de «los de siempre», pues de puta madre, y a los demás que les den por el culo, así de clarito te lo digo.

malos vicios

¿Cómo andan las cosas en cuanto a conciertos? ¿Cómo es un concierto de Malos Vicios?
De bolos vamos bien, menos de los que quisiéramos, pero vamos haciendo. Andábamos sin mánager y nos ha costado volver a despegar, pero ahora con Onyria Producciones, que se están pegando un curro acojonante, volvemos a ver color, y sobre todo agradecidísimos también a Jenny de Vampire Productions y a Manolo Piza, que nos han vuelto a situar en el mapa, y sobre todo son gente que creen en esto y viven para el rockanrol de corazón.

En cuanto a lo que te vas a encontrar en un concierto de Malos Vicios, es sinceridad, diversión, sudor y pasión por el ruido, como dirían Los Barri. Asistirás a buen bolo de punk rock melódico. Verás a cuatro tíos disfrutando y dándolo literalmente todo.

¿Los invitan muy seguido a los festivales nacionales? ¿Con qué bandas han compartido escenario?
Hemos estado en algunas ediciones del Viña, Lumbreiras y alguno más, pero ya hace tiempo que hemos perdido el carnet VIP, y ya no nos invitan a los grandes eventos del rock patrio. Vamos pateando pequeñas salas y nosotros encantadísimos. Ése es nuestro hábitat, y donde lo disfrutamos de veras, pero vamos, que si mañana me pegan un toque los del Resurrection Fest, y me ofrecen un bocata de anchoas y un cochecito razonable, tampoco les digo que no, que somos punkis, pero no tanto ni tontos, ja, ja.

¿Ha hecho Malos Vicios algún tour a través de España?
Sí, ya hemos hecho kilómetros con la furgo. Cada vez que editamos disco nuevo intentamos organizar una girita para presentar el álbum, aunque todavía tenemos ciudades pendientes de visitar. Ahora, después del verano, volvemos con una segunda tanda de conciertos.

Bien, ¿habladme algo de las diferencias que notas desde los inicios hasta lo que hacen actualmente?
Bueno, al principio era todo más festivo y menos profesional. Ya sabes, salir a tocar era una fiesta en todos los aspectos.

Ahora, sencillamente nos centramos en ir a tocar, intentar hacer el mejor bolo posible, y volver a casa con nuestras familias. También tenemos una edad, y gilipolleces las justas. Ahora lo disfrutamos muchísimo más.

Muchas bandas relacionadas con el punk hablan sobre problemas sociales, personales, ecológicos… ¿Las letras de Malos Vicios plantean soluciones?
Lo cierto es que no, y tampoco creo que ese sea nuestro cometido. Yo me considero más un cronista de actualidad sociopolítica, pero también dejando un hueco a las historias más humanas, introspectivas y personales.

Yo, con mis letras, ofrezco mi punto de vista desde el sarcasmo, la ironía y el humor. Otras veces de una forma más directa, y si logro despertar alguna conciencia, pues estupendo, pero, ya te digo, yo ni tengo las respuestas, ni las soluciones. Ahora bien, como individuo intento ser en mi vida cotidiana lo más coherente posible con lo que canto.

Volviendo a su CD “El Fin de la Diplomacia”, ¿cómo va la distribución? ¿Cómo ha sido recibido por la gente? ¿Algún comentario positivo o negativo?
La respuesta ha sido genial. Parece que está gustando mucho, y en los conciertos que hemos hecho así lo hemos notado. Críticas negativas seguro que también las habrá. A mí no me han llegado, y si me han llegado, no me acuerdo ja, ja.

Hay ciertas personas que se encierran en una tendencia musical con ideas de que el que escucha punk no debe escuchar otras tendencias del rock y metal… ¿Qué piensas de ese radicalismo?
Buah!! Error garrafal. Joder, hay tanta buena música en tantos y tantos estilos, que limitarse a una sola disciplina me parece una aberración. Te estás perdiendo obras maestras. Me da igual Pop, Metal, Punk, Rock…, una buena canción es una buena canción.

Es como el cine o la literatura. Puedes tener tus preferencias, pero también puedes disfrutar de un buen drama, un musical, un thriller… Esta puta vida es muy corta, no te autocensures tú mismo, hermano. Eso sí, reguetón PROHIBIDO por decreto ley. Por ahí no paso.

Ustedes pertenecen al roster de Vampire Productions. ¿Cómo les ha ido con Vampire Productions?
Joder, pues de lujo. Trabajar con Jenny es una gozada. Una profesional como la copa de un pino. Es que es una tía con unos ovarios como mi cabeza, y un entusiasmo contagioso. Pone todo el corazón en lo que hace, y esa pasión se nota.

Bien, esto sería todo. Agradecerles por el tiempo en responder la entrevista.
Gracias a vosotros por darnos cobertura y nos vemos en la carretera.

¡Salud y Malos Vicios!

Más información sobre Malos Vicios en los siguientes enlaces:
Facebook
Twitter
Spotify

Encontrarás más música y grupos de Punk Rock aquí

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =